Publicado el 28 de abril, 2020

Integrante consejo asesor Covid-19 y nuevos criterios: “Son necesarios para planificar la ‘nueva normalidad’”

Autor:

Sebastián Edwards

La doctora con magíster en Epidemiología y vicedecana de Investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad de los Andes, María Teresa Valenzuela, aborda las nuevas consideraciones que el consejo asesor entregó al Ministerio de Salud para detectar nuevos casos de coronavirus. «Estamos aumentando la sensibilidad de la vigilancia epidemiológica, que es el pilar fundamental para saber dónde están los riesgos», señala la experta. Reconoce que ve complejo establecer un criterio internacional, ya que «la diferencia de toda naturaleza que existe en los países es muy grande, por lo tanto, es muy difícil dar definiciones que sean rígidas».

Autor:

Sebastián Edwards

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tomando en consideración las recomendaciones del consejo asesor, el Ministerio de Salud dio a conocer los nuevos criterios para establecer cuales son casos sospechosos y confirmados de la enfermedad Covid-19.

Además se establecerá que los casos de personas que hayan adquirido la enfermedad de forma asintomática, se suman  a una nueva categoría como «pacientes infectados».

En entrevista a El Líbero, la magíster en Epidemiología y miembro del consejo técnico asesor, María Teresa Valenzuela, señala que estas nuevas consideraciones van de la mano con el Plan Retorno Seguro, ya que el sentido de estas es que «se salga a trabajar, se salga a la vida escolar, se salga a la vida social, pero con cierta seguridad y esa seguridad la vamos a tener en la medida que el sistema, tanto público como privado, sea capaz de detectar lo más precozmente a las personas que sean sospechosas para poderlas confirmar».

-¿Cuál es el sentido principal de establecer nuevos criterios sobre los casos sospechosos de coronavirus?

-Como país nos interesa detectar la mayor cantidad de casos existentes sospechosos para poderlos estudiar, confirmar o descartar, y para ello es importante que la definición de casos sospechosos sea lo más sensible posible, es decir, que abarque una gama de síntomas y signos que ya han sido descritos en la literatura para que de esa forma podamos realmente detectar precozmente estos casos.

-¿Qué significaría detectar precozmente esos casos?

-Lo que se trata de hacer con el diagnóstico precoz es la estrategia central del control de una epidemia. Lo que ocurre y lo que se está pensando para adelante o planificando para la «normalidad»,  es que el máximo cuidado se centre en las personas mayores de 60 años y en los enfermos crónicos, que se sabe que son las personas que más afectadas se ven en cuanto a la gravedad del cuadro clínico con esta enfermedad. Por lo tanto, estas personas son las que deben mantenerse en cuarentena el mayor tiempo posible, lo que significa ojalá quedarse guardados en su domicilio hasta que realmente haya pasado el peak famoso del que tanto se ha hablado, que iba a ser en esta fecha, pero posteriormente se ha dicho que será en dos semanas más. Esas son las personas que efectivamente tienen que tener el máximo cuidado de no infectarse porque son ellos los que se complicarían con una enfermedad de esta naturaleza y podrían llegar a la necesidad de hospitalizarse, requerir camas de unidades críticas y de ventilación mecánica.

Esa seguridad la vamos a tener en la medida que el sistema, tanto público como privado, sea capaz de detectar lo más precozmente a las personas que sean sospechosas para poderlas confirmar».

-Para detectar casos señalan que también sirve el tener síntomas y contar con una imagen de scanner de tórax con las características de infección de coronavirus. ¿Esos casos se suman a la curva epidémica actual?

-Claro, este pasaría a ser un caso confirmado. Hay casos sospechosos que cumplen con varios síntomas de los que se han agregado, que han sido vistos en pacientes con coronavirus y por eso se agrega en la confirmación de casos. Un caso sospechoso suele ser investigado por el gold estándar, que es la Prueba de Reacción de Polimerasa en Cadena (PCR). Sin embargo, también puede ser un caso sospechoso que tenga una tomografía de tórax con imágenes características de Covid-19, o más adelante, cuando ya se disponga de las pruebas serológicas (anticuerpos) a través de determinación de inmunoglobulina G (IgG) o la inmunoglobulina M (IgM).

¿Cómo se pueden definir estos nuevos criterios de los que existen ahora? ¿Es más completo?

-Obviamente. En el fondo, estamos aumentando la sensibilidad de la vigilancia epidemiológica, que es el pilar fundamental para saber dónde están los riesgos, dónde están los casos que se están confirmando comuna a comuna, día a día, etc.

¿Por qué son necesarias estas definiciones de nuevos casos de contagios?

-Estas son las definiciones que le hemos propuesto como comité asesor y que el ministro decidió plantear en su cuenta, pero igualmente lo tienen que evaluar al interior del Ministerio de Salud. No obstante, a nosotros como comité nos importa mucho porque creemos que realmente, para poder salir a esta nueva normalidad (entre comillas porque va a ser muy difícil que volvamos a una nueva normalidad y quizás vamos a ser personas diferentes posteriormente), lo importante es que también se salga a trabajar, se salga a la vida escolar, se salga a la vida social, pero con cierta seguridad y esa seguridad la vamos a tener en la medida que el sistema, tanto público como privado, sea capaz de detectar lo más precozmente a las personas que sean sospechosas para poderlas confirmar. Porque lo que no queremos es que se vayan generando brotes cuando ya no puedan ser controlados, por lo que apuntamos con estas nuevas definiciones de casos, y más posibilidades de hacer confirmación de la enfermedad, a darle mayor sensibilidad a la investigación y el estudio de posibles contagiados para que el brote que se produzca sea controlado.

Lo importante es que también se salga a trabajar, se salga a la vida escolar, se salga a la vida social, pero con cierta seguridad».

-¿Qué relación tienen los criterios con el Plan Retorno Seguro y la «nueva normalidad»?

-En este retorno seguro se consideran varios indicadores, como indicadores epidemiológicos, incremento de casos en los últimos 14 días, la incidencia por sector, etc. Por lo tanto, en lo que ayuda es a dar seguridad de que no estamos sometidos al riesgo de encontrarnos con cualquier compañero de trabajo que trabaje cerca nuestro contagiado, aunque se va a tener que mantener por mucho tiempo este tema del distanciamiento social. Por eso es que esta nueva normalidad es una normalidad entre comillas, porque las medidas que se han practicado y se han repetido hasta el cansancio respecto de los hábitos higiénicos, respecto del uso de mascarillas, respecto del distanciamiento social, respecto al control de temperatura en el ingreso de lugares de trabajos o donde existe gente que atiende público, sea lo más seguro posible.

-¿Se van a acelerar los test rápidos para el personal de salud?

-Hoy día el gold estándar es la PCR. El problema que tiene es que si bien es cierto es el gold estándar, tiene un rendimiento muy bueno durante los primeros días de síntomas del paciente. Pero posteriormente se negativiza. De repente hay pacientes que no consultan en los primeros días de síntomas y lo hacen varios días después. Entonces significa que en ese caso no va a ser confirmado por PCR. Por lo tanto, se recurre también a otros métodos de diagnóstico como son los estudios serológicos que ya están siendo usados en distintos lugares del mundo y que se sabe que después del séptimo día de inicio de síntomas, el paciente comienza a elevar su inmunoglobulina G y después ya de 14 días prácticamente el 100% ha elevado su inmunoglobulina G. Es un método rápido en vez de tener que llevar una muestra que es de difícil toma de muestra que es muy sensible y donde tienes que disponer de un laboratorio que esté certificado con equipamiento especial. En vez de todo eso, poder también recurrir a métodos rápidos, como serían los test serológicos que pueden dar resultado en vez de 24 o 48 horas, darlo en 3 o 4 horas.

-Este test se va a aplicar en personal crítico como policías o bomberos, personal médico, bancos, transporte. ¿A ellos se les va a dar prioridad?

-La preferencia es tener seguridad y cuál es el estado de respuesta de la persona. Lo tienen las personas que brindan servicio público, que atienden a un número de personas importante en el día, los que están resguardados por toda nuestra seguridad en el país, fuerzas armadas, carabineros, bomberos, el personal de salud. Por lo tanto la prioridad la deben tener ellos.

Lo importante acá es no colapsar el sistema en cuanto a los pacientes críticos. Esa es la preocupación. Ellos corren el riesgo de complicarse más y poder morir».

-¿Es posible que haya un colapso en los servicios médicos y de urgencias?

-Lo importante en todo esto es que no colapse el sistema hospitalario. O sea, en donde en realidad se requiera de cama de unidades críticas de atención y ventiladores. Tenemos una extensa red de atención primaria en Chile con muchos consultorios, muchos centros de salud familiar que pueden atender a la población. Por lo tanto, lo importante acá es no colapsar el sistema en cuanto a los pacientes críticos. Esa es la preocupación. Ellos corren el riesgo de complicarse más y poder morir. |

-¿Esto podría incrementar las medidas de resguardo?

-Lo único que se está haciendo es que se pueda consultar cuando se presentan estos síntomas y que se le pueda indicar el examen para confirmar o descartar. Lo que da la seguridad es que las personas que realmente se confirman sean rápidamente confinadas, aisladas y no esperar tantos días que transmitan la infección a su alrededor.

-¿Cuándo comenzarán a regir estos criterios?

-Todo depende del Ministerio de Salud. Esto lo tienen que estudiar, analizarlo, capacitar a todas las seremis del país, a toda la red asistencial, a la red pública, privada. La verdad es que he visto que ha sido extraordinariamente ágil para dar respuesta.

¿Cómo ve la posibilidad de crear un criterio común internacional?

Es muy difícil. La Organización Mundial de la Salud da los lineamientos generales para todos los países, pero la diferencia de toda naturaleza que existe en los países es muy grande, por lo tanto, es muy difícil dar definiciones que sean rígidas, estáticas para cada uno de los países. Cada uno tiene que ir adaptando su estrategia de control de acuerdo a qué dispones, con quién cuento, cuántas camas dispongo, cuántos ventiladores tengo, qué capacidad diagnóstica tengo, qué recursos tengo de laboratorio. Eso es lo importante, en este país se ha trabajado intensamente en poder dar respuesta a esta pandemia en la forma más oportuna, de manera tal que se genere la menor cantidad de colapsos en el sistema de salud. Quisiéramos que ojalá no muera nadie, pero sabemos que mueren entre ocho, doce pacientes por día, pero si te comparas con otros países, puedes ver la tremenda diferencia respecto de cuántos pacientes están muriendo en otros países día a día.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿YA RECIBES EL PODCAST “DETRÁS DE LA NOTICIA”?

Cada noche el director de El Líbero, Eduardo Sepúlveda, cierra la jornada con un comentario en formato de audio enviado por WhatsApp, donde en pocos minutos analiza los hechos que marcaron el día y proyecta escenarios para el futuro próximo.

Sí ya eres parte de la Red Líbero, solicita el podcast escribiendo a red@ellibero.cl

Sí aún no eres parte de la Red Líbero, suscríbete y ayúdanos a seguir creciendo.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: