Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 21 de enero, 2019

Cifras clave para entrar al debate del proyecto Admisión Justa

Autor:

Bastián Garcés

En 2018, el 59,2% de los estudiantes que postuló a través del Sistema de Admisión Escolar (SAE) obtuvo un cupo en su primera opción, mientras que el 18% quedó en un colegio al que no había solicitado ingresar. A nivel internacional Chile (17,3%) presenta un porcentaje menor de alumnos que participan de este tipo de mecanismo en comparación al promedio de la OCDE (38,5%). De aprobarse la iniciativa presentada por el Ejecutivo, solo el 4% los recintos educacionales adscritos al SAE podrían utilizar este método de selección.

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Educación ha sido el primer debate político del año, luego de que la ministra de la cartera, Marcela Cubillos, presentara el proyecto de ley de Admisión Justa, con el que gobierno busca reponer la selección por rendimiento académico en los establecimientos de alto desempeño. «Queremos empezar a hacer justicia y a reconocer el esfuerzo y el mérito que hay detrás de cada una de esas familias. Nos parece que no reconocerlo es una injusticia», afirmó la secretaria de Estado luego de anunciar la iniciativa del Ejecutivo.

El proyecto generó críticas en la oposición, que cuestionó la propuesta del gobierno que aumenta de un 30% al 100% el porcentaje establecido por la Ley de Inclusión, aprobada en la segunda administración de Michelle Bachelet. Incluso anunciaron rechazar la idea de legislar la iniciativa.

El debate se mezcló con acusaciones políticas e ideológicas, opinaron expertos y académicos. Se cobraron cuentas políticas, algunos defendieron «legados», otros cuestionaron la «industria» e incluso, a los pocos días, aparecieron contraproyectos, como la Ley Machuca-.

En medio de este escenario, que para muchos ha saturado la discusión, «El Líbero» presenta datos útiles para poder opinar sobre el proyecto.

Menos del 4% de los colegios podría optar a la selección por mérito

En Chile hay poco más de 12 mil colegios, de los cuales cerca de 8.100 están adscritos al actual Sistema de Admisión Escolar (SAE), instaurado luego de la aprobación de la Ley de Inclusión y que se basa en el azar para asignar recintos educacionales a los estudiantes en caso de que las postulaciones superen al número de vacantes disponibles. En el SAE solamente participan establecimientos municipales y subvencionados.

Sobre este punto el proyecto de ley presentado por el gobierno busca modificar el Decreto con Fuerza de Ley número 2 (DFL 2) de 1998 del ministerio de Educación, sobre Subvención del Estado a Establecimientos Educacionales, para «establecer procedimientos especiales de admisión, a partir de séptimo año de la educación general básica o el equivalente que determine la ley, a aquellos establecimientos educacionales cuyos proyectos educativos tengan por objeto principal desarrollar aptitudes que requieran una especialización temprana, o (….) sean de especial o alta exigencia académica».

El mismo proyecto de ley establece cuáles son las condiciones para que un proyecto pueda establecer la selección por mérito académico. Además de que los mismos colegios deban definir su proyecto educativo de esta forma, la Agencia de la Calidad de la Educación, en ese sentido, jugará un rol importante para poder definir a este tipo de recintos debido a que para poder acreditarse como tal deberán estar en la categoría de «desempeño alto en el nivel de educación media» que otorga el organismo, además de contar «con los recursos materiales y humanos necesarios y suficientes para el desarrollo de su proyecto educativo», tener mayor demanda que vacantes y que «al menos un 30% de los alumnos de los establecimientos sean prioritarios (…) salvo que no se hayan presentado postulaciones suficientes para cubrir dicho porcentaje».
 

Según la última acreditación del organismo, los establecimientos de enseñanza media que alcanzaron la categoría de alto desempeño fueron 459. No obstante, no todos ellos señalan en su proyecto educativo un enfoque en la alta excelencia, razón por la cual el número de colegios que puedan optar a la selección por mérito sería menor. Así lo señaló el ministro de la secretaría general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, quien afirmó en entrevista con Radio Agricultura que la selección solo se aplicará en cerca de 300 liceos de alta exigencia de un universo de 12 mil estudiantes, lo que en términos estrictos representa a menos del 4% del total de recintos educacionales del país.

Actualmente solamente 19 establecimientos del país han podido mantener la selección por mérito de sus alumnos, de los cuales el 47% son estudiantes de familias prioritarias, es decrir, de escasos recursos. Estos datos consideran a todas las regiones del país excepto la Metropolitana en la que aún no entra en vigencia el Sistema de Admisión Escolar.

¿Liceo emblemático, Bicentenario o alto desempeño?

Durante los últimos días las diferentes categorías de colegios que existen en el país se han homologado y utilizado como sinónimo. No obstante, la propia ley deja claro que el criterio para poder optar a la selección se basa en la autodefinición del proyecto educativo y contar con la categoría de alto desempeño de la Agencia de la Calidad de la Educación. Pero, ¿qué diferencia un liceo emblemático a un Bicentenario o uno de alto desempeño?

Los establecimientos emblemáticos es una categoría que se ha utilizado a lo largo del tiempo para identificar a aquellos colegios que tienen una tradición histórica. La mayoría de ellos fueron fundados a durante el siglo XVIII o principios del XIX, como el Instituto Nacional (1813), el Liceo de Aplicación (1892) o el Liceo N°1 Javiera Carrera (1894), aunque hay excepciones otros más recientes como el Liceo Darío Salas (1947) o el Liceo Carmela Carvajal (1961). Otras características que los definen son sus buenos resultados académicos, que gran parte de ellos se concentran en la comuna de Santiago Centro y la selección por mérito escolar, generalmente asociados a la rendición de para poder obtener un cupo.
 

Fue este último punto el que modificó la Ley de Inclusión, ya que estableció que solamente se podía seleccionar por mérito al 30% de las vacantes disponibles del total, lo que el proyecto del gobierno pretende restablecer. La iniciativa del Ejecutivo propone eliminar los incisos del artículo transitorio 26 del texto legal que restringen, gradualmente, la selección por mérito de los liceos emblemáticos.

Por otra parte, los liceos Bicentenarios fueron una iniciativa impulsada durante el primer gobierno de Sebastián Piñera, que durante 2010 y 2014 creó cerca de 60 establecimientos de este tipo, que buscan generar nuevas oportunidades para que alumnos de la educación subvencionada para que puedan alcanzar mejores resultados académicos, incentivar la atracción de talento y capacidades a la educación subvencionada e difundir experiencias pedagógicas de alto impacto en los aprendizajes.

Finalmente, un colegio de alto desempeño es acreditado por la Agencia de la Calidad de la Educación que combina buenos resultados académicos, por ejemplo, medidos a través del Simce, además de evaluación del desarrollo personal y social de los alumnos. En ese sentido tanto un liceo emblemático o Bicentenario pueden o no ser categorizados por el organismo como de alto desempeño.

Solo el 59,2% de los estudiantes queda en su primera opción

Según el informe del Mineduc de resultados del SAE, con fecha 3 de enero 2019, durante el año pasado se realizaron 274.990 postulaciones a colegios adscritos al sistema. De ellas, solo el 59,2% -poco más de 162.500 estudiantes- pudo quedar en su primera opción.

Por otra parte, el mismo informe señala que del total de 32.198 cursos disponibles, el 76,7% recibió postulaciones, en otras palabras los estudiantes postularon a casi 24.700 niveles. De ellos, casi uno de cada cuatro (23,5% del total) tuvo al menos un postulante en lista de espera.

El mismo documento analiza el resultado de este grupo de estudiantes que participan de las listas de espera. Del total solo un 6% mejora su establecimiento de preferencia. Y, si bien el 57% se mantiene en el colegio en el que estaba, hay un 37% de alumnos tras el proceso no logra obtener un cupo.
 

Además de la lista de espera, hay un segundo proceso de selección en el que pueden participar las familias que no quedaron conformes con los resultados del primer llamado además de aquellas que no participaron anteriormente. Según los datos del ministerio de Educación el año pasado se registraron 46.698 postulantes durante el segundo llamado, de los cuales el 47% quedó en su primera preferencia.

A estos datos se suma la declaración que hizo el subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, a «El Líbero» quien señaló que del total de postulantes que el ministerio recibió el año pasado un 18% quedó en establecimiento por el que no hizo ninguna opción.

OCDE: Chile bajo el promedio de estudiantes elegidos por mérito académico

Según los resultados de la Prueba PISA 2015, que mide el nivel de educación de los países OCDE, en promedio un 38,4% de los estudiantes fueron admitidos en sus colegios por antecedentes académicos, casi el doble de la cantidad de alumnos que fueron seleccionados por mérito en Chile. Un año después entraría en vigencia la Ley de Inclusión que finalizaba este mecanismo.

En el mismo estudio de la prueba además se señala que en Singapur, el país con mejor rendimiento PISA, el 87,% de los estudiantes ingreso a su establecimiento educativo por selección académica. Otros países que presentan un porcentaje elevado son Holanda (74,5%), Alemania (47,8%), Canadá (30,5%), Japón (92,3%) y Corea del Sur (44,7%). Incluso, los datos de la medición dan cuenta que en ningún Estado miembro del organismo no existe ningún tipo de selección por mérito.
 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: