Publicado el 26 de marzo, 2020

Experto de la UAI sobre cuarentena: «El efecto de esta medida se verá en un mes más»

Autor:

Emily Avendaño

Gorka Navarrete, especialista en comunicación de riesgos médicos y de razonamiento probabilístico, de la Universidad Adolfo Ibáñez, desarrolló una herramienta que permite visualizar y comparar la trayectoria de dos países específicos, con respecto al número de casos y muertes por el Covid-19. Tras el anuncio del ministro de Salud de establecer cuarentena total para siete comunas de la Región Metropolitana explica: «Probablemente se va a ir avanzando en medidas más radicales y desde ese momento empezamos a poner el contador en cuenta regresiva. Puede ser en dos semanas o un mes cuando se empiece a ver el aplanamiento de la curva».

Autor:

Emily Avendaño

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Distintas son las herramientas que han surgido para lograr visualizar el impacto que el Covid-19 tiene a escala global. La Organización Mundial de la Salud, la Universidad Johns Hopkins, organizaciones como Our World in Data han creado modelos que permiten ver la evolución del virus. En Chile, una de estas iniciativas la desarrolló el académico Gorka Navarrete, investigador del Centro de Neurociencia Social y Cognitiva (CSCN) de la Escuela de Psicología de la Universidad Adolfo Ibáñez.

La herramienta de código abierto se denomina Coronavirus Tracker y permite comparar las trayectorias de países, en función del número de casos y de fallecimientos. Además de cotejar las líneas de tendencias de diferentes países, en función de los intereses del usuario. Navarrete está doctorado en Psicología y se especializa en comunicación de riesgos médicos, así como en razonamiento Bayesiano o probabilístico. El académico entrega sus impresiones luego de que el número de casos en Chile superase la barrera de los 1.000 contagios (1.142 de acuerdo con el reporte de ayer) y de que las autoridades sanitarias decretasen, a partir de hoy a las 22 horas, cuarentena total para siete comunas de la Región Metropolitana, que es la que concentra más casos confirmados con 682.

-¿Cuál cree usted que sea el impacto concreto de la cuarentena total que afecta a un 1.340.000 personas, en la que es la zona donde los contagios están más acelerados?

-Va en línea con lo que están haciendo los demás países, España, Italia, China, han impuesto ese tipo de medidas. Lo hacen a nivel generalizado, no por comunas que es lo que está ocurriendo aquí. La medida es peculiar dado que hay muchísima más gente contagiada que los casos que tenemos reportados. Los casos que aparecen son a partir de los test que se han hecho. Las personas de esas comunas tienen contacto con personas de otros municipios, lo que significa muy probablemente que el virus está en el resto de Santiago, en particular, y de Chile en general. Me parece raro, con las aglomeraciones que hay, con el tránsito a diario de personas entre comunas. Si fuera cierto que en el resto de los municipios están varios días por detrás en contagios, imponer una cuarentena global podría ser positivo, porque nos adelantaríamos a lo que probablemente va a venir, que es un crecimiento exponencial de casos.

El número de casos es una medida muy, muy, muy ruidosa que depende casi exclusivamente de cuántos test se estén haciendo».

-¿Esta medida cómo influye en la curva de Chile, en la línea que hemos visto de casos en modelos como el que usted ha hecho?

-En principio lo que se espera que ocurra es similar a lo que ha ocurrido en sitios donde se han tomado este tipo de medidas. Cuando uno establece una cuarentena en los hogares cada grupo familiar se queda en su casa. Pasas de un nivel de análisis de individuo a grupo familiar. Si en un grupo familiar hay una persona infectada, el grupo familiar completo probablemente se va a acabar infectando. Esto es un proceso que requiere tiempo. Inicialmente si imponen cuarentena en los hogares, y si hay una persona en ese grupo familiar infectada, que puede estar asintomática o sintomática, va a requerir dos, tres, cuatro semanas en que se acabe de infectar buena parte del grupo familiar. Lo que ocurrió en China después de establecer este tipo de cuarentena es que durante las primeras semanas siguió subiendo el número de casos, porque en los grupos familiares se siguen contagiando. Son medidas de las que se ve la efectividad en dos, tres, cuatro semanas. En China, cuando se dieron cuenta de esto, cambiaron la estrategia y lo que hicieron fue que cuando una persona daba positivo se la aislaba de su grupo familiar y se la ponía con otras personas que habían dado positivo, para proteger a los grupos familiares y reducir la velocidad de propagación del virus.

«En España, se ha hecho la cuarentena por grupo familiar, y de momento la curva no está aplanándose, el número de casos y muertes está subiendo y muy probablemente tiene que ver con que de alguna manera necesitas prácticamente un mes para que acabe de contagiarse la gente dentro de sus casas y a partir de ahí sí se debería ver un aplanamiento claro en el número de casos. Ojala de muertes también. Todas estas cosas siempre se ven con retraso: se toma una medida y el efecto no se va a ver hasta dentro de dos semanas y, probablemente, más bien un mes.

La ventaja que tenemos acá es que estamos bastante por detrás en el tiempo. Vemos a Irán, Corea del Sur, China, Italia que van alrededor de 20 delante como mínimo lo que nos permite ver hacia dónde van las cosas».

-En Italia probablemente se estén viendo ahora las consecuencias de las medidas aplicadas la primera semana de marzo.

-Exacto. Eso es lo que probablemente va a ocurrir en Chile, va en esa línea. Se están poniendo cuarentenas localizadas, según vayan creciendo casos. Tanto en la zona donde han puesto cuarentena como en el resto de Santiago y de Chile probablemente se va a ir avanzando en medidas más radicales, como cuarentena en todo el país, y desde ese momento empezamos a poner el contador en cuenta regresiva. Puede ser en dos semanas o un mes cuando se empiece a ver el aplanamiento. Ese ha sido el patrón en general en la mayor parte de los países donde se han impuesto medidas más fuertes. En España, a pesar que la policía está en las calles controlando el movimiento de las personas, hace una o dos semanas, el crecimiento sigue siendo muy rápido, porque el efecto de las medidas tarda en verse cerca de un mes.

-La cuarentena estricta en estas comunas es por 7 días, ¿es tiempo suficiente?

-Siete días es muy poco. Según los estudios que aparecían en Wuhan, el tiempo promedio desde que se está en contacto con el virus hasta que se manifiestan síntomas estaba más o menos en seis días, pero se podía extender hasta más de dos semanas. Una cuarentena de una semana no parece tener demasiada lógica. De todos modos, se trata de una situación extremadamente compleja, donde hay que evaluar con mucha precaución los pro y contras de las medidas que se toman.

Necesitas prácticamente un mes para que acabe de contagiarse la gente dentro de sus casas y a partir de ahí sí se debería ver un aplanamiento claro en el número de casos. Ojala de muertes también. Todas estas cosas siempre van con retraso: se toma una medida y el efecto no se va a ver hasta dentro de dos semanas y, probablemente, más bien un mes».

-¿Se necesitan aislamientos de cuánto tiempo?

-No podría responder con precisión, pero lo que han hecho en otros países son cuarentenas mucho más largas, y desde el momento en que impusieron la cuarentena hasta que se empiezan a ver efectos pasa alrededor de un mes. En España impusieron originalmente una cuarentena de 15 días y ya la han extendido dos semanas más. La consecuencia lógica es que las cuarentenas cortas probablemente no sean de utilidad.

Coronavirus Tracker

La experiencia con la herramienta de visualización nació cuando el investigador comenzó a ayudar a un usuario de Twitter con una forma de representar el crecimiento de casos por país. Después fue agregando funcionalidades que permitían hacer visualizaciones que hace un par de semanas no eran, en general, posibles, como comparar la trayectoria de dos países específicos; o destacar en el gráfico la tendencia de una determinada nación manteniendo el resto en segundo plano. Los datos los toma de John Hopkins University y de la web worldometers.info, que tras una comparativa inicial entre diversas fuentes consideró que eran las que estaban más al día.

El Coronavirus Tracker permite al usuario establecer a partir de qué número de casos o de defunciones, empezar la serie de tiempo, lo que permite evitar el «ruido» de los datos iniciales reportados por los países. «Si se mueve la barra hasta el día 1 lo que vas a ver si tienes a países como Francia considerados es que la línea se mantiene completamente plana los primeros diez días con una muerte. Esto es ruido y pasa con otros países. Un estándar que utilizan muchos expertos en visualizaciones es poner un punto un poco más arriba para tratar de homogeneizar, y así contar las muertes desde el momento en que se lo estaban tomando en serio los países. Iniciar la serie temporal a partir de 10 muertes se pueden ver tendencias más claras porque todos empiezan en actitudes similares».

-¿Qué concluyó al darle esta nueva mirada a los gráficos?

La primera observación, cuando uno visualiza datos, y empieza a comparar países, es que la tendencia global es muy parecida.  A pesar de esto, la orientación de los países ha sido esperar a ver qué pasaba.  La tendencia era ‘vamos a ver qué ocurre antes de tomar medidas más radicales, de cerrar colegios, establecer cuarentenas’ y Chile no fue excepción. Creo que la ventaja que tenemos acá es que estamos bastante por detrás en el tiempo. Vemos a Irán, Corea del Sur, China, Italia que van varias semanas por delante, lo que nos permite ver hacia dónde van las cosas, qué medidas han resultado efectivas y cuáles no, e implementar de manera clara las que sí han funcionado.

Chile decretó la «cuarentena» en colegios 28 días antes que en España y se adelantó 23 días a Italia en el cierre de fronteras, ¿igual piensa que Chile está en la misma senda que el resto?

Chile ha ido tomando medidas claramente antes que otros países lo cual es muy positivo, pero mi impresión es que está pasando un poco lo que pasó en Italia. En su momento Italia cuando decretó el aislamiento de la región más afectada no lo hizo de inmediato, la consecuencia que eso tuvo es que mucha gente salió de esa región para no quedarse en cuarentena. Muchas veces ocurre eso. En Chile, sobre el papel sin duda, se han tomado medidas, parece que antes en muchos casos, lo cual es muy positivo, pero mi impresión es que la implementación no está siendo tan exitosa. Por ejemplo, cuando se decretó el toque de queda y la restricción de horario del transporte.

-Una nota de Biobío que dice que Chile logró despegarse de la tendencia de España porque los contagiados aumentan, pero a menor ritmo.

-El artículo no menciona algo clave, que es cuántos test se están haciendo en Chile y cuántos test se estaban haciendo en España. El número de casos es una medida muy ruidosa que depende de manera importante de cuántos test se estén haciendo. El número de contagios es muchísimo mayor que los casos constatados en cualquiera de los países de los que estamos hablando. 

En el resto de los municipios están varios días por detrás en contagios, lo cual si se impusiera cuarentena global sería muy positivo en donde hay menos casos, porque nos adelantaríamos a lo que va a venir seguro, que es muy probable, un crecimiento exponencial de casos en todas partes».

-Hoy el ministro de Salud actualizó el número de test y dijo que se hicieron 3.290.

-Eso es lo que hay que hacer, hay que aumentar la cantidad de test que se está haciendo. Esa es la clave: si se hacen más pruebas se obtienen más positivos, y esto permite establecer protocolos de aislamiento de individuos infectados de manera temprana, como hizo Corea del Sur. El caso de Estados Unidos es muy interesante. Allí estaba claramente por debajo el número de casos. Tenían una tendencia muy lenta. Lo que hicieron fue escalar la capacidad de hacer pruebas y aplicar masivamente y su tendencia subió hasta el punto que hoy en día es el país con más casos después de China e Italia. Esto no es porque estén más graves. Esto es simplemente porque están haciendo muchas más pruebas.

-Me decía que la tendencia de Chile en comparación con Europa es similar, pero cómo ve a Chile en comparación con América Latina, pensando precisamente en el número de test diarios.

-Brasil está por encima nuestro, por ejemplo. Lo cual es completamente razonable porque es un país gigantesco. Si uno ve los países en el Tracker aparece que Brasil está con 2.274 casos, nosotros estamos en 1.142, después están Colombia y Argentina, pero la tendencia para todos es prácticamente la misma: un incremento aproximado en número de casos, que depende mucho del número de pruebas que hagamos cada día. En número de muertes la mayoría de los países latinoamericanos aún tiene muy pocas. Están coordinando estrategias en hospitales, homogeneizando protocolos. Es muy pronto para hablar de tendencias.

-¿Estos modelos como los que usted desarrolla pueden proyectar el futuro, hacia dónde vamos y dónde vamos a estar en esas semanas que se consideran las más graves?

Trato de evitar en toda medida hacer eso, porque yo no soy epidemiólogo. Soy doctor en Psicología, trabajo en comunicación e información de riesgos, pero es muy difícil crear un buen modelo que permita proyectar hacia el futuro especialmente en un momento con tanto incertidumbre como el de ahora.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: