Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 04 de noviembre, 2018

Juan Gabriel Valdés: “Las probabilidades de que Trump pierda senadores es baja. Tiene una base popular muy fuerte y no parece ceder”

Autor:

Javiera Barrueto

El ex embajador de Chile en Estados Unidos analiza las elecciones del 6 de noviembre donde cree que se aleja la posibilidad de un "impeachment" contra Trump. En cuanto a la política nacional, se refiere a la oposición: "Hoy se habla de primarias y de asociaciones, pero no tengo claro que existan respuestas frente a los grandes problemas que tenemos en la sociedad chilena".
Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Faltan dos días para que en Estados Unidos se desarrollen las elecciones de “midterm” -proceso a mitad del mandato presidencial-, consideradas clave para el Presidente de Estados Unidos Donald Trump. Ello, puesto que será el próximo 6 de noviembre cuando se defina si el Mandatario mantendrá la mayoría en el Senado. De lo contrario, el Jefe de Estado podría quedar expuesto a la posibilidad de un impeachment. 

El ex embajador de Chile en Estados Unidos y ex representante frente a las Naciones Unidas, Juan Gabriel Valdés, se inclina a pensar que Trump continuará con mayoría en la Cámara Alta. Y destaca que esos comicios “son más importantes que los de Brasil”.

Pero el ex ministro, y militante PS, no solo tiene una visión de lo que pueda ocurrir en unos días más en EE.UU., sino que además ha visto con especial atención la política nacional y cómo la oposición intenta rearmarse. Declara que no se puede excluir a la Democracia Cristiana de los acuerdos que se generen en el bloque y que, antes de nombrar una coordinación, se deben generar propuestas en torno a ideas y programas. “Las alianzas que surjan o que se propongan mientras no estén basadas en una serie de acuerdos que respondan a una reflexión profunda sobre los temas país, no me parecen mayormente atractivos”, sentencia.

-¿Cómo evalúa la opción de que Donald Trump pierda la mayoría en el Congreso?

-Las probabilidades de que pierda senadores es baja. Efectivamente Trump tiene una base popular muy fuerte y esa base popular no parece ceder. Pero es evidente que la polarización en Estados Unidos es extraordinariamente peligrosa. Estamos viviendo un cuadro en el cual comienza a aparecer el rostro de lo peor de la violencia. El que se ataque a comunidades judías, que se le manden bombas a los dirigentes de la oposición recuerda los peores días de otras historias que vivimos hace 50, 60 0 70 años. Veo con enorme preocupación el desarrollo político de Estados Unidos y me atrevo a decir que esas elecciones de midterm y, las elecciones que vienen, son mucho más importantes que las de Brasil, sin duda.

Es evidente que la polarización en Estados Unidos es extraordinariamente peligrosa. Estamos viviendo un cuadro en el cual comienza a aparecer el rostro de lo peor de la violencia”.

-¿O sea finalmente serían pocas las posibilidades que se genere un impeachment contra el Presidente Trump?

-Claro porque requeriría de un voto en el Senado que no tendría y va a tener más dificultades que las que tenía antes. Sin embargo, lo que estamos viendo crecientemente, y es un tema preocupante porque muestra deterioro de las instituciones, es que el Presidente de Estados Unidos, y también ocurrió con el Presidente Obama, operan por decreto por lo cual generan situaciones que se transforman en hechos. La propuesta del Presidente Trump de estudiar o de cambiar el nacimiento de las nacionalidades de niños nacidos en Estados Unidos de padres inmigrantes ilegales constituye, por ejemplo, un tipo de ejercicio que es, desde muchos puntos de vista anti inconstitucional. Sin embargo, él podría emitir un decreto mañana que generará una discusión de mucho tiempo. Son operaciones que se han hecho en otras situaciones de autoritarismo, Maduro no operaba demasiado distinto.

Veo con enorme preocupación el desarrollo político de Estados Unidos y me atrevo a decir que esas elecciones de midterm y, las elecciones que vienen, son mucho más importantes que las de Brasil”.

Brasil: “No fue derrotada la izquierda, fue derrotado el sistema democrático”

-¿Qué lecciones debería recoger la izquierda chilena tras los comicios de Brasil?

-Si me permite voy a cambiar esa pregunta porque para mí el problema no es lo que pasa a la izquierda con la elección en Brasil. En Brasil no fue derrotada la izquierda, en Brasil fue derrotado el sistema democrático brasileño que se construyó durante los últimos 40 años. Lo que está corrupto no es el PT, está corrupto todo el sistema político brasileño, por lo tanto, construir una historia en la cual la izquierda corrupta fue derrotada por un autoritario de derecha es una manera de mirar la cosa que hace una caricatura que no tiene realidad. En Brasil los miembros del PT que están llevado a la justicia son el 10% de todos los parlamentarios que están siendo llevados a la justicia. Hay muchos más parlamentarios del centro y la centroizquierda presos y acusados que del PT. La corrupción del PT es un hecho y efectivamente es un partido sectario que debiera hacer una autocrítica, pero que no me vengan con cuentos que esto es una derrota de la izquierda, esto es una derrota de todos los demócratas brasileños.

Construir una historia en la cual la izquierda corrupta fue derrotada por un autoritario de derecha es una manera de mirar la cosa que hace una caricatura que no tiene realidad”.

-Pero altos dirigentes están asociados a los grandes casos de corrupción de Brasil con el Partido de los Trabajadores, incluso un ex Presidente.

-Pienso que hubo una gran operación. Y operaciones he visto en mi vida. Hubo una operación en contra del PT y fue bien pensada por gente con mucho poder en Brasil pero eso no significa ni que el PT es santo, Porque, efectivamente era un partido que tenía sectarismo y que tenía corrupción en su interior, pero eso no limpia al resto del sistema político que fue corrupto durante los últimos 20 o 30 años. Lo que se desmoronó en Brasil es la estructura de partidos políticos corruptos y el único partido que dura es el PT, que sacó 45% de los votos y que sacó una mayoría de gobernadores. El tema es bastante más complejo que “aquí le ganaron a la izquierda”, el tema es más profundo y más difícil.

La pregunta es mucho más importante hacérsela a la derecha que a la izquierda: ¿Qué va a hacer la derecha liberal frente al tipo de personajes que están surgiendo en las derechas del mundo? ¿Qué va a hacer la derecha liberal chilena con Kast?”.

-Desde ese punto, ¿lo que ocurrió con la izquierda en Brasil no se debería reflejar en Chile?

-No veo por qué habría un descontento con la izquierda. En Chile no se va a reproducir una situación como esa. La pregunta es mucho más importante hacérsela a la derecha que a la izquierda: ¿Qué va a hacer la derecha liberal frente al tipo de personajes que están surgiendo en las derechas del mundo? ¿Qué va a hacer la derecha liberal chilena con Kast? Esa es la pregunta. La izquierda chilena está en confusión, pero el problema con el autoritarismo en Chile la tiene mucho más la derecha que la izquierda.

“Más que estar pensando en fórmulas de asociaciones políticas deberían estar trabajando juntos en un proceso de reflexión”

-Hace unas semanas se creó Convergencia Progresista entre el PS, el PPD y el PR y se dejó fuera a la DC y el PC. ¿Entre quiénes cree que se deberían desarrollar los acuerdos?

-Uno de los problemas más serios que tiene la izquierda y la centroizquierda en este país es que no ha hecho una reflexión a fondo sobre los problemas y las dificultades que tiene el mundo democrático hoy día. Más que estar pensando en fórmulas y en arquitecturas de asociaciones políticas deberían estar trabajando juntos en un proceso de reflexión y en un proceso de debate. Hoy día se habla de primarias y de asociaciones, pero no tengo claro que existan respuestas frente a los grandes problemas que tenemos en la sociedad chilena.

-¿Se apresuraron en denominar los encuentros de coordinación?

-La verdad es que los nombres son al final lo de menos. Tenemos que pensar en un concepto vasto de asociativo que reúna a los partidos que van desde la Democracia Cristiana e incluso sectores liberales, hasta la izquierda democrática que termina en el mundo del Frente Amplio. Eso se tiene que dar en torno a ideas. Si no hay acuerdo en esas ideas no tiene sentido estarse planteando lo que queremos o estar inventando nombres o estar haciendo fórmulas específicas en este cuadro.

Uno de los problemas más serios que tiene la izquierda y la centroizquierda en este país es que no ha hecho una reflexión a fondo sobre los problemas y las dificultades que tiene el mundo democrático hoy día”.

-¿Dejar fuera  a la DC de Convergencia Progresista se está descuidando el centro?

-Me parece que cualquier concepto que deje fuera a un partido como la Democracia Cristiana no tiene mucho destino y no veo cómo alguien puede plantear una fórmula o una propuesta de gobierno para Chile que deje fuera sectores de centro y también sectores de izquierda, no lo veo posible. Mi concepto de lo que está ocurriendo es algo mucho más profundo y mucho más trascendente que simplemente reorganizar nuestras fuerzas para ganarle a la derecha en la próxima elección.

Me parece que cualquier concepto que deje fuera a un partido como la Democracia Cristiana no tiene mucho destino”.

-¿Las alianzas se deberían desarrollar en el plano electoral y programático?

-Al final la gente se da cuenta cuando las alianzas son puramente por objetivo de ventajas electorales o cuando expresan preocupaciones profundas. Nosotros construimos la Concertación después de la alianza democrática porque trabajamos 20 años en contra la dictadura y porque la gente sintió lo que ahí se estaba creando como estructura partidaria.

-Se ha dicho que hay una oposición muy líquida. ¿Es posible generar propuestas y acuerdos desde la DC hasta el FA?

-Una oposición que no tiene posiciones firmes, que se mueve de una posición a otra naturalmente que no tiene posibilidad de mucho éxito. Tenemos que reconocer aquellas cosas que en este país están bien, tenemos que reconocer aquellas cosas que están muy mal, tenemos que tener una reflexión sobre lo que está sucediendo y eso implica que incorporemos a la gente del Frente Amplio a esa discusión. Hay gente del Frente Amplio con la cual yo no siento ningún tipo de asociatividad y hay otra gente del Frente Amplio con la cual siento bastante más asociatividad que con la que siento con los partidos de la ex Nueva Mayoría.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: