Publicado el 24 de febrero, 2020

Instituto Nacional: sin rector por falta de candidatos al cargo, no hubo ni tres postulantes

Autor:

Emily Avendaño

El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri se reunirá esta semana con diez nuevos directores que fueron todos seleccionados por Alta Dirección Pública. «Pudimos llenar todos los cupos, salvo el del Instituto Nacional, que se declaró desierto porque no hubo los tres postulantes que requiere la ley», explica a El Líbero. Este será un año de cambio en la representación del liceo emblemático, pues además del rector, se requiere un nuevo presidente del Centro de Alumnos, ya que Rodrigo Pérez egresó, y hay que renovar la directiva de dos, de los tres, centros de apoderados. 

Autor:

Emily Avendaño

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Cuando la ex seremi de Educación de la Región Metropolitana, Lilí Orell, fue designada como rectora del Instituto Nacional siempre se supo que estaría allí de forma interina hasta finales de febrero, pues la figura definitiva para el puesto sería designada por un concurso de Alta Dirección Pública (ADP). Comenzó su estancia en el liceo emblemático el 2 de septiembre y terminará el 28 de febrero. Sin embargo, el concurso que debía hallarle reemplazo definitivo debió ser declarado desierto. 

“Pudimos llenar todos los cupos, salvo el del Instituto Nacional, que se declaró desierto porque no hubo los tres postulantes que requiere la ley, vamos a nombrar un interino próximamente, la otra semana de adentro del establecimiento. No vamos a traer a nadie de afuera y en marzo comienza el llamado al nuevo concurso”, explica a El Líbero el alcalde de Santiago, Felipe Alessandri.

De acuerdo con la Ley 20.501 de Calidad y Equidad de la Educación, cada municipio administra los concursos de manera autónoma. La selección está a cargo de una Comisión Calificadora Independiente, que la conforman tres integrantes: un representante del consejo de ADP, el jefe comunal de educación y un docente destacado elegido por sorteo. Esta instancia técnica cuenta con la asesoría de una empresa especializada en la selección de personal, que al cumplirse todas las etapas del concurso debe presentar una nómina de tres a cinco candidatos que envía al sostenedor para que realice el nombramiento. 

Nosotros queremos un diálogo con las representaciones de las directivas que correspondan, en ejercicio, con el nuevo centro de alumnos, con los nuevos centros de padres», señala el alcalde Alessandri.

“A diferencia de otras administraciones, hemos hecho un concurso público para llenar los cargos de directores en diciembre. Lo cual no es obvio, porque en administraciones anteriores buscaban a los directores de los establecimientos en los partidos políticos. Parte de las quejas que hay hoy en la propia comunidad es por la politización exacerbada que hubo por años en los establecimientos públicos. Nosotros, muy ajenos a eso, hemos hecho concursos públicos. Esta semana yo me reúno con diez nuevos directores que fueron todos seleccionados por Alta Dirección Pública. La Municipalidad llama al concurso, pero no se involucra en nada. Después llega la empresa que realiza esto con una terna y ahí el alcalde elige, en un proceso súper transparente”, indica Alessandri.

Creo que la comunidad espera que sea alguien con temple, con carácter, para que no se deje amedrentar por esta gente. Creo que marzo se viene terrible. Y todos sabemos que el Instituto Nacional es el foco. Allí empezó todo”, subraya Aquiles Herrera, presidente de la Corporación de Padres y Apoderados José Miguel Carrera.

Ahora, como intuían los representantes de los centros de padres y apoderados, el nuevo rector será un profesor del mismo colegio. “Ella dijo que iba a llegar hasta el 28 y lo cumplió. Es una mujer de palabra y por lo que nosotros vimos no la pasó muy bien el tiempo que estuvo por la violencia, lamentablemente. Esperamos que llegue alguien con su mismo temple porque era una persona con mucho carácter y eso es lo que hace falta. Yo creo que la comunidad espera que sea alguien con temple, con carácter, para que no se deje amedrentar por esta gente. Creo que marzo se viene terrible, la verdad. Y todos sabemos que el Instituto Nacional es el foco. Allí empezó todo”, subraya Aquiles Herrera, presidente de la Corporación de Padres y Apoderados José Miguel Carrera.

El recambio donde todo comenzó

Todo 2019 fue un año convulso en el Instituto Nacional. Este 4 de marzo se reinician las clases y los estudiantes llamaron a una asamblea para ese mismo día. El interior del liceo emblemático fue la chispa que encendió el estallido que comenzó en octubre, pues fue desde ese centro donde se promovieron las primeras evasiones masivas del Metro de Santiago. 

El primer llamado a irrumpir en el subterráneo se hizo desde el perfil de Instagram Cursedin, que actualmente tiene más de 28.400 seguidores. Tras el anuncio del alza del pasaje, hecho el viernes 4 de octubre, en el perfil subieron historias durante el fin de semana con un llamado a hacer “evasiones masivas” los días lunes, miércoles, jueves y viernes en la estación Universidad de Chile. “Esperamos hasta las 14:10 y vamos corriendo al metro”. De allí en adelante la acción se repitió consecutivamente en los días posteriores, el 17 de octubre ocurrieron los primeros ataques de gravedad a la estación San Joaquín y el 18 marcó el inicio del estallido.

Sin embargo, en la previa la rectora tampoco tuvo días fáciles pese a que el 3 de septiembre firmó el «acuerdo por la paz» con el Centro de Estudiantes del Instituto Nacional y con la Municipalidad de Santiago. Lo allí plasmado no se cumplió y en 28 días con clases, 19 de ellos fueron violentos, incluyendo la quema de la Inspectoría de la institución el 15 de octubre. 

Tales antecedentes justifican la preocupación de los apoderados de cara al mes de marzo, período para el cual ya se han anunciado diversas manifestaciones. “Como apoderados estamos bastante atentos a toda esta situación que pueda ocurrir en marzo, de hecho, va a haber manifestaciones que pueden terminar en desórdenes, desmanes y que finalmente terminan por suspender las clases en el Instituto Nacional”, advierte Elba Martínez, presidenta del Centro de Padres y Apoderados Instituto Nacional (Cepain). 

Pero además de la preocupación por las complicaciones que pueda significar el mes de marzo en lo referente a la violencia, los apoderados también deben renovar sus autoridades. 

Tanto el Cepain como la Corporación quedaron con elecciones pendientes el año pasado; y el presidente del Centro de Alumnos, Rodrigo Pérez, egresó de cuarto medio, por lo que también debe actualizarse el estamento estudiantil. 

Tanto los centros de padres, como el de estudiantes y la rectoría integran el Consejo Escolar, una de las instancias de decisión máxima dentro del liceo. En el consejo también es parte la Dirección de Educación Municipal (DEM). 

“La Corporación de Padres y Apoderados tenía elecciones para renovar la directiva a fines de noviembre y lamentablemente por los hechos por todos conocidos no se pudo hacer. Se supone que ahora en marzo se retoman las actividades, pero la gente igual está con harto temor, con muchas aprehensiones de lo que va a pasar. Mucha gente se fue del colegio, los que pudieron encontrar matrícula se fueron y hay un gran pesimismo y mucho temor por lo que se viene. Yo ya no sigo. Entrego mi mando ahora en marzo”, apunta Aquiles Herrera.

Martínez también dijo que en su caso fue imposible organizar elecciones con todos los acontecimientos de finales de año, en el que además el cierre de año del Instituto se hizo de forma anticipada. 

Por su parte el Centro de Padres y Apoderados A-0 (Cepa A-0) tuvo elecciones el 16 de agosto de 2019, aunque su período se venció en diciembre de 2018. Resultó electa Karina Leyton, en un proceso en el que votaron menos de 100 personas, de los más de 1.200 socios que tiene la organización. Judy Valdés, la presidenta saliente de este centro, sigue dando declaraciones a los medios, ahora como representante de una agrupación Unidos por la Educación. 

A principios de agosto de 2019 hubo una votación de apoderados en el Instituto Nacional en la que 90% de los participantes estuvo de acuerdo en la necesidad de que el liceo emblemático tenga a una sola institución que agrupe a los padres. En la consulta participaron 3.000 personas.

“Nosotros queremos un diálogo con las representaciones de las directivas que correspondan, en ejercicio, con el nuevo centro de alumnos, con los nuevos centros de padres. Hay tres, uno renovó su directiva el año pasado, con la directiva del Colegio de Profesores. Ojalá el 2020 sea productivo para la educación, hay mucho en juego, estamos en un momento de inflexión”, afirma el alcalde de Santiago, quien además se mostró confiado en que las elecciones podrán hacerse ya que “el Instituto Nacional tiene una tradición de elecciones internas pacíficas y tranquilas, democráticas, donde cada uno puede expresar su punto de vista”. 

Los padres reconocen que el período vacacional les ha impedido organizarse de cara a definir estrategias para garantizar que haya clases en marzo. “Llevo 12 años como apoderado y estamos tratando de dejar la corporación como un centro de padres que haga frente al A-0, que es el centro de padres que ha seguido trabajando incansablemente, porque claramente ellos tienen otra motivación. Así que esperamos nosotros ahora en marzo dejar la corporación como un estamento que saque la cara por la gente que no está por la violencia, que está porque el colegio retome en algún momento las actividades normales”, señala Herrera.

La última reunión del Consejo Escolar se hizo en enero, pero no se abordó el tema de la violencia ya que se hizo énfasis en la recuperación de la infraestructura. Al respecto el alcalde indica: “Tenemos ingresado al Ministerio de Educación y al gobierno regional un proyecto de 3.200 millones de pesos para modernizar el Instituto Nacional completo. Por año, durante los 90, durante los 2000, se pensó que el sistema de generar puntajes nacionales era suficiente, pero claramente no fue así y no se invirtió nada en infraestructura. Hoy, tenemos que hacer un cambio importante. Los pupitres están adosados al suelo, claramente no es para los tiempos de hoy y el tipo de clases que se imparten hoy día. La educación ha evolucionado mucho. Así que esperamos que sea un buen año”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: