Publicado el 27 de junio, 2020

Miembro de comité asesor Covid-19: «Impacto en disminución de fallecidos lo veríamos en diez días más»

Autor:

Sebastián Edwards

El infectólogo y epidemiólogo del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, Miguel O’Ryan, se refiere a la «leve mejoría» que según el ministro de Salud se aprecia en la pandemia en Chile. Sobre la baja de casos y de la positividad de los exámenes, señala que, de mantenerse, «significaría que en términos globales estaríamos aplanando la curva y podríamos haber llegado al peak». Sin embargo, precisa que esta situación está influenciada por la Región Metropolitana ya que en otras zonas del país los contagios siguen en aumento.

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Tenemos que ser prudentes y he sido prudente. Hay indicadores que muestran que el esfuerzo de la población de Chile, de los funcionarios de la salud y todos los habitantes del país, son esperanzadores. Felicitamos a los chilenos». Con estas palabras el ministro de Salud, Enrique Paris, se refirió a la «leve mejora» que ha habido en los últimos días en relación al descenso en el número de contagios por coronavirus y en los fallecidos producto de la pandemia.

El reporte informado este viernes por el Ministerio de Salud da cuenta de ello.  El  informe de contagios diarios fue de 4.269, manteniendo una tendencia a la baja. Hace una semana, las autoridades sanitarias reportaron 5.355 casos diarios. También el titular de Salud señaló que los nuevos casos confirmados disminuyeron en un 18% a nivel nacional y la positividad en los exámenes PCR se redujo al 25%.

El infectólogo y epidemiólogo del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, Miguel O’Ryan, y miembro del comité de expertos que asesora al gobierno, analiza en entrevista con a El Líbero estas paulatinas señales positivas. Afirma que, sumado al respeto de las cuarentenas y el distanciamiento social, si esta situación se mantiene «significaría que globalmente, en la sumatoria de casos en el país, estaríamos aplanando la curva y podríamos haber llegado al peak». Sin embargo, advierte: «La posibilidad de que haya rebrotes en nuestro país va a ocurrir».

-¿A qué podemos atribuir estas pequeñas señales positivas que se están dando hoy en día?

Se aplicaron un par de medidas excepcionales que es el aumento de la capacidad de testeos, que fue extraordinario, y la preparación del sistema de salud. Esos son los dos puntos altísimos de la estrategia chilena. También se muestran algunas debilidades en la estrategia de mitigación propiamente tal que tenía que ver con la posibilidad de hacer los testeos a tiempo para hacer la trazabilidad a tiempo y hacer los aislamientos a tiempo. Algo que ocurre en un país que no es desarrollado, en donde los sistemas de salud no son tan malos como los países más pobres, pero nos falta aún la coordinación central con la periferia, nos falta una integración del sistema de salud, nos falta informática, nos falta capacidad y rapidez de respuesta. Todo eso empieza a jugar un rol en que el virus, como era proyectable, se diseminara en diferentes ciudades del país, pero empezamos a ver rápidamente que en las regiones que son lugares más pequeños, las cuarentenas funcionan bien para rápidamente abortar los incrementos de casos.

-¿Esta situación estuvo igualmente controlada en el momento en que los nuevos casos presentaban una constante tendencia al alza?

-Hubo tres días en abril que hubo un incremento notorio en las consultas y en los servicios de urgencia, fue en los últimos días de abril o los primeros días de mayo, lo que no hizo más que reflejar la diseminación masiva del virus a las zonas densamente pobladas de la Región Metropolitana. Ante esa situación, la respuesta de acentuar las cuarentenas, acompañada de la implementación de testeos, en donde el gobierno además le ha puesto mucha cabeza a tratar de implementar la estrategia que la recomendamos hace meses, que es tener un ejército de personas en la atención primaria yendo a detectar a las personas enfermas precozmente para instarlos a ser el aislamiento, tengan o no tengan test. Esta es la manera en que se va a poder controlar este brote al mediano y largo plazo.

-Pero en muchos casos no se han respetado las cuarentenas, se ven fiestas clandestinas, por ejemplo…

-Se incentivaron las cuarentenas, pero se cumplen con las debilidades propias de un país de nivel medio, a diferencia de España en donde el 100% de la población cumplió la cuarentena estricta, lo que permitió abolir un tremendo brote en 80 días más o menos. Nosotros con unas cuarentenas implementadas a medias por la respuesta global de la población, dadas las condiciones que sabemos que tenemos, se produce que durante las primeras semanas el brote sigue incrementándose hasta que logra, de alguna manera, una estabilización dado esta disminución de contacto persona a persona. Lo que uno puede atribuir a la curva actual… el único mecanismo en que el virus se transmite, es de persona a persona. Entonces, la única manera de lograr la disminución de la transmisión es la separación de las personas. No hay otra.

-¿Qué otro elemento puede estar incidiendo en esto?

-No se visualiza porque la estrategia de trazabilidad en las comunas y el uso de las residencias sanitarias que se van incrementando, que es la manera de disminuir la transmisión de las personas infectadas, es una estrategia que uno ve que se está implementando recién hace dos o tres semanas y uno ve que puede estar teniendo un leve impacto, pero yo diría que es menos. El impacto de esta estrategia lo vamos a empezar a ver de aquí a una o dos semanas más.

-Para que está situación se mantenga, ¿qué otras estrategias se pueden implementar?

-Hay varias cosas que son fundamentales para lograr la disminución de la curva más temprano que tarde. Hay que tener claro que a diferencia de Europa y nosotros visualizamos desde un comienzo que una de las dificultades que íbamos a tener nosotros es que el virus iba a seguir circulando en el país cuando nos golpeara el invierno. Y sabemos que los virus respiratorios en invierno encuentran un mejor ambiente para diseminarse. Hay más hacinamiento, las temperaturas más frías pueden favorecer la sobrevivencia viral en el ambiente algo más de tiempo, lo cual incrementa la posibilidad de contagios por superficie. Siempre la piedra en el zapato que teníamos en Chile es que veíamos a Europa y decíamos «nos van a dar tiempo para prepararnos», pero al mismo tiempo tenemos la mala fortuna de que tenemos un invierno que se nos viene a dos meses de que el virus llegó al país.

El éxito va a estar determinado por los países que no entraron en colapso del sistema de salud y yo creo que en Chile ese objetivo lo vamos a lograr. Creo que estuvo estresado al máximo, pero ahora las curvas comienzan a aplanarse».

-Distintos académicos han llamado a ser conservadores. Esta semana Ximena Aguilera, miembro del comité de expertos se refirió a este tema.  ¿Qué implica esto?

-Yo insisto en que nadie tiene la bola de cristal y qué países tuvieron menos éxito con esto vamos a poder verlo el próximo año, porque finalmente va a depender de cuál fue el impacto en mortalidad cuando se hagan las cuentas reales de mortalidad de los diferentes países. Yo creo que en eso Chile está mostrando de una manera amplia y transparente sus casos ahora y hay que tener cuidado en cómo se compara con países como Colombia donde es muy poco claro lo que están reportando y ver si incluyen o no los casos probables, lo cual es difícil por el poco testeo que están haciendo. El éxito va a estar determinado por los países que no entraron en colapso del sistema de salud y yo creo que en Chile ese objetivo lo vamos a lograr. Creo que estuvo estresado al máximo, pero ahora las curvas comienzan a aplanarse. El factor de los fallecido Bélgica también están contando los casos como Chile.

-Esto considerando que Bélgica y Chile recibieron ciertas críticas por este mecanismo. 

-Finalmente esas son críticas políticas, yo pienso y estoy de acuerdo en que tratemos de ser lo más transparentes posible y más vale errar en una sobre representación que después se pueda ajustar, a estar tratando de sub reportar para creer que estamos haciendo las cosas bien. Yo prefiero decir «parece que estamos teniendo muchas muertes, veamos qué es lo que no estamos haciendo bien». Yo creo que eso es más responsable y una visión más autocrítica.

Las regiones tienen que aprender de la Región Metropolitana sobre lo que ocurre acá y saber que si no cambian las conductas van a tener coronavirus por bastante rato más».

-¿Podríamos decir que estamos experimentando una tendencia a aplanar la curva?

-Si se mantiene significaría que globalmente, en la sumatoria de casos en el país, estaríamos aplanando la curva y podríamos haber llegado al peak, pero habiendo dicho eso, esto está muy influido por la Región Metropolitana dado el gran tamaño de la población. Pero hay regiones y muchas ciudades del país que siguen hacia arriba y eso es lo que hemos tratado de decir que uno no debe mirar esto en forma simplista, hay que mirarlo en forma local y cada región o comuna tiene diferentes comportamientos.

-¿Qué está fallando en las regiones? Regiones como Antofagasta, Maule, Biobío y Los Lagos han experimentado aumentos en los casos en los últimos días.

-Está fallando el distanciamiento entre las personas. Las ciudades y la gente no le está tomando el peso por todas las razones que uno pueda esgrimir y entonces no se mantienen los distanciamientos necesarios y el virus va pasando de persona a persona. Hay que exacerbar los mensajes en todas esas comunas, tienen que aprender de la Región Metropolitana sobre lo que ocurre acá y saber que si no cambian las conductas van a tener coronavirus por bastante rato más.

-¿Esto no va acompañado de los problemas que hay en el sistema de salud en las distintas regiones?

-El sistema tiene sus capacidades. Lo que pasa son decisiones comunicacionales, un trabajo con la atención primaria para hacer más efectiva la detección de casos. Por ejemplo, Temuco lo ha hecho bien, la ciudad tuvo su brote, actuaron todos y ahora tienen muy pocos casos y Temuco es una gran urbe. Concepción, en cambio, logró controlar pero ahora está subiendo. Uno puede aprender de aquellas comunas que están haciendo bien las cosas, pero claramente las regiones muestran que tienen la capacidad de hacer frente. Punta Arenas lo demostró, pero el problema de esta ciudad es que al levantarse la cuarentena, volvió a subir en forma violenta. Y eso muchas veces son brotes que ocurren. Hay que entender bien que la situación epidemiológica del virus hay que estudiarla porque muchas veces lo que ocurre es un brote asociado a una oficina o en su momento a los bancos y eso produce un descontrol porque aparecen en una ciudad pequeña 30 casos que rápidamente suben la tasa.

-¿Qué se puede hacer en este tipo de situaciones?

-Que haya más uso de las residencias sanitarias, que la gente ya le pierda el miedo para ir a residencias sanitarias, las utilice y vea que son lugares que vale la pena ir. También con mayor atención primaria trabajando, detectando los casos en los consultorios, con PCR que sean más fáciles de hacer y más rápidos, estamos hablando de PCR a domicilio también. Todas esas estrategias que hemos ido aprendiendo van a hacer que el país pueda estar mejor parado para lo que viene en los siguientes meses hasta que tengamos vacuna.

-Según un estudio publicado por Espacio Público, se ve también una baja en el crecimiento de casos. Sin embargo, respecto a los fallecidos, este fenómeno no ocurre, ¿a qué se debe?

-Las personas que van a tener casos más graves, generalmente aparecen al décimo día del inicio del cuadro y las personas que fallecen es generalmente diez días después. Hay un retardo en la disminución de los fallecidos comparados con las personas que requieren UCI, comparados con el diagnóstico que van casi de 10 en 10. Entonces si nosotros estamos viendo ahora estas señales positivas, uno va a ver las señales positivas en los servicios de la UCI en diez días desde que se inició esto. Ya se está viendo la disminución de consultas en los servicios de urgencia, pero eso tiene que ver con la primera parte que es el diagnóstico. La UCI todavía no se ve en forma tan significativa, pero la vamos a ver de aquí a la próxima semana y el impacto en la disminución de la mortalidad, uno la va a empezar a ver diez días después, o sea de aquí a dos o tres semanas más.

Más que el valor del examen, la tasa de positividad es lo que refleja la fuerza de la transmisión, y ahí uno ve la misma tendencia de disminución ya que ahora estaría aproximadamente en un 26%».

-Los exámenes han arrojado una mejora en cuanto a la tasa de positividad. En solo una semana esta cayó de un 44,9% a un 33,9%.

-Finalmente más que el valor del examen, la tasa de positividad es lo que refleja la fuerza de la transmisión, y ahí uno ve la misma tendencia de disminución ya que ahora estaría aproximadamente en un 26%. Y esas son señales positivas que nos permiten a nosotros convencernos de que esto no es auto engañarse, sino que es real.

-Hemos visto rebrotes en Europa en donde más allá de las cuarentenas, se han implementado medidas que se centran en casos particulares, ¿es una buena estrategia? ¿Eso es lo que haría Chile a futuro?

-Lo que uno visualiza y para eso tenemos que ser suficientemente inteligentes como sociedad el haber aprendido a fortalecer la atención primaria para hacer la detección precoz de casos, todo ese aprendizaje debería servir y exacerbarlo para cuando salgamos de esta primera ola y estemos en agosto y septiembre, por ejemplo, con 500 casos diarios, y eventualmente lleguemos a octubre y noviembre con 5 casos, por ejemplo. Pero habiendo virus circulante empezando el invierno en el hemisferio norte donde puede haber un rebrote significativo, la posibilidad de que haya rebrotes en nuestro país va a ocurrir. Si vas a seguir manteniendo las condiciones de ahora, el virus va a seguir circulando, pero lo vamos a conocer mejor. Vamos a conocer los síntomas, vamos a identificar a los casos más precozmente.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete