Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 24 de noviembre, 2018

Nueva presidenta FEUC pide perdón por denuncia de abuso sexual dentro de su equipo de campaña

Autor:

Bastián Garcés

Ayer asumió la directiva liderada por Belén Larrondo que encabezará la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica durante 2019. En la ceremonia, la dirigenta del NAU se refirió al caso de abuso dentro del movimiento, ocurrido en agosto, y que transparentaron hace un día.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Tengo el deber hoy de partir este discurso de una forma distinta. El día de hoy no partiremos celebrando el triunfo en las elecciones«, fueron las palabras con las que Belén Larrondo inició su primera alocución como presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, durante el cambio de mando que se realizó este viernes alrededor de las 20:00 horas en la Casa Central de la UC.

La dirigenta de la Nueva Acción Universitaria (NAU) hacía alusión con estas declaraciones a la denuncia de abuso sexual en contra de un integrantes del equipo de campaña de este año. Algo que la directiva electa de la FEUC reconoció a través de una carta enviada al consejo de la federación durante la tarde de este jueves.

«Hoy partiré este discurso pidiendo perdón a toda la comunidad universitaria que siente decepción y cuestiona nuestro actuar«, continuó Larrondo, quien encabezará la organización estudiantil durante el próximo año, y agregó que se trataba de una «comunidad que al igual que nosotros, sufre con los abusos, con la violencia y que no obtuvo rápidamente la información y respuestas que merecen«.

La estudiante de Arquitectura realizó su discurso en la aula magna de la casa de estudios, en la cual había por lo menos 30 asientos vacíos, los cuales estaban ocupados por militantes de Surgencia -plataforma de izquierda de la UC- y que se retiraron de la sala antes de que Francisco Morales, el presidente de la FEUC 2018, iniciara su último discurso en señal de molestia por la denuncia de abuso sexual.

«Queremos restablecer esas confianzas que hoy flaquean, pero sabemos que solo con palabras no se logra. Esperamos que sean nuestras acciones y no nuestras palabras las que hablen por si mismas«, señaló la presidenta de la federación y aseguró que » si hoy estamos dando este discurso es para dejar claro que queremos y vamos a cambiar estas prácticas».

A raíz de la polémica que causó el caso de abuso al interior del movimiento, al cambio de mando solamente asistieron dos miembros de la directiva electa: Belén Larrondo y Ester Prado, secretaria general, quienes no firmaron el documento con el que asumen en el cargo. «Es por esto que como federación 2019 decidimos no participar de la firma de cambio de mando, entendiendo que para nosotros y nosotras no es un espacio de celebración, sino que un espacio para cuestionar y reestructurar nuestro proyecto político«, señaló la máxima representante estudiantil durante su discurso.

El hecho no solamente fue mencionado por Larrondo, el ahora ex presidente del organismo, Francisco Morales, también pidió perdón por los errores cometidos durante su gestión, y la nueva consejera superior, Paulina Carrillo, quien milita en las Juventudes Comunistas e integra la lista de izquierda Surgencia, afirmó que su movimiento viene con las «manos limpias».

La denuncia de abuso sexual contra un integrante del equipo de campaña

Este jueves, la directiva electa de la Nueva Acción Universitaria envió una comunicado al consejo de la federación en el que reconocían una denuncia por abuso sexual contra una integrante del equipo de campaña, quien incluso llegó a ser parte de la lista que iba a competir por liderar la FEUC 2019. «Dentro del movimiento existe una denuncia por abuso sexual que involucra a dos militantes«, se lee en el texto al que obtuvo acceso «El Líbero«.

«La situación de abusó ocurrió a finales de agosto del 2018, se denunció de manera no oficial a fines de septiembre a una persona del equipo de campaña y se formalizó la denuncia dentro del movimiento el viernes pasado«, describe el documento enviado por la directiva recién asumida de la federación, misiva en la que también se señala que «pocos días después del abuso, la persona afectada le comunica esto a sus amistadas más cercanas, entre ellas la presidente (electa, Belén Larrondo) de nuestra directiva«.

El documento puntualiza que tras las elecciones de segunda vuelta algunos de los hechos que se narran en la carta son divulgados y «el resto de la directiva se entera de estos el domingo 11 de noviembre a través de personas externas al movimiento». Es decir, cuatro días después de la segunda vuelta, en la que la NAU resultó electa con el 57,9% de las preferencias.

El movimiento, al que los diputados Giorgio Jackson y Miguel Crispi pertencieron durante su época universitaria, llegó al balotaje como la segunda lista más votada tras la lista del Movimiento Gremial, cuyo candidato a presidente Ignacio Palma dos días antes de la primera vuelta fue acusado, a través de una página anónima de Facebook, de haber cometido un abuso sexual.

Esta denuncia motivó que en último debate tanto los candidatos de la Nueva Acción Universitaria como Surgencia se restaran de participar en la instancia, acusando que no podían compartir espacio con un abusador.

«Como NAU abandonamos el debate ya que no estamos dispuestas a ser cómplices de quienes le dan la espalda a nuestras compañeras que han sufrido de violencia sexual«, señaló Larrondo luego de salir del anfiteatro donde se estaba realizando el intercambio de ideas.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: