A través de un vuelo de la FACh, programado la mañana de este miércoles desde la ciudad de Iquique,  se regresaron a sus respectivos países un total de 86 ciudadanos venezolanos y colombianos acompañados cada uno por un efectivo de la PDI. El vuelo primero aterrizará en Colombia y continuará hacia Venezuela.

Por otra parte, en buses fueron expulsados 52 migrantes hacia Perú y Bolivia, lo que suma 138 personas en total. Esta sería la salida más grande realizada en un día, según lo informado por la autoridad.

El Ministro Rodrigo Delgado , explicó que son personas que ingresaron al país de manera ilícita a través de pasos irregulares hace menos de 3 meses. Además, señaló que con esto el Gobierno quiere dar una muestra clara que están al tanto de esta práctica y las consecuencias que supone: «Con esto notificamos a las personas que piensan ingresar a Chile de manera clandestina que se arriesgan a un proceso de expulsión, tal como lo dice la ley», informó el Ministro Rodrigo Delgado.

Finalmente el titular del Interior señaló que: «Se trata de gente que no ha cometido delitos graves, corresponde que sea expulsadas, corresponde dar potente señal que quienes quieren venir a Chile tiene que sacar la VISA sincerando los motivos por los cuales quieren venir”. De todas formas condenó el actuar de quienes sí lo han hecho: “Ni hablar de las personas que han ingresado a Chile con el ánimo de cometer algún delito…el destino de esas personas es la expulsión, como corresponde”.