Publicado el 05 de enero, 2020

Recurrir a la Corte Penal Internacional, el décimo intento del PC para hacer fracasar el gobierno del Presidente Piñera

Autor:

Bastián Garcés

Validar la “desobediencia civil”, pedir la renuncia del Presidente a los pocos días de que ocurriera del estallido de octubre, criticar activamente al Ejecutivo en redes sociales e impulsar la acusación constitucional contra el Mandatario han sido algunas de las técnicas con las que el Partido Comunista ha intentado cumplir su objetivo de desestabilizar al gobierno. Una estrategia que trazaron en abril del año pasado y que tras el anuncio de llevar al Jefe de Estado a la CPI suma un nuevo capítulo.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Entienden poco de cómo funciona la democracia y el Estado de derecho”. De esta forma respondió este jueves el ministro de Interior, Gonzalo Blumel, al anuncio del Partido Comunista de realizar una presentación ante la Corte Penal Internacional (CPI) en contra del Presidente Sebastián Piñera por, según argumentaron, su eventual responsabilidad en violaciones a los derechos humanos durante la crisis que comenzó el 18 de octubre pasado.

Las palabras que usó el secretario de Estado para referirse a la iniciativa del PC apuntaron en la línea de defender el mandato del Presidente. De hecho, el jefe de gabinete afirmó que “cuando uno entiende la democracia y cree en ella, lo primero es alejar cualquier tentación de interrumpir un mandato democrático validado por la ciudadanía”. Esta no es la primera vez que la tienda encabezada por Guillermo Teillier ataca al gobierno. Durante 2019, la colectividad realizó al menos 9 intentos para hacer “fracasar” al Ejecutivo. De esta forma recurrir a la CPI sería la décima fórmula del Partido Comunista para conseguir su objetivo.

Fracasar. Esa fue la palabra que más se repitió en el Informe para la Discusión de un Plan Político que el comité central del PC elaboró en abril del año pasado, en el cual señalaban que el Ejecutivo no había logrado cumplir sus promesas de campaña. “Debemos consolidar y transmitir la idea que el Gobierno de Piñera fracasó. Lejos de lo prometido la realidad económica y social de las chilenas y chilenos ha empeorado”, se lee en el documento sobre el análisis que la tienda realizaba sobre la encuesta Criteria de marzo de 2019 en la que el Presidente alcanzaba un 34% de aprobación.

Además en el texto se indica además que “algunos sostendrán que es hora de la moderación. Para nosotros la única forma de defender conquistas democráticas y seguir avanzando, es con la lucha decidida del pueblo”. También se sostenía que los dos grandes aliados de la tienda eran los jóvenes para quienes proponían realizar un estado de movilización juvenil para interrumpir la “agenda antiderechos del gobierno” y el movimiento sindical a quienes definían como “el sujeto principal para los cambios”.

Documento que fue ratificado por el Pleno Central del Partido Comunista y que al respecto señaló que “nuestra tarea, ahora, es frenar esta política violenta y agresiva; y pasar a la ofensiva para dar paso a una creciente y determinante lucha social y política que implique revertir esta tendencia y derrotar a las derechas, en todos los aspectos”.

Una táctica que tras el estallido del viernes 18 de octubre se agudizó. Ese mismo día la bancada de diputados de la colectividad emitió una declaración en la que respaldaron “las llamadas ‘evasiones masivas’ convocadas y desarrolladas por estudiantes y ciudadanos ante el alza de la tarifa del Metro de Santiago. Son acciones legítimas de desobediencia civil, una expresión de reclamo acumulado ante el aumento continuo del precio de los servicios básicos”, además de acusar al gobierno de tener como “única respuesta la represión hacia las movilizaciones”.

El activismo y la instigación en redes sociales del PC

No solo eso, los dirigentes del Partido Comunista fueron los primeros en pedir la renuncia del Mandatario pocos días después del 18-O. “Si Piñera se declara sobrepasado que renuncie a su cargo y anticipe elecciones. Valora el rol de los jóvenes y estudiantes, los sindicatos Metro y CUT”, escribió en su cuenta de Twitter el Secretario General del PC, Lautaro Carmona, el sábado 19 de octubre, un días después del comienzo de la crisis y de que el Mandatario decretara Estado de Excepción. No fue el único referente de la colectividad en utilizar esa retórica durante los primeros días del estallido.

Un día después, las Juventudes Comunistas se sumaron a la petición y realizaron una serie de tweets exigiendo la salida del Mandatario. “Hoy más que nunca, se hace necesario gritar fuerte y claro renuncia Piñera”, se lee en uno de ellos. Ese mismo domingo, el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, le solicitó al Ejecutivo terminar con los abusos y tomar medidas para “abaratar y dignificar la vida de la gente” y que en caso de no hacerlo lo mejor era que el Jefe de Estado diera un paso al costado. Mientras que la diputada Karol Cariola sostuvo en su cuenta de Twitter que “el Presidente Sebastián Piñera no solo perdió el control político del país, perdió los estribos de su propia persona. #PiñeraRenuncia”.

Mientras que el lunes 21 de octubre fue el turno de los diputados comunistas iniciaron con mayor fuerza la ofensiva. Boris Barrera, Carmen Hertz y Hugo Gutiérrez fueron algunos de los que pidieron la renuncia del Mandatario.

El PC también ha utilizado constantemente Twitter para criticar y cuestionar al gobierno. Según un estudio que realizó la empresa ConnectaLabs AI en el que analizó más de 4,8 millones de tweets realizados por casi 640 mil usuarios entre el 20 de octubre y el 5 de noviembre, los políticos que más influencia tuvieron en la categoría de emitir mensajes en contra del gobierno y a favor de cambios constitucionales destacaron el alcalde de Recoleta (PC) Daniel Jadue y los diputados comunistas Karol Cariola, Camila Vallejo y Daniel Nuñez, además de las Juventudes Comunistas y dos organizaciones con presencia de dirigentes de la colectividad como la CUT y Unidad Social. También el informe indicó que entre las cuentas más “pro marchas” se encontraban nuevamente las JJ.CC., la CUT y la de Cariola.

De hecho, la Mesa de Unidad Social, en la que la presidenta de la CUT juega un rol protagonista, ha sido una de las organizaciones sociales que ha llamado, desde que comenzó el estallido social, a varias jornadas de paralización y huelga nacional, las que en varias ocasiones han terminado en disturbios entre encapuchados y Fuerzas Especiales de Carabineros. Además de ser una de las últimos representantes de la sociedad civil en reunirse con el gobierno y quienes han tenido una de las posturas más duras a la hora de realizar exigencias al Ejecutivo.

La acusación constitucional contra el Presidente y las funas contra diputados de oposición

El PC continuó escalando en su estrategia y el 23 de octubre anunciaron que redactarían una acusación constitucional contra el Jefe de Estado. “Nosotros pensamos no solo una acusación contra el ministro Chadwick, sino incluso contra el Presidente de la República. Si lo pide la ciudadanía, nosotros los vamos a hacer. Una acusación Constitucional contra el Presidente Sebastián Piñera. Estamos trabajando en ello. Estamos preparando jurídicamente el escrito. Necesitamos 10 firmas y como bancada ya tenemos 9, hoy mismo”, aseguró en la ocasión el presidente de la colectividad, Guillermo Teillier.

En la misma línea el diputado Hugo Gutiérrez sostuvo que “creemos que la única forma en que podemos hacer efectiva la renunciabilidad de un cargo como el Presidente de la República es la acusación constitucional”.

Días después del anuncio, Teillier endureció su discurso respecto al libelo contra el Mandatario y buscó que los legisladores tomaran postura frente al tema. “Posiblemente pueda ocurrir que no se gane en la Cámara ni en el Senado, pero las diputadas y diputados van a tener que decir claramente si están por que se vulnere la Constitución”, afirmó el diputado a Radio Cooperativa además de sostener que “puede que (la acusación) se pierda en el Parlamento, pero no en las calles, porque la gente está reclamando que alguien con poder fiscalizador pida cuentas respecto a la forma de actuar de las autoridades y, en este caso, el Presidente de la República”. El documento finalmente fue presentado casi un mes después de su anuncio.

La votación del libelo fue otro instancia en la que el PC continúo con su agenda para “demostrar el fracaso” del gobierno. El jueves 12 de diciembre, durante la sesión en la que la Cámara de Diputados se pronunció sobre la cuestión previa de la acusación constitucional, asesores de la bancada comunista increparon duramente a los legisladores de oposición que votaron a favor de rechazar el texto. “Traidor” fue uno de los insultos que bajaron desde la tribuna en contra de Pepe Auth, uno de los 8 congresistas de centroizquierda que aprobaron la cuestión previa.

Los gritos que se extendieron por varios minutos, terminaron por causar la respuesta del vicepresidente de la Cámara, quien desde la testera respondió a viva voz: “Fascista pagada con recursos fiscales”, frase con la que apuntaba directamente a Patricia Rivera, secretaria del legislador del Partido Comunista Hugo Gutiérrez.

No obstante, las funas también provinieron de la misma bancada comunista. Tras la votación, la diputada Camila Vallejo subió a su cuenta de Twitter una “lista negra” de los congresistas de oposición que no apoyaron acusar al Mandatario. “Estos parlamentarios se cuadraron con Chile Vamos para aprobar la Cuestión Previa y respaldar la impunidad de un Presidente que tiene sus manos manchadas con sangre”, señaló la legisladora en su publicación.

Aunque estas no han sido las únicas funas vinculadas al PC que se han llevado a cabo en el Congreso. La persona que difundió el duro intercambio de opinión entre el diputado Auth con la secretaria de Gutiérrez, fue el asesor de Karol Cariola, Juan Urra, quien subió el video a su cuenta de Twitter increpando al vicepresidente de la Cámara a quien calificó como una “vergüenza”.

Según se ha comentado en el Congreso, en al menos otras 3 funas han participado asesores del PC. La primera de ellas ocurrió el 23 de octubre, cuando en el ministro del Interior Andrés Chadwick asistió a la Cámara Baja para explicar las medidas que había tomado el Ejecutivo durante el estado de emergencia. Durante su visita un grupo de trabajadores y asesores parlamentarios protestaron en contra del secretario de Estado a quien increparon con cánticos, gritos y carteles, en los que se señalaba, incluso, que el dirigente de la UDI tenía “sangre en sus manos”.

Un mes después, el 21 de noviembre, fue el turno del diputado Juan Antonio Coloma (UDI), quien durante la discusión para rebajar la dieta parlamentaria ingresó una indicación para disminuir las asignaciones de los congresistas, algo que fue rechazado por un grupo de asesores que rechazaban la medida. Mientras que el jueves 12 de diciembre un grupo de trabajadores levantó carteles con imágenes de ojos sangrantes -en representación de las personas con daños oculares durante las manifestaciones-, mientras un grupo de diputados de RN realizaba un punto de prensa a favor del Presidente Sebastián Piñera.

El rechazo a dialogar con el gobierno y a participar del acuerdo por una nueva Constitución

La postura dura del PC no solo ha significado que la colectividad haya intentado terminar con el mandato del Presidente sino que también que se haya negado sistemáticamente a dialogar con el Ejecutivo. Durante la última semana de octubre, el ministro del Interior Gonzalo Blumel invitó a todos los partidos políticos a La Moneda para conversar respecto a las demandas sociales que se pusieron sobre la mesa tras el estallido social del 18-O, sin embargo la comisión política de la tienda, a través de un comunicado, declinó ser parte del encuentro, pese a que el Partido Socialista y un sector del Frente Amplio aceptó reunirse con el Ejecutivo.

“No es intención del PC entorpecer los diversos diálogos, sin embargo considera no oportuno concurrir a tal invitación en vistas que el principal diálogo, básico para una relación conducente a una salida a las demandas ciudadanas, es el que el Gobierno debe sostener con las principales organizaciones sociales del país”, se lee en el documento.

Esto causó que el ministro Blumel criticara a los partidos que decidieron restarse del encuentro, algo que fue respondido por el presidente de la colectividad, quien el domingo 10 de noviembre, afirmó en Radio Nuevo Mundo que “en este momento la única conversación posible es que el Presidente abra la posibilidad de un plebiscito para hacer una Asamblea Constituyente. Otras conversaciones no llevan a nada”.

La máxima autoridad del Partido Comunista realizó estos dichos tan solo cinco días antes de la madrugada del 15 de noviembre, noche en la que presidentes de un sector importante de colectividades de oposición y la totalidad de Chile Vamos firmaran el histórico Acuerdo por la Paz Social y una nueva Constitución, incluidas tres fuerzas del Frente Amplio -RD, PL y Comunes-, y el diputado Gabriel Boric. Sin embargo, el PC negó hasta último minuto sentarse en la mesa, pese a que distintos timoneles colectividades de centroizquierda intentaran sumarlos al documento. De hecho la presidenta y diputada de RD, Catalina Pérez, tras alcanzar el consenso para iniciar el proceso constituyente señaló que no estar presentes era “un error histórico. Tengo la esperanza de que, incluso a esta hora, puedan sumarse”. “No hay argumentos para no sumarse a un acuerdo por más democracia y por una asamblea constituyente”, aseguró durante ese viernes Pérez.

La actitud del PC generó molestia en la oposición, sector que incluso ha sostenido en su fuero interno que el Partido Comunista ha intentado cortar todos los puentes para hacer fracasar el acuerdo para iniciar el proceso constituyente. De hecho, tras la votación de la Reforma Constitucional que permite convocar al plebiscito de entrada y definir el mecanismo para redactar una nueva Carta Magna, se cuestionó el actuar de Hugo Guitérrez en la comisión de Constitución y el intento de Karol Cariola de ingresar una indicación para cambiar el uso de Convención Constitucional por Asamblea Constituyente. Algo que causó molestia en la  izquierda, quienes acusaron al PC de demorar la discusión. Tras esto la presidenta de RD, Catalina Pérez, fue enfática en T13 Radio: “El Partido Comunista está derechamente saboteando el proceso constituyente”.

El dibujo infantil difundido por Hugo Gutiérrez en el que aparece disparándole al Presidente Piñera

“Festinar con un magnicidio como el uso político de niños nos parece de la máxima gravedad, más aún en el caso de diputados de la República y que lo hace público vía Twitter como una gracia de los niños”, aseguró a El Líbero la subsecretaría de la Niñez, Carol Bown, el pasado 28 de diciembre, por la publicación que realizó Hugo Gutiérrez dos días antes en la que subió una serie de dibujos realizados por niños. En uno de ellos se muestra que una figura que dice ser el legislador aparece disparándole a una persona señalada como el Presidente Sebastián Piñera.

El hecho fue condenado por todo el espectro político y motivó a que a la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, denunciara al abogado comunista ante los Tribunales de Familia. “Exhiben violencia que evidencia vulneración a derechos de esos niños, sea porque se les hace dibujar eso o porque alguien está haciendo que vean en la violencia una forma de relación válida”, sostuvo Muñoz. El legislador se defendió ante los cuestionamientos señalando que solamente se había limitado “a sacar unas fotos de los cuadros que pegaron en las paredes, yo no los motivé”, Gutiérrez además afirmó que “los niños tienen una mentalidad concreta y no es que quieren que Piñera se muera, pueden estar expresando que Piñera se vaya del poder”.

El círculo íntimo del diputado comunista también ha estado involucrado en acciones contra el Jefe de Estado. El hijo legislador por Iquique, Ramiro Gutiérrez Acuña, es uno de los 16 abogados querellantes que el pasado 4 de noviembre presentaron una acción penal contra el Presidente Piñera ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago por crímenes de lesa humanidad.

Aunque Gutiérrez Acuña no es el único hijo de dirigentes comunistas que ha estado involucrado en este tipo de acciones. Florencia Lagos Neumann -hija del ex secretario general del Partido Comunista, actual integrante de su comisión política y ex presidente del directorio de la Universidad Arcis, Juan Andrés Lagos, y de la ex rectora de dicha casa de estudio, Elisa Neumann-, fue la encargada de entregar la declaración del I Congreso Internacional de Comunicación, que se realizó en Caracas a comienzos de diciembre pasado.

La actriz y analista internacional dedicó al menos la mitad de su tiempo para referirse a la crisis social que se vive en Chile desde el 18 de octubre pasado, sin embargo durante su alocución Lagos Neumann realizó al menos 9 afirmaciones falsas sobre el estallido social, entras las que se encontraban tildar al Presidente Sebastián Piñera de dictador; sostener que Estados Unidos posee una base militar en el país, y señalar que el Acuerdo por la Paz Social y una Nueva Constitución llama a un Congreso Constituye.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete