Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de agosto, 2019

«Las autoridades de la U. de Chile han hecho vista gorda a la violencia», acusa alumna golpeada por encapuchados

Autor:

Bastián Garcés

Polette Vega fue agredida en el campus Juan Gómez Millas, por quienes la identificaron como simpatizante de centroderecha. Este lunes la joven asistirá a la comisión de Educación de la Cámara de Diputados en donde el rector del plantel, Ennio Vivaldi, y la presidenta de la Fech, Emilia Schneider, se referirán a la situación. La estudiante afirma que estos hechos no son «abordados por ninguna política institucional de la universidad».

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Este lunes la estudiante de la Universidad de Chile, Polette Vega, que fue agredida por encapuchados el miércoles 10 junio en el campus Juan Gómez Milla, asistirá a la comisión de Educación de la Cámara de Diputados. No será su primera vez en el Legislativo, el martes pasado visitó la instancia para entregar su testimonio. Ahora la joven lo hará para escuchar la postura frente al hecho del rector de la casa de estudios, Ennio Vivaldi, y de la presidente de la Fech, Emilia Schneider.

Los representantes de la Casa de Bello visitarán la comisión días después de que se produjera otro hecho de violencia en el campus ubicado en el recinto de Avenida Grecia. En el lugar, el viernes 26 de junio, encapuchados golpearon al hijo de la diputada PPD e integrante de esa instancia Cristina Girardi, dejándolo con un traumatismo encéfalo craneano y fracturas en su mano y nariz.

Polette Vega relata a El Líbero la agresión que vivió a comienzos de junio. «Ese miércoles estaba en la biblioteca de la Facultad de Ciencias Sociales con una amiga y un amigo haciendo trabajos. Como a las tres y media fuimos al casino y vimos que estaban los encapuchados en el centro del patio«, recuerda la estudiante. «Los capuchas -que se estaban enfrentando con Carabineros- comenzaron a acercarse para sacar bombas molotov, las que estaban en una caja próxima a nosotros».

La joven afirma que fue en ese momento cuando dos encapuchados se pusieron a conversar. Minutos después uno preguntó: «¿Quién es la facha? ¿Quién es de la Centro Derecha Universitaria (CDU)?». La estudiante, impulsada por la adrenalina, respondió: «Yo soy la facha, ¿qué me vas a hacer?». Fue el comienzo de los minutos más tensos que ha vivido la alumna de Trabajo Social.

«Me comencé a acercar a ellos, pero una encapuchada apareció de la nada. Me empujó, me tiró contra una pared, yo retrocedí pero me siguió empujando. Fue ahí cuando se metió más gente que nos separó, pero los encapuchados me señalaron a mí porque a principios de año postulé a consejera Fech, y como son paranoicos tienen identificada a la gente», asegura Vega. Ante la agresión la joven comenzó a grabar los hechos lo que generó que sus agresores intentaran quitarle su celular. Fue en esos instantes que otro alumno trató de calmar la situación, pero también fue golpeado.

A raíz de los gritos un funcionario de la casa de estudios abrió una puerta del edificio para que los alumnos pudieran resguardarse, aunque antes de entrar Vega recibió una última agresión: «Una chica se acercó por detrás para agarrarme del pelo e intentar botarme, pero no pudo«, afirma la estudiante quien subió el video a su cuenta de Twitter, razón por la que fue contactada por la diputada María José Hoffmann quien la invitó a la comisión de Educación para dar a conocer su caso.

«Yo era trotskista, pero me di cuenta de que los cambios que estaba haciendo son los que llevan a empeorar la sociedad»

Polette Vega (27) ingresó a la Universidad de Chile en 2016, antes de estudiar Trabajo Social sacó una carrera técnica y trabajó para poder cumplir su sueño de obtener un título profesional relacionado con las ciencias sociales. Aunque la joven que llegó a la casa de estudios hace 4 años no es la misma que fue agredida a principios de junio.

«Yo era trotskista, me gusta la política para hacer cambios sociales, pero me di cuenta de que los cambios que estaba haciendo son los que llevan a empeorar la sociedad», explica la estudiante sobre sus primeros años al interior de la casa de Bello. Entre 2016 y 2017, Vega fue parte de uno de los grupos de izquierda más radicalizados de la Universidad de Chile, el mismo sector que logró instalar en 2017 a Bárbara Brito como vicepresidenta de la Fech.

A mediados de 2017, vivió un proceso de reflexión que la llevó a ser una «conversa»: pasó de defender las ideas del revolucionario ruso León Trotski a abrazar el liberalismo. Es por eso que dice: «Yo sé cómo funciona la ultraizquierda, estaba ahí, pensaba como ellos y quería sacar a los fachos de las universidades. Ahora me di cuenta de cómo es la cosa, es criminal«.

De hecho, ese cambio le costó perder a su círculo de amigos. «No me saludan, cuando me pegaron uno de ellos se acercó, pero para decirme que dejara de hacer show«, cuenta la joven.

-Entró a la Universidad de Chile en 2016, ¿cómo ha sido el cambio político que ha visto en la casa de estudios?

-Cuando entré el 2016 algo quedaba de civilidad. Ahora no hay militancia activa dentro de la Facultad, está absolutamente descompuesta, hay dos o tres militantes más grandes que están tratando de orientar los paros porque esta gente no sabe ni siquiera cómo hacer un paro, no saben cómo votar. Tuvimos que decirles que acá votamos los paros en urna. Ellos hicieron una votación para ver si usaban las urnas o la hacían por asamblea. El movimiento feminista derribó toda la militancia, se desmoralizó, se salió y dejó de hacer política, fue una purga generalizada. Ahora hay personas descolgadas, que se comienzan a radicalizar, no tienen formación política, no saben cómo funcionan los espacios ni siquiera tienen un horizonte. No tienen un respeto por la institucionalidad.

Una pregunta de fondo es si dentro de la Universidad de Chile existe o no libertad para pensar y expresar ideas contrarias a la visión hegemónica».

-¿Cómo fue su época como simpatizante de ultraizquierda?

-Cuando entré a estudiar me hice amiga del centro de estudiantes. Me encapuché, pero nunca tiré piedras ni agredí a una persona, porque eso iba mucho más allá de mí, tengo conciencia de que detrás del traje hay una persona y no le iba tirar algo a una persona. Lo que sí hacíamos era cortar calles, sacábamos materiales para que otra persona les prendiera fuego. Por eso digo, que en la universidad se permiten estos actos, porque llegaba la encargada de seguridad y nos decía «cuídense chiquillos, si pasa cualquier cosa me tienen que llamar».

-¿En su campus le reprochan haber cambiado su postura política?

-Intentan avergonzarme por eso. Después de que pasó todo esto, la gente que me tiraba mala onda por abajo se sacó la máscara y comenzó a hacer publicaciones en sus redes sociales diciendo que no me hicieran caso, que desmintieran la noticia, que era mentirosa, que me inventé todo, que me estaba aprovechando políticamente y que era un montaje.

«Esto es la validación sistemática de la violencia entre los estudiantes»

-En las últimas semanas se produjeron dos agresiones en el Campus Juan Gómez Millas, ¿se ha validado la violencia en la Universidad de Chile?

-Esto evidentemente tiene motivaciones políticas de parte de grupos radicalizados de ultraizquierda. Esto no es casual y tiene que ver con la validación sistemática de la violencia entre los estudiantes, realidad que no es abordada por ninguna política institucional de la universidad. Esto es justamente lo que tiene que cambiar

-¿Qué opina de la presencia de encapuchados en la Universidad de Chile?

-Los encapuchados no pueden ser considerados como parte del Movimiento Estudiantil, porque significa aceptar que es una organización antidemocrática y violenta. Por eso, considero muy grave que la FECh y algunos Centros de Estudiantes respalden o relativicen la violencia. Si amparan la violencia, luego no pueden asegurar que encapuchados golpeen a algún dirigente, o quemen el edificio de la federación porque no están de acuerdo con posturas de la dirigencia de turno.

Se necesita un plan integral que remedie los casos consumados e imparta justicia y reparación para las víctimas, pero que también incluya medidas a fin de evitar que estos hechos se susciten al interior de los espacios universitarios».

-¿Cómo califica la labor de las autoridades de la universidad para evitar este tipo de hechos?

-Los actos de violencia dentro del Campus Juan Gómez Millas es una práctica histórica, incluso romantizada por los estudiantes. Algo de lo cual las autoridades han hecho vista gorda hasta ahora, pero que se vuelve insostenible porque ha comenzado a afectar a los propios estudiantes. Institucionalmente, la violencia se permite cada vez que no se rechaza tajantemente, no solo con declaraciones sino con acciones concretas. Se necesita un plan integral que remedie los casos consumados e imparta justicia y reparación para las víctimas, pero que también incluya medidas a fin de evitar que estos hechos se susciten al interior de los espacios universitarios.

-¿Considera que el rector Vivaldi no ha tomado medidas para evitar este tipo de hechos?

-Al parecer las acciones en esta línea son incipientes, yo espero que se haga un trabajo de fondo que aborde lo necesario para hacer un cambio sistemático.

-¿Este tipo de hechos son algo inesperado?

-Lo que vemos ahora son los frutos de situaciones de violencia que parten mucho antes. Violencia psicológica, bullying o exclusión social por motivos ideológicos, que se dejan pasar y derivan en esto. Una pregunta de fondo es si dentro de la Universidad de Chile existe o no libertad para pensar y expresar ideas contrarias a la visión hegemónica. El pluralismo declarado por la Universidad de Chile debe plasmarse partiendo de su planta académica, ya que también son estos discursos los que comienzan a repetir los estudiantes.

-¿Cree que los estudiantes de centroderecha no tienen las garantías para estar en la Universidad de Chile?

-Lamentablemente, viendo los hechos y los casos de amigas y otras personas que conozco, no las tenemos. Debemos trabajar en eso.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: