Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 23 de julio, 2019

El triple salto mortal de Daniel Jadue sobre los DD.HH. en Venezuela

Autor:

Javiera Barrueto

Desde manifestar que esa nación tiene un proceso de elecciones «avanzado, absolutamente imposible de manipular», hasta decir que «hoy día hay violaciones de los derechos humanos». Así de zigzagueantes han sido las declaraciones del alcalde de Recoleta, militante del PC, en torno a la crisis que enfrenta Venezuela bajo el régimen chavista. Con sus últimas palabras dio un nuevo giro al apuntar directamente hacia la ex Presidenta Michelle Bachelet. Criticó su informe como Alta Comisionada y hasta la acusó de apoyar un intento de golpe de Estado.

 

 

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Si hasta hace dos semanas la figura de la ex Presidenta Michelle Bachelet representaba el principal liderazgo y punto de encuentro de la centroizquierda, por estos días su imagen simboliza la «separación de aguas» entre los partidos de la oposición: especialmente con el Partido Comunista. El informe de la Alta Comisionada para los DD.HH. sobre Venezuela -revelado el 4 de julio- marcó un antes y un después para la ex Nueva Mayoría.

Si bien desde el sector reconocieron la gravedad de la situación que enfrenta el país encabezado por Nicolás Maduro, el tinte distinto lo marcó el PC. A los dos días de publicado el documento, la colectividad liderada por Guillermo Teillier, cuestionó la “falta de imparcialidad” del texto. Desde entonces se han mantenido por un camino paralelo al de los partidos que fueran sus aliados durante el gobierno de Bachelet.

Así lo evidenció el domingo el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, quien lanzó sus dardos en contra de la ex Jefa de Estado. “Es inaceptable que el informe de Bachelet no diga nada de los intentos de golpe que ella apoyó. Es inaceptable que un informe no hable de toda la violencia de la oposición, que no mencione el castigo colectivo al cual está siendo sometido el pueblo venezolano desde el exterior, por las sanciones económicas”, señaló el edil en La Tercera, el domingo.

Pero no es primera vez que el dirigente comunista se refiere a la crisis humanitaria, social y política que enfrenta Venezuela.

En mayo de 2018, Jadue participó como observador en la elección presidencial de Venezuela, en las que resultó ganador Maduro, en un proceso considerado como ilegítimo por las principales democracias del mundo. Candidatos opositores inhabilitados, falta de transparencia y ausencia de garantías fueron parte de los factores que llevaron a organismos como la OEA y la UE a no reconocerlas.

Pero, por esos días, el alcalde de Recoleta descartó cualquier tipo de adulteración y aseguró que el proceso de elecciones en Venezuela “era un sistema avanzado, absolutamente imposible de manipular”. Y agregó que “el país estaba más seguro de lo que esperábamos encontrarlo, estaba más tranquilo. Incluso más tranquilo que lo que son los últimos días de campaña en nuestro país”.

Incluso, luego de que el gobierno del Presidente Sebastián Piñera anunciara que no reconocería las elecciones de Venezuela, por considerar que “carece de toda legitimidad y no cumple con ninguno de los requisitos mínimos y necesarios para ser una elección democrática y transparente”, Jadue respondió: “No sé si Piñera tiene alguna inversión acá que está tan preocupado de estas elecciones”.

Pero nueves más después, sus palabras tuvieron un matiz. En febrero de este año, a un mes de que Juan Guaidó se juramentara como Presidente Encargado de Venezuela, el alcalde aseguró en Radio Universo que “hoy día hay violaciones a los derechos humanos en Venezuela”.

Incluso en enero pasado, el militante comunista cuestionó la figura de Maduro en Radio Pauta. “Yo soy tremendamente crítico (del régimen de Maduro), pero soy igualmente crítico de la intervención extranjera, de cómo otros países se meten y hacen cosas que no deben hacer, porque además los medios mienten mucho”.

Además, agregó: “Nosotros no estamos con Maduro. Es más, yo te puedo asegurar que no vas a encontrar ninguna declaración del Partido Comunista, de ningún miembro del partido, apoyando al Gobierno de Maduro, pero una cosa es ésa y otra cosa es estar de acuerdo con Trump”.

Y como una verdadera voltereta «triple», este fin de semana, terminó acusando a Bachelet de apoyar golpes de Estado. Así, su postura revelada el domingo sella -hasta lo que va del gobierno de Maduro- una posición que ha enfrentado matices en torno a la crisis de Venezuela. Y que, incluso, no dudó en apuntar directamente hacia la ex Mandataria.

¿Cuál fue el intento de golpe de Estado que Bachelet «apoyó» según el alcalde PC?

En la entrevista del domingo, el alcalde de Recoleta fue más allá con sus críticas. No solo cuestionó el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, sino que aseguró que la ex Presidenta “apoyó el golpe” de 2002.

“El informe es imposible que no diga nada de los seis policías muertos, quemados por la oposición. Aquí siempre se han entregado generalidades, lo que es muy consistente con la historia de Bachelet y su posición respecto de Venezuela. Ella apoyó el golpe, apoyó la intervención, apoyó la invalidación preventiva de las elecciones, nunca la he visto condenar nada de esto”, dijo.

¿Pero a qué golpe de Estado se refiere Daniel Jadue? Cuando Bachelet se desempeñaba como ministra de Defensa durante el gobierno de Ricardo Lagos, el 11 de abril de 2002 fue una fecha clave para los chavistas. Ese día, tras un periodo de inestabilidad social y política, se produjo un golpe contra Hugo Chávez que llevó al poder, por dos días, a Pedro Carmona Estanga.

Carmona asumió como Presidente de Venezuela luego de redactar el «Acta de constitución del gobierno de transición democrática y unidad nacional». Su primer decreto consistió en derogar la Constitución de 1999 -creada por Chávez- y disolvió los poderes públicos: el Tribunal Supremo de Justicia, la Fiscalía General de la República, la Defensoría del Pueblo, el Consejo Nacional Electoral, la Asamblea Nacional y la Contraloría General de la República.

Ya el 13 de abril de 2002, a partir del desequilibrio institucional causado por la decisión de Carmona y ante la presión ejercida por los seguidores del chavismo, Hugo Chávez retoma el poder.

En medio del confuso escenario, solo horas después del golpe, el embajador de Chile en Caracas, Marcos Álvarez, señaló: «Aquí no ha habido golpe de Estado. No lo ha habido (…) Me asombra la tranquilidad y civilidad de este pueblo, empapado de democracia durante 40 años. Las democracias, sabemos, también somos imperfectas, pero son democracias al fin y al cabo».

El episodio provocó que el ex Presidente Lagos le pidiera la renuncia al representante diplomático quien fue acusado de formular declaraciones “no afortunadas”, según informó la entonces ministra de RR.EE., Soledad Alvear.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: