Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de enero, 2019

Diputado Jaime Bellolio (UDI): “Seguimos siendo militantes, pero somos menos simpatizantes”

Autor:

Bastián Garcés

Tras la reelección de Jacqueline Van Rysselberghe como presidenta de la colectividad, el legislador -quien en 2016 compitió contra la senadora para encabezar el partido- sostiene que “no es que la UDI haya quedado dividida después de la elección, sino que que la gestión de los últimos dos años la ha dividido”.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Uno esperaría que la senadora Van Rysselberghe y su equipo cercano reciban el porcentaje que obtuvieron como balde de humildad y que no hagan lo mismo que la vez pasada, en donde la actuación fue de revancha, pequeñez y sectarismo” comenta el diputado Jaime Bellolio respecto al 52% de los votos con los que la ex intendenta del Biobío fue reelecta como presidenta de la colectividad fundada por Jaime Guzmán.

Las palabras del legislador recuerdan, implícitamente, las elecciones de 2016 cuando fue él quien se enfrentó a Van Rysselberghe, quien en esa ocasión se impuso con más el 60% de las preferencias.

En conversación con “El Líbero“, Bellolio revisa el estado actual de la colectividad y sus desafíos para 2019. Destaca, además, que el 42% obtenido por la lista liderada por el diputado Javier Macaya da que cuenta que “hay un respaldo a una forma distinta de hacer la política”.

-La senadora Jacqueline Van Rysselberghe ganó elecciones de la UDI con el 52% de los votos. Hay quienes han dicho que este resultado significa que es un partido dividido. ¿O tiene dos almas?

-La senadora ganó y ganó bien. Ganó con 500 votos de diferencia en una elección donde participaron más de 14.500, lo que es inédito. Eso da cuenta de que hay un respaldo a una forma distinta de hacer la política a pesar de que perdimos la elección general. No es que el partido haya quedado dividido después de la elección, es que la gestión de los últimos dos años ha dividido al partido, y el resultado de eso se confirma con una votación que termina 52% a 48.%. Uno esperaría que la senadora Van Rysselberghe y su equipo cercano reciban este porcentaje como un balde de humildad y que no hagan lo mismo que la vez pasada, en donde la actuación fue de revancha, pequeñez y sectarismo.

He conversado esto con algunas personas de la Democracia Cristiana y creo que sí está pasándonos algo que le pasó a la DC. Lo primero es la pérdida de su identidad, segundo es que hay distintas facciones al interior del partido que comienzan a verse como si fueran completamente antagonistas unas con las otras”.

-Hace un par de semanas el diputado Javier Macaya fue ratificado como presidente de la bancada de la UDI para este año. ¿ Eso es también una señal de apoyo a ese 48% de militantes que apoyaron su opción?

-Pasó algo bien lamentable, que al día siguiente de la elección, según los estatutos de la UDI, cualquier lista que saque más del 35% tiene el derecho de nombrar a una persona en la directiva; y quien salga electo en la directiva tiene el derecho de nombrar a dos personas adicionales. Lo que hubiese esperado como gesto mínimo era que la presidenta Van Rysselberghe hubiese entendido que la mitad del partido no estaba con su política y que los tres cupos hubiesen sido para la lista de Javier Macaya, lamentablemente eso no fue así. Macaya fue respaldado de manera muy importante, adentro de la bancada para que siga siendo nuestro jefe de bancada, eso hace mucho tiempo que no pasaba, es raro que se repita el mismo nombre lo que da cuenta del liderazgo unitario que ha podido construir Javier al interior del Congreso. Lo que sí me pasa a mí y a otros tantos más, es que después de estos días, en dónde hemos visto la agresividad de quienes ganaron, y el ánimo de revancha, es que seguimos siendo militantes, pero somos menos simpatizantes.

Es raro que se repita el mismo nombre (como jefe de bancada) lo que da cuenta del liderazgo unitario que ha podido construir Javier Macaya al interior del Congreso”.

-¿Cree que en la UDI pueda pasar algo parecido que en la DC, cuando los senadores tenían una postura y los diputados otra?

-He conversado esto con algunas personas de la Democracia Cristiana y creo que sí está pasándonos algo que le pasó a la DC. Lo primero es la pérdida de su identidad, segundo es que hay distintas facciones al interior del partido que comienzan a verse como si fueran completamente antagonistas unas con las otras y que no pueden caber al interior del mismo partido. Quien ha subido el nivel de tensión hasta un punto ya insoportable ha sido la actual directiva en los últimos dos años porque el tema de la pérdida de identidad no es algo que se le pueda atribuir a la actual directiva. Cuando uno escuchó el grito que nos hacían sus seguidores el domingo después del triunfo, en que coreaban “la UDI se salvó”, uno seda cuenta de que lo que construyeron fue en base a una lógica revanchista.

-¿Usted cree que haya alguna fuga de militantes?

-Espero que no, lo que sí veo que pasa es que hay algunos que tienen la intención y están trabajando para sacarnos de la UDI.

“Lo que me gustaría es que la UDI decida recuperar su carácter de popular y sintonizar con las familias más vulnerables de clase media”

-En este último tiempo se ha hablado mucho de la “bolsonarización” o “derechización” de la derecha. ¿Hay un sector de la UDI que apunta en ese sentido?

-No creo que haya una derechización de Chile Vamos, ni de la derecha, lo que hay son algunas figuras que se aprovechan de un momento particular para sacar una ventaja de corto plazo. Dicho eso, estamos en un mundo en que las ideologías comprensivas del bien están en total retirada. Y hay una crisis de identidad de los partidos, de los países y de las personas en el resto del mundo. Cuando existen causas que son potentes -y esas causas identifica a un grupo de personas de tal manera que pasan a ser los principales activistas de ellas- tienen el riesgo de convertirse en fanáticos y eso es lo que uno podría llamar la extremización de las distintas materias. En la izquierda lo vemos de manera permanente y el resultado siempre es el mismo: el uso de la violencia como método legítimo de la política y en la derecha lamentablemente es el uso del miedo.

-Hay un sector de Chile Vamos que no ve con malos ojos que José Antonio Kast se una al conglomerado. ¿Cuál es su opinión?

-Creo que José Antonio Kast y otros tienen el derecho no solamente de poder emprender candidaturas, sino que me gustaría que también se sujetaran a los principios y las reglas de Chile Vamos, que pudiesen ir a unas primarias, en donde la cancha está bien rayada y se sepa cuáles son las cosas que simplemente no son aceptables. No veo que haya un riesgo que de la UDI se vaya un sector muy amplio hacia José Antonio Kast, hay otros diputados de Renovación Nacional que son muy cercanos a él y eso me parece legítimo.

Creo que José Antonio Kast y otros tienen el derecho no solamente de poder emprender candidaturas, sino que me gustaría que también se sujetaran a los principios y las reglas de Chile Vamos, que pudiesen ir a unas primarias, en donde la cancha está bien rayada y se sepa cuáles son las cosas que simplemente no son aceptables”.

-¿Cuáles son los desafíos de la UDI para este año?

-El primer desafío que tiene la UDI es tener alguna idea que proponerle al país. Los últimos dos años lamentablemente lo que ha hecho la directiva es meternos debajo de la tierra y no tener ninguna propuesta que levantar salvo decir que no. Entonces, lo que destaca son personas individuales en distintos lugares: alcaldes, senadores, dirigentes sociales, diputados, que ellos tienen sus causas, que las agrupan con otras personas y hacen tema. Pero como partido la directiva de la senadora Van Rysselberghe renunció a poner ideas arriba de la mesa, y lo único que se ha visto es querer reemplazar a la figura intelectual de Jaime Guzmán por Jair Bolsonaro, de querer seguir el liderazgo de Bolsonaro. A mí lo que me gustaría es que la UDI decida recuperar su carácter de popular y sintonizar con las familias más vulnerables de clase media, eso es lo que lo puede hacer distinto.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: