Publicado el 03 de agosto, 2020

Economista Clapes UC: “Las empresas no tienen mucho espacio para continuar cerradas”

Autor:

Maolis Castro

Hermann González, quien elabora junto a Rodrigo Cerda y Felipe Larraín el informe semanal sobre reapertura segura en la pandemia de Covid-19, asegura que es el momento de “poner a prueba el levantamiento de las restricciones”. Y advierte: “La recuperación no será completa, sino parcial porque se tendrán que mantener restricciones”, algo que va de la mano con el Plan Paso a Paso Laboral lanzado ayer por el gobierno.

 

Autor:

Maolis Castro

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El economista de Clapes UC, Hermann González, observa la experiencia internacional como una guía para una eventual recuperación de Chile frente a la pandemia de Covid-19. En Estados Unidos y Australia encuentra un desconfinamiento apresurado y con reducidos controles, que suponen ejemplos de decisiones inadecuadas. “Los rebrotes postergan la recuperación económica, por tanto, cualquier levantamiento de restricción será de modo gradual y parcial, contemplando muchas medidas de restricción”.

Chile se adentró en un proceso de desescalada en julio. Tras varias semanas de mejoría en los indicadores del coronavirus, el Gobierno comenzó a implementar un programa para un desconfinamiento gradual, denominado Plan Paso a Paso, y al que se sumó ayer un nuevo protocolo para el retorno seguro de trabajadores a sus puestos laborales en comunas que no estén en cuarentena. Junto con estos mecanismos se aplican otros para evitar rebrotes. De hecho, la premisa de las autoridades sanitarias es que el avance de la enfermedad es determinante en la aplicación de cada medida. “Si nosotros tenemos que volver atrás, volveremos atrás. Los rebrotes han ocurrido en todo el mundo, y estamos atentos a volver atrás”, reiteró el ministro de Salud, Enrique Paris, hace unos días.

González, quien junto a los economistas Rodrigo Cerda y Felipe Larraín, elaboram el informe semanal “Covid-19: Criterios para una reapertura segura”. El reporte cumplirá un mes el 8 de agosto desde su primera publicación, y constituye una hoja de ruta para una desescalada en el país. “Todavía falta camino por recorrer en varias regiones, especialmente en el norte”, advierte.

En el primer reporte afirmaron que Los Ríos y Aysén eran candidatas para una gradual reapertura, antes de que el Ministerio de Salud decidiera levantar algunas medidas en esas regiones; en su segundo informe adelantaron que, de seguir con una tendencia positiva, entre finales de agosto y mediados de septiembre podría ser el período para una desescalada segura; y en el tercero detectaron una estabilización de los casos diarios entre el 21 y 28 de julio, además de las buenas cifras que mostraba Ñuble.

Estaremos lidiando con medidas de distanciamiento físico, resguardos y limitaciones… Es difícil recobrar los niveles (financieros) previos a la pandemia sin una vacuna”, señala el economista Hermann González.

El experto valora que siete comunas de la Región Metropolitana, que concentra la mayoría de los casos confirmados, avanzaran en la etapa de transición en el Plan Paso a Paso.  “Su tendencia es bastante positiva y me parece bastante adecuado haber partido con la primera etapa de un desconfinamiento. Pero no está lista para una reapertura completa todavía, porque existen algunos indicadores altos como el número de casos por millón de habitantes, la ocupación de las camas UCI (Unidad de Cuidados Intensivos), y la positividad de los exámenes de PCR no es suficientemente baja”. Su recomendación está en concordancia con el criterio del Ministerio de Salud, y se enfoca en partir con un proceso sucesivo de desescalada, considerando las comunas con mejores indicadores, y luego avanzar al resto de las regiones. “He escuchado muchas críticas con respecto al proceso de reapertura, pero creo que podrían ser mayores esas criticas si el Gobierno abre completamente la Región Metropolitana”.

Pese al incierto futuro, la encuesta de expectativas de recuperación correspondiente a julio, realizada por Cadem y Deloitte, señala que un 42% de los consultados opina que en tres meses es un “buen momento” para retomar sus actividades; seguido por un 24% que apunta a esperar entre 4 y 6 meses para un retorno, y un 28% que considera mejor aguardar un semestre más.

“La recuperación no será completa”

El ministro de Economía, Lucas Palacios, avizora un panorama menos catastrófico para Chile. “Quizás podríamos estar observando un punto de inflexión, que también se condice con la expectativas económicas de los consumidores. Estamos viendo de alguna forma la luz al final del túnel, lo que se refleja, por ejemplo, que algunas regiones ya estén en el paso cuatro de cinco, es decir, abriendo inicialmente algunas actividades que el Ministerio de Salud había restringido por la pandemia”, dijo ayer a propósito del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) correspondiente a junio que registró una caída del 12,4% respecto al mismo mes del año pasado.

La cifra es menos dramática a la estimada por expertos que calcularon que disminuiría en un 16,1%, aunque según autoridades gubernamentales y economistas no deja de ser significativa. “Todavía es una enorme caída, pero tiene dos cosas positivas: lo primero es que es menos negativo a lo esperado por el mercado y a las registradas en los dos meses anteriores. Tampoco es para cantar victoria, todavía falta el mes de julio, que puede ser muy malo, igual que los meses anteriores”, explica González.

Según el investigador del Clapes, una desescalada progresiva y con controles sanitarios podría representar un alivio para la economía. “A partir de agosto esperamos empezar a ver una recuperación gradual, caídas menores de la actividad económica. Eso muy relacionado con el levantamiento de las medidas de confinamiento y también con la mayor liquidez que generan las políticas que está implementando el Gobierno, como el bono a la clase media, y el tema del retiro del 10% de los fondos previsionales”, indica.

Las empresas no tienen mucho espacio para continuar cerradas, esa es la verdad. Las empresas están al límite, principalmente las pymes”, apunta el investigador de Clapes-UC.

Considera que se podrían observar menores contracciones desde agosto. “Esperamos ver caídas menores del Imacec, y eventualmente a fines de año ver las primeras cifras positivas. De todas maneras este año se producirá una contracción del PIB, pero probablemente será menos negativa de lo que se pensaba hace unos meses y de lo proyectado por el Banco Central en su informe de junio”, señala.

En el mejor escenario, el investigador de Clapes-UC estima que habrá una recuperación relativamente rápida en algunos sectores y tardía en otros. “La recuperación no será completa, sino parcial porque se tendrán que mantener restricciones. Es decir, vamos a tener que enfrentar eso con resguardos y evitando segundas olas de contagio”, afirma. Señala que en el sector de la construcción no será una vuelta a la normalidad como antes, sino con resguardo, distanciamiento y protección”.

Sin embargo, González confirma que sin una inmunización para el virus será imposible consolidar una recuperación. “Antes de eso estaremos lidiando con medidas de distanciamiento físico, resguardos y limitaciones… Es difícil recobrar los niveles (financieros) previos a la pandemia sin una vacuna”.

El experto señala que el país todavía tiene capacidad para endeudarse para paliar los efectos de la crisis, pero que esto tiene “un costo” a futuro. “Las empresas no tienen mucho espacio para continuar cerradas, esa es la verdad. Las empresas están al límite, principalmente las Pymes. Desde el punto de vista fiscal también se han hecho grandes esfuerzos, y prácticamente se han comprometido todos los fondos soberanos con las ayudas que se han anunciado”. De hecho, un 34% de los sondeados en la encuesta de expectativas de recuperación evalúa entre muy mala y mala la situación económica de la empresa, industria o actividad en la que participa; mientras otro 35% cree que es regular. 

El costo de los prolongados confinamientos

Chile nunca implementó un confinamiento absoluto, sino un esquema de cuarentenas dinámicas y una serie de medidas para aminorar la transmisión comunitaria del coronavirus. Para González es difícil determinar si éste fue el mejor paso a seguir en el combate de la pandemia. Sin embargo, está convencido de que los costos de confinamientos prolongados y absolutos son altos. “Son estrategias distintas de una enfermedad que no conocemos cómo va a evoluciona, que no conocíamos en su momento… Los costos de ese tipo de medidas son muy grandes, no solo en términos económicos, sino también sociales y psicológicos. No es un secreto que el encierro tiene efectos secundarios sobre la salud”, indica.

Como ejemplo expone el caso de Argentina, que desde el inicio de la pandemia aplicó confinamientos estrictos, y que detuvo por algún tiempo el aumento de contagios. “Cuando se levantó la cuarentena los contagios se dispararon. Las cuarentenas totales no están exentas de costos, creo que tienen beneficios en términos de contención de la enfermedad, pero sus efectos colaterales son muy grandes”.

En contraste, Chile, inclinado por un formato de cuarentenas dinámicas, presenta una mejoría en las cifras de la enfermedad desde hace más de un mes. Para el investigador de Clapes UC la tendencia se debió a muchas restricciones y confinamientos. “Ahora tenemos que poner a prueba el levantamiento de las restricciones y eso es algo que genera mucha incertidumbre”.

De hecho, el sondeo de Cadem y Deloitte revela que un 92% de los consultados opina que las cuarentenas tienen un impacto negativo en la reactivación de la economía. No obstante, el 62% cree que el país podría retomar una “situación de normalidad” (trabajo presencial, reapertura de colegios y comercios) en unos seis meses o más tiempo.

González advierte que en los últimos días “se ha frenado el ritmo de descenso de los contagios”. “Esto es algo muy dinámico. Estamos empezando a abrir y sabemos que eso genera un potencial riesgo de rebrote, como observamos en otras partes del mundo, y eso puede afectar la tendencia de descenso de contagio”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior hazte miembro, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

HAZTE MIEMBRO