Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 17 de julio, 2019

Jaime Mañalich: «El primer año fue duro, pero hoy veo un Parlamento dispuesto a conversar y a llegar a acuerdos»

Autor:

Bastián Garcés

Tras un mes de regresar al Ejecutivo, el ministro de Salud explica que mientras durante su primera gestión tuvo un rol «estrictamente técnico», ahora «hay un grupo de gente que puede hacerse cargo del día a día y uno puede dedicarse a la política pública de salud». Sobre sus metas más urgentes, señala: «El Presidente tiene la aspiración de que el Seguro Catastrófico de Fonasa y la reforma de Isapres se saquen adelante dentro del actual año legislativo».

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«El señor de la foto está más canoso», bromea el ministro de Salud Jaime Mañalich en su despacho -ubicado en el edificio en la esquina de Mac Iver con Monjitas-, mientras apunta el cuadro de su jefe, el Presidente Sebastián Piñera. El ex gerente general de la Clínica Las Condes marca de esa forma el punto que han pasado más de cinco años desde que fue secretario de Estado de Piñera. Y eso se nota.

El médico especializado en nefrología regresó al Ejecutivo, el pasado 13 de junio, transformándose en el único titular de Salud en formar parte de dos gobiernos. No solo eso, Mañalich volvió al número 541 de calle Mac Iver como una carta de confianza del Mandatario, con la que busca reenfocar el ministerio en las reformas que prometió en su campaña presidencial: Fonasa e Isapres.

Las diferencias que ha marcado con su antecesor, Emilio Santelices, se notan, incluso, en el despacho. Mientras el ex secretario de Estado acumulaba en su oficina documentos, informes, estudios y presentaciones, que con suerte dejaban espacio para un notebook, el escritorio que ahora ocupa Mañalich está casi limpio, salvo por unas cuatro carpetas que reposan en la madera. «Están esperando un destinatario», afirma el ministro de Salud quien da una especie de declaración de principios: «Necesito delegar más, esos papeles que están ahí, antes los habría revisado y tratado de darles solución. Hoy van a alguien que tiene que darles solución porque yo me tengo que dedicar a sacar adelante una ley«.

El titular de la cartera destaca un elemento que no estuvo presente en el despacho durante su primera gestión: una brújula. «Es para que en cualquier conversación o reunión que tenga pueda decir cuál es el norte», aunque no es la primera vez que la utiliza como un símbolo. El instrumento también fue el logo del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la Universidad San Sebastián, entidad que creó y dirigió luego del primer gobierno de Sebastián Piñera.

Este martes, el Minsal dio a conocer la situación de VIH en Chile contenidos en el informe de ONUSIDA. El texto del organismo indica que en el país hay más de 71 mil personas que viven con el virus, de las cuales el 87% conoce su estado y un 73% tiene acceso a algún tipo de tratamiento. Lo que revela un aumentó de 4 mil casos confirmados entre 2017 y 2018. Al respecto, el titular de la cartera destaca el porcentaje de pacientes que saben su diagnóstico y señala: «La brecha que según ONUSIDA tenemos es de 3 puntos porcentuales para alcanzar la meta del 90% de personas que conocen su seropositividad«.

En conversación con El Líbero, el ministro de Salud analiza su primer mes de gestión y cómo ha sido la relación con el Congreso y las prioridades de la cartera.

-Han sido días movidos para el ministerio de Salud, ¿cuál es la evaluación que hace de este primer mes en la cartera?

-El tema salud toca todos los aspectos de la vida de las personas, en ese sentido esta es una cartera extraordinariamente movida. Uno fija una agenda de prioridad, pero todos los días hay contingencias, como por ejemplo Osorno, en donde se produce una contaminación, hay que evacuar una parte del hospital, la gente se enferma o no pueden cocinar bien. La cartera es compleja en el sentido que uno tiene tareas, prioridades legislativas, pero constantemente aparecen nuevos elementos de los que hay que ocuparse también.

-Usted señaló luego de asumir que “el rol que asumo no es solo técnico, sino que muy fuerte en lo político”, ¿cómo ha sido y cuál será su rol en el gabinete?

-La responsabilidad esencial de un ministro es la política y en este caso en particular las políticas en salud, cómo se hace uno cargo de las demandas de la ciudadanía, cómo lleva a cabo el programa en salud del Presidente, cómo influye para que a otros ministros les pueda ir bien en las cosas que son tareas de ellos. A diferencia de la visión que tenía cuando asumí por primera vez, que era un rol muy estrictamente técnico, hoy día tengo un mejor entendimiento que me permite encargar aspectos técnicos con mucha más fuerza a los subsecretarios. Afortunadamente tenemos dos y tenemos otras instituciones anexas al ministerio de Salud como Fonasa, Cenabast, ISP y la Superintendencia de Salud, hay un grupo de gente que puede hacerse cargo del día a día y uno puede dedicarse a la política pública de salud.

Si las cosas se hacen como el Presidente ha pedido, su gobierno debería también ser recordado como un gobierno que fue capaz de disminuir la brecha en el acceso a la salud de las personas».

-Usted es el único ministro de Salud que ha estado en dos gobiernos, además de ser el único secretario de Estado que logró completar un período presidencial desde el retorno de la democracia. ¿Está construyendo un legado en la cartera? ¿Cuál sería este legado?

-Nosotros tenemos un cambio epidemiológico muy violento, en el sentido de pasar de la enfermedad aguda a la crónica y al envejecimiento, eso significa que tenemos que acentuar y modificar algunos aspectos en la cartera de salud. Fundamentalmente a través del Auge y la Ley Ricarte Soto, enfocados en enfermedades crónicas. Y los otros dos elementos son la creación de un plan de salud universal, tanto en Fonasa como en las Isapres, y una reforma muy importante a la estructura de Fonasa y a su quehacer para garantizar lo que hoy día tiene dificultades para garantizar. La palabra legado es una palabra muy grande y al único que le corresponde dejarlo es al Presidente, a nosotros como ministros nos corresponde ayudarlo. Si efectivamente las cosas se hacen como él ha pedido, su gobierno debería también ser recordado como un gobierno que fue capaz de disminuir la brecha en el acceso a la salud de las personas.

-El Congreso que lo recibe hoy es distinto al que se desenvolvió en 2014, hay un mayor número de legisladores y fuerzas políticas representada. ¿Cómo ve su actual relación con ambas Cámaras?

-A pesar de que me habían descrito este cuadro de dificultad, en la práctica no lo he vivido. He podido conversar con parlamentarios de todos los sectores, he escuchado a muchos. Sobre las acciones legislativas, en la primera sesión que participé de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados se aprobó la pensión preferencial para las personas más vulnerables, y entramos en discusión de la Reforma a Fonasa y el Seguro Catastrófico. Se ha llegado a tanto que los diputados lo han puesto con celeridad en la agenda. Este miércoles (hoy) en la sala de la Cámara de Diputados entiendo que van dos proyectos de salud -uno sobre el trato no discriminatorio y la Ley de Fármacos II-, el jueves se citó de forma extraordinaria a la comisión de Salud del Senado para avanzar a la reforma a Isapres. Hasta aquí no tengo la percepción de que no haya puentes para conversar y llegar a acuerdos, a lo mejor peco de ingenuo, pero el tiempo lo dirá. También es cierto que hay una coincidencia en que los aprontes del primer año del Presidente Piñera fueron muy duros, pero hoy estamos en una situación de un Parlamento dispuesto a conversar y llegar a acuerdos.

«Los colegisladores podemos darle una señal a los chilenos de que queremos avanzar en resolverle sus problemas»

-Una de sus primeras medidas fue retirar la propuesta de reforma a Fonasa e Isapre propuesta por su antecesor. Sobre este tema usted señaló que “no hay tiempo que perder”. ¿Buscará un mayor pragmatismo en la tramitación de la ley?

-Tengo esa visión pragmática de que hay que hacer que las cosas ocurran y lograr lo que es posible a la brevedad, porque lo que está en juego no es irrelevante, pienso en el Seguro Catastrófico Clase Media Protegida para Salud, la gente beneficiaria de Fonasa acumula copago, se arruina, y aquí se le dice que el Estado va a poner a su disposición un seguro de manera tal que cuando junte una cantidad de dinero, porque ha pagado copago, deducible, fármacos, el seguro pagado por el Estado entra a mantenerlo. Sería extraordinariamente raro, por pragmático que suene, que esto se demorara en salir, ¿quién podría oponerse a que un beneficiario de Fonasa tenga un seguro financiado por el Estado para que no caiga en la ruina? En el caso de las Isapres la urgencia es porque llevamos 9 años de judialización, US$10 millones pagados por los beneficiarios del sistema Isapres a costas de abogados, con una discriminación contra la mujer que no es aceptable. ¿Por qué no resolverlo luego? En el 2019 es una cosa inaceptable.

-Usted logró un acuerdo con el Senado, allí los legisladores entregaron indicaciones para el proyecto de Reforma al Sistema de Isapres. ¿Esto marca una nueva etapa entre la relación entre el Gobierno y la oposición en el Congreso?

-En muchas áreas se está registrando esta posibilidad de conversar y llegar a acuerdos, lo que ocurrió en el Senado no es una excepción. Los colegisladores -el Ejecutivo y el Parlamento-, podemos darle una señal a los chilenos y chilenas de que queremos avanzar en resolverle sus problemas y centrarnos en aquellas cosas que más les preocupan. Nosotros entregamos nuestra propuesta final anoche (domingo), para que la evalúe la Segpres. Me imagino que muy pronto las indicaciones del Presidente van a estar en conocimiento de los Senadores y el jueves avanzar con papel en mano.

Tengo esa visión pragmática de que hay que hacer que las cosas ocurran y lograr lo que es posible a la brevedad. Lo que está en juego no es irrelevante».

-Otro aspecto en el que usted intervino fue el Compin, entidad que se vio cuestionada y a la que usted realizó una visita sorpresa. ¿El trabajo en terreno será una parte fundamental de su gestión?

-Siempre ha sido así, donde me ha tocado administrar o trabajar lo típico es que ando caminando todo el día con una grabadora en la mano. Una cosa es ver cifras y números, y otra es estar en terreno y preguntarles a las personas qué les pasó.

-La semana pasada usted inició la campaña de VIH/SIDA y este martes el informe de ONUSIDA valora el aumento en los pacientes notificados por esta enfermedad. ¿Cómo evalúa el informe de este organismo? ¿Cuál será la estrategia del ministerio para esta patología?

-Efectivamente destaca que el número de personas que han sido detectadas como positivas ha aumentado levemente respecto al año anterior, pero lo que es más importante es toda la estrategia de comunicación, en el sentido de que las personas se hagan el examen y de esa manera entren a la posibilidad de recibir tratamiento y, eventualmente, no tener circulación del virus ha avanzado enormemente. La brecha que según ONUSIDA tenemos es de 3 puntos porcentuales para alcanzar la meta del 90% de personas que conocen su seropositividad y así acceder al tratamiento. Hacia adelante hemos comprometido que para el primero de diciembre de 2020 -que coincide con el día mundial del Sida-, alcanzaremos la meta del 90% de las personas que viven con el virus lo sepan, que el 90% de quienes lo sepan estén en tratamiento y que el 90% de quiénes estén en tratamiento tengan una carga viral negativa, es decir que no tienen posibilidad de contagio. La posibilidad de morir por esta enfermedad se ha estancado en Chile, llegando a 2,8 por cada 100 mil, a pesar del aumento en casos diagnósticos, lo que representa la efectividad de la estrategia de hacer saber a las personas que son positivas pero que se pongan en tratamiento, este es nuestro principal desafío en los próximos seis meses, lograr que las personas que tienen un test positivo adquieran un tratamiento de buena calidad y constante como está garantizado en el Auge.

«El Auge es una reforma paradigmática en la que tenemos que seguir progresando»

-Usted ha modificado una serie de proyectos, Reforma a la Salud, Hospital Digital, el decreto del Plan Auge, ¿con esto toma un rol refundacional o un rehacer de la agenda de Salud?

-Cuando llegamos estaba tramitándose un decreto Auge, que no aumentaba las enfermedades, el Presidente estimó que era prudente aumentar las enfermedades cubiertas, sobre todo en el área de cáncer, así se hizo porque los estudios estaban de antes. No es que nosotros salgamos de la nada, se logró un acuerdo con el ministerio de Hacienda para aumentar el financiamiento de la prima Auge, lograr cobertura para estas nuevas cinco condiciones. En mi opinión, el Auge es una reforma paradigmática y copiada por muchos otros países, en la que tenemos que seguir progresando. Eso significa aumentar las enfermedades y modificar las canastas.

-La agenda de su antecesor contaba con el apoyo y aprobación del Presidente, ¿cómo fueron las conversaciones sobre esta nueva agenda?

-Hemos tenido las reuniones técnicas y bilaterales que corresponden a estos temas en específico, tanto los equipos técnicos de La Moneda como el ministerio y la Superintendencia de Salud hemos logrado acuerdos que se han implementado. No hablaría de un cambio de agenda porque no es así.

Cuando hablé con el Presidente me manifesté a favor de que la persona que asumiera ese cargo (de suceder a Castillo) tuviera mucha capacidad de gestión de salud».

-¿Cuáles son los tiempos que les ha puesto el Presidente?

Él tiene la aspiración de que ambas reformas, Seguro Catastrófico de Fonasa y la de Isapres, sean proyectos que se saquen adelante dentro del actual año legislativo, lo que es un desafío gigantesco.

-¿Cómo influirá su mayor experiencia como ministro en esos tiempos?

-No diría que tengo mayor experiencia, yo tengo que conversar con la gente. No hay mejor manera para llegar a acuerdos que conversando.

Nombramiento de subsecretario Zúñiga: «La situación que generó la salida del doctor Castillo obligaba a una respuesta muy rápida»

-La semana pasada renunció el subsecretario de Redes Asistenciales Luis Castillo y en la UDI hubo molestia por el nombramiento de su sucesor, Arturo Zúñiga. ¿Cómo será la relación con los partidos del oficialismo?

-No me hago cargo de que haya un conflicto específico en el ministerio de Salud respecto a un partido de la coalición de gobierno. Efectivamente, como lo ha señalado el propio Presidente, las nominaciones que hace son de acuerdo con los criterios de las personas, sus garantías de honestidad, de capacidad para desempeñar un esfuerzo. La situación que generó la salida del doctor Castillo, que fue intempestiva para mí, obligaba a una respuesta muy rápida. Cuando hablé con el Presidente me manifesté a favor de que la persona que asumiera ese cargo tuviera mucha capacidad de gestión de salud, porque es cierto que necesitamos más recursos, pero también tenemos que mirar como una obligación que los recursos que usamos, que no son pocos porque hablamos de US$10 billones, tenemos que hacerlos más eficientes.

-Hay sectores que ven en el nombramiento del subsecretario Zúñiga un empoderamiento suyo, porque fue su jefe de gabinete y ha trabajado con él en otras áreas, lo ven como un hombre de su confianza…

-Es muy importante que los equipos ministeriales estén muy afiatados, tengan confianza y puedan trabajar rápidamente juntos. Insisto en que no hay tiempo, hay apuro, tenemos un apremio en que las cosas salgan y esto no nos permite darnos el lujo de tener seis meses para conocernos.

-Tras el nombramiento de Zúñiga, ambas Cámaras volvieron a abrir sus puertas a la subsecretaría de Redes Asistenciales. ¿Cómo ve esta señal?

-Esta suerte de veto, tan complejo, que se puso sobre el anterior subsecretario, que me parece a todas luces ilegítimo, estaba vinculado a una persona. No era entre el Parlamento y la subsecretaria. Creo que es una respuesta natural y adecuada que algunos parlamentarios -si bien no hemos recibido ninguna comunicación formal- hayan dicho que no era necesaria esa prohibición.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: