Publicado el 06 de junio, 2020

Decano de Medicina y Ciencia de la USS: «Espero que de aquí a 3 o 4 semanas empiecen a bajar los contagios»

Autor:

Pilar Molina

El doctor Carlos Pérez, infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes y decano de la Facultad de Medicina y Ciencia de la Universidad San Sebastián afirma que, pese a que ha habido un aumento de contagios en Chile, la tasa de letalidad no se va a disparar. «Ya no tuvimos la situación que vivieron Italia o Francia». Además, subraya que «una parte de la población no ha cumplido con las restricciones ni las cuarentenas».

Autor:

Pilar Molina

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Ya van más de tres meses desde que se detectó el primer caso de coronavirus en el país, y Chile acumula más de 122 mil contagios totales y 1.448 fallecidos. Si bien la tasa de letalidad se ha mantenido baja, la de contagios se ha disparado. En ese contexto, el Ministerio de Salud anunció que ampliará el seguimiento del monitoreo de los contagiados de Covid-19 la próxima semana, y decidió cambiar la estrategia para rastrear la trazabilidad de los contagios.

Sobre esta situación conversó la periodista Pilar Molina en «La Mirada Líbero en Agricultura» con el infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes y Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad San Sebastián, Carlos Pérez.

-Los casos nuevos diarios a nivel global van aumentando, pero las muertes diarias van bajando. ¿Está más controlada la pandemia a nivel mundial, en la medida en que los mayores contagios no se van traduciendo en más muertos?

-Yo creo que sí, y eso es una buena noticia, nosotros, y no quiero ser arrogante con ello, en Chile estamos liberando buenos resultados en ese sentido, con una de las tasas de letalidad mas bajas del mundo, lo cual no significa que no sea doloroso cada uno de los fallecimientos que han ocurrido en nuestro país, pero podría haber sido más si no hubiéramos estado preparados como lo hemos estado, y si no tuviéramos los equipos de gran nivel, atendiendo nuestros pacientes. En el mundo efectivamente ya se ha ido conociendo un poco más sobre cómo abordar el manejo, especialmente en los pacientes más críticos, todas estas cosas que se ven y se escuchan, nuevas técnicas, que las personas se ponen boca abajo, ciertos tipos de ventilación, cuándo conectar el ventilador mecánico, tratamientos adicionales de apoyo, etc, han ido haciendo un poco más fino el manejo de los casos críticos, y creo que eso está dando mejores resultados, y por supuesto también los diferentes gobiernos se han ido adaptando y han ido creciendo en camas críticas, en ventiladores, en personas capacitadas. Y todo hace que se puedan manejar de mejor manera de lo que ocurrió al comienzo de esta pandemia en Europa, cuando países con alto nivel de desarrollo, con muy buena medicina, como Italia, España, Francia, se vieron superados en un momento con la cantidad de pacientes.

-O sea, ese ha sido el éxito de Chile, que ha sido capaz de manejar mejor que países que son ricos, el tema de la letalidad. Pero el país tiene un alto número de infectados, que es muy sorprendente, porque además tiene una alta tasa de contagiosidad. La cuarta parte de los casos nuevos que tenía Estados Unidos los tenemos nosotros, 10 veces más que los países europeos. ¿Cómo se explica esa explosión de contagios?

-Creo que hay dos razones. En primer lugar, que a pesar de todas las medidas y todas las indicaciones, una parte de la población no ha cumplido con las restricciones en la circulación, con la cuarentena, etc, y las personas se han seguido infectando, lo vemos todos los días, cómo se siguen produciendo infecciones que no debieron haberse producido si la persona no hubiese salido, si no se hubiera juntado con tal persona, probablemente no hubiera resultado con la infección, así que hay una responsabilidad nuestra. Y lo otro, que lo digo con mucha responsabilidad y mucho respeto, no tengo tan claro que todos los países tengan una sistema de registro de todos los casos y de detención como el nuestro. Creo que hay una sub notificación en algunos países, me cuesta creer en algunos países grandes, que tengan los números que están reportando realmente. Hay un gran grupo de persona que han tenido infecciones, que son infecciones más leves, y que se han manejado en forma ambulatoria, y que no ha sido ni diagnosticados ni notificados… no todos los países tienen el sistema de registro nuestro, y probablemente los números pueden ser mas grandes en algunos países y no los conocemos.

-¿Pero usted cree que los países desarrollados están mintiendo en las estadísticas? En la tasa de contagio por millón de habitantes a nosotros solo nos gana España en el mundo.

-Yo no quiero juzgar a nadie, pero en algunos países de nuestra región yo tengo alguna dudas de los reportes, aparte de Venezuela. Porque uno no ve unas situaciones, como tasas de mortalidad muy elevadas, en Ecuador por ejemplo, y uno dice si será realmente que son más complicados los casos, no los han podido manejar, o que el universo total de infectados es mucho mayor y en realidad la tasa es similar a la nuestra o un poco más alta, y lo que pasa es que hay casos que no están reportados. En algunos países de la región en Latinoamérica tengo dudas, sin mencionar específicamente a ninguno, de que probablemente no estén todos los datos. En los países europeos sí tengo claro que los datos son bastante precisos.

-Nosotros somos los primeros en la región en términos de testeos, con 34 mil testeos por cada millón de habitantes. Pero igual estamos mucho más abajo que Rusia y Estados Unidos, que testean 80 mil por cada millón de habitantes, y sin embargo igual les ganamos en la tasa de contagios a esos países.

-Por eso partí diciendo que la primera responsabilidad era nuestra, de nuestra población, de todos nosotros, de cumplir, porque la autoridad no puede tener un sistema policial de fiscalización perfecto, porque las Fuerzas Armadas y Carabineros están más preocupados de resguardar el orden público, de repartir las cajas de alimentos, y de una serie de otras cosas. Entonces también hay una responsabilidad nuestra. Pero insisto que desde el punto de vista, al menos en países no tan desarrollados, los registros del número total de casos, de repente uno tiene dudas, por ejemplo lo que ocurre en India o en países africanos.

-En relación a América Latina nosotros tenemos la cuarta mayor letalidad, después de Ecuador, Perú y Brasil. Tampoco somos los campeones, que es lo que nos consuela.

-Estamos entre los más bajos de todo el mundo, tenemos una tasa de 1.1 en este momento, que es de las más bajas del mundo. Así es que eso es bastante razonable, y recordemos además que una parte de esas personas que han fallecido incluso ni siquiera fueron a la UCI ni estuvieron ventiladas, porque se había tomado la decisión ya que dada su condición previa, enfermedades crónicas, etc, se había tomado la decisión junto con sus familias de ni siquiera llevarlos al hospital. Incluso uno tendría que analizar, hacerlo por separado, de los que realmente llegaron a condición crítica y recibieron todos los cuidados, cuál fue esa letalidad, y probablemente es menor todavía. Pero aquí no tiene mucho sentido cantar victoria o sentirse muy capaces, sino que seguir trabajando duro, para mantener esos niveles, y sobre todo, bajar los nuevos contagios, que todavía no ha ocurrido como debió haber ocurrido. Creo que la principal causa es que las cuarentenas no se están cumpliendo efectivamente, porque aquí no hay fórmulas mágicas, aquí no tenemos vacunas, no tenemos tratamientos preventivos. Depende de las medidas individuales, distancia social, mascarillas, lavados de mano, quedarse en la casa, los casos sintomáticos aislarse, consultar para hacer el diagnóstico, y junto con todos los contactos cercanos guardar la cuarentena como corresponde, etc. Eso es lo que funciona y tenemos que seguir insistiendo en ese punto.

-Salía el otro día una estadística que mostraba que a los 3 meses de iniciado el brote la mayoría de los países ya tenían más contagios, y una letalidad mucho más alta que nosotros en función a su población. ¿Uno debiera esperar que aumente fuerte la letalidad, ya que se disparan los contagios en Chile y que sigamos el mismo ciclo que habían seguido los otros países como Italia, España o Brasil?

-Creo que nosotros ya no la tuvimos. Cuando por ejemplo Italia o Francia llegaron a lo 50 mil casos, ya tenían una letalidad que era del 10% y nosotros en los mismos 50 mil íbamos en el 1%. Así que ya no tuvimos esa situación. Insisto que en esos casos lo que pasó es que los pilló como un tsunami, no estaban preparados, y de repente llegó la ola y recién empezaron a prepararse… ahora sí están preparados en caso de que llegue a ocurrir algo parecido, pero los pilló desprevenidos.

-¿Pero a usted no le preocupa que en Chile van creciendo las personas conectadas a ventilación mecánica día a día, aun cuando el gobierno vaya agregando nuevos ventiladores?

-Efectivamente lo que se ha ido haciendo es aumentar la capacidad, eso tiene un límite, porque además no es un tema solo de camas o respiradores, si no que también de personal capacitado, obviamente que pueden aumentar, pero no creo que se vayan a disparar. Estos últimos días hemos visto que efectivamente de 40, 50 pasaron a 80 fallecidos, cada persona que fallece es una situación muy lamentable y terrible, pero no me parece que se vaya a disparar, no vamos a llegar a tener lo 500 o mil casos diarios que tenían Italia por ejemplo. No vamos a llegar a eso, eso es lo que creo y espero.

-Se dice que el gobierno no ha sido capaz de convencer a las personas sobre la importancia del aislamiento, porque es toda la RM la que ha reaccionado de esta forma, casi insensible a la cuarentena. ¿Falta pedagogía por parte del gobierno?

-No le echaría toda la culpa al gobierno, somos todos responsables de ello. Los especialistas estamos permanentemente insistiendo en estos temas, cada vez que nos entrevistan o cuando estamos en alguna charla pública, etc., estamos repitiendo lo mismo, e insistiendo en ello, junto con el gobierno. Pero también es importante que las personas lo entiendan, lo acojan. Ahora, desgraciadamente en algunos casos hay que tomar medidas más extremas, de sanciones, porque la gente a veces no las cumple, el tema de las fiestas, reuniones, para los fines de semana largos hay unas colas interminables de gente que quiere salir fuera de Santiago… Todas estas cosas realmente la gente las sabe, las conoce, si usted para en la calle a alguien y le pregunta cuáles son las medidas de precaución le aseguro que todo el mundo las sabe, pero no las cumplen, entonces o las cumplen por la buenas, o las cumplen con sanciones, que no es lo que uno esperaría que ocurriera, pero desgraciadamente a veces es necesario.

-La movilidad bajó apenas 39% en la RM entre el 25 y el 31 de mayo, a pesar de la cuarentena, o sea es una reacción inelástica. También hablan del tema de la trazabilidad, y el ministro dijo que se van a agregar a 800 personas que se van a hacer cargo de seguir a los contactos de los contagiantes, ¿son suficientes, para rastrear a los mas de 20 mil contagiados activos en la RM?

-Es difícil, pero es una buena medida haber incrementado en 10 veces la capacidad. Tenemos muchos estudiante de carreras de la salud que están siendo entrenados y que es gente joven, muy activa, que seguramente nos va a ayudar mucho a hacer ese seguimiento, es muy bienvenido. Hay otras estrategias que todavía no las tenemos en nuestro país, pero que también habría que explorarlas, que se han utilizado en otros países como Corea del Sur, Qatar, en que utilizando inteligencia artificial, celulares, una serie de aplicaciones también se puede hacer este seguimiento, y tener alertas, una información centralizada de los casos positivos, y uno tiene activado su celular, bluetooth, una serie de sistemas que permiten que si uno se acerca a alguien recién diagnosticado o que está todavía en cuarentena, suenan alarmas que te obligan a mantener la distancia, también te avisan si uno ha estado en contacto con alguien que acaba de ser diagnosticado. O sea, hay elementos de inteligencia artificial digitales que se podrían utilizar. Todo el mundo tiene celular, y podría ser, pero son recursos que me imagino que están explorándolos.

-Pero ya estamos tarde, hoy estamos en el ojo del huracán. En perspectiva, si uno pudiera mirar el cuadro grande, respecto a los que nos queda para adelante y lo que tenemos hacia atrás. ¿Cómo se ve hacia adelante? Para que bajen los fallecidos tenemos que tener 15 días en que bajen los contagios…

-La complicación y los fallecimientos ocurren en general como dos semanas después de los casos. Yo espero que estemos efectivamente en una situación de aplanamiento con un alto número de casos y que empezamos a bajar, ya no podemos seguir subiendo. No es aceptable que sigamos subiendo a lo que estamos en número de casos diarios, con todo lo que se está haciendo. Así que espero que efectivamente de aquí a dentro de las próximas 3 o 4 semanas sí empiece a bajar significativamente y podamos llegar a una situación razonable. Es claro que el virus nos va a seguir acompañando por varios meses más, no es que vamos a volver a una situación en la que en septiembre vamos a estar todos ya en las calles y con actividad completamente normal, eso de ninguna manera. Vamos a tener que ir volviendo progresivamente a nuestras actividades, manteniendo todas las precauciones, pero ya con un número razonable, eso es lo que espero de aquí a 3 a 4 semanas más, ojalá antes.

-Y de aquí a esas 3 o 4 semanas en las que debiera empezar a aflojar el número de contagios, para que bajen también los muertos, ¿debiéramos continuar en cuarentena total en la RM?

-Sí, por ahora, mientras estén las cosas como están creo que sí, pero tal como te señalaba, el cumplimiento es bien parcial, así que junto con ello tenemos que seguir informando, enseñando, instruyendo a las personas, y fiscalizando y sancionando también, desgraciadamente.

-¿Esa es la pata coja cree usted, la parte sancionatoria?

-Sí, claro, porque uno ve estas situaciones ridículas como por ejemplo estas personas que hacen fiestas una y otra vez. Aquí tienen que estar todos alineados el sistema, para poder efectivamente hacer cumplir esta medidas.

-¿El ministro Mañalich se tiene que poner más duro todavía?

-Es que hay cosas que no dependen de él, dependen de la justicia, del Poder Judicial.

-¿Esto está demostrando que la cuarentena no es suficiente en Chile, o será un tema de que la gente tiene que salir a trabajar y no resisten en lugares hacinados la cuarentena?

-Eso es completamente cierto, hay mucha comunas más populosas, con menos recursos, con gente que tiene que ganarse el sustento día a día, y que tiene que salir a trabajar, eso es real, por eso se han hecho todas estas ayudas, pero que no son suficientes. Hay que lograr un equilibrio entre las dos cosas, pero insisto, creo que hay muchas personas que uno encuentra en la calle y si uno hace una encuesta a 100 personas que andan circulando, cuántas de esas realmente andan realizando labores indispensables, de trabajo, de que necesitan adquirir alimentos, o ir a entregarles medicamentos a sus familiares mayores, versus los que andan haciendo otras cosas, creo que no es menor ese porcentaje.

-¿O sea habría que reducir permisos?

-Creo que sí, definitivamente. Y fiscalizar un poquito más, porque la verdad es que uno no ve en las calles que haya mucha fiscalización, a mí personalmente no me han fiscalizado nunca en las últimas semanas. Yo suelo atender a mis pacientes en la clínica o en la consulta, no voy a otras cosas, pero no he visto ninguna fiscalización en las últimas semanas, como las que vimos al comienzo.

-¿Y usted tiene plena confianza en las estadísticas que está dando el gobierno? Porque se han cuestionado, y se produce desconfianza en la población, de que el gobierno de alguna manera pudiera estar escondiendo cifras de fallecidos.

-Yo confío en las estadísticas, lo que pasa es que pueden haber efectivamente algunos casos que se han escapado, pero no voluntariamente, no han sido ocultados, sino que han sido catalogados como fallecimientos por otras razones, y fueron por Covid. Naturalmente los que han ocurrido fuera de los hospitales y las clínicas, porque ahí está claro el diagnóstico, o sea, al paciente que entra a todos se les hace el test, en todos vamos a saber. Estamos hablando del adulto mayor que fallece en su domicilio o en una residencia, o situaciones de calle, etc, ahí puede que efectivamente algunos no hayan sido catalogados como tales y fueron a consecuencia del Covid, ahí hay que escarbar un poquito en eso y hacer el seguimiento. Pero no creo que eso cambie dramáticamente las cifras.

-¿Y no hay una intención de esconder a la baja el número de muertos?

-De ninguna manera.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete