Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 28 de febrero, 2019

“Grupo en vigilancia permanente”, quiénes son y cómo actúan los chilenos que defienden la embajada venezolana

Autor:

Bastián Garcés

En la comuna de Providencia se ubica la sede diplomática, que es un punto de reunión clave para los defensores del régimen de Nicolás Maduro. Dirigentes y militantes de movimientos izquierda como el Partido Comunista, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, el Partido Socialista y Unión Patriótica se han organizado contra miembros de la oposición venezolana. El mismo grupo también ha funado eventos en los que han participado líderes como el secretario general de la OEA, Luis Almagro; Lilian Tintori y Henrique Capriles.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En vigilancia permanente, grupos de apoyo y solidaridad continúan en zonas aledañas a la embajada“, publicó la cuenta de Twitter de la Embajada de Venezuela en Chile el domingo pasado. El tuit fue acompañado por un video en el que se mostraba un hombre tocando una caja de percusión, mientras de fondo se veía a militantes del Partido Comunista ondeando banderas de la colectividad.

Un día antes, el 23 de febrero, la sede diplomática del gobierno de Nicolás Maduro realizó una seguidilla de publicaciones agradeciendo el apoyo de manifestantes chilenos de izquierda en las afueras de la casona ubicada en calle Bustos. Fue el mismo día en que el Presidente encargado Juan Guaidó, apoyado por la OEA y la mayoría de las democracias del mundo, intentó realizar el ingreso de la ayuda humanitaria internacional a Venezuela.

Entre los videos que la cuenta de la embajada subió se encuentran intervenciones como la de la ex alcaldesa de Pedro Aguirre Cerda, Claudina Núñez (PC). En ella señala: “Todos nosotros los chilenos que vivimos el proceso de dictadura no desearemos jamás que a Venezuela viva lo que nosotros hemos vivido, por eso lo vamos a defender, aquí en la calle, a defender la embajada que es territorio venezolano“.

Ese mismo día, a través de las redes sociales, la institución afirmó “continúan miembros de movimientos políticos de izquierda custodiando sede diplomática venezolana en Chile”. Durante el fin de semana se pudieron ver cerca de la sede, personas con banderas de movimientos y partidos políticos como el Partido Comunista, el Partido Socialista, sus respectivas juventudes, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, la Unión Patriótica y el Partido Comunista (Acción Proletaria), estas dos últimas colectividades relacionadas con el ex candidato presidencial Eduardo Artés.

Fue este dirigente quien señaló el domingo 24 que “Guaidó ha tenido una derrota gigante, pero no debemos de bajar los brazos porque resulta que el imperialismo no va a quedar tranquilo con este golpe que le ha dado el pueblo venezolano y la justa dirección de Maduro”. Además, el ex abanderado dijo: “Llamamos a todo el mundo a acercarse a la embajada, a seguir alerta, la unidad de los revolucionarios, de los trabajadores y de la gente que aspiramos a una América Latina libre y soberana es más importante que nunca“.

Durante el fin de semana los manifestantes pro Maduro no solamente se dedicaron a realizar discursos, sino que también increparon duramente a integrantes de la oposición que se dirigieron a la embajada para mostrar su rechazo al gobierno chavista. Según comentan dirigentes opositores, uno de sus miembros fue rodeado por militantes de diferentes partidos de izquierda, quienes lo insultaron y empujaron para expulsarlo del lugar, razón por la que fue necesaria la intervención de Carabineros. Aunque, esta no es la primera vez que la violencia escala hasta este punto.

Gritos xenófobos, clasistas, y ataques personales han sido la tónica de quienes se reúnen para defender el chavismo.

De hecho un mes antes, a inicios de enero de este año, fue el mismo Artés quien increpó a una mujer venezolana que se manifestaba contra el régimen de Nicolás Maduro. “No insultes, estás en Chile y no tenís ningún derecho a estar aquí, en territorio nacional e insultar al chileno, ¿qué te crees tú carajo?“, fue una de las frases del ex candidato presidencial quien además le gritó a los manifestantes: “Anda a besarle los zapatos al imperialismo yanqui, eres un gusano, un escuálido“. En esa misma protesta, otra defensora del gobierno chavista le dijo a los opositores: “Llegaron a puro hacer delincuencia”.

Los ataques de los “grupos de apoyo” a la visitas del secretario de la OEA, Luis Almagro, y a Henrique Capriles

La presencia de grupos de apoyo se remonta al menos a marzo de 2013. Pocos días después de la muerte de Hugo Chávez, un grupo de opositores al régimen realizó el foro “Venezuela post Chávez”, en la facultad de Derecho de la Universidad de Chile. Hasta el edificio ubicado en Pío Nono, llegó un grupo de adherentes chilenos a la figura del fallecido gobernante, quienes intentaron, a través de gritos e insultos, boicotear el conversatorio. Según recuerdan asistentes a la actividad se trataba de cerca de 20 personas que estaban afuera del edificio gritando palabras como “imperialistas”, “escuálidos” y “traidores”. Incluso tres personas lograron infiltrarse en la actividad y gritar contra las personas que querían expresar su opinión. La palabra “escuálido” se repite a la hora de insultar a los venezolanos. El término fue acuñado por Chávez para denostar y la oposición en Venezuela.

Ese mismo año, pero a mediados de julio, vistió Chile el líder de la oposición Henrique Capriles, quien realizó una actividad en el ex Congreso Nacional. En esta ocasión la reacción de los grupos de apoyo fue peor: varios adherentes al gobierno de Maduro, además de gritar insultos contra los miembros de la oposición, les escupieron y tiraron huevos.

Se repetía, así, el mismo modus opeandi que tienen en cada acto o actividad que aparecen para atacar a quienes cuestionan al gobierno chavista. De hecho, una situación similar vivió Lilian Tintori, esposa del líder de la oposición Leopoldo López, quien viajó a Chile en abril de 2015. La activista participó en un conversatorio en el Museo de la Memoria respecto a la situación de su país. En las dependencias del edificio fueron increpados por adherentes de Maduro, quienes esperaron hasta que terminara la actividad para seguir a los opositores hasta la estación de metro Quinta Normal e insultarlos duramente en el trayecto.

Este tipo de situaciones ha afectado incluso a autoridades regionales como Luis Almagro, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), que visitó Chile en septiembre de 2017. El político uruguayo se encontraba en el país en el marco de una gira que incluía actividades como una reunión con Sebastián Piñera y un evento organizado por la Corte Suprema. Además, durante su estadía en Santiago, la máxima figura de la OEA realizó un conversatorio junto a la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia, quienes invitaron a miembros de la comunidad venezolana en el país.

La cita, que se iba a llevar a cabo en el Hotel Director, ubicado en Las Condes, fue hecha pública por un diario nacional horas antes de que comenzara. Rápidamente, los comités de apoyo a las embajadas venezolana y cubana comenzaron a organizarse a través de redes sociales, haciendo llamados públicos para “funar” el evento e impidiendo que Almagro pudiera exponer.

Esto generó que Carabineros llegará a las instalaciones del hotel para custodiarlas, y la administración del hotel decidió cancelar el evento. Con el tiempo en contra, la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia debió cambiar el lugar, cuya dirección se mantuvo en reserva con resguardo de Carabineros para poder lograr llevar a cabo el encuentro.

Son justamente las redes sociales, uno de los lugares por los que estos grupos se coordinan. Por ejemplo a través de la página de Facebook Remolino Popular, vinculado al Partido Comunista (Acción Popular) difunden diversos vídeos y fotografías en apoyo a Maduro. De hecho, la colectividad se ha encargado de realizar convocatorias para “defender” la administración chavista en regiones. Una de ellas fue el “Mitín antiimperialista, ¡no yanquis en Venezuela!” en Concepción.

Según comentan dirigentes de la oposición este apoyo ha significado beneficios para los militantes de izquierda, quienes ha tenido libre acceso a la embajada durante las elecciones de Venezuela, además de poder almacenar banderas de sus colectividades al interior del reciento y utilizar el edificio como “refugio” en caso de que las manifestaciones sean dispersadas por efectivos policiales.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: