El exfrentista Raúl Escobar Poblete, que fue extraditado ayer desde México de manera temporal, será puesto hoy a disposición de la Corte Suprema y del ministro Guillermo de la Barra, que es quien lleva la investigación por el asesinato del senador Jaime Guzmán, ocurrido en 1991.

Se supo que desde la madrugada de hoy, el hombre, conocido con el alias de «comandante Emilio», se encontraba en el Centro de Justicia de Santiago, a la espera de su traslado.

El homicidio por el que deberá responder ocurrió el 1° de abril del referido año 1991 en la esquina de avenida Batlle y Ordoñez con Regina Pacis, en Ñuñoa, aproximadamente a las 6:30 de la tarde, cuando el catedrático salía de la Universidad Católica.

«Lo que corresponde ahora es el repudio generalizado a esta acción criminal en democracia y que, ciertamente, la situación, en adelante, queda en manos de la Justicia”, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Andrés Allamand.

 

Está previsto que una vez que Escobar Poblete responsa ante la justicia chilena, vuelva a México a completar la condena a 60 años de cárcel que pesa en su contra.