La Corte de Apelaciones de Santiago acogió de forma unánime la demanda en contra del Arzobispado presentada por los denunciante y víctimas del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima.

De esta forma la Iglesia deberá pegar una reparación de $100 millones a James Hamilton, Juan Andrés Murillo y Juan Carlos Cruz.

La demanda civil fue presentada en 2013 por el abogado Juan Pablo Hermosilla, en representación de Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, pero posteriormente fue rechazada.  Con esta resolución, se revierte la decisión de primera instancia que había rechazado el recurso judicial que buscaba una compensación de $450 millones.

Fernando Karadima fue acusado de abuso sexual en el año 2010. En septiembre del año pasado el Papa Francisco lo expulsó del sacerdocio.

Por su parte, el Arzobispado de Santiago comunicó que no recurrirá en contra de la sentencia dictada, y «procederá a darle pleno cumplimiento». En el texto de la Iglesia se lee, además, que «el fallo marca un paso importante en nuestro proceso de reestablecer la justicia y la confianza en nuestra Iglesia de Santiago, porque apunta directamente a las falencias que tuvimos en este caso».