Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de octubre, 2018

La central geotérmica que inauguró Bachelet en medio de la campaña presidencial, que hoy enfrenta un proceso medioambiental

Autor:

Bastián Garcés

El 12 de septiembre de 2017 la ex Mandataria cortó el listón de la planta Cerro Pabellón, y en su discurso destacó el "sello verde" que quiso imprimirle a su gestión. No obstante, menos de un año después, la Superintendencia de Medio Ambiente inició un proceso contra la central por daño ambiental.
Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Este es el tipo de proyectos que le hacen bien a Chile. Se crean opciones de inversión, se trae innovación tecnológica, se crean bases para un desarrollo sustentable”, señaló el 12 de septiembre de 2017 la ex Presidenta Michelle Bachelet durante la inauguración de la central geotérmica Cerro Pabellón, proyecto público-privado entre Enel y Enap ubicado en la comuna de Ollagüe, en la Región de Antofagasta.

La apertura de la planta fue uno de los hitos del gobierno de la Nueva Mayoría con que la ex Mandataria quiso plasmar uno de los relatos que intentó imprimirle a su gestión: el compromiso con el medio ambiente. De hecho, en la ceremonia, la actual Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU estuvo acompañada por el ministro de dicha cartera, Marcelo Mena, y el titular de Energía, Andrés Rebolledo.

El complejo se ubica en la región que representa el senador Alejandro Guillier, en ese entonces abanderado de la mayoría de los partidos oficialistas. Que si bien no estuvo presente en el acto, dos día después de la inauguración, participó en el debate “Congreso Futuro: Y tú, ¿por qué futuro vas a votar?” organizado por El Mostrador, CNN Chile y Congreso Futuro, en el que al ser consultado por el modelo de desarrollo para el país durante los próximos años respondió que a través de las energías limpias, ejemplificando con la solar y la geotérmica.

Eran días intensos para La Moneda en materia de medio ambiente. Dos semanas antes de la apertura de Cerro Pabellón, el Ejecutivo tuvo que enfrentar la crisis interna producida luego que el secretario Mena rechazara el proyecto minero Dominga en el comité de ministros, produciendo las críticas del titular de Hacienda, Rodrigo Valdés, por la decisión. Tras esto, la ex Mandataria respaldó públicamente al jefe de Medio Ambiente.

Chile necesita que su crecimiento vaya de la mano del cuidado del medio ambiente, y esto es un sello de mi Gobierno“, expresó Bachelet quitándole el “piso” a Valdés. Lo que finalmente motivó que el ministro de Hacienda, su subsecretario, Alejandro Micco, y el jefe de Economía, Rodrigo Céspedes, renunciaran al gabinete.


Luego de esto, la ex Presidenta continuó con su apuesta por una política comunicacional más proclive al medioambiente. Una semana después de cortar el listón en Ollagüe, Bachelet viajó a Nueva York para ser parte de la 72ª Asamblea General de las Naciones Unidas. Instancia en la que expuso su agenda y señaló sobre el calentamiento global que no “podemos cerrar los ojos y negar una realidad cuyos efectos devastadores serán cada vez más frecuentes o intensos”.

Los cuestionamientos a la central

No había pasado ni un año de la inauguración cuando la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) cuestionó a la central propiedad de Enel y Enap, tal como informó Pulso. El 9 de agosto, el organismo formuló cargos contra el complejo energético por daño ambiental, en los que, como constató “El Líbero” que tuvo acceso al documento, la SMA acusa a Cerro Pabellón de utilizar una mayor cantidad de agua que la permitida por la ley y por remover de forma no autorizada material arqueológico.

En la carpeta se indica que las piscinas de fluidos geotérmicos de dos plataformas superan por 5.000 metros cúbicos la capacidad autorizada. Además, señala que en varios días, entre el 19 de diciembre de 2015 y el 19 de junio de 2016, la empresa superó el consumo diario de 20 m3 del agua industrial destinada para humectar caminos, mientras que en 2015 y en 2016 sobrepasó el consumo de agua para compactar terrenos y fundaciones en más de 2.600 m3.

Otra de las infracciones, que acusó la SMA, fue no monitorear ni relocalizar flora y fauna del sector según los plazos establecidos. Por ejemplo, en el caso del cactus Maihueniopsis glomerata el organismo apunta a que la empresa no realizó estas actividades cada 90 días, durante el primer año del proyecto de la línea de transmisión eléctrica, mientras que en el caso de la lagartija Liolaemus stolzmanni -especie endémica-, la planta no la relocalizó en los espacios destinados para esto.

También la Superintencia detectó irregularidades en el tratamiento de sitios arqueológicos de los que señala que Cerro Pabellón incumplió medidas de seguimientos para estos lugares, además del atraso en la entrega de los informes correspondientes. Llegando, incluso, a alterar sin autorización 31 espacios no identificados en la evaluación ambiental del proyecto.

La empresa al ser consultada por estos antecedentes señaló a Pulso que “ha presentado un programa de cumplimiento, herramienta prevista en la normativa y que permite subsanar los puntos detectados por parte de la SMA. En estos momentos estamos a la espera de la respuesta de la Superintendencia”.

Cerro Pabellón fue galardonado en julio de este año como el “Mejor Proyecto” en los premios Geolac, organizados por el Congreso Geotérmico para América Latina y el Caribe. Y, en agosto de 2017, el medio estadounidense The New York Times destacó el rol de la central en la “transformación energética” que vivía Chile, describiéndola como una de las iniciativas más ambiciosas de la región.

Revise la carpeta de la investigación de la Superintendencia de Medio Ambiente aquí, “Res. Ex. N° 1 Formulación de Cargos” es el documento que contiene las acusaciones del organismo.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: