Publicado el 29 de julio, 2020

Los nuevos rostros del gobierno: Víctor Pérez, Jaime Bellolio, Allamand y Desbordes

Autor:

Maolis Castro

El quinto cambio de gabinete del Presidente Sebastián Piñera ocurre en medio de una crisis en Chile Vamos. Cuatro militantes de RN y UDI se incorporan al Ejecutivo para frenar las fisuras. Se trata de Víctor Pérez que sustituye a Gonzalo Blumel en Interior; Mario Desbordes que asume en Defensa; Andrés Allamand que reemplaza a Teorodo Ribera en Cancillería; y Jaime Bellolio que se convierte en ministro vocero de Gobierno. También se produce un enroque, con el nombramiento de Karla Rubilar en la cartera de Desarrollo Social, y Cristián Monckeberg se transforma en titular de la Segpres, ocupando el cargo que tenía Claudio Alvarado hasta ayer.

Autor:

Maolis Castro

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tras días de expectación, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, decidió este martes cambiar su gabinete. El anuncio se realizó desde el patio de Los Cañones del Palacio de La Moneda, donde cuatro parlamentarios del oficialismo se incorporaron al Gobierno.

Se trata de Víctor Pérez (UDI) que reemplaza a Gonzalo Blumel en el Ministerio del Interior; Andrés Allamand (RN) que sustituye a Teodoro Ribera en Relaciones Exteriores; Mario Desbordes (RN) que asume en Defensa en relevo de Alberto Espina; y Jaime Bellolio (UDI), quien se convierte en el nuevo ministro vocero de Gobierno. También se produce un enroque, porque Karla Rubilar, hasta ayer vocera, pasa a dirigir el Ministerio de Desarrollo Social, en reemplazo de Cristián Monckeberg que asume como titular de la Secretaría General de la Presidencia. «Llamo a este gabinete y a Chile Vamos a emprender una nueva etapa para nuestro Gobierno y nuestro país con un espíritu constructivo y con unidad», instó el Mandatario.

El ajuste ministerial se realiza en plena crisis en Chile Vamos, que se agudizó con el apoyo de varios parlamentarios de la coalición a la reforma constitucional que permitió el retiro de fondos previsionales. Así, Blumel y Claudio Alvarado, quien estuvo 54 días en Segpres, quedan fuera de La Moneda.

No se trató de una salida fría. Ambos políticos fueron despedidos en La Moneda con prolongados aplausos y en varias ocasiones, incluso Alvarado se mostró conmovido por los agradecimientos de políticos y trabajadores del Palacio. Con lágrimas en sus ojos y pocas palabras, el saliente ministro de Segpres partió junto a Blumel, cerca de las 15:00 horas del martes.

El ministro del Interior saliente dijo que «siempre» se persiguió el «diálogo genuino» y los «acuerdos» en interés del país. «Cuando comencé en el servicio público hace 15 años nunca imaginé que tendría la oportunidad de ejercer tan alta responsabilidad y mucho menos en este lugar, en el Palacio de La Moneda, en medio de las mayores dificultades que ha enfrentado nuestro país en décadas, siempre intenté actuar con esmero y rectitud, espero sinceramente haber contribuido a la paz social», relató.

Su labor fue reconocida por el Presidente, quien respaldó su gestión: «Agradecer a Gonzalo Blumel, quien durante estos difíciles y duros meses y semanas encabezó el Ministerio del Interior y Seguridad Pública en tiempos que exigieron un monumental compromiso, sacrificio y resiliencia«.

También por la Primera Dama, Cecilia Morel, que se acercó a despedirlo personalmente, una vez concluyó la ceremonia de designación de ministros. «Trabajamos juntos durante los cuatro años anteriores a volver a La Moneda. Fue el gran redactor del programa de Gobierno, con un compromiso y entrega total a lo que se le pidiera en este gobierno, y no me cabe duda de que él va a seguir siendo un gran servidor público para el futuro«, afirmó.

El adiós de otros fue discreto. Ribera se despidió de forma reservada, mientras que Espina ofreció un breve discurso, en el cual descartó un eventual regreso al Congreso. «El Parlamento es un ciclo que yo cumplí, y por ahora, simplemente quiero desear el mejor de los éxitos al Gobierno, al ministro de Defensa y, sobre todo, al Presidente Piñera, quien tiene un período difícil, pero sé que tiene la fuerza, el coraje, el amor por Chile para sacarlo adelante», detalló.

El cambio de gabinete era inminente desde que recrudeció la crisis en Chile Vamos. Horas antes de confirmarse la decisión, Blumel fue consultado por «rumores» de un ajuste ministerial. «Esa pregunta, me la han hecho mucho en los últimos días y la he respondido muchas veces y, por tanto, no hay mucho qué agregar», señaló la mañana del martes, en un balance de seguridad ciudadana. Entretanto, Rubilar indicó que el Jefe del Estado fue «claro» al insistir que todos los ministros están «bien evaluados» y cuentan con su confianza. «Y cualquier cambio de gabinete es atribución exclusiva del Presidente«, dijo en una entrevista a Radio Duna.

«No es el gabinete del rechazo»

Es el quinto ajuste ministerial durante la gestión del Presidente Piñera, efectuado a pocos días de su cuenta pública en el Congreso. «Convoco a este nuevo gabinete y a todo Chile Vamos, a emprender esta nueva etapa de Chile y de nuestro Gobierno con un verdadero espíritu constructivo con unidad, convicción y responsabilidad», pidió el Mandatario.

Con el cambio de gabinete se espera dejar atrás el traspié político al interior del Gobierno. De hecho, el primer gesto fue un acercamiento entre Desbordes y Allamand, quienes durante meses evidenciaron desacuerdos en sus opiniones. Pero enseguida fueron zanjadas las dudas.

«Hubo diferencias, eso no está en discusión entre el senador Allamand y el diputado Desbordes, pero puedo asegurar que no hay ninguna diferencia entre el ministro Allamand y el ministro Desbordes. Los dos estamos trabajando por nuestro gobierno, por Chile, y nuestra coalición. Puedo asegurar que estamos 100% de cabeza en eso», dijo el nuevo titular de Defensa.

Pese a la voluntad del oficialismo, los movimientos de ministros tuvieron otra lectura en la oposición. El presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde, afirmó que «se ha instalado el gabinete del Rechazo»; mientras que la timonel de Convergencia Social, Gael Yeomans, cree que se «está entregando a Chile al otorgarle más poder a la derecha dura del país en vez de abrir la democracia».

Los dichos llegaron a oídos de los ministros entrantes, quienes aclararon que no tienen como cometido oponerse a una posible nueva Constitución. Bellolio contestó: «Este no es el gabinete del rechazo. Yo quiero proponerles otra fórmula, es el gabinete que no quiere descansar hasta que todas las personas podamos salir bien de la pandemia y recuperarnos cuanto antes».

Los nuevos secretarios de Estado coincidieron en que se ceñirán a las tareas encomendadas en La Moneda. «El Presidente nos ha dado una misión y esa es la que vamos a cumplir como ministros de Estado, que el plebiscito del 25 de octubre se realice de la manera más segura y participativa posible. Vamos a ayudar que sean los chilenos y chilenas a que ese día concurran seguros a expresar su opinión, ese es el rol que tenemos como ministros», señaló Pérez.

Frente al clima político, el Presidente volvió a insistir en alcanzar el diálogo con diferentes sectores del país. «Pido también, con convicción y humildad, la colaboración y aportes, a través del diálogo y los acuerdos, a la oposición y a todos los parlamentarios».

La ruta de los próximos meses

El Presidente advirtió a los nuevos ministros que «son muchos y exigentes los problemas que tendremos que enfrentar, los desafíos que tendremos que cumplir, y las oportunidades que deberemos impulsar». De ahí que compartió las «principales prioridades, tareas y compromisos» durante los próximos 20 meses de su administración.

El Mandatario enumeró sus retos para el nuevo comité político, y en primer orden colocó enfrentar “con rigor, eficacia y responsabilidad la pandemia del coronavirus» y continuar con “consolidando la mejoría sanitaria, que ya completa más de 6 semanas». Como segundo objetivo apuntó a fortalecer y desplegar a «plenitud» la Red de Protección Social, con la intención de salvaguardar los empleos de los trabajadores, ingresos de las familias, apoyo a las Pymes, y reforzamiento del abastecimiento de alimentos, medicinas y otros bienes y servicios básicos.

Respecto al tercero, Piñera sostuvo que se trata de impulsar «con mucha fuerza» la recuperación de la economía del país. Su cuarta tarea está vinculada al empuje a la segunda etapa de la reforma del sistema previsional. Como quinto punto destacó «el orden público» y el resguardo de la seguridad ciudadana, para que «la delincuencia y la violencia retrocedan, y la seguridad y la paz avancen».

Por último, el Presidente se refirió a «garantizar la realización transparente, pacífica y participativa de las siete elecciones que enfrentaremos entre octubre de este año y diciembre del próximo, incluyendo el Plebiscito Constitucional«.

Lea el discurso completo del Presidente Sebastián Piñera sobre el cambio de gabinete aquí:

28jul2020 Cambio de Gabinete by El Libero on Scribd

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete