Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 19 de mayo, 2019

Las lecciones de Chile para Venezuela… y viceversa

Autor:

Emily Avendaño

Esta semana visitó Chile Ricardo Hausmann, representante de Venezuela ante el BID,  designado por Juan Guaidó. En un encuentro con la comunidad de inmigrantes de su país destacó cómo las políticas económicas chilenas son un buen modelo a seguir. Hace dos días el CATO Institute publicó «Cinco razones por las que el Chile capitalista es mejor que la Venezuela socialista». Y en el mismo período Mauricio Rojas lanzó el libro «Inmigración y emprendimiento», en donde destaca el nivel y el aporte de los venezolanos en el país. Todo, muestras de los»nuevos intercambios» que se están produciendo entre ambos pueblos.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La tarde del miércoles 15 de mayo, Ricardo Hausmann estuvo respondiendo preguntas durante más de dos horas. Ingenieros, economistas, empresarios, emprendedores, abogados, profesionales venezolanos, en general, querían escuchar lo que tenía para decir el director del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y, desde el 28 de febrero, gobernador principal de Venezuela ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sobre la recuperación económica de la nación que otrora fuese una potencia petrolera.

Hausmann ha trabajado durante años en lo que ha llamado el “plan para la mañana siguiente”, es decir en las medidas que deberá tomar su país para cuando el régimen de Nicolás Maduro finalmente entregue el poder. Venezuela padece un colapso “catastrófico” de su economía. Los precios se han estado elevando a tasas hiperinflacionarias por más de 13 meses seguidos. Tanto que, de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, la inflación de 2019 será de 10.000.000% y el PIB caerá 25%.

El incentivo que se necesita es tener un ambiente de negocios que empodere a la gente. No donde el gobierno tenga que estimular artificialmente las cosas. En eso, este país es un ejemplo importante. En Venezuela está todo por hacer”.

La industria petrolera, por la que era reconocida en el mundo, ya no produce si quiera un millón de barriles diarios. Cuando Hugo Chávez llegó a la Presidencia en 1998, el país producía cerca de 3,5 millones de barriles al día. En abril de 2013, cuando Maduro fue elegido, rondaban los 2,7 millones de b/d. En marzo de 2019, la producción de petróleo crudo de Venezuela promedió 840 mil barriles por día; menos que los 1,1 millones b/d que hubo en febrero. Una situación grave en vista de que más del 90% de las divisas de la economía venezolana dependen de su exportación de crudo.

«El país necesita mucho más que petróleo”, dijo el economista con respecto a la necesidad de diversificar la economía y, en ese sentido, puso a Chile como ejemplo. “Chile no se construyó a punta renta petrolera. Atrajo miles de millones de dólares en inversiones gracias al sector minero, y no se paró en el cobre. Se metieron en salmones, frutas, vinos”, argumentó. “El incentivo que se necesita es tener un ambiente de negocios que empodere a la gente. No donde el gobierno tenga que estimular artificialmente las cosas. En eso, este país es un ejemplo importante. En Venezuela está todo por hacer”.

Precisamente la libertad económica y el menor control del Estado son algunos de los puntos que destaca Cato Institute en la reciente publicación «Cinco razones por las que el Chile capitalista es mejor que la Venezuela socialista». En el texto  de Marian Tupy y Alexander Hammond se lee: «En 2016, Chile fue la decimoquinta economía más libre del mundo. Mientras tanto, Venezuela, pasó de ser la 15ª economía más libre del mundo en 1975 a ser la menos libre en 2016». Datos que también se destacan en el video realizado por el cientista político Luis Ahumada, quien actualmente se desempeña como asistente de producción del departamento de multimedia del Cato Institute. El material se basa en el trabajo realizado por Juan Carlos Hidalgo, analista de Políticas Públicas para América Latina del Cato Institute.


En el texto de Tupy y Hammond se muestra cómo las políticas llevadas a cabo en los últimos 40 años en el país muestran resultados de un aumento en la expectativa de vida, baja en la mortalidad infantil. Cifras que en Venezuela, van a la inversa. «A medida que la libertad económica aumentó en Chile, también aumentó el ingreso per cápita (ajustado a la inflación como paridad del poder adquisitivo), que pasó de ser el 32% del venezolano en 1975 a ser 287% del mismo en 2019. Entre 1975 y 2019 la economía de Chile creció un 293% mientras que la de Venezuela se contrajo un 54%».

Y ese tipo de contrastes, para lograr aprendizajes, destacó también Hausmann en su paso por Chile. En su charla a mediados de semana destacó la industria de las frutas y la “tecnología de super punta” que aplica. “Chile desarrolló los arándanos. El boom arándanos en Chile se corrió a Argentina, con tecnología chilena. Después llegaron a Perú. Ahora que existe este vínculo hay mucho que se puede ir aprendiendo”, ejemplifica. “Chile revolucionó la industria del retail. Ahora tienen multinacionales, algo de eso tendrá que llegar a Venezuela”.

«La llegada de los venezolanos es un regalo que nos está haciendo Maduro»

«La llegada de los venezolanos, que siguen llegando por lo que pasa en Venezuela, que es terrible, es un regalo que nos está haciendo Maduro» dijo en T13 Radio Mauricio Rojas cuando comentó su reciente libro «Inmigración y emprendimiento».

Agregó: «Es gente calificada, gente joven, con nivel educacional muy alto. Ese va a ser un aporte extraordinario para Chile». Algunos de estos datos, Rojas los desarrolla en el estudio que escribió para el Centro de Investigación de
Empresa y Sociedad de la Universidad del Desarrollo. «Los venezolanos muestran un alto nivel educacional, ubicándose por sobre todos los demás grupos latinoamericanos y solo algo por debajo de estadounidenses y españoles».

Y es ese nivel que muestran, en promedio, los cerca de 290 mil venezolanos en Chile y cómo se han sumado a diversas áreas de la economía, es una de las «lecciones» que el país recibe de vuelta. Según el trabajo realizado el año pasado por la Organización Internacional para las Migraciones «la población venezolana entrevistada se caracteriza por tener una alta calificación académica, con un 63% de profesionales. En Venezuela se desempeñaban mayormente en las categorías de «profesionales científicos e intelectuales”, “trabajadores de servicios y vendedores de comercios y mercados”, y “técnicos y profesionales de nivel medio”.

En Chile, en cambio, un 51,2% de ellos «labora en servicios o como vendedores de comercios y mercados y un 17% en ocupaciones menores», según la OIM, lo que muestra una sobrecalificación de estos inmigrantes. Otros, en todo caso, se han logrado insertar en sus mismas áreas.

Esto último, según explicó Hausmann es una ventaja para la labor de reconstruir Venezuela, luego de que Maduro salga del poder en Venezuela. «Tenemos todo un país que reconstruir y los emprendedores que creen organizaciones que probablemente hoy no existen. Pero no es para después”. Asevera que la ventaja de regresar es que los venezolanos que están afuera continuaron desarrollándose en sus respectivas áreas, por lo que están al día con las tecnologías y las nuevas maneras de hacer las cosas.

No obstante, aclara que las diásporas nunca regresan completas, en lo cual tampoco ve una desventaja: “Pueden ser increíblemente útiles al país. La tesis de uno de mis estudiantes muestra que al tener una diáspora, comercias e inviertes más en el país huésped. Eso implica que los vínculos económicos entre Venezuela y Chile van a ser mucho más profundos”.

Y subrayó: “Venezuela tiene futuro promisorio, pero hay que ubicarse. Estamos en una catástrofe, la inflación es de millones, la economía colapsada. Hay mucho que recuperar. Se trata de hacer lo necesario para alcanzar un gobierno de transición y que haya elecciones libres. En Chile en este momento se debaten cambios en el sistema de seguridad social. Ese es el juego de la democracia, y nosotros deberíamos poder llegar a una situación donde podamos tener esas discusiones”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: