Tras la erupción de un volcán submarino en el Océano Pacífico, el ministro del Interior Rodrigo Delgado informó que son tres las regiones del país que se mantienen con alerta de tsunami: Arica y Parinacota, Atacama y Coquimbo. Con respecto a la Antártica el secretario de Estado señaló que «se da por cancelado, queda fuera de cualquier estado, ya que está acreditado que no va a haber ninguna ola que se dirija a la Antártica».

Permanecen en Estado de Precaución las regiones de Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Ñuble, Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. 

Delgado hizo el balance desde la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), desde donde subrayó: «Quiero pedir que la gente no vuelva al borde costero, a pesar de que hayan pasado varias horas, pensando que la situación se calmó».

El ministro diferenció las «características y dinámica zigzagueante de este fenómeno en particular», por lo que indicó que «no hay registros de algo parecido que haya afectado a Chile en la historia reciente o desde que existen los registros». Explicó que «a diferencia de un sismo tradicional donde se pueden proyectar magnitudes, los cambios de las mareas; cuando hay una explosión de una erupción volcánica submarina es impredecible». Por lo tanto prefirió ser «cauto» con respecto a bajar las alertas en el resto de las regiones. 

El secretario de Estado, además, agradeció a la mayoría de la ciudadanía que reaccionó de manera tranquila, y que siguió las instrucciones de las autoridades. «En general la gente reaccionó bien», dijo. Pidió «esperar las comunicaciones y estar atentos al llamado de la Onemi», aunque descartó que se vayan a enviar mensajes durante la noche a través del Sistema de Alerta de Emergencias para celulares (SAE) para informar a la ciudadanía si en sus regiones se revierte el estado de precaución o la alerta de tsunami, debido al estrés que puede generar.