Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 19 de junio, 2019

Felipe Kast sobre nombramiento de Sichel como ministro: «Es una buena noticia»

Autor:

Bastián Garcés

El senador y ex titular de Desarrollo Social, durante la primera administración del Presidente Sebastián Piñera, destaca la designación del ex militante de Ciudadanos en la cartera. «La ciudadanía valora cuando un gobierno es capaz de reclutar a dirigentes talentosos que no son de sus propias filas», afirma. Además, el legislador de Evópoli por La Araucanía, sostiene: «Sebastián Sichel es del grupo de personas que dejó atrás a la izquierda y ha ido abrazando las ideas de nuestro gobierno».

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

La llegada de Sebastián Sichel al Ministerio de Desarrollo Social y Familia causó cuestionamientos entre dirigentes de Chile Vamos, particularmente de la UDI, quienes reprocharon que el ex vicepresidente de Corfo, fuera ex militante de la Democracia Cristiana y fundador de Ciudadanos.

Las críticas también provinieron desde el naciente Partido Republicano. Su líder, José Antonio Kast, señaló que el actual secretario de Estado, «no tiene ningún tipo de compromiso ideológico con este Gobierno ni debe compartir su visión de futuro».

Pero desde sectores como Evópoli, la mirada es distinta. El senador y ex ministro de Desarrollo Social -durante la primera administración del Presidente Sebastián Piñera- Felipe Kast desestima las críticas y afirma que Sichel comparte la agenda del Gobierno, algo que demostró en Corfo y en el apoyo que le dio al Mandatario en la última elección presidencial. En conversación con El Líbero, el legislador por La Araucanía sostiene: «La ciudadanía valora cuando un gobierno es capaz de reclutar a personas talentosas que no son de sus propias filas».

-Se ha criticado el nombramiento de Sebastián Sichel por no pertenecer a un partido de Chile Vamos. ¿Está de acuerdo con estos cuestionamientos?

-Él cumple con una serie de características profesionales para poder desempeñar de buena manera este cargo y me parecen lamentables las críticas que ha recibido por simplemente no pertenecer a alguno de los partidos políticos del sector. Es una buena noticia que el Presidente Piñera elija a personas por su capacidad y no simplemente por su militancia, y también lo es que quienes tengan un pasado distinto a la coalición de Chile Vamos se sumen a un proyecto que pueda ir creciendo con el tiempo y se transforme en una mayoría cultural en el país.

-Se ha comentado que el nombramiento del ministro Sichel fue una señal del gobierno para mostrar apertura hacia sectores ajenos a Chile Vamos. ¿Es una buena señal que La Moneda decida traspasar estas fronteras?

-La ciudadanía valora cuando un gobierno es capaz de reclutar a dirigentes talentosos que no son de sus propias filas, porque da cuenta de que pone el interés superior del país por sobre los intereses partidistas.

-¿Se da una señal de gobernabilidad al reclutar a gente que no es de sus propias filas?

-Se da una señal de que les preocupa el trabajo bien hecho y que en casos como este pueden primar las capacidades profesionales y técnicas más allá del interés de poner a alguien de sus propias filas.

-¿Cómo cree que será el rol de un dirigente externo a Chile Vamos en una cartera que se relaciona directamente con la ciudadanía?

-Todas las carteras tienen relación con las personas, Educación, Salud… El desafío es poner a una gente idónea para poder cumplir su propósito.

-A raíz de las críticas, el gobierno señaló que «hay muchas personas que dejaron de sentirse representados por la Concertación».

-Sebastián Sichel es del grupo de personas que dejó atrás a la izquierda y ha ido abrazando las ideas del Presidente Piñera y nuestro gobierno. Es una buena noticia cuando somos capaces de que esas evoluciones sean genuinas, por principios y convicciones.

La ciudadanía valora cuando un gobierno es capaz de reclutar a dirigentes talentosos que no son de sus propias filas, porque da cuenta de que pone el interés superior del país por sobre los intereses partidistas».

-El nuevo ministro se ha definido de centro y liberal, ¿es un guiño del gobierno hacia ese sector?

-No creo que sea un guiño del gobierno. El gobierno tomó la decisión porque pensó que era correcto para este cargo. Que adicionalmente personas de ese mundo, del centro liberal, que comparte muchos principios con Evópoli, se sientan identificadas con un gobierno que busca abrir las fronteras de la política tradicional, es algo positivo.

-¿Considera que es un paso que da el gobierno para ampliar sus márgenes?

-No es que el gobierno tome esta decisión en búsqueda de aquello, sino que porque es idóneo para el cargo. Tomar esta decisión, dada la trayectoria política del ministro, claramente genera otras externalidades positivas, entre ellas, está el hecho de que gente que en el pasado no se sentía identificada con Chile Vamos, pueda observar una disposición a ser una coalición que comparte los principios liberales con distintos actores, del mundo conservador, del liberal. De hecho, es parte de la novedad que significó en su minuto pasar de la Alianza por Chile a Chile Vamos, y en donde Evópoli generó un espacio para personas que en el pasado, tal vez, no tenían ese espacio al interior de la centroderecha.

Sebastián Sichel es del grupo de personas que dejó atrás a la izquierda y ha ido abrazando las ideas del Presidente Piñera y nuestro gobierno».

-José Antonio Kast afirmó, en una columna en El Líbero, que nombrar al ministro Sichel es «una estocada al corazón» de La Moneda porque «no tiene ningún tipo de compromiso ideológico con este Gobierno ni debe compartir su visión de futuro», lo que da a entender que hay un cierto ADN de centroderecha. ¿Comparte ese concepto?

Es bien lamentable cuando empezamos a descalificar a quienes tienen todos los méritos y capacidades para desempeñar un cargo público como este. Lo que debiera preocuparnos no es si alguien es militante de un partido u otro, sino que si tiene las capacidades para llevar adelante una agenda social robusta para Chile. Obviamente que tiene que compartir la agenda de gobierno, y claramente es lo que ha hecho Sebastián Sichel, que venía trabajando en Corfo, y que apoyó a Sebastián Piñera en la última elección presidencial.

Desafío para Sichel y para La Araucanía: «Que los violentistas no sean los que se tomen la agenda»

-¿Cuáles cree que deben ser los focos principales del ministro Sichel en Desarrollo Social?

-Creo que hay una agenda de gobierno que está muy marcada por la infancia. La reforma para los niños va a ser, probablemente, el mayor legado social que deje el Presidente Piñera. Hay otras materias como la Red de Clase Media, el Código Azul, lo que se está haciendo en La Araucanía, todo el tema de voluntariado que se está haciendo a través del Injuv, pero el sello lo tiene que dar el ministro y es parte de la innovación que tiene que darle al ministerio. Me encantaría que el ministerio cumpliera un rol fundamental en hacer recomendaciones de cerrar los programas sociales que no funcionan y potenciar los que sí funcionan. Ese es un desafío que no vemos con suficiente fuerza.

-Como senador por La Araucanía, ¿qué espera de la consulta indígena que tiene que continuar el ministro?

Desgraciadamente hay unos grupos violentos que han obstruido la consulta indígena y que en lugar de optar por el diálogo han optado por la obstrucción. Espero que finalmente prime el diálogo, que seamos capaces de imponer el diálogo por sobre la violencia. Eso es un desafío que no solo tiene el ministro Sichel, sino que todos en la región, que los violentistas no sean los que se tomen la agenda. Ese es el mayor desafío que enfrentamos en la consulta indígena.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: