Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 28 de febrero, 2019

El activo rol de Ana Lya Uriarte en las críticas a la gestión de Sebastián Piñera sobre Venezuela

Autor:

Javiera Barrueto

La ex jefa de gabinete de Michelle Bachelet firmó las tres cartas que fueron impulsadas por dirigentes de la oposición. Su participación, en sectores de la centroizquierda, es considerada como “la voz del bacheletismo” en esta estrategia que lidera Carlos Ominami, Luis Maira, José Miguel Insulza y Mariano Fernández. Además, en el Partido Socialista ven esta apuesta de Uriarte como una búsqueda de posicionamiento.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En menos de 10 día, dirigentes de la oposición han publicado tres cartas en relación a la crisis humanitaria que enfrenta Venezuela. La última de ellas, fue difundida el martes respondiendo a las conclusiones del encuentro que sostuvo el Grupo de Lima en Bogotá.

En la ocasión los países que son críticos al actuar de Maduro, declararon que diversas instancias internacionales, como el Consejo de Seguridad de la ONU y la Corte Penal Internacional debían referirse al tema. Además, ejercieron más presión sobre la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, y propusieron el envío de un experto independiente a Venezuela.

Junto con ello, reiteraron su postura que la crisis venezolana debe ser enfrentada con medios políticos y diplomáticos. Este fue el único punto que rescató un grupo de dirigentes de la ex Nueva Mayoría en la carta que divulgaron  donde rechazan toda posibilidad de intervención militar en Venezuela. “Las fuerzas democráticas venezolanas son las llamadas a llevar adelante esa lucha con el apoyo de toda la región. Ello permitirá alcanzar una salida a través de elecciones libres, con plena participación y supervisadas por la comunidad internacional”, se lee en la misiva de cuatro párrafos. Los firmantes no se refirieron al emplazamiento que le hizo el Grupo de Lima a la ex Mandataria.

El ex ministro Carlos Ominami ha sido el encargado de extender los lazos con los dirigentes del sector. De hecho, fue el principal interlocutor con la ex jefa de gabinete de Michelle Bachelet, Ana Lya Uriarte, para que apoyara la iniciativa.

En esta tercera carta se volvieron a repetir los nombres que respaldaron la primera y segunda declaración: los senadores socialistas, Isabel Allende, José Miguel Insulza, Juan Pablo Letelier; el ex canciller Mariano Fernández; los ex embajadores de Chile en Brasil, Jaime Gazmuri y Carlos Eduardo Mena; el ex jefe programático de la campaña presidencial de Alejandro Guillier, Osvaldo Rosales; y el embajador de Chile en Venezuela, Pedro Felipe Ramírez, entre otros.

El lunes de la semana pasada publicaron la primera carta titulada “La situación en Venezuela y la política exterior del Gobierno de Sebastián Piñera”. En ella señalaban: “La democracia supone el respeto a la voluntad soberana de la Nación”, junto con criticar el accionar del Ejecutivo.

Y el sábado, luego de que la ayuda humanitaria no pudiera ingresar a Venezuela debido a los ataques de las fuerzas de Maduro, el grupo sacó un segundo comunicado donde relativizaban la violencia ejercida por el chavismo. “No se entregó ninguna ayuda humanitaria significativa y no se obtuvo la división de las Fuerzas Armadas de Venezuela”, aparecía en el documento. Incluso plantearon: “Las fuerzas policiales y militares actuaron de manera bastante contenida. La confrontación a la que apostaban los inventores del ‘operativo humanitario’ no se produjo”.

La firma de Ana Lya Uriarte, a muchos llamó la atención puesto que la abogada no está ligada al mundo legislativo ni al de las relaciones internacionales como sí lo está el resto de los adherentes al documento. Pero el análisis que se hace dentro de la ex NM es que Uriarte “opera como factotum” del bacheltismo en esta estrategia. Mantiene, así, activa “la voz” de la ex Jefa de Estado en un tema que la toca particularmente.

Administradora de la fundación Horizonte Ciudadano y activa bacheletista

Uriarte es militante socialista y ha estado relacionada con la corriente de la Nueva Izquierda, pero actualmente no tiene una relación tan cercana con el líder de ese lote, Camilo Escalona. Sin embargo, su historia política la une con el ex embajador Luis Maira, uno de los principales autores e impulsores de las cartas sobre Venezuela. Militaron juntos durante los años 70 en la Izquierda Cristiana. En 2010 compitieron en la misma lista “Unidad Socialista” como candidatos al Comité Central del Partido Socialista.

Sin embargo, desde el PS sostienen que tras haber dejado La Moneda en marzo pasado, no ha retomado un rol activo en la colectividad. Incluso que no participó de las últimas instancias partidarias, como el Congreso Socialista desarrollado el pasado 25 y 26 de enero. Aun así, hay quienes ven su participación en las declaraciones como la búsqueda de un posicionamiento en la esfera política.

El 27 de diciembre fue la última vez que se vio públicamente a la ex jefa de gabinete. Ese día fue una de las primeras en arribar hasta la Fundación Horizonte Ciudadano para reunirse con la ex Mandataria, quien viajó a Chile para celebrar las fiestas de fin de año.

La integrante del “círculo de hierro” de Bachelet es la administradora de su fundación. De hecho, en mayo, fue la encargada de contactar a los ex ministros para convocarlos a una cita en la fundación ubicada en calle del Inca. Incluso, hasta que Bachelet partiera rumbo a Ginebra -a desempeñarse como Alta Comisionada para los Derechos Humanos- Uriarte era vista como el principal puente para acceder a la ex Mandataria. Tal es así, que desde el mismo gobierno la seguían denominando como su “jefa de gabinete” al momento de querer comunicarse con la ex Jefa de Estado.

Durante los cuatro años de la segunda administración de Bachelet tuvo un rol decisivo en las gestiones de La Moneda. Por sus manos y las del ex subsecretario del Interior Mahmud Aleuy, pasaron las principales decisiones del periodo.

Ya fuera de Palacio, y desde un sector alejado de la política, la ex colaboradora de Bachelet comenzó el año pasado una empresa de corretaje de propiedades llamada Uriarte y Vodanovic solución inmobiliaria. La empresa la inició junto a la ex subsecretaria de Fuerzas Armadas y tesorera de la fundación de Bachelet, Paulina Vodanovic.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: