Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 19 de julio, 2018

Con presencia de políticos chilenos, Foro de Sao Paulo concluye con apoyo a Ortega y Lula

Autor:

Bastián Garcés

Al último encuentro llevado a cabo en La Habana asistieron, entre otras personalidades, los ex ministros de Michelle Bachelet, Claudia Pascual y Víctor Osorio, y representantes del PC y el FA. En la cita, se relativizaron las muertes ocurridas durante las protestas en Nicaragua y se reconoció "el legítimo derecho a la defensa ejercido por el gobierno sandinista". Esto, en medio de la condena internacional por la represión realizada por el Estado centroamericano que, incluso, llevó a la OEA a solicitar que Daniel Ortega adelante las elecciones presidenciales.
Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Rechazamos el injerencismo e intervencionismo extranjero del gobierno de Estados Unidos a través de sus agencias en Nicaragua, organizando y dirigiendo a la ultraderecha local para aplicar una vez más su conocida fórmula del mal llamado ‘golpe suave’ para el derrocamiento de gobiernos que no responden a sus intereses”, señala la resolución del XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo sobre la crisis que vive el país centroamericano donde ya han muertos más de 300 personas producto de la represión que ha ejercido el gobierno de Daniel Ortega.

En la reunión, que se realizó en La Habana, Cuba, entre el 15 y 17 de julio, asistieron figuras de diferentes naciones. De Chile, los ex ministros de la administración Bachelet, Claudia Pascual (PC) y Víctor Osorio (Mas Izquierda Ciudadana); el integrante de la comisión política del Partido Comunista, Juan Andrés Lagos; el presidente de la juventudes comunistas, Camilo Sánchez; el diputado PC, Boris Barrera; el presidente de País Pro, Camilo Lagos; el senador de País Pro, Alejandro Navarro; la presidenta de Poder, Karina Oliva; la diputada de Poder, Claudia Mix; el integrante del Movimiento Popular Democrático y de la mesa nacional del Frente Amplio, Esteban Silva, y Pablo Sepúlveda Allende, nieto del ex Presidente Salvador Allende.

El texto aprobado en la cita va en dirección contraria a la declaración firmada por 13 países, encabezadas por Chile -y que suscribieron naciones como Brasil, México, Argentina y Uruguay- en la que rechazaron “los graves y reiterados hechos de violencia que se vienen produciendo en Nicaragua”. Y se exige el “cese inmediato a los actos de violencia, intimidación y amenazas dirigidas a la sociedad nicaragüense”. También se agradece a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por las visitas que realizaron al país para investigar los sucesos.

La valoración del actuar de la CIDH es otro de los puntos que marca distancia entre la resolución del Foro de Sao Paulo y el documento encabezado por Chile. La agrupación de partidos y movimientos de izquierda indica que la comisión ha tenido una “actuación parcializada” y la califica como un organismo subordinado “a los designios del imperialismo”.

Señalan, además, que se ha pretendido “desconocer el orden constitucional de Nicaragua al fracasar su objetivo inicial de derrocar al gobierno sandinista presidido por el Comandante Daniel Ortega Saavedra”. Se lee en el texto que “reconocemos el legítimo derecho a la defensa ejercido por el gobierno sandinista frente a las agresiones perpetradas en su contra por los lacayos del imperio“. Si bien, el Foro manifiesta un “profundo pesar por las muertes acaecidas como producto de la ola de violencia” ocurrida en el país centroamericano, la resolución indica que estas “han sido consecuencia de enfrentamientos provocados por la derecha fascista, tal como queda demostrado con el hecho de que hay una cantidad similar de muertos entre las filas opositoras y las filas sandinistas”.

El texto finaliza con un llamado “a todas las fuerzas progresistas y revolucionarias del mundo a fortalecer la solidaridad con la lucha del hermano pueblo de Nicaragua”.

Y casi a pocas horas de haber terminado la cita en Cuba, este miércoles, la Organización de Estados Americanos (OEA) condenó “los ataques contra el clero, el hostigamiento a los obispos católicos que participan en el Diálogo Nacional, los actos de violencia en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), la sede de Caritas, y otros manifestantes pacíficos” y aprobó una resolución en la que le pide a Daniel Ortega adelantar las elecciones presidenciales que están presupuestadas para de 2021. 

“Exigimos la libertad inmediata de Lula”

El Foro, además, estuvo marcado por la ausencia del ex Presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra en prisión por delitos de corrupción. El líder del Partido de los Trabajadores (PT) fue uno de los creadores, junto a Fidel Castro, del Foro de Sao Paulo en 1990.

Pese a esto, el ex Jefe de Estado envió un mensaje a los participantes del FSP . “Agradezco el apoyo y solidaridad que ustedes han dado a mi persona, a mi partido PT y a otros compañeros perseguidos por la derecha en Brasil”, señala la carta de Lula da Silva, en la que plantea que “quieren impedirme disputar las elecciones este año, pero jamás me callarán ni me impedirán luchar por los derechos del pueblo brasileño, latinoamericano y caribeño”. Además de la misiva, la ex Mandataria, Dilma Rousseff, quien fue destituida por el Congreso de su país, y la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann asistieron al encuentro para realizar una defensa del fundador del FSP.

En la declaración con que finalizó la reunión se señala: “Exigimos la libertad inmediata de Lula, después de una condena y prisión sin pruebas y el derecho a ser candidato presidencial en las elecciones de octubre en Brasil, respetándose la voluntad de la mayoría del pueblo brasilero”.

La postura del FSP de respaldar al líder brasileño, sucede de manera paralela a la carta que firmaron más de 40 figuras de la izquierda chilena y que fue liderada por la ex Mandataria Michelle Bachelet. Entre quienes apoyaron la misiva, también esta la presidenta de la Cámara, Maya Fernández y el líder de la testera del Senado, Carlos Montes. El socialista acudirá este viernes a la embajada de Brasil en Chile, junto al ex embajador Jaime Gazmuri y el ex senador Carlos Ominami, para entregar la carta. En ella se cuestiona al Poder Judicial de ese país y se solicita a la justicia brasileña que permita la inscripción de Lula como candidato presidencial.

Relación histórica de partidos chilenos con el FSP: celebran reformas de Bachelet y una nueva Constitución

Tras la caída del Muro de Berlín, el Partido de los Trabajadores reunió en Sao Paulo, en 1990, a 48 partidos y organizaciones de izquierda de América Latina y el Caribe. La iniciativa fue encabezada por Lula da Silva y  Fidel Castro.

Actualmente, según el sitio web del Foro de Sao Paulo, las organizaciones políticas chilenas que integran la instancia son el Movimiento Amplio Social, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, la Izquierda Ciudadana, el Partido Comunista, el Partido Socialista, el Partido Humanista, el Partido del Socialismo Allendista y Revolución Democrática.

Desde su creación, el FSP ha realizado 24 encuentros en los que se han trazado líneas y estrategias políticas para Latinoamérica, con las que han marcado la agenda de los gobiernos ligados a la izquierda, incluido Chile. Esto queda claro al revisar algunas de sus últimas resoluciones.

En la declaración del XII encuentro, realizado en Sao Paulo en 2005, la organización celebró los triunfos electorales de Lula da Silva en Brasil en 2002 y de Tabaré Vázquez en Uruguay en 2004, y resaltó los “resultados favorables a los sectores progresistas en elecciones de Panamá y República Dominicana, Chile, El Salvador, Nicaragua y Venezuela”. Un año después, destacó “la presencia o apoyo de partidos integrantes del Foro en otros Gobiernos de la Región, como es el caso de Michelle Bachelet en Chile y la presencia de Néstor Kiscner en Argentina”.

En 2010, el FSP rindió homenaje al dirigente comunista, Luis Corvalán. Se dijo en la ocasión que “fue protagonista durante casi 40 años de hechos notables de la historia de Chile, que ya están inscritos como parte insoslayable de nuestras luchas, y con un aporte a la liberación de los pueblos de América”. Un año después, y con Sebastián Piñera en La Moneda, la instancia expresó que apoyabala lucha del pueblo mapuche en Chile, que exige su reconocimiento como pueblo originario” y criticó la Alianza del Pacífico firmada por México, Colombia, Perú y Chile. El Foro señaló que estaban “alineados a la política exterior de Washington” y que pretendían “retardar e impedir la integración continental”.

Las tareas que se fijaron los miembros del Foro en XIX Encuentro, realizado en 2013, apuntaban a “profundizar las movilizaciones por la realización de los cambios en nuestros países” así como también “enfrentar y vencer las disputas electorales con la derecha que ocurrirán en el próximo periodo, particularmente en las elecciones presidenciales en Honduras, Chile, El Salvador, Costa Rica, Colombia y Panamá”.

En esa misma línea, en 2014, saludó la “victoria de la Presidenta Michelle Bachelet, a la cabeza de la coalición Nueva Mayoría. Nos solidarizamos con el impulso de las reformas estructurales que se llevan a cabo en Chile”.  Al año siguiente el Foro volvió a realzar las reformas de Bachelet y se destacó “el impulso de una nueva Constitución que supere la legada por la dictadura militar, y la demanda de Asamblea Constituyente impulsada por fuerzas de izquierda dentro y fuera del Gobierno”.

El año pasado, la instancia se refirió a la demanda boliviana. “Apoyamos a Bolivia en su reclamo de salida al mar con soberanía”, se leía en en la resolución del XXIII Encuentro. Postura que generó diversas críticas en Chile. Una de ellas fue la del actual ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, quien señaló, en una columna publicada por “El Líbero, que “mientras estos partidos (que forman parte del Foro) no se descuelguen en forma clara y pública de esa declaración, Chile se está metiendo un autogol de media cancha. El Gobierno no puede lanzar señales contradictorias. El oficialismo no puede estar a favor y en contra de la posición oficial chilena, y el partido de la Presidenta Bachelet debe despejar toda sombra de duda al respecto”.

Resolución XXIV Foro de Sao Paulo, La Habana 2018

Declaración Foro de Sao Paulo sobre situación de Nicaragua

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: