Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de noviembre, 2018

Huenchumilla y rescate del Plan Araucanía: “El ministro Moreno trabajó, se la jugó; ahora hay que ver cuál es la estrategia que seguirá el Presidente”

Autor:

Mariela Herrera

El senador por la IX Región comenta que se "volvió al kilómetro cero" tras los avances logrados por el ministro de Desarrollo Social. Pero considera "clave" retomar el ánimo que existía antes del caso Catrillanca: "La primera tarea del gobierno es recuperar la confianza, que la gente logre creer en este proceso".
Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

De pronto, pareciera que el senador DC, Francisco Huenchumilla, viera con cierta añoranza los meses de trabajo que el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno desplegó en La Araucanía. Lamenta que prácticamente se haya perdido un año de gestos y propuestas que ni siquiera había visto en los gobiernos de su sector. Porque una de las consecuencias tras la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca, fue el fin de las confianzas entre los actores de la IX Región.

Y aunque reconoce que es muy difícil retomar el camino tal como estaba antes del 14 de noviembre, se atreve a plantear ciertas tareas mínimas que debiera realizar el gobierno, para no dejar en el olvido el Plan Araucanía.

-Hace unos día usted se refirió al Plan Araucanía y señaló: “Si no hay decisión política de cambio, no será posible volver a conversar con el ministro Moreno”…

-Hoy hemos vuelto al punto de partida, estamos en el kilómetro cero, no hay ninguna posibilidad de conversar mientras uno no sepa las próximas medidas que va a tomar el gobierno y el nuevo intendente. Lamentablemente todo esto volvió a fojas cero, a raíz de la desgraciada muerte del joven Catrillanca.

-Pero usted valoró la salida de Luis Mayol del cargo de intendente. ¿No ve eso como una señal política?

-Sí claro, cuando sucede un hecho lamentable de esta naturaleza y cuando la policía encargada de la seguridad hace una trama mentirosa a sus superiores y frente a la autoridad política entonces, hay que tomar medidas y el gobierno las hizo efectivas con carabineros. Quedaba la responsabilidad política respectiva y también se hizo. Pero acá se rompió la confianza entre los diferentes actores de La Araucanía. La pregunta es cómo se recompone. Y la palabra la tiene el gobierno, en primer lugar.

¿Aquí va a primar la estrategia Moreno o la estrategia del garrote? Eso tiene que definirlo el Presidente.

-¿Y cómo se recompone esa confianza?

-El gobierno tiene que definir su método en La Araucanía. Si será el comando jungla, la represión, carabineros, ese es un escenario; si el método es el diálogo político y conversar los problemas, ese es otro escenario. ¿Aquí va a primar la estrategia Moreno o la estrategia del garrote. Eso tiene que definirlo el Presidente. El gobierno tiene una línea del orden público y una línea dialogante, que tenía el ministro Moreno. Entonces, cuál de las líneas va a prevalecer es muy importante.

-¿Cuáles son los hechos concretos que usted espera para volver a los avances alcanzados con el Plan Araucanía?

-La actitud de diálogo y de encuentro con la gente del ministro Moreno, fue muy positiva como partida, pero ahora tenemos que escuchar al nuevo intendente, cuál es su pensamiento sobre la región de La Araucanía, qué instrucciones trae del Presidente y qué va a hacer con el llamado comando jungla que fue presentado en sociedad por el propio Mandatario. Creo que se requieren decisiones políticas del gobierno respecto del camino a seguir y, en base a eso, veremos si es posible retomar las conversaciones. El ministro Moreno trabajó, él se la jugó, tuvo una línea, recién partiendo. Era una cosa positiva, pero todo eso quedó en nada. Ahora hay que ver cuál es la estrategia que seguirá el Presidente.

-Además recoge muchas de las propuestas de la comisión Vargas del gobierno de la ex Presidenta Bachelet. Muchos vieron continuidad con ese trabajo.

-Es difícil ser novedoso en esto. Yo conozco muchos informes y mesas territoriales que ha habido en los últimos 20 años, la diferencia es en la actitud de quien encabeza este proceso, que va a La Araucanía no cada tres meses, sino que va dos veces a la semana y dialoga con la punta izquierda y con la punta derecha. No una vez, sino que muchas veces el ministro se juntó con nosotros, con los senadores, diputados, con una actitud que uno valora. Eso hace la diferencia. Porque el Plan mismo aún  no se desarrolla, pero uno valora la disposición y la apertura al diálogo que tuvo el ministro Moreno.

-Entonces, ¿cómo se salva esto? ¿Cuán importante es retomar este camino?

-La primera tarea del gobierno es recuperar la confianza, que la gente logre creer en este proceso. Pero hay un actor ahí que nadie le cree, que es Carabineros. Por eso es muy importante ver cuál será la conducta del gobierno porque tiene que dar una señal, hacer una reorganización completa de carabineros, su estructura, formación, inteligencia, contrainteligencia, controles, etc.

Nadie está defendiendo ni los delitos comunes ni los hechos violentos, sino la forma de acercamiento a la solución del problema.

-Pero dos altos mandos de la región dejaron sus cargos, más cuatro uniformados que dieron de baja.

-Lo mínimo es que la gente asuma su responsabilidad, pero no basta con eso, porque es necesario saber cuál es la medida y el uso de la fuerza que va a colocar el gobierno en La Araucanía. Nadie está defendiendo ni los delitos comunes ni los hechos violentos, sino la forma de acercamiento a la solución del problema.

-Sobre el tema de seguridad, el Presidente anunció hace unos días, proyectos de ley para una modernizar de las policías que incluyen más controles y transparencia. ¿Es ese un primer paso?

-El proyecto de ley llegó este lunes al Congreso, vamos a ver cómo viene en la comisión de Seguridad. Y ese proceso se tiene que hacer y tendrá que participar carabineros y expertos y, en conjunto, tendremos que hacer una nueva ley que reorganice completamente carabineros para una nueva etapa y que superemos esto. La confianza no  se compra en la farmacia de la esquina, depende de muchos factores. Una cosa es la tramitación del proyecto de ley, otra es la actitud de la nueva autoridad, otra es qué hará el Presidente cuando visite la región. No hay una receta. Los problemas políticos no tienen una receta, eso dificulta la solución.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: