Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 06 de marzo, 2019

Los enviados de Bachelet que aterrizarán el domingo en Venezuela: quiénes son y las instrucciones que llevan

Autor:

Emily Avendaño

Justo un año después de que la ex Presidenta dejara La Moneda, un equipo de avanzada mandatado por la ahora Alta Comisionada de la ONU para los DD.HH. llegará a Venezuela. Lo integran cinco personas y permanecerá alrededor de diez días en esa nación. Entre los planes del grupo está visitar las ciudades de Caracas, Valencia, Barquisimeto y, eventualmente, Puerto Ordaz. Tras ello, realizarán un informen sobre si existen las condiciones para un viaje de Bachelet.

 

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas enviará a Venezuela un equipo de avanzada para diagnosticar si están dadas las condiciones para que sea la propia Michelle Bachelet quien vaya a ese país. Está previsto que el grupo aterrice en Venezuela el 10 de marzo y comiencen a trabajar el día 11, siempre y cuando el gobierno de Maduro no cambie de opinión y retire el permiso al equipo.

Fuentes ligadas a la oficina de la Alta Comisionada indican que el grupo incluye dos personas de la sede en Ginebra, un oficial de la Oficina Regional para América del Sur del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), con sede en Santiago de Chile, y otro de la sede en Panamá; además de un oficial de seguridad de las Naciones Unidas.

En sus planes está poder visitar, además de Caracas, otras ciudades como Barquisimeto (estado Lara), Valencia (estado Carabobo) y posiblemente Puerto Ordaz, (estado Bolívar).  Y entre sus puntos de trabajo se encuentra verificar la existencia de una emergencia humanitaria compleja, y abordar temas referidos a salud, alimentación, libertad de expresión, conflictividad social, vulneración de los derechos laborales y violación sistemática a los derechos humanos. Para ello se reunirán con organización de la sociedad civil, víctimas y también con representantes de instituciones gubernamentales venezolanas. Se prevé que puedan estar en Venezuela hasta el 22 de marzo.

Una de las personas que estarían en la delegación es Carlos de la Torre, oficial de derechos humanos. De la Torre participó en la elaboración de los informes previos sobre Venezuela, elaborados a distancia por la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, cuando el cargo lo ocupaba Zeid Ra’ad al Hussein.

El 30 de agosto de 2017 se presentó una investigación que compiló alrededor de 135 entrevistas con víctimas y familiares, testigos, organismos de la sociedad civil, periodistas, abogados, médicos, personal de primeros auxilios y miembros del Ministerio Público. “Basados en los informes del Ministerio Público y nuestras propias entrevistas, pudimos determinar que al menos 46 de las muertes registradas pudieron haber sido responsabilidad de las fuerzas del Estado y que al menos 27 personas murieron por responsabilidad de los colectivos armados”, declaró en su momento  Carlos de la Torre, en una entrevista con Noticias ONU.

La oficina del Alto Comisionado presentó otro reporte el 22 de junio de 2018, en el que se adelantaba la posibilidad de llevar el caso venezolano ante la Corte Penal Internacional por la gravedad de los hechos allí descritos. “Nuestras investigaciones muestran ciertos patrones de violaciones a los derechos humanos que, en algunos casos, como las detenciones arbitrarias o casos de torturas, han sido sistemáticas y que se repiten en varias partes del país, no son hechos aislados. Y esto puede sentar las bases para las investigaciones que la Corte Penal está haciendo”, afirmó De la Torre, en declaraciones a Efe, quien aparece citado como uno de los autores de este segundo informe. Ese texto informaba de un saldo de 505 muertos a manos de las fuerzas de seguridad del Estado, durante las llamadas “operaciones de liberación del pueblo”, ocurridas entre julio de 2015 y marzo de 2017.

Quiénes van a Venezuela han hecho un seguimiento constante de la crisis

En ambas investigaciones, los testimonios y los datos se recogieron de manera remota por falta del permiso gubernamental para visitar el país. Ahora, por primera vez y después de muchas negativas, el gobierno venezolano aceptó la visita de representantes independientes de las Naciones Unidas. “Cuando quiera ir a Venezuela, siempre es bienvenida”, dijo Nicolás Maduro, a su paso por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) realizada en septiembre de 2018.

El permiso de Maduro llega tras una resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU –que por primera vez se pronunció sobre Venezuela– “por las graves violaciones de los derechos humanos en el contexto de una crisis política, económica, social y humanitaria”. El texto exhorta al Gobierno a que acepte asistencia humanitaria y a cooperar con la Oficina del Alto Comisionado y los mecanismos del Consejo de Derechos Humanos. Además, solicita a la Alta Comisionada que prepare un informe exhaustivo por escrito –este sería el tercero– para ser presentado en su 41° período de sesiones.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza ratificó la invitación durante la plenario de la Sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas celebrada el 27 de febrero en Ginebra: “Próximamente recibiremos a su avanzada (de la ONU) para que vaya a Venezuela y con absoluta libertad pueda presenciar y ver la realidad, los efectos del bloqueo y las sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos”.

Rupert Colville, portavoz de la Oficina de la Alta Comisionada, confirmó la visita de un equipo de trabajo a Venezuela.

Organizaciones que han trabajado de cerca con la Oficina explican que todo se está manejando con mucha rigurosidad, y que, por ahora, la agenda de reuniones se mantiene en privado. Confían en que haya reuniones con todos los sectores del país, sean independientes o gubernamentales, también con víctimas de violaciones a los derechos humanos, para luego ver si existe la posibilidad de que la Alta Comisionada visite directamente Venezuela y trabaje de manera independiente.

También deben constatar otros hechos terribles. En las cárceles del estado Lara, en lo que va de 2019 han fallecido 15 personas de enfermedades prevenibles si hubiesen tenido atención médica. Por desnutrición, tuberculosis, paludismo, hepatitis. La tuberculosis está haciendo estragos en la población carcelaria”, dice Carlos Nieto Palma, coordinador de Una Ventana a la Libertad.

Para los activistas, es importante la visita y que puedan evidenciar de manera directa la crisis humanitaria que vive Venezuela. En instancias como la ONU el gobierno de Maduro ha intentado invisibilizar la crisis, con casos como el del relator Alfred de Zayas, quien visitó Venezuela a finales de 2017, y elaboró un texto en el que refiere “manipulación artificial del precio internacional del petróleo, la alteración del riesgo país y el ataque a la moneda venezolana”. Destacan que quienes irán ahora a Venezuela son personas de mucha trayectoria en la Organización de Naciones Unidas que han hecho un “seguimiento constante” de la situación de Venezuela.

Carlos Nieto Palma, coordinador de la ONG Una Ventana a la Libertad –que vela por los derechos de los encarcelados–, opina que la expectativa está en que “de verdad” ocurra la visita y que se dé en las condiciones que el equipo de trabajo solicitó. Hace hincapié en que se trata de una visita exploratoria. Sugiere que el grupo de avanzada vaya a los Centros de Detención Preventiva que, sin ser cárceles propiamente dichas, se han convertido en ellas.

“También deben constatar otros hechos terribles. En las cárceles del estado Lara, en lo que va de 2019 han fallecido 15 personas de enfermedades prevenibles si hubiesen tenido atención médica. Por desnutrición, tuberculosis, paludismo, hepatitis. La tuberculosis está haciendo estragos en la población carcelaria. Es mucho lo que tienen que hacer y no son muchos días los que podrán estar acá”, dice Nieto Palma.

Y subraya que lo ideal sería que Michelle Bachelet, como cabeza de la organización, pudiera concretar su visita. Otras ONGs venezolanas como Provea también han sido contactadas por la Oficina de la Alta Comisionada.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: