Publicado el 08 de febrero, 2020

La incómoda posición en la que quedó Maduro tras el súbito protagonismo internacional de Guaidó

Autor:

Emily Avendaño

En su gira por Europa y Norteamérica, Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, se reunió con presidentes, primeros ministros y autoridades de las principales economías del mundo. Analistas coinciden en que se trató de un éxito “extraordinario” desde el punto de vista diplomático. Sin embargo, señalan que el balance de fuerzas dentro del país petrolero aún no se inclina a su favor. “Esa gira no necesariamente va a cambiar las cosas de hoy a mañana, pero no quiere decir que no se aumenten un conjunto de presiones para que eventualmente sí haya cambios”, dicen. Al estar Maduro -aún más- deslegitimado hay preocupación por los presos políticos. “Nos tienen como ficha de canje”, afirma uno de ellos.

Autor:

Emily Avendaño

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La gira internacional del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, comenzó por Colombia, donde el 19 de enero el Jefe de Estado de ese país, Iván Duque, le dio la bienvenida. Desde entonces Guaidó ha estado también en Bélgica, Reino Unido, Suiza, Francia, España, Canadá y Estados Unidos en una gira que suma más de 20 días y que tuvo su punto máximo esta semana cuando fue ovacionado por demócratas y republicanos durante el Discurso del Estado de la Unión y un día después recibido por el presidente norteamericano Donald Trump. 

“Vamos a consolidar el apoyo del mundo para lograr la libertad de Venezuela”, escribió Guaidó en Twitter el primer día de su periplo. El venezolano tuvo reuniones con otros jefes de Estado, primeros ministros y autoridades de distintos países -además de Trump y Duque-, como la canciller alemana Ángela Merkel, el presidente de Francia Emmanuel Macron, el primer ministro canadiense Justin Trudeau, y el alto representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell; y en el ínterin fue orador en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza el 23 de enero, mismo día en que se cumplió un año de su proclamación como Presidente encargado de Venezuela. 


Tal relevancia internacional ha dejado al régimen de Nicolás Maduro en una situación incómoda. “Todo parece indicar que esta gira es la respuesta que EE.UU. ha dado a Maduro y a sus aliados en Moscú por el asalto que el chavismo ejecutó al parlamento en enero, cuando se iniciaba el ciclo de sesiones parlamentarias del 2020. Sigue así la pugna entre las democracias que apoyan a Guaidó y las autocracias que respaldan a Maduro. Éste, por su parte, apuesta a que el paso del tiempo, el desarrollo de una economía delictiva basada en el oro y otros tráficos clandestinos, y unas elecciones controladas le permitan sobrellevar la presión que actualmente se ejerce por vía de sanciones foráneas”, explica Miguel Ángel Martínez Meucci, profesor de Estudios Políticos en la Universidad Austral de Chile y doctor en Conflicto Político y Procesos de Pacificación. 

El experto indica que la gira de Guaidó es un golpe de imagen para Maduro, pero tampoco agota su margen de maniobra. En esto coincide Daniel E. Varnagy, académico de la Universidad Simón Bolívar (USB) -en Caracas- y doctor en Ciencia Política, quien si bien reconoce el éxito diplomático que ha implicado la agenda internacional sostiene que a la interna de Venezuela y en el corto plazo aún no se verán los cambios. “Desde el punto de vista diplomático el éxito ha sido extraordinario. Es la primera vez en décadas que un alto funcionario venezolano es recibido por los más altos dignatarios del mundo. Pero desde el punto de vista pragmático eso no representa ningún cambio en la posición interna de Guaidó, ni una posición de cambio a corto plazo por parte del señor Maduro. El poder real que tiene Guaidó es diplomático, no fáctico”. 

Sin embargo, Varnagy subraya que esta comunidad de naciones ha demostrado que continuarán presionando; por tanto no desestima que el estamento militar venezolano «pudiese realinearse” ya que los esfuerzos por la restitución de la democracia en Venezuela cada vez son mayores. 

“El estamento militar tiene una lógica operativa y siempre han sacado un balance de costo-beneficio, por lo que pudiera cambiar su posición con respecto al apoyo hacia el señor Maduro (…). Esa gira de Juan Guaidó no necesariamente va a cambiar las cosas de hoy a mañana, pero no quiere decir que no se aumenten un conjunto de presiones internas y externas para que eventualmente, en un futuro no lejano, sí pudiera haber cambios”, asevera Varnagy.

Las maniobras de Maduro: “A los presos políticos nos tienen como ficha de canje”

El “margen de maniobra” que tiene Maduro puede venir dado, por ejemplo, por el uso que hace de los presos políticos. Una de las personas en condición de arresto domiciliario en Venezuela alertó: “A los presos políticos nos tienen como ficha de canje, somos barajitas de intercambio. Vienen días complicados, estemos listos para eso. La visita de Guaidó los pone muy nerviosos y agresivos, eso los hace impredecibles”.

Sus dichos llegan luego de una información publicada por el diario ABC español en la que aseguran que la vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez en su paso por España habló por teléfono con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez -desde el equipo de su ministro de Fomento, José Luis Ábalos- para pedirle que no recibiera a Guaidó y también habrían hablado de la presencia de Leopoldo López en la residencia del embajador español en Caracas. Rodríguez se reunió en el Aeropuerto de Barajas con Ábalos, encuentro que fue negado en principio y del que ya Ábalos ha entregado diversidad de versiones. Debido a las sanciones que le ha impuesto la Unión Europea, la venezolana no puede pisar ninguno de los países que forman parte de la coalición. El Gobierno español mantiene que Rodríguez no llegó a entrar legalmente en suelo del país. 

Guaidó no fue recibido en España por Sánchez, sino por su ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en un encuentro que tuvo lugar en la Casa de América y no en el ministerio.

López es el fundador de Voluntad Popular, el partido político de Guaidó, y fue nombrado en agosto como Comisionado Presidencial para el Centro de Gobierno -una especie de jefe de gabinete-. El dirigente está refugiado en la residencia diplomática española desde el 1 de mayo, tras un fallido alzamiento militar, y después de haber pasado primero por la residencia del Embajador de Chile en Caracas. En esta última sede se encuentran en calidad de huéspedes Roberto Enríquez, presidente del Partido Social Cristiano Copei y vicepresidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), el diputado Freddy Guevara y -desde septiembre de 2019- el coordinador de la Oficina Internacional de Juan Guaidó, Manuel Avendaño. 

La información publicada por ABC fue desmentida por el propio Sánchez. Sin embargo, en Venezuela se mantienen alertas debido a las distintas versiones que entregaron sobre el encuentro entre Rodríguez y Ábalos. “Desde el principio negaron todo, después los hechos fueron tan irrefutables que terminaron admitiendo ciertas cosas y esto tiene un efecto de bola de nieve, al empezar con una mentira, la mentira se vuelve más y más grande y hoy en día aunque ellos nieguen que hayan tenido esta conversación con Delcy Rodríguez es imposible aceptar esa respuesta como verdadera. Siempre va a generar dudas, debido a que ellos mintieron desde el inicio de toda esta situación”, afirma Mary Montesinos, coordinadora de Voluntad Popular en Chile.

“El régimen tiene elementos para presionar a Sánchez porque Podemos nació gracias al financiamiento de Chávez y eso es algo que todos sabemos. En el ambiente de Podemos hubo asesores de Chávez. Esos vínculos que hoy tenemos con Sánchez poniendo a Pablo Iglesias como vicepresidente son inequívocamente una muestra de todo lo que ha podido crecer Podemos gracias al impulso que le dio el chavismo”, agrega. 

José Gregorio Cumare, coordinador político de Voluntad Popular en Chile, sostiene: “Nosotros no descartamos nada de lo que pueda hacer la dictadura. Están en una fase de desesperación, aislados y eso lo reflejan los casi 60 países que sigue apoyando al presidente interino de Venezuela Juan Guaidó. No descartamos, ni desestimamos cualquier esfuerzo que ellos puedan hacer para tratar de violentar los tratados internacionales”. 

Cumare dice que López ha manifestado que él no va a abandonar Venezuela, por lo que no duda que en caso que se cumpla lo dicho por ABC existan alternativas para trasladar a López, quien fue tomado preso por el régimen de Maduro en 2014. “Estamos preparados con estrategias porque sabemos de lo que es capaz la dictadura, sabemos de los alcances internacionales que tienen y cómo se articulan como una banda criminal… Están en un momento de mucha desesperación, aunque ellos quieran fingir una calma y una normalidad que no existe”. 

En el caso de los huéspedes de la Embajada de Chile trascendió que dudan de la veracidad de la conversación entre Rodríguez y Sánchez, y aludiendo al respeto de Chile por el derecho internacional y la institucionalidad no consideran que esté en peligro su estancia en esa sede. La información que entregan es que cuentan con el respaldo del país por el tiempo que necesiten, al menos mientras el gobierno esté en manos del presidente Sebastián Piñera. No obstante, hubo cierta inquietud en el ambiente diplomático chileno, previendo que Maduro pudiese intentar una presión similar a la ejercida con España. 

La misma noche de la reunión entre Guaidó y Trump, seis ejecutivos de la compañía petrolera Citgo con nacionalidad venezolana-estadounidense, quienes se encontraban bajo arresto domiciliario en Venezuela, fueron encarcelados de nuevo por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Para detenerlos en primera instancia, los llamaron de emergencia a una reunión en Caracas con la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y al aterrizar en Aeropuerto Internacional Simón Bolívar en noviembre de 2017 los apresaron y los llevaron a los calabozos de la Dirección de Contrainteligencia Militar.

Más de dos años después aún no se inicia el juicio por los delitos de peculado doloso, legitimación de capitales, asociación para delinquir y concierto de funcionario con contratista por supuestamente acordar el refinanciamiento de Citgo, el activo más valioso de la petrolera venezolana en el extranjero. En diciembre se les dictó una medida de arresto domiciliario a los seis, extraoficialmente por la gestión que hizo un empresario estadounidense ante Delcy Rodríguez.

Influencia estadounidense

La ovación que recibió Guaidó durante el Discurso del Estado de la Unión fue catalogada como histórica y uno de los pocos momentos que unió a los congresistas de Estados Unidos demócratas y republicanos en la víspera de la resolución del impeachment a Donald Trump. Tanto Martínez Meucci como Varnagy coinciden en que el apoyo bipartidista evidencia que la restitución de la democracia en Venezuela es una posición de Estado para los políticos estadounidenses.

“Ello no debe interpretarse como un respaldo inmediato a la posibilidad de una intervención, pero sí como un gesto claro de que el gobierno de ese país se sigue reservando el uso de los medios que considere necesarios en caso de que la seguridad de su nación se considere amenazada de algún modo por las actividades del chavismo y sus aliados foráneos. De momento, la Casa Blanca no considera necesaria esa medida y más bien parece confiada en las posibilidades de lo que viene haciendo para que las cosas cambien en Venezuela. El tiempo dirá si esto es suficiente o no”, opina Martínez Meucci.

Ahora Trump afronta el inicio de su campaña electoral por la reelección en un momento que le favorece al haber sido absuelto por el Senado del juicio político que se le seguía por abuso de poder y obstrucción del Congreso. 

“El tema Venezuela tiene cierta relevancia en la campaña presidencial estadounidense porque afecta sensiblemente el voto de la Florida, uno de los estados que tradicionalmente puede decidir las elecciones en ese país. Además, Trump ha hecho de Venezuela su ejemplo preferido para afirmar que el socialismo no funciona, y esto pudiera tener algún peso cuando una parte importante del Partido Demócrata y de su electorado más joven parece simpatizar con cierta idea de socialismo”, señala Martínez Meucci.

Por su parte, Varnagy asevera que el Discurso del Estado de la Unión fue la anticipación de la estructura que tendrá la campaña. “Venezuela va a ser parte de la campaña, va a tener momentos importantes, protagónicos; pero el presidente Trump ha sido sumamente exitoso en cuanto a política económica se refiere. Él va a procurar usar más sus éxitos que sus retos y el tema de Venezuela es un reto”.

En su última jornada en EE.UU., Guaidó se reunió con las autoridades de Usaid (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), se reencontró con el Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo, con quien ya se había reunido el segundo día de su agenda internacional en Colombia; conversó con la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi y cerró el día con el Secretario General de la OEA, Luis Almagro. Existe la expectativa de cómo regresara a Venezuela, pues cruzó las fronteras, pese a que el 30 de enero de 2019 el Tribunal Supremo de Justicia, controlado por el oficialismo, le dictó prohibición de salida del país. Está disposición la violó antes, en febrero de 2019, cuando salió a Colombia a participar de la frustrada entrega de la ayuda humanitaria. Sin embargo, el chavismo en esa ocasión no se atrevió a encarcelarlo.  

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: