Metrogas informó que dejó sin efecto el eventual corte de suministro de gas, previsto para el 12 de julio, luego que la nave Becki Anne fue autorizada por la Autoridad Marítima para atracar y descargar en el Terminal de Quintero.

La medida fue tomada gracias a que la contingencia, producto a fuertes marejadas en el lugar, fue superada con éxito, sostiene un comunicado de prensa de la compañía.

En la misiva, además, sostiene: “desde el momento en que estuvimos en conocimiento de esta contingencia, atribuida a condiciones meteorológicas fuera del control de la compañía, implementamos las medidas posibles y necesarias para evitar suspender el suministro a sus clientes industriales”.

Metrogas agradeció el apoyo de las autoridades del Ministerio de Energía y a los diversos partícipes del sistema de GNL con los cuales se logró se superar la contingencia.

Finalmente, extendió su agradecimiento a sus clientes industriales “por la colaboración y entendimiento de la situación vivida”.