Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 24 de mayo, 2019

Las razones del optimismo del gobierno en el crecimiento, a pesar de los malos augurios

Autor:

Mariela Herrera

Las cifras entregadas el lunes por el Banco Central, que mostraron un bajo crecimiento en el primer trimestre, generaron que el propio oficialismo le pidiera al gobierno «ajustar las expectativas a la realidad». Aún así, el Ejecutivo se mantiene optimista. Reiteran que sí se logrará llegar a un crecimiento de un 3,5% y para esa proyección consideran clave cifras como el aumento de la inversión y del consumo, además de la «normalización» del sector minero.

Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Lo reiteró ayer desde París el ministro de Hacienda, Felipe Larraín. Lo hizo antes el Presidente Sebastián Piñera cuando lanzó, el miércoles, el plan Clase Media Protegida. El discurso es uno en el gobierno: sí se alcanzará un crecimiento de un 3,5% en 2019.

«Este año Chile nuevamente va a encabezar el crecimiento en América Latina, va a superar al promedio del mundo, pero requiere naturalmente el esfuerzo y el compromiso de todos», dijo el Mandatario. Palabras similares a las del jefe de las finanzas públicas que se encuentra en la Reunión del Consejo de Ministros de la OCDE. Desde Francia señaló: «Estoy convencido de que vamos a tener un mucho mejor segundo semestre» y reiteró que la proyección se mantenía en un 3,5%. «Es también el rango medio de la proyección que tiene el Banco Central, y también la que plantean algunos analistas».

Para muchos, ese optimismo choca con las últimas cifras conocidas. Especialmente luego de que el lunes, el Banco Central diera a conocer las Cuentas Nacionales del primer trimestre. En el informe se muestra una expansión de la actividad económica de 1,6% los tres primeros meses de este año, esto es, un PIB muy por debajo de lo esperado, en donde incidió de manera importante la caída de la minería.

Tal ha sido el escenario que desde el mismo oficialismo se le pidió al Ejecutivo «ajustar las expectativas a la realidad», planteamiento que hicieron los representantes de Chile Vamos en el comité político ampliado del lunes.

Pero a pesar de este escenario en el gobierno se muestran confiados. Y consideran como factores clave el consumo, la inversión, las exportaciones y el gasto del gobierno.

Aumento en el consumo de los hogares y crecimiento de la inversión

«Una tormenta perfecta». De este modo califican lo que vivió la minería el primer trimestre que dio como resultado una caída de 3,6%. Así, de hecho, lo explica el informe del Banco Central: «El resultado en la minería del cobre obedeció tanto a menores leyes del mineral, como a mantenciones realizadas en grandes yacimientos. Adicionalmente, se registraron factores climáticos adversos durante febrero que mermaron la producción de yacimientos ubicados en el norte del país».

Pero la «tranquilidad» que esto entrega es que se deberían conjugar los mismos factores como para que se repitiera un escenario similar, cosa que ven prácticamente imposible. Además, tras las informaciones surgidas ayer sobre una posible baja en la producción de Codelco -en particular por el cambio de Chuquicamata de rajo abierto a subterránea-, la estatal salió a aclarar el panorama: «Chuquicamata subterránea, junto a otros cinco proyectos estructurales de Codelco, permitirán mantener una producción en torno al millón 700 mil toneladas». Y agregaron que con esto se mantendrá el nivel de producción «por al menos 10 años».

Despejado ya el tema minero, en el gobierno miran con atención otras cifras, como la inversión. Esta aumentó 2,9% en el trimestre, lo que promedia un 4,7% desde el comienzo de la actual administración. Ese 2,9% «está impulsado tanto por el componente construcción y otras obras como por el componente maquinaria y equipos», según se lee en el informe del Banco Central. En construcción, además, el Ejecutivo ha analizado cifras que muestran que durante el primer trimestre de este año, esta actividad creció un 2,8%, lo que está explicado, principalmente, por obras de ingeniería en sectores mineros y de electricidad, además de un aumento en las actividades especializadas.

Además, tienen a mano los datos del último estudio de la Corporación de Bienes y Capital. En él se muestra que la inversión crece en 4,7% para el período 2019-2022 lo que sumarían US$53 mil millones.

Clave también es considerado el consumo de los hogares. Y este presentó un aumento del 2,9%, que se explica por el consumo de servicios en salud privada y por el gasto en turismo. Más en detalle, el Banco Central señala que «resultado en bienes no durables se explicó por un mayor consumo de combustibles, y por un aumento acotado del gasto en alimentos y vestuario». Por otra parte, «la caída de durables se explicó por menores compras de automóviles, efecto parcialmente compensado por un mayor gasto en equipos computacionales y televisores».

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: