Publicado el 11 de diciembre, 2019

La frágil representatividad de los estudiantes que siguen llamando a movilizarse

Autor:

Bastián Garcés

La Confech convocó a una nueva marcha para este jueves con la que buscan exigir, entre otras cosas, una «educación no sexista y sustentable», y pedir la liberación de Roberto Campos, profesor imputado de dañar gravemente la estación del Metro San Joaquín durante el comienzo de la crisis. Sin embargo, tanto la directiva de la Fech como de la Feusach, que encabezan los llamados a salir a la calle, funcionan hoy bajo un régimen interino debido a la falta de quórum en las últimas elecciones de la federación de la U. de Chile y la renuncia de la mesa completa en la U. de Santiago.

Autor:

Bastián Garcés

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Nos hemos encontrado para articularnos y proponernos potenciar la movilización social, levantando una convocatoria en que esta semana llamamos a todos a salir a las calles para reivindicar una agenda por la dignidad de la educación», afirmó el lunes la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) Emilia Schneider mientras daba a conocer la convocatoria a una movilización nacional para el jueves de estudiantes de la Confech.

Una idea que fue reforzada por la representante de la mesa interina de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile, Feusach, Carolina Cataldo, quien profundizó en el petitorio de los universitarios que se han mantenido movilizados desde el 18 de octubre. Una Comisión Permanente de Verdad, Justicia y Reparación; el retiro de proyectos de ley de Sala Cuna Universal y Antisaqueos e, incluso, la liberación del profesor Roberto Campos –acusado de participar en la destrucción de la estación del Metro San Joaquín-, fueron parte de las demandas que realizaron los jóvenes.

Las organizaciones han presentado un discurso duro desde el estallido de la crisis. De hecho, tanto la Fech como la Confech -de la cual la Feusach es parte- forman parte de la Mesa de la Unidad Social, organismo que agrupa a diversas organizaciones gremiales y sociales que tienen vínculos con el Partido Comunista y el Frente Amplio. De hecho, la propia Schneider es militante de Comunes.

A comienzos de esta semana, por ejemplo, la presidenta de la Fech estuvo presente una manifestación realizada por Unidad Social en el frontis de la Corte Suprema. «Ahora como Unidad Social empezamos la ocupación de Plaza Tribunales; campamento dignidad. Estamos acá exigiendo que las autoridades se hagan cargo de las violaciones a DD.HH. y la agenda social del movimiento social», posteó en su cuenta de Twitter.


Pese a que los estudiantes han llamado a continuar con las movilizaciones, las convocatorias han disminuido con el correr de los días. De hecho, el apoyo a las movilizaciones, según la última Cadem pasó del 68% al 59%, algo que ha llevado a los dirigentes a replantearse la forma para abordar las protestas. Sin embargo, ese no debería ser el único factor que debería preocupar a los líderes universitarios. Ya que sus propios liderazgos han presentado problemas a lo largo del año.

El caso más emblemático es el de la misma Fech. En las últimas elecciones para conformar la directiva del máximo organismo de la Universidad de Chile no se alcanzó el quórum mínimo para declarar válida la elección. De hecho, la participación fue tan baja -votó el 25,8% del padrón-, que no alcanzó el piso del 30% para extender un día más el proceso y, de esa forma, tratar de llegar al quórum del 40% de estudiantes habilitados para sufragar.

Esto derivó en que asumiera una mesa interina con el mandato de convocar a nuevas elecciones en un plazo de seis meses, la que quedó integrada por Emilia Schneider (Comunes), Nicole Martínez (Revolución Democrática) y Millaray Huaiquimilla (Partido Comunista).

Pese a este mandato, la directiva interina decidió postergar las elecciones para el próximo año, al igual que la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica. Una decisión que el máximo organismo de estudiantil de la Universidad de Chile decidió a comienzos de noviembre, mes en el que el plazo vencía. «Como estudiantes, no queremos estar ausentes de esta lucha social», aseguró en la ocasión Schneider quien además sostuvo que «ésta fue una decisión unitaria con todos los CC.EE. (centros de estudiantes)».

Aunque este no ha sido el único problema que ha debido enfrentar la mesa. Durante la toma de la Casa Central de U. de Chile, que terminó a fines de la semana pasada, los ocupantes del edificio vetaron a los partidos que firmaron el Acuerdo por la Paz Social y una nueva Constitución, entre ellos RD y Comunes, y al Partido Comunista «por su rol en la violencia ejercida por parte del Estado en La Araucanía». Precisamente, colectividades en las que militan las integrantes de la mesa directiva.

Una situación similar a la que vive la directiva de la Feusach. Los cinco integrantes que la componen actualmente debieron asumir de urgencia a mediados de junio pasado luego de que la totalidad de la mesa que ganó las elecciones de diciembre del año pasado renunciara. Dimisiones que se generaron luego de una pugna entre el entonces Movimiento Autonomista -que encabezaba la federación- y Revolución Democrática por acusaciones cruzadas de probidad y transparencia.

Esto generó que el máximo organismo estudiantil de la Universidad de Santiago estuviera acéfalo por un tiempo hasta que en julio se conformó una mesa interina compuesta por 5 representantes estudiantiles. Sin embargo, desde el interior de la casa de estudios sostienen que al ser una situación tan anormal el estatuto no contemplara una regulación exacta sobre cómo actuar en estos casos e, incluso, comentan que al menos dos integrantes ya habrían renunciado a su cargo. Si bien, la mesa tiene el mandato de convocar a nuevas elecciones esto no puede llevarse a cabo porque la Usach se encuentra en paro, algo que imposibilita la elección del Tricel que da comienzo al proceso electoral.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete