Publicado el 14 de noviembre, 2019

El día en que el gobierno se reencontró consigo mismo

Autor:

Javiera Barrueto y Bastián Garcés

Con la presencia de la Primera Dama, Cecilia Morel, el Presidente Sebastián Piñera se reunió por más de dos horas en La Moneda con los ministros y subsecretarios de su gabinete. Lo hacía por primera vez desde el inicio de la crisis. En la oportunidad, en un ambiente de confianza, conversaron sobre la situación del país y el Mandatario les transmitió los avances que se están alcanzando en los acuerdos por la paz, la agenda social y una nueva Constitución.

Autor:

Javiera Barrueto y Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Por primera vez desde el comienzo de la crisis, el gobierno se «reconstituyó». Esa fue la sensación que quedó entre los ministros y subsecretarios que llegaron ayer en la tarde hasta La Moneda para sostener un encuentro con el Presidente Sebastián Piñera. 

No era un reunión para recibir instrucciones ni para rendir cuentas como suelen ser los encuentros entre el Mandatario y los jefes de cartera. No. En esta ocasión el ambiente era otro. Los asistentes pudieron escuchar al Jefe de Estado y éste los escuchó de vuelta. Sin un orden preestablecido habló todo el que quiso, ministro o subsecretario, para dar su opinión de la crisis que comenzó con las evasiones masivas en el Metro a comienzos de octubre, siguió con ataques y quema de estaciones del tren subterránea, mutó a manifestaciones masivas con diversas demandas y hoy ya tomó tintes extremadamente violentos, con incendio a edificios patrimoniales, iglesias y oficinas gubernamentales en regiones.

En el mes que se cumple ya de hechos violentos, no se había dado la oportunidad de que todo el equipo de gobierno pudiera reunirse con el Mandatario. Solo el consejo de gabinete después del cambio de ministros -al que solo asisten los titulares de la cartera- fue lo más parecido a esta amplia reunión, pero muchos coinciden no se había dado una ocasión en que, por dos horas, conversaran Presidente, ministros y subsecretarios.

Pasadas las 17:30 horas de ayer comenzaron a llegar las autoridades a La Moneda. Ya con todos presentes, el Presidente les habló de la crisis, de los esfuerzos que se están haciendo para enfrentarla y les comunicó que las negociaciones en el Congreso estaban avanzando.

Para más de un presente, la ocasión fue única. Desde el 18 de octubre, el Mandatario había estado «encerrado» con su equipo más cercano resolviendo el día a día. De hecho muchos de lo asistentes de ayer no habían logrado hablar con él. Pero el cambio no se produjo ayer. La cita fue más bien la continuación del rumbo marcado el martes en la noche cuando el Presidente optó por no invocar estado de excepción constitucional y decidió apostar por el diálogo para lograr un triple pacto: para la paz, para la agenda social y para una nueva Constitución. Quienes siguieron de cerca ese proceso vieron que con esa decisión, el Jefe de Estado «llevó a cabo acciones y no reacciones» como venía ocurriendo. Por primera vez tomó la iniciativa y dejó en la oposición la responsabilidad de responder a sus propuestas. Se dejaba de lado la inercia para cambiar el rumbo de la crisis.

Un factor que marcó la reunión fue la presencia de la Primera Dama, Cecilia Morel quien había estado fuera de escena tras la filtración de un audio donde se refería al complejo momento que se estaba viviendo. Cuando llegó a la reunión fue recibida con aplausos. Morel tiene un rol activo en el gobierno. Su voz es constantemente escuchada y se mantiene en contacto vía WhatsApp con las subsecretarias y ministras con quienes tiene un grupo de chat y con quienes busca destacar los liderazgos femeninos.

Cuentan que el otro momento de aplausos fue para el subsecretario de Interior, Rodrigo Ubilla, a quien le ha tocado el trabajo más duro de estar pendiente de la calle, de los desmanes y heridos.

La tranquilidad que vieron en el Presidente tenía doble motivo. Durante la jornada estuvo informado de los avances de las negociaciones en el Congreso para llegar a un pacto constitucional. Y si bien hasta anoche no había acuerdo, el Mandatario les transmitió a los presentes que había buenas posibilidades de acuerdo, pero que tenía que ser sin premura, a pesar que algunos subsecretarios le manifestaron el resultado debía encontrarse de manera urgente. La otra causa que le permitió al Jefe de Estado estar más tranquilo ayer, fue la amplia acogida de su llamado a la paz.

También los convocó a mostrarse unidos, se instaló el concepto de humildad que debía ser internalizado por todos y les pidió que escucharan más a la gente.

Los acercamientos en Valparaíso para lograr un pacto para una nueva Constitución

El Mandatario estuvo al tanto de muchas de las conversaciones llevadas a cabo en el Congreso. Y si bien esperaba tener un acuerdo ayer, no se le vio desanimado por no haberse concretado. Sí les dijo a ministros y subsecretarios que hoy podía ser nuevamente un día complicado en las calles por el aniversario de la muerte del comunero mapuche Camilo Catrillanca. 

En Valparaíso, en tanto, las señales fueron positivas durante el día. Por ejemplo, se escucharon voces que antes habían estado en una postura más dura, como el presidente del PS, Álvaro Elizalde, destacando el diálogo. «Es necesario valorar que se ha generado un ánimo distinto, nosotros hace muchas décadas venimos planteando la necesidad de una Constitución nacida en democracia. Y hoy, sectores que tradicionalmente se opusieron a la nueva Constitución, están planteando una posición distinta». En un tono similar el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, señaló: «Necesitamos 2/3 de los votos para conseguir esa nueva Constitución. Por lo tanto, tenemos que tener la actitud de diálogo con las fuerzas de gobierno para llegar a esa nueva Constitución que nos parece absolutamente fundamental para el futuro de Chile».

En paralelo, la DC y RN acercaban posiciones. Desde la colectividad liderada por Fuad Chahin reconocían desde temprano que existían posiciones cercanas con Renovación Nacional, además de que se podría avanzar en la idea de establecer ciertos mínimos como un plebiscito de entrada y de salida. Así, tras el encuentro, en la DC transmitían la impresión de que “hemos ido acercándonos”. Un punto de inflexión ayer fue la declaración de la comisión política de RN.  «Somos partidarios de una nueva Constitución y, tal como nos ha caracterizado, estamos disponibles para tratar y estudiar los mecanismos existentes para su generación. Proponemos como vía de solución, la Convención Constitucional, con plebiscito de entrada y de salida». 

El rol protagónico del presidente de la colectividad, Mario Desbordes, fue destacado en diversos sectores. Y la Convención Constitucional -una alternativa que valora La Moneda- fue tomando fuerza. De hecho, cerca de las 21:30 horas de ayer, representantes de los partidos de la ex Concertación evaluaban la opción de ese mecanismo con un 20% de participación de legisladores y 80% de la sociedad civil. Algo que, en todo caso, no fue compartido por el PC ni el Frente Amplio. Las negociaciones se retomarán hoy cerca de las 11:00 horas.

Representantes de la sociedad civil acogen llamado del Presidente por la paz

Con sus ministros, el Presidente comentó también con satisfacción cómo el llamado a la paz social había tenido buena acogida en diversos actores de la sociedad civil. De hecho, diversos dirigentes llegaron durante diferentes horas del día a La Moneda para poder dialogar con el Mandatario y con el equipo del ministerio de Desarrollo Social.

Uno de los grupos que arribó a Palacio fue el de los pequeños y medianos empresarios. Un sector que fue representado por organizaciones como la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conapyme), la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), la Federación Nacional de Buses (Fenabus), además de gremios como el de los Camioneros y los Panaderos.

“Nosotros estamos disponibles, con toda la humildad del mundo, para estar en todas las mesas en las que crean que somos necesarios. Estamos disponibles para construir el país, somos emprendedores y Pymes, siempre hemos trabajado”, comenta a El Líbero la presidenta de Asech, Alejandra Mustakis, quien agrega que está convencida que “la única salida es el diálogo y sentarnos en la mesa con humildad y dispuestos a discutir temas difíciles, a cambiar cosas, soltando realidades y paradigmas, y cambiando posiciones”.

También asistieron representantes de la sociedad civil de distintas sensibilidades políticas como Mariana Aylwin, Sylvia Eyzaguirre, Ernesto Tironi, Ricardo Escobar, Zarko Luksic, Manuel Inostroza y Juan José Santa Cruz. De hecho, Santa Cruz explica a El Líbero que fue en representación de Convergencia Liberal y que su motivación para llegar a La Moneda fue porque “respaldamos al Presidente en su llamado, por un respeto a la institucionalidad y una defensa a la democracia y creemos que la responsabilidad mínima es acoger el llamado del Presidente”. Agrega que además se encuentran trabajando en distintas iniciativas y que se han “articulado a través de documentos, redes sociales, con otros grupos y convocando gente”.

Otras voces que también estuvieron presentes fueron los representantes del mundo religioso. Durante la tarde de este miércoles obispos católicos, pastores evangélicos, y rabinos de la comunidad judía se reunieron con el Presidente. El Mandatario también sostuvo otra encuentro con miembros de la Corporación 3xi, entre los que se encontraban Alfonso Gómez, Jesús Aldunate, Francisco Gazmuri, Alfredo Zepeda y Florencia Mesa.

Incluso el llamado del Presidente fue acogido por voces como la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, quien formó parte de las organizaciones de protección a la infancia que llegaron a La Moneda para dialogar con el Mandatario, en donde además participaron representantes de la Unicef, Aldeas SOS y el Hogar de Cristo, y figuras como Delia Del Gatto o José Andrés Murillo.

“Ponemos a disposición la institución para que todos los niños, niñas y adolescentes, sin ninguna exclusión, logren tener la paz que como país necesitamos”, aseguró Patricia Muñoz, quien valoró además que el Presidente Piñera hubiera “hecho un énfasis en la gravedad y en lo intolerable que resultan las violaciones de los derechos humanos” e hizo un llamado a los políticos a que dejaran “sus trincheras y efectivamente se comprometan en un trabajo territorial con todas las personas que viven en las comunidades que representan”.

Según comentan desde La Moneda fueron las mismas organizaciones que se pusieron en contacto con el gobierno para poder reunirse con el Presidente. La encargada de coordinar los encuentros ha sido Jacqueline Plass, secretaria ejecutiva de Compromiso País. De hecho, integrantes de esta iniciativa también se han puesto a disposición del diálogo y han comenzado a organizarse en otras regiones del país.

Desde el gobierno señalan que los encuentros con representantes y organizaciones de la sociedad civil continuarán durante la jornada de hoy. Espacio Público se reunirá hoy con el ministro de Desarrollo Social Sebastián Sichel.

“Creemos que la disposición a colaborar puede sacar a los distintos actores políticos de sus trincheras y acercarnos a un espacio donde quepamos todos y todas”, indica a El Líbero el presidente ejecutivo de Espacio Público, Diego Pardow, quien agrega que “esperamos colaborar como siempre lo hemos hecho, aportando evidencia sobre el funcionamiento de las políticas públicas, evitando así la polarización que se produce cuando la gente opina sobre la base de prejuicios y avanzar en un Chile participativo, democrático e inclusivo”.

Incluso, el centro de estudios hizo un llamado a otras organizaciones a “trabajar para desescalar el conflicto con medidas concretas”. Algo que fue recogido por organizaciones como Núcleo Milenio en Desarrollo Social, el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica, la Comunidad de Organizaciones Solidarias, Chile Transparente, el Observatorio Fiscal, el Centro de Estudios Independientes y Fundación Piensa, entre otras.

A todo lo anterior, se sumó al llamado a la paz el ex Presidente Ricardo Lagos quien publicó un texto y un video en donde propone que los tres poderes del Estado lideren proceso para nueva Constitución. El lunes en la noche, junto al ex Presidente Eduardo Frei se reunieron con el Presidente Piñera para abordar la actual crisis.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: