Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 03 de noviembre, 2018

El reajuste de pago a Alsacia que se acordó a dos días del término del gobierno de la Nueva Mayoría

Autor:

Bastián Garcés

El 9 de marzo de este año, el entonces director de Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz, firmó el oficio con el que se dio término a la revisión excepcional que solicitó el cuestionado operador del Transantiago en noviembre de 2016. El documento estableció un aumento en el pago por pasajero transportado de $52,01 que el Estado hoy debe cancelar de manera retroactiva.
Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Tras doce años como operador del Transantiago, la empresa Alsacia se transformó en la primera empresa en salir del sistema de transporte metropolitana. Idea que había barajado el gobierno y que finalmente se concretó el 19 de octubre. “El día 22 de octubre es otro de los hitos importantes para el sistema de transporte público de Santiago porque se termina el contrato de Alsacia”, señaló la ministra de Transportes Gloria Hutt.

De esta forma La Moneda decidió no renovar el convenio que mantenía el Estado mantenía con la empresa controlada por la familia colombiana Ríos Velilla desde el inicio del Transantiago en marzo de 2006, firma que se transformó en un constante dolor de cabeza para el sistema, ya que se trató del operador peor evaluado. Según el último ranking de calidad de servicio de empresas concesionarias del Transantiago, correspondiente al trimestre entre abril y junio de este año, Alsacia fue la empresa con el menor porcentaje de cumplimiento de frecuencia. La firma colombiana logró un 90,3% en un área que como base exigía alcanzar el 90%.

En el mismo estudio la firma colombiana también fue la peor evaluada en el indicador de regularidad de servicio, al obtener un 78,81% en una medición que tiene como base mantener un porcentaje superior 80%. Números que no mostraban una mejoría significativa respecto a la primera medición realizada por Dirección de Transporte Público Metropolitano (DPTM), en septiembre de 2012, en la Alsacia obtuvo un 90,8% en frecuencia y un 75,0% en regularidad.

El reajuste de pago por pasajero transportado que se concreta ahora a Alsacia es un compromiso que dejó el gobierno anterior y que nosotros como Estado estamos obligados a respetar y darle continuidad”, dice Fernando Saka, actual director de Transporte Publico Metropolitano.

A dos días del cambio de cambio, la DPTM emitió el oficio N°960 en el cual el organismo dependiente del ministerio de Transportes y Telecomunicaciones finalizaba el proceso de revisión excepcional que el operador del Transantiago, Alsacia, solicitó en noviembre de 2016. En el documento se explica que el acuerdo se alcanzó en una reunión realizada el 6 de marzo de este año, en la que se acordó reajustar el precio por pasajero transportado en $52,01. De ellos, $9,62 correspondían a una compensación por los “efectos de la anticipación de la negociación colectiva”, $14,47 por motivo del inicio de las operaciones del servicio de Metrotrén en el tramo Alameda-Nos, y $27,92 debido a la eliminación del recorrido 112.

La revisión que realizó la DPTM y Alsacia es una instancia que tiene por objeto analizar los supuestos que se tuvieron en consideración para establecer el precio por pasajero transportado al momento de concretar la concesión del servicio de transporte. Estas pueden ser de dos tipos: programadas, que se llevan a cabo cada 24 meses; o excepcionales, en caso de que se necesiten ajustar las variables económicas.

El reajuste firmado por la administración de la Nueva Mayoría con la empresa, explican fuentes que conocen el acuerdo, amarra al gobierno a pagar esta cifra de forma retroactiva, desde el 22 de octubre de este año hasta noviembre de 2016, fecha en la que se solicitó la revisión.

Sobre este punto Fernando Saka, actual director de Transporte Publico Metropolitano, señala que “el reajuste de pago por pasajero transportado que se concreta ahora a Alsacia es un compromiso que dejó el gobierno anterior y que nosotros como Estado estamos obligados a respetar y darle continuidad”.

Aunque este no sería el único ingreso adicional que podría tener la firma colombiana, en febrero de este año Alsacia demandó al Estado chileno ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi) por US$300 millones debido a medidas que causaron perjuicios económicos y reputacionales.

En tanto, el gobierno ya decidió que los 37 recorridos que realizaba Alsacia, que conectan 29 comunas y son utilizados por más de 300 mil personas, serán redistribuidos a cinco empresas, todo con miras a la nueva licitación del sistema que marcará el fin del Transantiago. Sistema que será reemplazado por el Plan Transporte Tercer Milenio, con el que La Moneda quiere dejar atrás un proyecto que desde su inicio, durante la primera gestión de Michelle Bachelet, ha sido mal evaluado. De hecho, en el último Estudio Satisfacción de Empresas Operadoras, de noviembre del año pasado, solo alcanzó una nota de 4,5.

 

Oficio N° 960 de la Dirección de Transporte Público Metropolitano

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: