Publicado el 06 de enero, 2020

Las sorprendentes coincidencias entre los siete imputados por destruir el Metro

Autor:

Emily Avendaño

A dos meses y medio de los ataques incendiarios a 20 estaciones de Metro, El Líbero revisó las audiencias de formalización de los siete imputados. Se hallaron detalles que muestran patrones comunes: cuatro fueron procesados por el delito de incendio; de ellos dos actuaron en conjunto en la estación La Granja y los otros dos se concertaron para actuar en Pedrero. Los cuatro arremetieron contra estaciones cercanas a su lugar de residencia o que les eran conocidas. Los que fueron contra Pedrero eran tío y sobrino, de 35 y 16 años de edad, respectivamente. Mientras, los dos imputados por atacar la estación La Granja, uno tenía 36 años y el otro 20.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Pocas veces se tienen antecedentes tan claros de una concertación previa para la comisión de un ilícito”, dijo la jueza a cargo del 13° Juzgado de Garantía de Santiago, durante la audiencia de formalización de Daniel Benjamín Morales Muñoz, de 35 años de edad, -hecha el 13 de diciembre de 2019-. El hombre es uno de los siete formalizados por la destrucción causada en el Metro de Santiago a partir del 18 de octubre. Fue su sobrino, identificado con las iniciales B.E.S.M., un adolescente de 16 años, quien la noche del 17 de octubre le envió el mensaje: “Vamos a hacer su atentado al Metro. ¿Te motivas? pero a lo loco, hacer cagar los torniquetes, con combos y todo”. Morales Muñoz, de quien se desconoce su ocupación, no dijo que no, ni intentó persuadir al joven de no hacerlo. Aceptó. 

“Te voy a avisar de la reunión. Todos encapuchados porque la estación la vamos a hacer cagar”, continuó entonces B.E.S.M., de quien luego se supo era hincha del Colo Colo y pertenecía a una de las facciones de la Garra Blanca. 

El propio 18 de octubre, ocurrió al revés: fue Morales Muñoz quien invitó al joven a concentrarse frente a la estación de Metro de Pedrero. Le compartió, vía Whatsapp una publicación del grupo Antifascistas de la Garra Blanca, que decía: “Colocolinxs, hoy a las 19:25 horas en metro Pedrero. Evasión y concentración, no más abusos #EvasionMasiva #EvadeNoPagues #EvadirNoPagarOtraFormaDeLuchar”.

De ahí en adelante, ambos quedaron filmados por las cámaras del Metro como parte de quienes destruyeron esa estación. En particular el adolescente, señalado de ser uno de los que avivó las llamas, sin recibir ningún llamado de atención por parte de su tío. La destrucción allí se estima que comenzó a las 22:10 horas. 

Más de una hora después, a cuatro kilómetros de distancia otros dos hombres -sin nexo familiar- colaboraron para causar el incendio en la estación La Granja. Se trata de Omar Enrique Jerez Meza, de 36 años de edad, y Jeremy Alex Ramírez Bravo, de 20, ambos residentes en la propia comuna de La Granja. De hecho, durante la formalización de Jerez Meza, la Fiscalía detalló que su domicilio está a 1,1 kilómetros de distancia del terminal de Metro, distancia que se recorre en cuatro minutos a bordo de un auto.

Cada uno hizo destrozos por su cuenta, pero a las 23:41 horas coincidieron en el módulo de carga de las tarjetas BIP!, para ese momento Ramírez Bravo, después de múltiples golpes había logrado romper el vidrio de la boletería, y Jerez Meza lo ayudó a entrar a la dependencia para avivar un fuego incipiente que ya había comenzado en el sitio. 

Estos son los cuatro sujetos que están formalizados por el delito de incendio en estaciones de Metro. Los cuatro son hombres y arremetieron contra terminales cercanos a su lugar de residencia, caso de La Granja; o que les son familiares, caso de Pedrero, estación en la que hay que bajarse para ir al estadio de Colo Colo, conocido como El Monumental. Por otra parte, los tres mayores de edad están residenciados en La Granja. 

Además, los cuatro pueden ser considerados como ni-ni. La ocupación de Morales Muñoz no fue develada durante la audiencia, de B.E.S.M. se dijo que era estudiante de segundo medio y miembro del equipo de fútbol Club Deportivo Unión Santa Clara; Jerez Meza estaba desempleado -aunque es técnico en comunicaciones-; mientras que Ramírez Bravo acababa de encontrar un empleo como temporero en un viñedo de San Felipe, a donde había llegado huyendo, al saberse investigado por la policía. 

De tres se conoce su fanatismo por el fútbol, pues además de los seguidores del Colo Colo, Ramírez Bravo dejó en su cuenta de Instagram evidencias de su gusto por el equipo de Universidad de Chile. Dos atacaron estaciones de la Línea 4A -La Granja-, y dos fueron contra estaciones de la Línea 5 -Pedrero-. Dos son mayores de 35 años: Jerez Meza (36) y Morales Muñoz (35); y a dos aún se les puede considerar como jóvenes: B.E.S.M (16) y Ramírez Bravo (20). 

Lo policía dio con Morales Muñoz luego de formalizar a su sobrino y revisar las conversaciones que este tenía en su celular. Asimismo, Ramírez Bravo supo que lo buscaban al verse en el video proyectado durante la audiencia de formalización de Jerez Meza, pues su rostros quedó claramente visible en el video tomado por una de las cámaras de la estación. 

Siete son hombres, actuaron en estaciones que les eran conocidas y seis son NI-NI

Los otros tres imputados fueron formalizados por los delitos de daño calificado e infracción a la Ley de Seguridad del Estado. Los tres, asimismo, arremetieron contra estaciones de la Línea 5. Se trata de Roberto Campos Weiss (San Joaquín); Juan Manuel Castillo Pizarro (Las Parcelas); y Marco Bastián Labra Canales (El Sol). 

En cada uno de estos casos los hombres también actuaron en su barrio o en lugares que les son familiares: Campos Weiss impartía clases particulares cerca del Metro San Joaquín, Labra Canales está residenciado en Pudahuel y Castillo Pizarro es un indigente “que se desplaza principalmente por las inmediaciones del sector donde se encuentra el Metro Las Parcelas y la estación de servicio Copec, donde habitualmente cuida vehículos para juntar dinero”, de acuerdo con el informe policial. 

En consecuencia, del total de imputados, siete son hombres y los siete actuaron en estaciones que les eran conocidas y a seis de ellos -con excepción de Campos Weiss- pueden ser considerados ni-ni, es decir que no estudian, ni trabajan. 

Aunque la ocupación de Labra Canales tampoco fue dicha en su formalización, se supo que este no era su primer encuentro policial, pues antes había sido sobreseído por delitos vinculados a la Ley 20.000 referida al tráfico de estupefacientes. La policía al allanar su residencia encontró ocho plantas de marihuana. Además de un chaleco antibalas con el logo del Metro, un uniforme completo del Metro, con sus respectivos zapatos de seguridad, computador y teléfono, especies que sustrajo de la estación El Sol, el día de su ataque perpetrado el 21 de octubre pasadas las 17:00 horas. “Procedió de una manera concertada junto con al menos 8 personas a ingresar fracturando puertas y protecciones a dependencias interiores del recinto de la referida estación intermodal”, se describe en su formalización. 

En total, en ese episodio se robaron del terminal diversos elementos propios de la función de vigilantes, tales como 50 credenciales, 32 equipos de radio, 50 chalecos antibalas, 36 grilletes de seguridad, 50 bastones de madera, 50 bastones retractiles, 50 fornituras con funda para revolver, 50 uniformes de vigilante, 2 computadores y un proyector.

El otro de los imputados que había sido vinculado con anterioridad a delitos era Morales Muñoz, a quien en 2007 se le señaló por porte ilegal de arma de fuego, robo y amenazas. 

Si se mira el grupo de siete imputados cuatro son mayores de 35 años: Castillo Pizarro (37) y Campos Weiss (36), se suman así a Jerez Meza y Morales Muñoz; y tres son jóvenes, pues Labra Canales tiene 23 años de edad; y solo a dos, de los siete, se les conoce profesión: Campos Weiss, profesor de Matemáticas, y a Jerez Meza, técnico en comunicaciones.  

Campos Weiss y B.E.S.M fueron identificados gracias al rastreo de sus redes sociales; y los mensajes en el celular de este último permitieron dar con su tío Morales Muñoz. 

En el caso de Jerez Meza un testigo anónimo se acercó a un policía y lo señaló como uno de los responsables de los daños en La Granja, información que luego fue corroborada con un peritaje antropomórfico de su rostro. 

La mamá de Ramírez Bravo fue quien lo identificó frente a Carabineros. “Se parece mucho a mi hijo”, dijo a los oficiales que le mostraron su fotografía durante un empadronamiento casual. Castillo Pizarro era conocido por la Brigada de Investigación Criminal de Maipú, ya que el 20 de octubre había sido detenido por violar el toque de queda. Por último, Labra Canales fue identificado por personal docente del Liceo Luis Amunátegui, donde cursó 4to año medio, y por personal del Boston College La Farfana, su otro centro de estudios, también durante un empadronamiento en el que se mostró su fotografía en las cercanías de El Sol. También los testigos que grabaron el video en donde se le observa cometiendo desmanes en dicho lugar lo identificaron. 

La destrucción en el Metro tuvo como saldo 77 (de 136) estaciones con daños, 20 de ellas incendiadas (9 completamente), 41 estaciones con múltiples daños y 17 con daños menores. Además, un tren atacado en Línea 1 y cinco trenes dañados en Línea 4, de acuerdo con el comunicado emitido por la empresa de transporte.

Detenidos por daños e incendios en el Metro

Nombre: Roberto Adrián Campos Weiss

Edad: 36

Ocupación: Profesor de Matemáticas

Comuna de domicilio: Santiago

Antecedentes penales: No

Tribunal: 12º Juzgado de Garantía de Santiago

Estación afectada: San Joaquín

Delitos por los que se le imputa: Daños calificados; infracción contra la Ley de Seguridad Interior del Estado

Fecha de la formalización: 30 de octubre de 2019

Circunstancia: 

Para llegar al profesor de matemática el primer indicio fue una cuenta de Facebook, cuyo nombre es Roberto Vivaldi (Gato de Campo Semántico), y en la que aparece un meme publicado el 13 de octubre con la inscripción: “Si ellos nos pasan por arriba, nosotros pasamos por abajo” y dibujos de personas evadiendo el Metro de Santiago, acción comenzada por los estudiantes del Instituto Nacional el 7 de octubre.

Es Licenciado en Matemática, egresado de la Universidad Católica. El 17 de octubre, día de los desmanes, hizo clases particulares en el campus San Joaquín de la Universidad Católica; y además trabajaba en la Universidad del Desarrollo (UDD), según aclaró la Defensoría Penal Pública.

Los videos difundidos  permitieron que la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) de la PDI lo detuviera el 29 de octubre a las 19:05 horas en las afueras de su domicilio, ubicado en Santiago Centro, y también fueron utilizados por la Fiscalía para demostrar la participación de Campos en los hechos, al constatar que la ropa, la mochila y las zapatillas aparecidas en las imágenes estaban en su poder, objetos que entregó como evidencia.

En la grabación mostrada en la audiencia se ve a Campos rompiendo una de las puertas de salida y con el material que le quedó en la mano golpeó los validadores de la tarjeta BIP!, “uno por uno, logrando efectivamente destruirlos”, indicó el acusador al mostrar las imágenes.

El 6 de noviembre la Corte de Apelaciones de San Miguel confirmó la prisión preventiva, el 22 de noviembre el 12° Juzgado de Garantía de Santiago rechazó la solicitud de la defensa y mantuvo nuevamente la cautelar de prisión preventiva de Roberto Campos, el 3 de diciembre Corte de Apelaciones de San Miguel rechazó un recurso de amparo presentado por su defensa contra la resolución del 22 de noviembre. “Se concluye que no existen antecedentes que den cuenta de algún acto u omisión arbitrario o ilegal que haya vulnerado la libertad personal y seguridad individual del amparado, por lo que no se advierte por esta Corte la necesidad de adoptar alguna medida a su favor”, decía el fallo. Esta decisión fue confirmada por la Corte Suprema el 10 de diciembre.

El 16 de diciembre se revisaron nuevamente sus cautelares y se lo mantuvo en prisión preventiva. Hasta que el 23 de diciembre la Corte de Apelaciones de San Miguel revocó la prisión preventiva tras establecer que existen otras medidas para asegurar la comparecencia del recurrente a los actos del procedimiento. Quedó con arresto domiciliario nocturno desde las 22:00 hasta las 06:00 horas del día siguiente, firma semanal ante la Comisaría de Carabineros más cercana a su domicilio, la prohibición de salir fuera del territorio nacional y la prohibición de ingresar a cualquier estación del Metro de Santiago.

El 26 de diciembre en el 12° Juzgado de Garantía de Santiago hubo una audiencia para reformalizar sus cargos. La formalización fue por los mismos hechos, pero cambiando la figura de daños simples a daños calificados.

El profesor está relacionado con la destrucción de 5 torniquetes, 2 validadores y 1 puerta lateral de la estación de la Línea 5, por un monto estimado de $27.846.580.

En una primera etapa del proceso era defendido por el abogado rodriguista Lorenzo Morales Cortés, de la organización Defensoría Popular. 

Nombre: Omar Enrique Jerez Meza 

Edad: 36

Ocupación: desempleado, técnico en comunicaciones

Comuna de domicilio: La Granja 

Antecedentes penales: No

Tribunal: 12º Juzgado de Garantía de Santiago

Estación afectada: La Granja

Delitos por los que se le imputa: Daños calificados, incendio con peligro para las personas

Fecha de la formalización: 8 de noviembre de 2019

Circunstancia: 

El domicilio de Omar Jerez Meza queda a 1,1 kilómetros de distancia de la estación de Metro La Granja, distancia que se recorre en 4 minutos a bordo de un auto. Su formalización se logró gracias a videos de las cámaras de seguridad del Metro de Santiago, un peritaje antropomórfico de las imágenes, pues en ellas se veía a rostro descubierto y la policía recibió una denuncia anónima que lo acusaba de haber estado involucrado en los incendios. Además, al ser detenido se halló la ropa que tenía puesta cuando arremetió contra las instalaciones del subterráneo. 

Ingresó a la estación y con una silla trató de romper una señalética, también arremetió contra una mampara que tenía instalaciones eléctricas y ayudó a Jeremy Alex Ramírez Bravo, también imputado por incendio en La Granja a entrar al centro de recarga BIP de la estación, uno de los focos de incendio en el lugar. En el video mostrado por la fiscalía se ve cómo los agresores además sustraen un extintor de otra boletería para imposibilitar apagar las llamas, indicaron los fiscales. 

“En conjunto con los otros sujetos por medio del uso de sus piernas, manos, brazos y premunido de distintos elementos contundentes, procede a causar destrozos en ambas boleterías de dicha estación rompiendo sus vidrios y estructura, causando mismo daño en una oficina de dicho lugar, arrojando muebles a las vías férreas de la estación, y tratando de arrancar un pedestal de servicio de dicha estación, sin perjuicio de ello y encontrándose al interior de dicha estación un número no determinado de personas junto al imputado procedieron a causar un incendio a la misma consistiendo su actuar en propagar junto a otros sujetos a través de diversos elementos combustibles”, se lee en la formalización. 

Producto de su acción, la estación sufrió daños por $420.000.000, por causa del incendio en el que participó. Los daños totales de la estación correspondieron a la suma de $1.029.396.000 pesos. 

Nombre: Jeremy Alex Ramírez Bravo

Edad: 20

Ocupación: temporero en un viñedo, fanático de la U (no hay antecedentes de que pertenezca a una barra brava)

Comuna de domicilio: La Granja

Antecedentes penales: No

Tribunal: 12º Juzgado de Garantía de Santiago

Estación afectada: La Granja

Delitos por los que se le imputa: daños calificados, incendio con peligro para las personas

Fecha de la formalización: 3 de diciembre de 2019

Circunstancia: 

“Se parece mucho a mi hijo”. Eso dijo una mujer de entre 35 y 40 años de edad, contextura y estatura media, pelo largo y rubio quien mantenía sus vestimentas en mal estado de conservación y limpieza. Fue abordada por Carabineros el 20 de noviembre, poco después de las 10 de la mañana. Ese día estaban por las cercanías del Metro de La Granja portando la fotografía de un joven que habían identificado como uno de los responsables de causar daños y el incendio de la estación. De acuerdo con el reporte policial, la mujer era señalada por los residentes de la zona como una consumidora habitual de sustancias ilícitas. 

Se le hizo un control de identidad y resultó ser Carolina Andrea Bravo Valenzuela, madre de Jeremy Alex Ramírez Bravo. 

Ramírez Bravo fue el segundo formalizado por el incendio de La Granja, su rostro aparece claramente en los videos del Metro. Se le ve golpear con una silla en al menos siete oportunidades el módulo de recarga de tarjetas BIP, lanzar en tres oportunidades objetos contundentes hacia los vidrios. Al no lograr romperlos en una nueva arremetida golpea el vidrio en cuatro oportunidades y luego golpea con un objeto contundente en al menos 21 oportunidades el vidrio del módulo de carga BIP, cuando finalmente logra romperlo, limpia los vidrios del aparador, se sube al mesón y con la ayuda de Omar Jerez -ya formalizado- ingresa a la dependencia. Al interior de la boletería se cubre boca y nariz con la ropa que llevaba puesta, manipula objetos al interior de la boletería e inmediatamente después se observa cómo un fuego que había comenzado antes de manera incipiente se aviva, se sale del lugar e inmediatamente después el fuego se descontrola, según el relato del Fiscal durante la audiencia. El módulo se quemó completamente. 

Antes de su detención, Ramírez Bravo sabía que lo buscarían. Su rostro ya había quedado al descubierto en la audiencia de formalización de Jerez Meza. Lo que hizo que se fuera de su casa. Por esta razón la Fiscalía solicitó interceptar su teléfono para lograr su georeferenciación. Durante la audiencia reproducen una llamada telefónica con su “papá”, quien le aconseja que se mantenga de bajo perfil y queda en evidencia que sabía que lo buscaban. Ese fue uno de los motivos que entregó el juez a cargo para aceptar la cautelar de prisión preventiva solicitada por el Ministerio Público. 

En su cuenta de Instagram revela ser hincha del equipo de fútbol de la Universidad de Chile, aunque no se hizo alusión a que perteneciera a alguna barra brava. Su cuenta de Facebook fue cerrada el 15 de noviembre. 

Nombre: B.E.S.M 

Edad: 16 años

Ocupación: estudiante de segundo medio, miembro de la Garra Blanca

Domicilio: no se indica

Antecedentes penales: No

Tribunal: 13° Juzgado de Garantía de Santiago

Estación afectada: Pedrero

Delitos por los que se le imputa: incendio con peligro para las personas y desórdenes público

Fecha de la formalización: 7 de noviembre de 2019

Circunstancia: 

La Fiscalía Oriente señaló que el adolescente es parte de una de las facciones de la “Garra Blanca”, hinchas del Colo-Colo. Fueron precisamente las imágenes difundidas en la cuenta de Instagram del grupo las que llevaron a la identificación del joven. El adolescente fue el primer aprehendido por los incendios dentro del subterráneo y arriesga una pena de 5 años y 1 día hasta 10 años de presidio. Para dar con su identificación fue clave, además, el testimonio de su madre y de un primo, quienes lo identificaron en las imágenes e incluso le habría recriminado por haber participado en los hechos.

En la página de Facebook Antifascistas de la Garra Blanca aún está visible una convocatoria hecha el 18 de octubre: “Colocolinxs, hoy a las 19:25 horas en metro Pedrero. Evasión y concentración, no más abusos #EvasionMasiva #EvadeNoPagues #EvadirNoPagarOtraFormaDeLuchar”. Más tarde, ese mismo día, aparece publicado un video a las 22:05 horas: muestra una enorme fogata al lado de la estación del subterráneo y a varios manifestantes saltando eufóricos a su alrededor. “Que el gobierno tiemble ante el abuso hacia nuestra gente. Gracias a la rebelde juventud, a lxs colocolinxs que llegaron y a lxs vecinxs, es un momento emotivo e histórico”, dice la leyenda.

Luego se supo que el adolescente de 16 años identificado con las iniciales B.E.S.M., formaba parte de estos hinchas. Fueron precisamente las imágenes difundidas en la cuenta de Instagram del grupo las que llevaron a la identificación del joven, que quedó en internación provisoria por los 40 días que dure la investigación.

Aproximadamente a las 22:10 horas del viernes 18 de octubre de 2019, el imputado, junto a un grupo de sujetos no identificados, ingresó a la estación Pedrero de la Línea 5 del Metro, ubicada en la comuna de Macul, forzando una puerta lateral no destinada para el acceso del público.

Una vez en el interior de la estación, el grupo realizó diversos destrozos en las boleterías, torniquetes, señalética y cajeros automáticos para, luego, encender fuego al interior de una oficina administrativa, contribuyendo el imputado a aumentar el volumen de las llamas, al arrojar un líquido acelerante que generó, finalmente, un incendio que destruyó y dejó fuera de servicio a la estación.

El adolescente aprovechó una llama tenue que había al interior de una boletería y arrojó sobre ella distintos tipos de materiales que generaron un aumento exponencial del fuego. Según los bomberos, este fue un punto clave de ignición, donde el fuego alcanzó una temperatura de 600°C, logrando afectar la pared de concreto estructural de la estación.

Las imágenes fueron subidas a redes sociales, y un tercero etiqueta a @benja_1991_gv y le dice: “Buena, compadre, te siguen las cámaras”. Esto llevó a su cuenta de Facebook; se logra su identificación a través de su pertenencia al equipo de fútbol Club Deportivo Unión Santa Clara, pues su nombre figura en la nómina de jugadores para un partido.

El abogado del adolescente es Rodrigo Román, conocido por defender a implicados en casos que involucran la Ley Antiterrorista

Nombre: Daniel Benjamín Morales Muñoz

Edad: 35 años

Ocupación: No se indica

Comuna de domicilio: La Granja

Antecedentes penales: Sí. En 2007 se le acusó por porte ilegal de arma de fuego, robo y amenazas. 

Tribunal: 13º Juzgado de Garantía de Santiago.

Estación afectada: Pedrero

Delitos por los que se le imputa: incendio con peligro para las personas

Fecha de la formalización: 13 de diciembre

Circunstancia: 

Daniel Morales Muñoz se concertó telefónicamente con su sobrino Benjamín Salazar Morales (formalizado previamente) para atentar contra el Metro. 

La conversación por whatsapp comenzó el 17 de octubre de 2019 pasadas las nueve de la noche, y se prolongó hasta la madrugada del 18. 

-Vamos a hacer su atentado al Metro. ¿Te motivas? pero a lo loco, hacer cagar los torniquetes, con combos y todo -dijo B.E.S.M a su tío. 

-Ya po, y quién más -respondió Morales Muñoz. 

-El Nelson, yo. Recién puse en el grupo…

-Ya po. 

-¿Dónde están? -contesta Daniel antes de que su sobrino continúe con el resto de su respuesta.

-…para que seamos hartos. 

-No po planearlo bien primero -sigue el adolescente.

-Dale

-Y llegar a hacer certero todo.

-Dale -reitera Morales Muñoz.

-El lunes en la noche es el atentado -por el lunes 21 de octubre-, te voy a avisar de la reunión. Todos encapuchados porque la estación la vamos a hacer cagar.

-Dale -insiste Morales Muñoz.

Al leer este diálogo la Fiscalía hizo un par de acotaciones: la primera que se trata de un diálogo relevante por ser la invitación que acredita el concierto previo a la realización del atentado propuesto. La segunda es que también queda claro que se buscaba causar estragos de magnitud, lo que efectivamente ocurrió. 

El 18 de octubre a las 18:10 horas ocurre al revés, es Morales Muñoz quien primero escribe a su sobrino. Le envía una publicación del grupo Antifascistas de la Garra Blanca, que convocan ese día a las 19:25 horas en el Metro Pedrero. En el diálogo insisten en compartir la información en un grupo de whatsapp, lo que para la Fiscalía es relevante porque ilustra que se busca movilizar a más personas. 

Además de los mensajes, el Ministerio Público tiene otras pruebas que daban cuenta de la presencia de Morales Muñoz en el lugar, como la revisión del tráfico de las antenas telefónicas y su vestimenta.

La formalización señala que el imputado concurrió aproximadamente a las 19:30 horas a la estación adhiriendo a una manifestación convocada por redes sociales y alrededor de las 22:10 horas, junto a un grupo de sujetos, entre los cuales se contaba su sobrino entró a la estación forzando una puerta lateral, no destinada para el acceso público. Una vez dentro realizaron diversos destrozos a las boleterías, torniquetes, señalética y cajeros automáticos, para luego encender fuego al interior de una de las oficinas de boletería generando un incendio que afectó la estructura del edificio. Los daños ascienden a un monto total de $615.803.903. 

“En ningún momento de su actuar disuade a su sobrino o llama al orden al resto. Es todo lo contrario, tanto así que posteriormente se fotografían con el metro a sus espaldas incendiándose y llamando a una nueva convocatoria”, argumentó la jueza al dictar la medida cautelar de prisión preventiva. 

Nombre: Marco Bastián Alexander Labra Canales

Edad: 23 años

Ocupación: no se indica

Comuna de domicilio: Pudahuel

Antecedentes penales: Sí, por tráfico de estupefacientes. 

Tribunal: 9º Juzgado de Garantía de Santiago

Estación afectada: El Sol

Delitos por los que se le imputa: daños calificados, robo en lugar no habitado e infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado.

Fecha de la formalización: 16 de noviembre de 2019

Circunstancia: 

Fue identificado gracias al testimonio de testigos. Primero por personal docente del Liceo Luis Amunátegui -donde cursó 4to año medio- y luego por personal del Boston College La Farfana. También fue identificado por quienes grabaron el video que luego permitió su identificación. 

En el video se observa a al menos 8 sujetos destruyendo a viva fuerza, con diversos elementos, patadas y fuerza de brazos la zona denominada por el Metro como Centro de Preparación de Servicios de Seguridad (CPSS), que consta de una dependencia central blindada en donde se cobijan 28 revólveres, de uso reglamentario .38 y todos los aditamentos de seguridad como grilletes, esposas, credenciales, radios, atavíos de porta munición, cartuchos, cinturones, bastones.

Durante sus acciones, Labra Canales vestía un uniforme del Metro, un gorro con una linterna adosada y un pañuelo rojo que utilizaba para cubrirse la mitad del rostro. Lo que no impidió que se le identificara porque en varias oportunidades se lo quitó para limpiarse el sudor. 

Al ser detenido y revisar su residencia se encontró un chaleco antibalas con el logo del Metro, un uniforme completo del Metro, con sus respectivos zapatos de seguridad, 8 plantas de marihuana, computador y teléfono.

En Maipú la policía ya lo conocía por investigaciones anteriores por infracciones contra  ley 20.000 (tráfico de estupefacientes).

Los daños en la estación El Sol ocurrieron la tarde del 21 de octubre, luego de que en esa madrugada funcionarios de seguridad del Metro concurrieran vestidos de civil a la estación y retirasen todo el armamento allí presente. 

De acuerdo con la formalización, actuó para destruir oficinas, salas blindadas de armas, instalaciones sanitarias y eléctricas, puertas, ventanas, muebles y documentos. Labra Canales  incentivó a sus compañeros y se turnó con ellos en la acción de fuerza para vulnerar el núcleo del recinto CPSS que, hasta ese momento, se encontraba debidamente cerrado. Lograron ingresar y sustrajeron diversos elementos propios de la función de vigilantes, tales como 50 credenciales, 32 equipos de radio, con sus cargadores, 50 chalecos antibalas, 36 grilletes de seguridad, 50 bastones de madera, 50 bastones retractil, 50 fornituras con funda para revólver, 50 cubrecabezas, 50 uniformes de vigilante, 2 computadores y un proyector. Después de esto prendieron fuego en el lugar indicado. 

Se trata del primer imputado de una investigación más larga.

Nombre: Juan Manuel Castillo Pizarro

Edad: 37

Ocupación: indigente, cuida vehículos cerca de una estación de servicio.

Comuna de domicilio: Maipú

Antecedentes penales: No.

Tribunal: 9º Juzgado de Garantía de Santiago

Estación afectada: Las Parcelas 

Delitos por los que se le imputa: daños calificados e infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado.

Fecha de la audiencia: 5 de diciembre de 2019

Circunstancia: 

El 18 de octubre de 2019 alrededor de las 15:00 horas se concentró un grupo de manifestantes en las afueras de la estación de Metro Las Parcelas. Mientras que el incendio comenzó a eso de las 23:00 horas. Se podía apreciar con claridad ya que Las Parcelas es una estación emplazada sobre superficie.

A las 22:49:08 horas ingresa un hombre a la estación vestido con chaqueta gris, polera roja, pantalón oscuro y un gorro de color blanco y gris en la cabeza. Cuando la cámara vuelve a tomarlo llevaba en sus manos parte de una cámara de seguridad; y luego se le ve saliendo de la estación con un extintor en las manos.

En otro momento golpea en 16 ocasiones el vidrio del Punto de Carga BIP. Luego vuelve arremeter con una barra golpeando el punto de carga al menos 5 veces. Repite la acción otras nueve veces con un extintor. 

Cuando las imágenes fueron exhibidas ante la Brigada de Investigación Criminal de Maipú lo identifican, ya que el 20 de octubre había sido detenido por violar el toque de queda. “Es un indigente y se encuentra en situación de calle, el cual se desplaza principalmente por las inmediaciones del sector donde se ubica el Metro Las Parcelas y la estación de servicio COPEC, donde habitualmente cuida vehículos para juntar dinero”, describió un oficial de policía. 

En la estación, la boletería ubicada en el piso 1 estaba totalmente calcinada al igual que las paredes superiores de la dependencia. Sumado a la destrucción de escaleras, cajeros automáticos, torniquetes de acceso y puertas.

Días después del incendio, según el testimonio de un testigo: “Llegó el hombre que cuida autos, el mismo que aparece en el video que me exhibieron, quien se acercó a mí a rostro descubierto, en compañía de otro hombre, quien venía con el rostro cubierto con una capucha gris. En ese momento me dijo que abrirían el cajero del Pronto COPEC”. Al día siguiente efectivamente fue a la estación a intentar llevarse el cajero, lo que fue impedido por el jefe del servicio. 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete