Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 22 de enero, 2019

La trama que incluye «cobro de cuentas» y estrategias electorales tras la elección que pone en peligro el liderazgo de Giorgio Jackson en el partido que fundó

Autor:

Bastián Garcés

Este fin de semana Revolución Democrática elegirá a la directiva que reemplazará a Rodrigo Echecopar, hombre de confianza del diputado. La continuidad la lidera la legisladora Catalina Pérez, quien es la apuesta de Jackson para encabezar RD. El escenario se complicó para el ex presidente de la FEUC, debido a que sus ex «socios» creadores de la colectividad, Miguel Crispi y Sebastián Dépolo, apoyan a la ex agregada cultural de Michelle Bachelet, Javiera Parada. Además, los comicios están marcados por un crecimiento del padrón que ha generado incertidumbre.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Me temo que RD pierda liderazgo dentro del Frente Amplio, como interlocutor, por la percepción que puedan tener los actores«, señaló el diputado Giorgio Jackson a La Tercera respecto a la candidatura de Javiera Parada, carta de los Pantalones Largos y ex agregada cultural de Michelle Bachelet en Nueva York, para presidir Revolución Democrática. De esta forma, el ex presidente de la FEUC hizo pública su postura de cara a las elecciones que se desarrollarán en su partido este viernes y sábado (25 y 26 de enero), y le entregó su apoyo a la legisladora por Antofagasta, Catalina Pérez.

Un respaldo que el líder de RD también plasmó en su cuenta de Twitter, en la que a través de 11 posteos y un vídeo destacó, por ejemplo, que la diputada por Antofagasta tenía una tesis política en la que «se cuida nuestra partido domiciliado en el Frente Amplio, donde RD/FA se paran de igual a igual con el resto de las fuerzas, sin complejos para colaborar, para avanzar y sin tapujos disputar el liderazgo de la oposición».

Si bien el apoyo del ex presidente de la FEUC a la lista de Catalina Pérez era conocido en la interna de la colectividad y el Frente Amplio -debido a la cercanía de ambos- la que, incluso, se reflejó en que Jackson le cedió la vocería de la bancada durante el 2018 y comparten un departamento en Valparaíso. Al interior del partido se ha comentado que el fundador de Revolución Democrática decidió hacer pública su postura debido al aumento de la militancia. Escenario que ha complicado el trabajo para confirmar el triunfo de la lista, en la que también participa su ex jefe de gabinete Leonardo Rissetti, quien se postula a secretario general.

«Actualmente hay cerca de 40 mil militantes inscritos, pero de ellos solo 3 mil participan activamente, por lo que hacer un trabajo de padrón es complicado y eso genera incertidumbre de cara a las elecciones«, explica un alto dirigente de RD, quien además señala que hay muchas personas que ficharon por la colectividad para apoyar la candidatura de Beatriz Sánchez en 2017 y de las cuáles no se sabe su preferencia. «Se ha hecho campaña en redes sociales para atraer a esos militantes y convencerlos de los distintos proyectos«, agrega.

Algo que es compartido por el ex precandidato presidencial del bloque, Alberto Mayol, quien explica que Jackson es «rostro e ideario del partido«. El sociólogo da cuenta de una situación similar a la que pasa en España con Podemos y Pablo Iglesias. Razón por la cual el haber hecho pública su postura complica las opciones de la ex agregada cultural de Michelle Bachelet en Nueva York, para ser electa como la primera presidenta de Revolución Democrática. El sociólogo agrega que esto da cuenta de una fractura al interior de RD entre el diputado y un grupo de dirigentes que fundó: los Pantalones Largos, lote proclive a tender puentes con la ex Nueva Mayoría y reconocidos por su cercanía con el bacheletismo, que es encabezado por el legislador Miguel Crispi, el ex presidente de RD Sebastián Depolo y Javiera Parada.

«Es un grupo de amigos contra otro grupo de amigos«, describe un alto representante de Revolución Democrática sobre las elecciones internas que se viven al interior del partido.

Miguel Crispi y Giorgio Jackson: Unidos en el comienzo de RD

Si bien los diputados Miguel Crispi y Giorgio Jackson actualmente comparten espacio en el Congreso de Valparaíso, su historia en común se remonta por lo menos diez años, en una época en la que en vez de recorrer los pasillos del Legislativo caminaban a través de los campus de la Universidad Católica y eran miembros de la Nueva Acción Universitaria. De hecho, Jackson conoció el movimiento gracias a las elecciones de 2008, en la que Crispi resultó electo como el primer presidente NAU de la FEUC. Tres años después, sería el turno del entonces estudiante de ingeniería civil, a quien le tocó encabezar las movilizaciones estudiantiles de 2011.

Un año después de las manifestaciones de los estudiantes universitarios y secundarios, los ex presidentes de la FEUC decidieron fundar un nuevo movimiento político: Revolución Democrática.

A la dupla Jackson-Crispi se unió el sociólogo de la Universidad de Concepción Sebastián Depolo, quien se había desempeñado como encargado del área Jóvenes en la Fundación Diáloga, creada por Michelle Bachelet luego de su primer período en La Moneda. Era, además, el mismo cargo que había sido ocupado anteriormente por Miguel Crispi.

Fue durante los primeros años que el sector más cercano a Bachelet comenzó a tejer sus redes al interior de Revolución Democrática, de hecho, los tres primeros coordinadores nacionales fueron representantes de lo que en un futuro sería el lote de los Pantalones Largos: Miguel Crispi, entre 2013 y 2014; Pablo Paredes -actual jefe de gabinete de Maite Orsini-, entre 2014 y 2015, y Sebastián Depolo, entre 2015 y 2016.

Durante este período, el movimiento logró elegir a Giorgio Jackson como diputado por Santiago en las elecciones de 2014. Fue también los años en los que Miguel Crispi y Gonzalo Muñoz ingresaron al ministerio de Educación para ocupar puestos claves en la cartera. El objetivo era apostar por una «colaboración crítica» con el gobierno de la Nueva Mayoría y apoyar en la formulación e implementación de las reformas educacionales del segundo gobierno de Michelle Bachelet.

En 2016, Revolución Democrática formalizó su inscripción como partido político legal. Un año después asumiría Rodrigo Echecopar como presidente de RD, perteneciente al lote de los Terceristas y muy cercano a Giorgio Jackson. Sería Echecopar el encargado de dar el golpe que aún resienten los Pantalones Largos.

La candidatura fallida al Congreso de Javiera Parada: El golpe contra los bacheletistas

Era principios de 2017 y la ex agregada cultural de Michelle Bachelet en Nueva York, Javiera Parada, era precandidata a diputada por el distrito 8. Sin embargo, no alcanzaría a llegar a la papeleta de noviembre. En marzo, la impulsora de la iniciativa Marca Tu Voto, protagonizó un choque en estado de ebriedad. Por esta razón la directiva de Echecopar -a mediados de abril- citó a un consejo político. En la instancia, que se extendió por más de 7 horas, se optó por vetar la candidatura de la actriz, 21 votos contra 11.

La decisión, incluso, causó que se especulara sobre una eventual renuncia de Parada al partido. No obstante, esto fue descartado por la ex agregada cultural, quien días después del consejo político afirmó: «Quiero manifestar hoy muy claramente: yo no voy a renunciar a mi partido, Revolución Democrática, ni a la esperanza que hay sobre este partido en tanto motor de cambios que beneficien al pueblo de Chile«. Declaraciones que hizo acompañada de figuras importantes de los Pantalones Largos, como Miguel Crispi y Pablo Paredes, quienes no podían ocultar su cara de decepción.

Sobre este episodio un integrante del actual consejo político recuerda que haber bajado la candidatura de Javiera Parada causó mucha molestia en un grupo importante de militantes, sobre todo de Pantalones Largos. Mismo sector de la colectividad que el año pasado esbozó duras críticas en contra de la gestión de Echecopar y, que hoy levanta a la ex agregada cultural de Bachelet como carta para dirigir la tienda de Francisco Bilbao durante los próximos dos años.

Candidatura que no han levantado solos, sino que a través de una alianza con el lote de los «Territorialistas» razón por la cual desde el sector a fin a Giorgio Jackson han visto con preocupación las elecciones de este fin de semana, debido a la «cantidad de figuras que se han unido tras Javiera Parada«. Escenario que, incluso, habría motivado a que el diputado por el distrito 10 hiciera pública su postura.

Sobre este punto, el ex precandidato presidencial del bloque, Alberto Mayol, comenta que «al hacer esto Giorgio Jackson se santifica porque se va del grupo oligárquico de RD y, al mismo tiempo, Miguel Crispi y compañía pierden peso político«. Además agrega de esta forma el ex presidente de la FEUC «toma el control completo de Revolución Democrática«.

Partido que actualmente cuenta con 1 senador, 8 diputados, 8 consejeros regionales y 6 concejales. Y que, de acuerdo a la información financiera publicada en el Servel del trimestre abril – junio del año pasado, recibió $89.539.619 por aportes estatales de la Ley de Partidos Políticos y generó poco más de $200 millones  por concepto de «frutos y productos de los Bienes Patrimoniales».

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: