Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 13 de mayo, 2019

Rafael Caviedes se fue para quedarse

Autor:

Bastián Garcés

A menos de quince días de renunciar, el ex presidente de la Asociación de Isapres volvió al debate público al intercambiar opiniones sobre el sistema de salud, vía carta, con el diputado Miguel Crispi (RD). Y este miércoles lanzará su libro “Cómo entender el sistema de Salud chileno: Más allá de lo público y lo privado”. Se trata de la nueva faceta de Caviedes, quien reconoce que no estar a cargo de la representación del gremio le da una mayor libertad para defender sus ideas.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Nada hace suponer que si Fonasa asegurara al 100% de la población, van a mejorar la calidad y la oportunidad de los servicios de salud ofrecidos”, escribió el ex presidente de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, en una carta a El Mercurio, el pasado miércoles. En la misiva le respondía al diputado de Revolución Democrática, Miguel Crispi, quien planteó que la “implementación de un seguro nacional (de Salud) supone un uso más eficiente de los recursos” y que evitaría la discriminación arbitraria de personas de bajos recursos.

La réplica epistolar de Caviedes se da a menos de 15 días de su renuncia a la presidencia de la Asociación de Isapres que se produjo tras las críticas que generaron sus dichos en radio La Clave sobre que las aseguradoras privadas de salud “no pueden darse el lujo de recibir personas que vienen enfermas, por el estrecho margen per cápita”.

Esta vez vuelve en su defensa de un sistema que no esté “amarrado” al Estado, ahora sin el peso de defender el gremio. Así se notó en su carta, en la que interpeló directamente al legislador frenteamplista, sobre quien señaló: “No se detiene el diputado, eso sí, a pensar que la discriminación que acusa nace por la arbitraria asignación de subsidios exclusivamente al sistema público y no a las personas, lo que deja cautivos a los pacientes de los servicios estatales”.

El ordenamiento natural en salud debería ser que el Estado ejerza la rectoría, norme, controle, fiscalice y financie, y los privados produzcan, transen, compitan, innoven, gestionen y cumplan metas alineadas con las políticas de salud del gobierno”, señala Caviedes en el libro que lanzará este miércoles.

Desde el sector de la Salud, comentan que esta nueva faceta se generó luego de que Caviedes asumiera que la polémica en la que se vio envuelto, lo dejaba en una situación complicada para representar al sector privado. No obstante, eso también significó que el ex presidente de la Asociación de Isapres puede tener una mayor libertad para poder expresar sus propios puntos de vista.

Algo que el mismo Caviedes confirma a El Líbero. “Sin dudas, en estas circunstancias en las que estoy ahora, no tengo que congeniar ningún tipo de opinión respecto de lo que debe ser el sistema de salud, porque no represento a nadie más que a mí“. Además, el ex líder gremial asegura: “Estoy plenamente convencido de que la colaboración público-privada es el único mecanismo que va a permitir aumentar la equidad y resolver de mejor formar los problemas de la población, especialmente de la más necesitada”.

Aunque esta no es la única forma con la que Caviedes, apunta a defender un modelo de colaboración pública-privada. El próximo miércoles 15 de mayo, lanzará su libro “Cómo entender el sistema de Salud chileno: Más allá de lo público y lo privado”, en el que venía trabajando desde el año pasado. Será presentado en Libertad y Desarrollo por al ex ministro de Salud Jaime Mañalich y el economista Claudio Lucarelli. Al respecto, el ex dirigente señala que la fecha del lanzamiento del texto estaba planificada desde antes de presentar su renuncia.

“Mi libro es una visión con una perspectiva de colaboración público-privada del sistema de salud chileno”

Caviedes destaca que el texto “refleja mi pensamiento, sobre el sistema de salud, no es un libro que tenga alguna vinculación con la Asociación de Isapres”, algo que lo deja “mucho más tranquilo, por cuanto estoy en una posición mucho más independiente, que en la anterior, en donde tenía la representación de un sector que hoy no tengo”.

Sobre el texto, el autor plantea que “es una visión, con una perspectiva de colaboración público-privada del sistema de salud chileno”. Además, señala cuáles son los elementos han fallado y cuáles son los caminos que debe seguir el país para fortalecer dicha asociación. Algo que para el ex dirigente es una “una propuesta que va en el sentido contrario a la que en este momento sostiene el Colegio Médico, que es avanzar hacia una verdadera estatización de la Salud, con la creación de un asegurador único”.

En estas circunstancias en las que estoy ahora, no tengo que congeniar ningún tipo de opinión respecto de lo que debe ser el sistema de salud, porque no represento a nadie más que a mí”.

De hecho, en el libro profundiza en su visión del modelo. En el prefacio, Caviedes escribe que “el ordenamiento natural en salud debería ser que el Estado ejerza la rectoría, norme, controle, fiscalice y financie y los privados produzcan, transen, compitan, innoven, gestionen y cumplan metas alineadas con las políticas de salud del gobierno”, y además afirma que “sostener que es el Estado quien debe ejercer la rectoría y simultáneamente ejecutar, no es más que el reflejo de una posición ideológica que contiene oculta una animadversión al mercado”.

Incluso, en las primeras páginas del texto, el ex dirigente entrega una declaración de principios al señalar que “entiendo también que mis propuestas se alejan de lo ‘políticamente correcto’, pues entran en conflicto con las ideas que los salubristas han repetido como mantra por décadas, (…) que terminan en propuestas políticas con la arenga ‘vamos a fortalecer el sistema público de salud'”.

Algo que reafirma en las conclusiones de “Cómo entender el sistema de Salud chileno: Más allá de lo público y lo privado”, en donde apunta que “el proceso de mayor injerencia del sector privado en salud, tanto en aseguramiento como en provisión de servicios médicos, es irreversible, pues no hay una correlación entre el acceso a la salud y el gasto realizado”. Esto porque, para Caviedes, “entregar salud es un complejo proceso industrial”.

Al ser consultado por El Líbero respecto a cuál será su rol luego de dejar su puesto como presidente de la Asociación de Isapres, Caviedes comenta que espera “continuar aportando”. Dice que está viendo algunas opciones, posibilidades, “pero no hay apuro”. De momento se mantiene como docente en la Universidad de Los Andes, aunque no se cierra a la posibilidad de sumarse a algún centro de estudios o instituto de salud pública.

En lo que sí es tajante, es en participar en las discusiones del Congreso sobre la reforma al sistema de Salud. “Prefiero colaborar desde un punto de vista académico o de asesoría, más que en la discusión política, en ella debe estar presente la Asociación de Isapres, la Asociación de Clínicas, a ellos les corresponde y van a tener que tener un trabajo muy intenso para poder expresar sus opiniones, las que son técnicas y bastante parlamentarias”, explica.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: