Actualidad Deportiva es presentado por:
Publicado el 23 de octubre, 2018

Comentario: La UC y los últimos 400 metros

Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Si comparamos el torneo nacional de fútbol de primera división con la hípica, podríamos hacer una analogía perfecta y decir que el campeonato este fin de semana dobló la última curva, para entrar en la recta final: restan cuatro fechas y 12 puntos en disputa. Universidad Católica lleva cinco cuerpos adelante (5 puntos) a U. de Concepción, que se observa algo “fatigado”, igual que Unión la Calera. Los cruzados saben que la carrera no está ganada.
Autor:

Gonzalo Mingo Ortega

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En esta fecha todos los equipos con posibilidades de inquietar a U. Católica tuvieron actuaciones para el olvido. Empataron Antofagasta y ColoColo y perdieron U. la Calera y U. de Concepción, es decir, TODOS jugaron para los cruzados, incluso ellos mismos. Esta vez ante los “penquistas”, sus rivales directos, sí mostraron porqué están al tope de la tabla. No olvidemos que, en la fecha anterior, la UC protagonizó un verdadero “papelón” ante Huachipato, que lo venció 3-0, en Talcahuano, por lo tanto, era “dificilísimo” revertir esa presentación en lo anímico y en lo futbolístico y, para bien de ellos, lo lograron en las alturas de San Carlos de Apoquindo.

En mis comentarios fui siempre muy crítico del técnico español Beñat San José por su excesivo pragmatismo y por no importarle mucho el espectáculo, que es lo que es, un partido de fútbol, por el cual hay hinchas que pagan su entrada y telespectadores que “religiosamente” abonan el CDF para verlos por tv. El entrenador español esta vez dejó de lado la calculadora y salió a “protagonizar” el partido. Con seis titulares ausentes (por lesiones y castigos), improvisó en algunos puestos y le resultó bien. En el minuto 64 Vilches anota el gol que finalmente le daría el triunfo. Beñat no cerró el pleito, como lo hizo durante casi todo el torneo; muy por el contrario, siguió atacando con lo que tenía, no hizo cambios de delanteros por defensas (dicen por ahí, que no hay mejor defensa que un buen ataque) y salvo una gran
tapada del golero Dituro en el minuto 71, la “barca” de San José, esta vez no hizo agua.

Si bien es cierto que los equipos de regiones han tenido y están teniendo una gran participación en el torneo, en instancias claves les ha faltado la jerarquía suficiente y necesaria para imponerse en la cancha, cuando el o los punteros dejaron en el camino puntos importantes. No tengo dudas de que los hinchas de U. de Concepción, Antofagasta y U. la Calera jamás pensaron que sus respectivos clubes estarían a estas alturas de la competencia en los primeros lugares de la tabla.

Este fin de semana entró Huachipato, otro “regionalista”, al podio de los seis, desplazando a ColoColo, que lamentablemente para los colocolinos y el fútbol chileno, va de mal en peor. La “casa” alba está desordenada y la responsabilidad de esta situación hay que buscarla de arriba hacia abajo, es decir, dirigentes, técnicos y jugadores; la lógica es al revés, los futbolistas son los que entran a la cancha. Cuando no hay cohesión en la dirigencia, pasa lo que pasa.

Para terminar, y siguiendo con la analogía hípica, U. Católica en esta instancia del campeonato tendrá que tener una máxima concentración y cuidado, deberá sujetarse firme a la montura, los botines seguros en los estribos, tensas las riendas y la fusta lista, por si es necesario usarla. Los cruzados tienen en su memoria reciente los campeonatos cedidos a última hora y ven a U. de Chile, que viene arremetiendo por los palos y que le pueden arrebatar la corona, en los últimos 20 metros y ganarles por nariz. Esto sí que le hará sentido al presidente azul, Carlos Heller, a quien también le ha tocado sufrir.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: