Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 06 de octubre, 2018

La “letra muerta” de la Ley Antiterrorista: solo dos condenados en quince años

Autor:

Emily Avendaño

Si se confirma que la Corte Suprema recalificará el delito en el caso Luchsinger MacKay y eliminará su carácter terrorista, la norma que regula esta materia en el país estaría sufriendo un nuevo revés. Solo hay dos personas efectivamente condenadas por este instrumento desde la aplicación de la reforma procesal. En cambio, el número de absoluciones se mide en más de 80. En marzo, el Presidente Sebastián Piñera firmó un proyecto que modifica el texto que se encuentra con suma urgencia en la comisión de Constitución del Senado.
Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

De 2002 a 2018 solo hubo tres condenas por delitos de terrorismo, dos fueron en contra de una misma persona: Raúl Castro Antipán por el “caso Peaje Quino”, y la otra a Juan Flores en el “caso Bombas II”, al ser identificado como el responsable por el atentado explosivo que afectó al Subcentro de la Estación Escuela Militar de la Línea 1 del Metro.

En ese período hubo al menos 127 imputados por delitos de terrorismo distribuidos en 21 procesos. Las cifras, dicen los expertos, dan cuenta de la “inoperancia de la Ley Antiterrorista”. El tiro de gracia al instrumento llegaría de confirmarse la información entregada por “El Mercurio”, que señala que en el caso Luchsinger Mackay la Corte Suprema ratificará la culpabilidad de los condenados, pero eliminará el carácter de terrorista de la pena.

“El fiscal formaliza por delito de terrorismo, toda la investigación se lleva a cabo por delitos de terrorismo, pero en 99% de los casos los condenados lo son solo por delito común”, resume el devenir de las investigaciones la doctora en Derecho e investigadora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Chile, Myrna Villegas Díaz.

En su investigación “Tratamiento jurisprudencial del terrorismo en Chile”, Villegas señala que después de la entrada en vigencia de la reforma procesal penal los delitos de este tipo que ocurren con mayor frecuencia son los incendios terroristas, principalmente en La Araucanía. En tanto, el número de absoluciones por delitos de terrorismo a 80, hasta el año 2016.

Juan Pablo Lepín, abogado y director ejecutivo de la Multigremial de La Araucanía, es enfático al decir que la aplicación o efectividad de la Ley Antiterrorista “ha sido prácticamente nula”, especialmente cuando se piensa que solo ha habido dos condenas en los últimos 15 años. “La Ley se aplica en la investigación penal, porque entrega facultades investigativas a los fiscales que permiten cierta efectividad, sus herramientas son más amplias que si se tratara de un delito común, pero una vez llevados a juicio los casos, son los jueces los que desestiman el carácter terrorista del delito. La ley no está validada socialmente, por tanto, los jueces no la aplican”, agrega.

“Hay poca claridad en la aplicación de la Ley Antiterrorista y ese es un mensaje que no da mucha tranquilidad”

El 11 de junio de 2018 hubo un cambio a esta tendencia. El Tribunal Oral en lo Penal de Temuco condenó por el delito de incendio con resultado de muerte en carácter de terrorista a José Tralcal Coche, Luis Tralcal Quidel –con pena de presidio perpetuo– y a José Peralino Huinca –con pena de cinco años bajo el beneficio de libertad vigilada por haber colaborado con la investigación –. Los tres hombres participaron en la quema del fundo Lumahue, ocurrida en la madrugada del 4 de enero de 2013 que causó la muerte del matrimonio de Werner Luchsinger y Vivian Mackay. Lograr este resultado fue jurídicamente complejo. Hubo dos juicios: el primero donde el único imputado y condenado fue el machi Celestino Córdova, cuyo caso fue tratado como un delito común; y el segundo juicio que comenzó con once imputados, fue anulado, logró esta sentencia en 2018 y al ser recurrido de nulidad por la defensa, terminó en la Sala Penal de la Corte Suprema.

Está previsto que el veredicto final se lea el próximo 10 de octubre. Extraoficialmente podría ratificarse la condena, pero eliminar su carácter terrorista. “Eso sería un tiro de gracia para las víctimas, para la Ley Antiterorrista actual y para los legisladores y los gobiernos, que no han sido capaces de desarrollar una norma tan importante y que afecta a toda la ciudadanía”, subraya Lepín.

El diputado por Evópoli Andrés Molina era Intendente de La Araucanía cuando ocurrió este crimen. En una entrevista concedida a “El Líbero” confesó que este caso le marcó profundamente pues él fue quien debió acompañar esa noche a Jorge Luchsinger en la búsqueda de sus padres y darle la noticia de que se habían quemado.

Eso sería un tiro de gracia para las víctimas, para la Ley Antiterorrista actual y para los legisladores y los gobiernos, que no han sido capaces de desarrollar una norma tan importante y que afecta a toda la ciudadanía”, dice el abogado y director ejecutivo de la Multigremial.

Molina señala que “la justicia, cuando encuentra a una persona y tiene que declararle bajo la ley terrorista. da la sensación de que lo evitan condenar porque son penas muy altas y claramente hacen que el peso de la prueba sea mayor”. El diputado agrega: “Hay una suerte de poca claridad en los jueces, donde unos dicen una cosa y otros dicen otra. Ese mensaje que se le entrega a la comunidad no da mucha tranquilidad”.

Cifras entregadas por la Multigremial de La Araucanía reportan que en la mayoría de las querellas presentadas por este gobierno y por el anterior, en los que se ha invocado la Ley Antiterrorista, no hay imputado conocido. Señala Lepín: “Ese es el gran problema de las causas del conflicto mapuche en La Araucanía. Solo en 2% hay imputados”.

“Las exigencias probatorias para determinar si una conducta es terrorista son, por supuesto, más altas que las exigencias normales para condenar por delitos comunes. El terrorismo invoca ciertos componentes que no son habituales, y eso lo canaliza la Corte en cada caso”, diferencia Luis Bates, ex presidente del Consejo de Defensa del Estado y ex ministro de Justicia.

“Por supuesto que son actos terroristas”

Esta semana se rompió la paz que hubo en IX Región durante el último mes y medio y que coincidió con la entrega de los detalles del Plan Araucanía.

A partir del lunes hubo tres ataques incendiarios: el 1 de octubre quemaron 10 maquinarias en Lautaro y al día siguiente un jardín infantil en la comuna de Ercilla. El tercer ataque ocurrió el 4 de octubre en Carahue, donde un grupo de encapuchados también quemó maquinaria. Antes de este hecho, habían pasado 35 días sin agresiones.

“Sin lugar a dudas este tipo de atentados significan hechos que tienen un carácter de violencia significativa y por lo tanto los distintos abogados de la Intendencia podrán ver la pertinencia de calificarlos como actos terroristas jurídicamente. Desde un punto de visa simplemente de la realidad que se vive en la región por supuesto que son actos terroristas”, opina el senador de Evópoli, Felipe Kast.

Una postura distinta tiene el diputado DC, Mario Venegas. Subraya que juzgar un hecho como terrorista “muchas veces más que ayudar confunde. Más que ayudar a resolver los problemas y a condenar a los autores lo que hace es dificultarlo, porque lograr probar el carácter terrorista de una acción implica que hay estándares probatorios más altos, y si se revisa la mayor parte de los juicios que ha habido cuando se ha invocado por parte del gobierno la Ley Antiterrorista han quedado finalmente impunes. Sin sentencia”.

La Corporación de profesionales mapuche Enama fue una de las que se pronunció repudiando estos eventos. Hugo Alcamán, su presidente, rechazó los hechos violentos al considerar que “hay métodos más efectivos para alcanzar los objetivos del pueblo mapuche. Llamamos a nuestros hermanos al diálogo. La violencia solo trae más violencia”. Insta a los 489 gremios de La Araucanía y a las 12 universidades de la región a opinar y aportar en la resolución de los conflictos. A la Ley Antiterrorista la describe como un error. “Gobierno tras gobierno, de distinto signo, la utilizan para demostrar mano dura a ciertos sectores, pero saben que esta es una ley que no tiene acogida en los tribunales”.

La búsqueda del Gobierno para que las investigaciones sean “más eficaces”

En su primera gira por el sur del país, en marzo, el Presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto que modifica la Ley Antiterrorista. Ese texto incorpora una nueva definición del tipo penal del terrorismo que eviten los problemas de subjetividad, fortalece las medidas de protección de testigos, restringe los beneficios a los condenados por esta figura e incorpora el terrorismo cibernético, entre otros aspectos.

En abril de este año el ministro del Interior Andrés Chadwick informó que había sido instruido por el Presidente a dar urgencia a la tramitación de la indicación sustitutiva que tiene por objeto mejorar el proyecto que se discute en el Congreso. En mayo comenzó su tramitación en la comisión de Constitución del Senado. El 25 de septiembre nuevamente se le puso suma urgencia al proyecto, condición que sigue vigente hasta este martes.

En abril, el titular de Interior solicitó la colaboración de todos los parlamentarios “para que podamos tener un instrumento jurídico que nos permita hacer más eficaz la investigación y ser más claros en las interpretaciones judiciales para combatir las acciones del terrorismo”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: