Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de junio, 2019

Claves del discurso presidencial: unidad para enfrentar tiempos adversos y reimpulso de ejes del programa

Autor:

Mariela Herrera

En su segunda Cuenta Pública, el Mandatario optó por un tono conciliador en medio de un complejo contexto internacional en lo económico, y con crisis institucionales en el frente interno. El objetivo del Jefe de Estado fue mostrar que «cada vez que nos hemos unidos, Chile ha salido adelante». Además, buscó «renovar los votos» con el programa de gobierno: seguridad y crecimiento, a lo que sumó la protección de la clase media. Acá, texto completo de la cuenta pública.

Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Recuperar una cultura de diálogo y acuerdos». La frase que anoche entregó el Presidente Sebastián Piñera en su segunda Cuenta Pública es la clave de su mensaje y que desde La Moneda esperan que se extienda por el resto del año. Esto es, que se logre una mayor colaboración entre el gobierno y la oposición para las reformas y la agenda que se viene.

Por ese motivo es que el Jefe de Estado decidió dejar atrás las recriminaciones a la oposición. Por el contrario, en más de una ocasión, el Mandatario procuró agradecer la labor que el Congreso ha desempeñado en estos 15 meses desde que llegó a La Moneda. En particular, dio las gracias a los parlamentarios por aprobar medidas a favor de los niños -como la imprescriptibilidad de los delitos sexuales-, y por el apoyo a la ley antiportonazos. También valoró los Acuerdos Nacionales en donde participaron dirigentes de distintas corrientes políticas.

Es ese ánimo logrado al comienzo de su mandato el que La Moneda pretende recuperar. Aquel que se vivió meses atrás con los acuerdos nacionales centrados en: infancia, seguridad, salud, Araucanía, y desarrollo integral. En esta misma lógica es que anoche ante el Congreso Pleno, el Mandatario llamó a un Acuerdo Nacional y Transversal, liderado por el Ministro del Interior, para mejorar y fortalecer la calidad de la política y de las instituciones, «con el propósito de fortalecer y renovar las confianzas de la ciudadanía en ellas, lo que es fundamental para la buena marcha de nuestra República», dijo el Presidente.

En La Moneda están conscientes de que lo que resta del año es el único periodo en que podrán desplegar su agenda sin el factor electoral de por medio, es por ello que consideran clave poder avanzar en el programa de gobierno. Y sin mayorías en el Congreso, necesitan un ambiente de diálogo. En 2020 cada sector estará actuando con una mirada en las elecciones municipales y de gobernadores regionales. Y en 2021 se repetirá el escenario, pero con las parlamentarias y la presidencial en el horizonte.

Es tiempo de dejar atrás el obstruccionismo y es tiempo de recuperar una cultura de diálogo y acuerdos. El rol del gobierno y la oposición no es intentar destruirse mutuamente. Todo lo contrario, es dialogar y colaborar, con unidad y buena voluntad, cada uno desde sus puntos de vista para que a Chile le vaya bien y para mejorar la calidad de vida de todos nuestros compatriotas».

El tono conciliador del mensaje no solo se debe a la necesidad de tener unidad para las reformas (tributaria, previsional, de salud, laboral, entre las principales), sino que para enfrentar el adverso escenario económico internacional que ha marcado el 2019.

Así se entiende que anoche, el Jefe de Estado subrayara que «este año 2019 será, sin duda, más difícil». Y esto lo graficó con el debilitamiento de la economía mundial y de América Latina, el estancamiento en países como Argentina y Brasil, y la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Además, de la caída del precio del cobre y alza del precio del petróleo.

A pesar de todas estas dificultades y con la unidad y contribución de todos los chilenos, este año nuestro país crecerá entre 3% y 3,5%, liderando el crecimiento de América Latina y superando al mundo».

Sin nombrarlo, de este modo el Mandatario se hacía cargo de las recientes cifras poco alentadoras, como el que la economía creció solo un 1,6% en el primer trimestre. Sin embargo -teniendo presente el contexto internacional- el gobierno mantiene su apuesta en el crecimiento. En este sentido, lo dijo el Mandatario: «A pesar de todas estas dificultades y con la unidad y contribución de todos los chilenos, este año nuestro país crecerá entre 3% y 3,5%, liderando el crecimiento de América Latina y superando al mundo».

Y reforzó este llamado al señalar: «Es tiempo de dejar atrás el obstruccionismo y es tiempo de recuperar una cultura de diálogo y acuerdos. El rol del gobierno y la oposición no es intentar destruirse mutuamente. Todo lo contrario, es dialogar y colaborar, con unidad y buena voluntad, cada uno desde sus puntos de vista para que a Chile le vaya bien y para mejorar la calidad de vida de todos nuestros compatriotas».

Volver a la raíz del programa presidencial

En los días previos al mensaje, el Presidente Piñera tenía clara la decisión de retomar los ejes del programa de gobierno en la agenda, los mismos que le dieron el triunfo para volver a La Moneda. Crecimiento y seguridad. En su mensaje se encargó de enfatizarlos. No solo reiterando que se crecerá al 3,5% sino que mostrando cómo se había ya avanzado en esa materia durante 2018. «Logramos un crecimiento del 4%, tres veces el promedio del gobierno anterior y de América Latina y superior al mundo», subrayó el Jefe de Estado. Además, destacó la creación de «más de 155 mil empleos con contrato y protección social» y nacieron 130 mil nuevas empresas. Además,  destacó cifras de inversión, productividad y recalcó que el «déficit fiscal disminuyó y estamos estabilizando la deuda pública».

No solo fueron cifras el énfasis en el crecimiento. También lo hizo con anuncios como tren Santiago-Valparaíso que es considerado uno de los principales proyectos que dará un importante impulso a la inversión y el empleo. «El Ministerio de Obras Publicas ha declarado de interés público los proyectos para construir los tan anhelados trenes de pasajeros y carga, que conectarán la ciudad de Santiago con los puertos de Valparaíso y San Antonio«, dijo ante un Congreso que recibió el anuncio con aplausos.

El otro gran eje, seguridad, tomó parte importante del discurso, y con un foco particular en el narcotráfico. «Debemos extirpar la Narco Cultura de los barrios críticos y de nuestra sociedad», señaló. Y  anunció que se fortalecerá la presencia de Carabineros  y de la PDI en los barrios identificados con presencia de bandas de narcotraficantes «creando unidades especializadas que garanticen la erradicación de esta verdadera cultura de violencia y muerte que representa el narcotráfico».

Las prioridades de nuestro Gobierno son las prioridades de la gente: fortalecer la seguridad ciudadana, crear más oportunidades y seguridades para la Clase Media y consolidar un Chile en Marcha»

En esta misma área sorprendió al informar que «ya fueron detenidos 7 de los participantes armados, en el muy publicitado Narco Funeral de la Población Santa Inés en la comuna de Conchalí». Con esto, no solo retomó el eje Seguridad, sino que abordó uno de los temas que han marcado la agenda policial y social.

Y sumó un nuevo pilar: la clase media. Unas 15 veces aparece, de hecho, en su discurso. No solo con el programa Red Clase Media Protegida, sino que cuando se refirió a la reforma tributaria y a la previsional. «Las prioridades de nuestro Gobierno son las prioridades de la gente: fortalecer la seguridad ciudadana, crear más oportunidades y seguridades para la Clase Media y consolidar un Chile en Marcha», dijo al marcar sus ejes principales.

De este modo, tras algo más de dos horas, el Presidente Piñera no solo pasó revista con lo realizado en 2018 sino que «renovó los votos» con su programa de gobierno y con su propio sector político.

Lea completo el discurso del Presidente de la Cuenta Pública 1 de junio 2019

Cuenta Pública 1 de junio 2019 by El Libero on Scribd

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: