Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 14 de febrero, 2019

Fiscal preferente por incendios en Concepción: “La evidencia por lo general desaparece con el fuego, esa es la mayor dificultad”

Autor:

Bastián Garcés

Guillermo Henríquez fue designado para indagar las causas de incendios forestales de la Región del Biobío. Ante una posible intencionalidad tras los siniestros, el fiscal no descarta la opción, pero apunta que «la recopilación de pruebas es bastante compleja y de carácter científico-técnico, no es una investigación que se basa en descripciones testimoniales». Y explica que la evidencia del video de unos jóvenes prendiendo fuego en Coronel, es una excepción en estos casos.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Nueve investigaciones tiene a su cargo el persecutor Guillermo Henríquez, quien fue designado como fiscal preferente para los incendios forestales en la Región del Biobío. Sobre su rol, el jurista explica que «permite una mirada global, si bien cada hecho es una investigación distinta permite tener el contexto de todos los incendios ocurridos en la provincia«.

En conversación El Líbero, el fiscal Henríquez explica que lo complejo de indagar en este tipo de hechos es que «el fuego todo lo borra», además de poder comprobar la intencionalidad de un incendio. «Es sumamente complejo, a través de actos exteriores, acreditar una intención interior», explica.

-A usted lo nombraron fiscal preferente para los incendios forestales en Concepción, ¿en qué consiste su cargo?

-Lo que la fiscal regional Marcela Cartagena determinó fue una coordinación de todas aquellas causas que tuvieran incidencia con ocasión de incendio. Esto permite una mirada global, si bien cada hecho es una investigación distinta, permite tener el contexto de todos los incendios ocurridos en la provincia y también darle una visión global con trabajo junto a la policía especializada y en particular regidas por un solo fiscal.

-¿Cuál es la importancia de estas causas en particular?

-La importancia es que son causas de relevancia para la sociedad, mientras no se ponga en peligro a las personas desde el punto de vista penal, no son investigaciones que revistan penas altísimas, pero precisamente da cierta seguridad o tranquilidad que el Ministerio Público realice su función una vez cometido alguno de estos hechos, para acreditar o desacreditar que se trate de incendios de carácter intencional. Eso responde a las obligaciones que tenemos como Ministerio Público de investigar todo aquello que pudiera revestir carácter de delito.

Esto permite una mirada global, si bien cada hecho es una investigación distinta, permite tener el contexto de todos los incendios ocurridos en la provincia y también darle una visión global con trabajo junto a la policía especializada y en particular regidas por un solo fiscal».

-El intendente del Biobío, Jorge Ulloa, señaló sobre los incendios forestales ocurridos en la región que “es una extraña coincidencia que hayan comenzado alrededor de las 22:00 horas, en cinco o cuatro lugares de la provincia de Concepción”. ¿Este hecho se puede relacionar con una posible intencionalidad para provocar los siniestros?

-Dentro de las hipótesis del Ministerio Público está investigar estos delitos con ocurrencia simultánea, bajo las hipótesis que le digo, que pueden ser debido a causas naturales, accidentales, de simple coincidencia o intencionales, pero la verdad es que no nos podemos pronunciar a priori. Nuestro trabajo no parte de presupuestos o suposiciones, sino que simplemente a través de lo que objetivamente da el resultado de la investigación.

-El ministro de Agricultura, Antonio Walker, afirmó que cerca del 30% de los incendios son causados intencionalmente. ¿Cuántas indagaciones está desarrollando la fiscalía respecto a este tipo de hechos?

-Investigaciones por incendios llegan todos los días a las fiscalías locales. En los incendios de relevancia ocurridos en 2019 están estos cinco incidentes (ocurridos el miércoles) y tres o cuatro más de la semana anterior. Esos son los relevantes, porque el tema de la clasificación, de qué puede ser un incendio, se incluyen temas menores como quemas de pastizales u otros. Denuncias por hechos que se han catalogado como posibles incendios son altos, sobre todo en las regiones donde hay cultivo de árboles, por ejemplo.

-¿Esta cifra es mayor que en años anteriores?

-No, va dentro de la moda que se repite todos los años. No ha sido un incremento respecto de otros años en particular. No es un fenómeno, desde el punto de vista investigativo, que sea relevante o destacable como un aumento de estos.

«Es sumamente complejo, a través de actos exteriores, acreditar una intención interior»

-Solo dos de cada 100 causas por incendios forestales terminan en condenas, ¿cuál es la posibilidad que las causas terminen con los responsables cumpliendo penas?

-No puedo responder a eso porque sería inmediatamente prejuzgar que estos incendios fueron voluntarios y, por lo tanto, intencionales, y que nos enfrentamos en un delito de incendio. Eso lo tengo que determinar después de entregada las pericias. Una vez determinado aquello podríamos hablar de que efectivamente que hay una investigación respecto de zonas por la comisión de un delito de incendio.

-¿Lo más complejo es probar el dolo en casos de este tipo?

-Lo más difícil es acreditar el dolo. O sea, y eso si es que determinas que en efecto fue intencional y efectivamente tienes un autor, que ya son dos complejidades de por sí. Y tercero, a ese autor imputarle el dolo que es algo subjetivo. Es sumamente complejo, a través de actos exteriores, acreditar una intención interior.

-¿Cuál es la dificultad para encontrar pruebas en los casos de incendios forestales?

Está escrito en toda la literatura que «el fuego todo lo borra». La evidencia por lo general desaparece con el fuego, esa es la mayor dificultad, primero hay determinar el inicio del fuego propiamente tal, luego la existencia o no de acelerantes en los lugares de inicio de los incendios. Luego, si es que está determinado aquello, participación y determinación de autores. La recopilación de pruebas es bastante compleja y de carácter científico-técnico, no es una investigación que se basa en descripciones testimoniales, sino que hay mucho de prueba científica.

-¿Esto hace que sea más complejo probar una tesis de intencionalidad?

-Exactamente, porque la diferencia entre establecer que alguien está realizando un acto voluntario de quema de incendios, versus el «se me escapó de las manos», en donde hablamos de teorías de cuasidelito de incendio es muy sutil. No todos los días nos enfrentamos a videos como el caso de Coronel, en el que a vista y paciencia de todo el mundo se pudo determinar que la intención de aquella persona es precisamente iniciar un fuego en una zona que es denominada forestal.

Está escrito en toda la literatura que ‘el fuego todo lo borra’. La evidencia por lo general desaparece con el fuego, esa es la mayor dificultad».

-¿Cuánto influye el sector donde se genera el incendio?

-Estos últimos incendios, ocurridos el 11 de febrero, tienen relevancia porque estaban muy cercanos a viviendas, a personas. Por ejemplo, en de San Pedro está delimitado el cerro de las casas simplemente por la calzada, y en el caso de Penco estuvieron a 50 metros y cuando resurgió el fuego en la mañana fue a menos metros de la vivienda y la población afectada. Eso es lo complejo. En este tipo de casos la existencia del fuego puede provocar consecuencias que son nefastas para la población.

-¿Hay incendios que afecten a zonas de comunidades indígenas o turísticas?

-Ninguno está asociado a comunidad indígena en estos casos, y zonas turísticas diría que tampoco reúnen dichas características, salvo el sector de Tomé que es bastante cercano a Dichato, en donde en esta época hay mucha concurrencia de personas por tratarse de la época estival.

-En ese caso, ¿se producen en sectores forestales o agrícolas?

-En el caso de Tomé son forestales derechamente.

Investigaciones de incendios podrían extenderse por tres meses

-Ayer se detuvo un joven en Coronel luego de que se difundiera un video en el que aparecía iniciando un incendio. ¿Cómo fue el proceso?

-Fue detenido el 12 de febrero por hechos del 26 de enero, efectivamente ahí intervienen nuevas formas de investigación, redes sociales y otros medios tecnológicos, eso llega a buen término por parte de Policía de Investigaciones que está realizando de manera preferente la investigación de todos los incendios de la Región del Biobío, con una fuerza de tarea creada para estos efectos y coordinada por el prefecto y la fiscal regional. En ese contexto se determina la existencia de ese video, se hicieron las diligencias correspondientes y se determinó su participación en los hechos del 26 de enero.

Hay un traslado de recursos desde Santiago hacia Concepción para que efectivamente esta brigada (de delitos medio ambientales) realice las funciones que le son propias».

-La investigación de esta persona durará tres meses, ¿cuáles son los plazos que tiene el Ministerio Público en los otros casos?

-Los plazos siempre están sujetos al resorte del tribunal, la regla general y menos aplicada por los tribunales es que toda investigación que ha sido formalizada ante un tribunal debería tener dos años de investigación. Lo cierto es que ninguna, de ningún tipo de delito -salvo escasas excepciones-, tienen este plazo. Este plazo de tres meses en el caso de este joven y, eventualmente, de otro formalizado en el que se otorgan plazos bastante parecidos, diría que es el promedio de tiempo de las causas.

-¿En qué consiste las instrucciones que recibió la PDI por parte de la Fiscalía para investigar los hechos?

-En el trabajo con la fuerza de tarea que se estableció con la Policía de Investigaciones, en donde trabaja el comisario Jorge Abate como coordinador de la unidad, se está trabajando también con el Laboratorio de Criminalística de la PDI y con la Brigada de Delitos Medio Ambientales. En ese sentido hay un traslado de recursos desde Santiago hacia Concepción para que efectivamente esta brigada realice las funciones que le son propias.

-¿Les han lleagdo denuncias de agresiones a personal de la Conaf, bomberos o brigadistas?

-No nos han llegado denuncias formales ni han sido ingresadas hasta el día de hoy (ayer) alguna denuncia que dé cuenta de aquello.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: