A solo horas de que se realice la primera sesión de la Convención Constituyente en el ex Congreso de Santiago, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Juan José Ossa, adelantó los preparativos que se están realizando.

El ministro adelantó que «la inmensa mayoría de los miembros de la convención ya se encuentran en Santiago» y que «han llegado todos los representantes de los pueblos originarios». Además, informó que a todos ellos se les está realizando test de antígenos en los hoteles donde están alojados.

En cuanto al reglamento que deberá ser definido mañana por los 155 constituyentes, el jefe de la cartera aseguró que «el Gobierno no tiene ni la intención ni la facultad para influir» en él. Y subrayó: «Queremos ser categóricos y claros, no tenemos influencia, ni pretendemos tenerla», tanto en el reglamento como en otras materias de la convención.

Consultado por la votación que llevarán a cabo para definir al presidente y vicepresidente que liderarán la Convención Constituyente, el ministro Ossa declaró que «nosotros favorecemos que la votación sea lo más transparente que se pueda». «Hemos dispuesto de todas las formas posibles de votación para que sea transparente», agregó. Pero señaló que el detalle de cómo se realizará, será explicado mañana durante la sesión. «El Tribunal Calificador va a disponer de votos y urnas para efectos que la voluntad de los miembros se exprese de la forma mas transparente y se cumpla con los estándares que se necesitan para un escrutinio democrático», apuntó.

El ministro afirmó que «han sido muchos los que nos han pedido ingresar con más personas» a la primera sesión, pero sostuvo que ya se está haciendo una gran excepción con el aforo. «No podemos seguir accediendo a todos los requerimientos, que podemos entender, pero nos toca señalar que todos los chilenos tienen los mismos derechos», señaló. Además de los 155 constituyentes, ya se han acreditado 162 profesionales de prensa.

«Queremos transmitirle al país que hemos hecho las cosas bien. El Gobierno respeta su autonomía y pone a su disposición todo el apoyo técnico», sostuvo, agregando que «ninguna autoridad de gobierno estará en la sesión».

Más temprano el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, también detalló que, como Gobierno, «hemos tomado las precauciones», señalando que habrá un perímetro que solo podrán traspasar quienes tengan la credencial correspondiente.

«Es un perímetro razonable para que estén tranquilos y seguros quienes van a la ceremonia», dijo, explicando que lo que se busca es que no se generen aglomeraciones. «Queremos que se desarrolle con la máxima normalidad y nunca vamos a renunciar a nuestro mandato que es resguardar del orden público», indicó el ministro Delgado, considerando que hay al menos 3 convocatorias a manifestaciones para ese día.

Con el objetivo de garantizar esta seguridad, desde las 7:00 am de este domingo 4 de julio habrán desvíos y cierres de calles en el centro de Santiago para resguardar el ex Congreso Nacional. La restricción de tránsito será el interior del perímetro de las calles Mac Iver, Santo Domingo, Amunátegui y la Alameda.