Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 26 de enero, 2019

Carlos Alberto Montaner: “Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel han dado la discreta orden de buscar una puerta de escape a sus tropas en Venezuela”

Autor:

Emily Avendaño

El Presidente encargado por la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, llamó a Cuba a retirarse de las Fuerzas Armadas y de los puestos de toma de decisión de su país. Esa salida podría darse de forma silenciosa. El periodista y escritor cubano Carlos Alberto Montaner asegura que los cubanos tienen planes para marcharse de Venezuela “todo lo ordenadamente que puedan hacerlo” y para eso dice que han activado un “plan de contingencia”.

Autor:

Emily Avendaño

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

Es bien conocida la cercanía que existe entre el régimen cubano y el chavismo. Fidel Castro fue una figura clave para el regreso al poder de Hugo Chávez después del Golpe de Estado del 11 de abril de 2002. Después de ese hecho la relación de ambas naciones se estrechó aún más: entraron a Venezuela las misiones de salud y deportivas; y es un secreto a voces la inserción de oficiales cubanos dentro de los órganos de inteligencia venezolanos.

El mismo Gobierno de Venezuela ha reconocido que desde la llegada del chavismo al poder, en 1999, se contabilizaron más de 200.000 colaboradores cubanos prestando servicio en ese país. El propio Presidente encargado por la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, se refirió a la presencia cubana en su país durante una rueda de prensa ofrecida ayer.

“Es hora de que salga Cuba de las Fuerzas Armadas”, dijo el parlamentario. “Es hora de que los cubanos se retiren de los puestos de decisión. El hermano cubano es bienvenido, somos solidarios con su lucha. Pero esto tiene que ver con nuestra soberanía: no puede haber más cubanos en la FF.AA., ni en los puestos de decisión”, reiteró.

El periodista y escritor cubano en el exilio Carlos Alberto Montaner opina que ese momento podría estar cerca, pero no por el llamado de Guaidó sino por la misma jerarquía cubana: “Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel saben que no pueden evitar la caída de Maduro, por eso han dado la discreta orden de buscar una puerta de escape (…). La peor pesadilla de ‘los cubanos’ es tener que enfrentarse a Estados Unidos”.

-Usted escribió en Twitter que Cuba ha puesto a sus tropas en alerta. ¿Cuál es la relevancia de la isla en esta crisis?

-Para Maduro, “los cubanos” son su único punto de apoyo. No tiene el respaldo de los militares, del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela), de nadie, salvo de “los cubanos” que han armado un aparato enorme de contrainteligencia para sujetarlo en el poder. Escuchan y filman a todas las personas relevantes del gobierno y de la oposición. No solo las actividades políticas. También sus amantes y sus trampas. Esos son factores de extorsión. El núcleo duro son unos tres mil cubanos, pero los otros anillos de control suman más de cuarenta mil. La regla de oro aprendida del KGB señalaba que bastaba el 0,5% para controlar cualquier sociedad. Para Venezuela harían falta unas 150.000 personas. Eso, claro, contando con que pueden matar o torturar sin limitaciones, como hacían el KGB y la Stasi –órgano de inteligencia de la República Democrática Alemana–. No obstante, Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel saben que no pueden evitar la caída de Maduro, por eso han dado la discreta orden de buscar una puerta de escape. A eso le llaman “plan de contingencia”. La peor pesadilla de “los cubanos” es tener que enfrentarse a Estados Unidos. Cuba no olvida el ridículo que hizo en la isla de Grenada en 1983.

Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel saben que no pueden evitar la caída de Maduro, por eso han dado la discreta orden de buscar una puerta de escape”.

-¿En qué consiste exactamente ese “plan de contingencia” de Cuba?

-En caso de que se desmorone el poder que ejerce Maduro, y la autoridad se fragmente aún más (por ejemplo, ya Maduro no puede romper relaciones con ciertos países porque no le hacen caso), los cubanos tienen planes para marcharse todo lo ordenadamente que puedan hacerlo. En una época pensaban concentrarse en la isla de Orchila (zona de uso exclusivo militar) y allí los recogerían varios barcos. El principal temor que tienen son los colectivos –grupos civiles armados por el chavismo–. Solo responden al jefe del grupo.

La peor pesadilla de ‘los cubanos’ es tener que enfrentarse a Estados Unidos. Cuba no olvida el ridículo que hizo en la isla de Grenada en 1983″.

-¿Cuál es la relevancia del apoyo internacional en estos casos? Considerando que al menos 19 países lo han reconocido, pero otros como España o Portugal han mostrado reticencias.

-El reconocimiento de Estados Unidos, Inglaterra, Canadá y al menos 10 de los países del Grupo de Lima, es clave. De ese respaldo depende que se desmorone la dictadura de Maduro. Los representantes de España y Portugal en la Unión Europea han votado contra Maduro como UE, pero como países han respaldado la dictadura de Caracas. Pedro Sánchez está enfrentado con Felipe González por ese tema. Sánchez se pliega a Pablo Iglesias -de Podemos-. El Instituto Cato demostró que los países más represivos y desacreditados son los que apoyan a Maduro. Contrastó la lista con la escala que propone y analiza el Índice de Libertades. Rusia, China, Turquía, Siria, Bolivia y Nicaragua carecen de democracia.

-Ecuador y Haití votaron contra Maduro en la OEA. ¿Qué dice con respecto al modo en que se están alineando los países por el caso Venezuela?

-A Ecuador, más allá de los valores que comparte con las democracias, le sirvió la votación para separarse más de Rafael Correa, hoy prófugo de la justicia ecuatoriana acusado de corrupción. El caso de Haití es triste. La pobreza de ese país lo obligaba a votar con el estómago. Ahora lo ha hecho con los principios y Maduro, cruelmente, le cobrará la cuenta.

El Instituto Cato demostró que los países más represivos y desacreditados son los que apoyan a Maduro. Contrastó la lista con la escala que propone y analiza el Índice de Libertades. Rusia, China, Turquía, Siria, Bolivia y Nicaragua carecen de democracia”.

-México y Uruguay son reticentes a reconocer a Guaidó, ¿eso resta fuerza al diputado?

-Le resta alguna fuerza, sobre todo el caso de Uruguay, pero es abrumador el peso de Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y el resto de las democracias, incluidas Canadá y Estados Unidos. Era imposible lograr la unanimidad. La oposición en Uruguay y México le está cobrando al gobierno con creces.

“Los soldados y los oficiales medios pasan tanto trabajo y padecen las mismas penurias que el resto de la sociedad”

-En su opinión, ¿qué pasos deben darse para lograr una transición efectiva en Venezuela?

-Guaidó y la Asamblea Nacional deben ocupar tanto espacio burocrático como puedan. Es importante que Guaidó nombre su gabinete. Quien se encargue de Relaciones Exteriores debe designar embajadores en todos los países que los han reconocido. También crear un Consejo Electoral imparcial y creíble.

-Guaidó tiene el respaldo ciudadano y de la comunidad internacional. ¿Cree que las Fuerzas Armadas de ese país den el paso que falta?

-Supongo que, eventualmente, lo darán. Los soldados y los oficiales medios pasan tanto trabajo y padecen las mismas penurias que el resto de la sociedad. El 83,3% de la sociedad quiere quitarse a Maduro de encima. Esa proporción se da en las FF.AA.

-¿Qué opina de quienes dicen que fue una “auto-proclamación”?

-Que se equivocan. Guaidó siguió de cerca la letra y el espíritu de la Constitución. Ante la ausencia de una presidencia legítima ese rol debía desempeñarlo el presidente de la Asamblea Nacional. Como suelen decir los colombianos: “Le tocó el tigre en la rifa”.

Los soldados y los oficiales medios pasan tanto trabajo y padecen las mismas penurias que el resto de la sociedad. El 83.3% de la sociedad quiere quitarse a Maduro de encima”.

-Los países hablan de elecciones en 30 días más porque es lo que dice la Constitución de Venezuela, pero no están dadas las condiciones para que eso ocurra. ¿Cree que después de ese plazo la comunidad internacional le retire el apoyo a Guaidó?

-La manera de evitarlo es pedirle a la OEA que organice las elecciones. Almagro es la salvación. Él puede tomarse el tiempo que necesite para depurar el censo electoral y reclutar un Consejo Electoral justo y más allá de toda sospecha.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: