Publicado el 23 de abril, 2020

El café con los amigos y otros mitos y verdades de la posibilidad de contagio después de la cuarentena

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debo desinfectar mi ropa al llegar del supermercado? ¿Puedo contagiarme a través del pelo y la barba? ¿Y con el papel del diario? Estas son algunas de las preocupaciones sobre el coronavirus. La gran mayoría de ellas han sido descartadas por los expertos, asunto clave para la «nueva normalidad», y advierten que la mejor receta es y seguirá siendo el frecuente lavado de manos, el uso de mascarillas y mantener las distancias recomendadas por las autoridades sanitarias.

Autor:

Sebastián Edwards

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«¿Me puedo juntar con un grupo de amigos a tomar un café? Probablemente sí, con unos pocos amigos, con cuatro amigos, con distanciamiento social, con mascarillas, con lavado de manos y manteniendo esas medidas de cuidado personal y sobre todo de prevención».

Estas fueron las palabras con las que la subsecretaria de Salud, Paula Daza, ejemplificó la «nueva normalidad» que implica ir retomando gradualmente algunas actividades. Esto va a la par de lo que el ministro de Salud, Jaime Mañalich, definió como la «Fase 5» del Covid-19, la que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la etapa en la cual empieza el desenlace de la pandemia.  Sin embargo, el titular de Salud ha advertido que «podríamos convivir con el virus durante muchos años».

Por lo tanto, un café, «o una cerveza» -como dijo el ministro- es posible con las debidas precauciones que plantearon las autoridades sanitarias, a medida que poco a poco vaya instalándose la «nueva normalidad».

A nivel internacional existen recomendaciones a seguir en cuanto a alimentos y restoranes. Por ejemplo, en Estados Unidos, Food And Drug Administration (FDA) ha establecido una serie de sugerencias desde Estados Unidos de parte de la para los restaurantes y supermercados. En primer lugar, se recomienda a los empleados con síntomas asociados con coronavirus que los informen a sus supervisores. Estos, a su vez, deberán indicar a los empleados enfermos que se queden en sus casas y que sigan las recomendaciones sanitarias. 

A esto se suma la desinfección de los lugares de trabajo en los que el enfermo tuvo contacto. Se plantea que los empleadores deberán tomar la temperatura a los trabajadores y evaluar los síntomas antes de comenzar a trabajar. Además deben tomar una distancia prudente de los clientes y utilizar elementos que sirvan de barreras como mascarillas y guantes.

Una recomendación especial para las cafeterías y restaurantes, dice la FDA, es que antes de preparar o comer alimentos, lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos para garantizar la seguridad alimentaria general. Cubrir la tos o estornudar con un pañuelo de papel, tirarlo a la basura y lavarse las manos después.

Pero no solo volver a tomarse un café con amigos genera interrogantes sino que algunas posibilidades de contagios que, muchas de ellas, se quedan más en el mito.

Escasa probabilidad de que el virus permanezca en ropa y zapatos

Una de las dudas más comunes es si se debe cambiar la ropa y desinfectarla al momento de llegar a la casa tras salir, por ejemplo, al supermercado. Estudios muestran que algunas pequeñas partículas virales pueden flotar en el aire durante aproximadamente media hora, pero es poco probable que choquen con la ropa de otra persona. Sobre este punto, el director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, Héctor Sánchez, señala: «No es necesario volver del supermercado y desinfectar la ropa porque ese no es un ambiente contaminado, como sí puede ser un centro de salud que atiende pacientes con coronavirus. En ese caso es distinto. El supermercado se supone que lo han sanitizado más de una vez al día, se mantiene distancia social, que entran personas sanas y que todos usan mascarillas».

Y agrega: «En estricto rigor la probabilidad de que todo el stock esté contaminado es muy baja y la probabilidad de que traigas un virus en el zapato es más baja todavía».

Pero, ¿qué sucede si caen gotas virales en la ropa de uno? Frente a esto, el especialista en salud pública sostiene: «Si una persona sospechosa te estornudó encima ahí sí conviene meter la ropa en la lavadora y hacer todo el proceso: sacarse la ropa a la entrada de la casa y ducharse. Ahí sí conviene hacerlo porque la probabilidad de que esa persona pudiera estar contaminada es mayor… siempre y cuando esa persona que estornudó no haya estornudado por una reacción alérgica».

En un artículo de The New York Times, la científica experta en transmisión de virus en el aire, Linsey Marr, explica que «a medida que nos movemos, empujamos el aire fuera del camino, y la mayoría de las gotas y partículas también son empujadas fuera del camino. Alguien tendría que rociar gotas grandes a través de la conversación, tosiendo o estornudando para que aterrizaran en nuestra ropa. Las gotas tienen que ser lo suficientemente grandes como para que no sigan las líneas de corriente».

¿Coronavirus en pelo o barba?

¿Me puedo contagiar a través de la barba o el pelo? Si bien las probabilidades suelen ser muy bajas en este tipo de casos, «esta podría estar si es que alguien te expulsa el virus por medio de unas gotas de saliva», dice el especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Hospital de Niños St. Louis de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, doctor Andrew Janowski, en el New York Times. Precisa que uno tendría que «tocar esa parte del cabello o ropa que tiene esas gotas, que ya tienen una reducción significativa en las partículas virales (…)  tienes que tocar eso, y luego tocar cualquier parte de tu cara, para entrar en contacto con ella. Cuando atraviesas la serie de eventos que deben ocurrir, un número tan extenso de cosas tiene que suceder a la perfección. Eso lo convierte en un riesgo muy bajo».

Otras de las interrogantes más frecuentes es la duración del virus en las superficies. Frente a este tema, los expertos señalan que la temporalidad va dependiendo. Un estudio del Instituto Nacional de la Salud (NIH), de Centros para el Control de las Enfermedades (CDC), la Universidad de California en Los Ángeles y científicos de la Universidad de Princeton, analizó la duración del virus en el aire, plástico, acero inoxidable, cobre y cartón. El nivel más bajo de transmisión de coronavirus era a través del cobre, por su composición atómica, y el cartón, presumiblemente por su naturaleza porosa. En esa línea, remarcan que el coronavirus dura más en superficies lisas y no porosas. Investigadores descubrieron que el virus aún es viable después de 3 días en plástico y acero inoxidable. Además, sostienen que su durabilidad en el aire es prácticamente mínima.

¿Qué pasa si entro en contacto en superficies como diarios o cartas? Desde el punto de vista del doctor Sánchez de la UNAB, «el riesgo de que una carta que te llega venga contaminada es baja y el costo de estar desinfectando todo el material es complejo». Opinión que tiene la Organización Mundial de la Salud y el Instituto Nacional de Alergias de los Estados Unidos, quienes aseguran que “la probabilidad de que una persona infectada contamine productos comerciales es baja y el riesgo de contraer de contraer el virus desde un paquete que se ha movido, viajado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo”.

En la misma línea, sostienen que «para el papel de periódico, que es mucho más poroso que el cartón, la viabilidad del virus es probablemente aún más corta».

Respecto al contacto entre los trabajadores ligados a servicios de delivery y los clientes, las empresas y servicios a nivel nacional ya han tomado resguardos, como usar mascarillas, mantener distancia con los clientes y que todos los pagos sean online, sin contacto.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar: