Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 09 de diciembre, 2018

Camilo Escalona: “La elección de gobernador para la Región Metropolitana muchos la van a tomar como la previa a la presidencial”

Autor:

Javiera Barrueto

El vicepresidente socialista adelanta un posible duelo en las regionales entre Joaquín Lavín (UDI) y Máximo Pacheco (PS). Además, el ex senador de la colectividad analiza el primer año de la derrota en las pasadas elecciones parlamentarias y presidenciales. Ante la creación de Convergencia Progresista asegura que “no alcanza el propósito de constituir una alternativa de gobierno”.

Autor:

Javiera Barrueto

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

El vicepresidente del Partido Socialista, Camilo Escalona, cuenta que sus últimos meses han sido parte de un año “sabático” que durará hasta marzo. Y en esos días evaluará su futuro político. Ello ha sido parte de un proceso de recuperación que ha debido enfrentar tras la “dura derrota”, como él mismo la define, que vivió en las elecciones senatoriales por la Región de Aysén.

Desde su oficina ubicada en el segundo piso de la sede del PS, el ex senador analiza el escenario de la oposición y del gobierno a un año de la derrota de la ex Nueva Mayoría en los comicios presidenciales y parlamentarios. Si bien explica que Convergencia Progresista (PS, PPD y PR) es un punto de inicio, sostiene que “la unidad de ellos tres todavía no alcanza”.

Para Escalona todavía no ha surgido una figura en la oposición que sea capaz de transformarse en el “centro convergente”. Punto en el que recuerda la derrota con Alejandro Guillier y subraya que no es suficiente un “rostro simpático” para tener una alternativa de gobierno. “Ese error garrafal ya lo cometimos”, sentencia.

En este escenario, poco a poco se empiezan a perfilar las figuras, tanto de la oposición como del oficialismo, con miras a las presidenciales. En el socialismo, por ejemplo, Máximo Pacheco ya ha mostrado su interés en sumarse a la carrera hacia La Moneda. Y la encuesta CEP, dada a conocer el viernes, posicionó a Joaquín Lavín como el político mejor evaluado con el 48%.

Pero Escalona visualiza al ex ministro de Energía compitiendo en las próximas elecciones de gobernadores regionales en donde podría enfrentarse con el alcalde de Las Condes. Tema que el ex presidente del PS ha abordado con Pachecho, cómo dirá en esta entrevista con El Líbero. Incluso va más allá, considera que  “la elección de gobernador para la Región Metropolitana muchos la van a tomar como la previa a la presidencial”.

-En las últimas encuestas, el gobierno del Presidente Piñera promedia un 40% de aprobación y la ex Nueva Mayoría aparece muy por debajo y tiene un 23% de aprobación en la última Cadem. ¿No han logrado capitalizar los puntos que ha bajado el Mandatario?

-Incluso en la mejor época de la Concertación siempre la valoración de la coalición política está entre el 20% y 25%, a veces ha bajado al 18%. Mi opinión en el seno de la coalición siempre fue colocar el acento en lo importante que era competir con una figura que tuviera impacto nacional, por eso me la jugué por Lagos en su momento, porque la coalición como tal es estrecha, lo sigue siendo y con sus conflictos políticos más todavía. Lo que ha ocurrido en este año es que ha habido situaciones concretas importantes en que hemos logrado estar de acuerdo, por ejemplo, la reacción que hubo frente al homicidio de Camilo Catrillanca. Ha sido una reacción en que han confluido las opiniones de las diferentes fuerzas de oposición. Pero en la mirada del proceso a largo plazo lo que predominan son las divergencias. En consecuencia, de esa forma si no se genera un mecanismo de resolución de esas divergencias es muy difícil instalar una propuesta que vaya a ser mayoría.

Máximo Pacheco me contó que coincidió con Lavín y que éste le dijo ‘nos vamos a ver en la regional'”.

-¿No ha surgido una figura?

-No, pero tenemos tiempo, nos faltan tres años o mínimo dos. En este tiempo deberá surgir una figura. Nombres hay muchos, pero todavía no hay una figura que sea capaz de transformarse en el centro convergente de una propuesta que sea mayoría.

-¿Entonces la gente no está considerando a la ex NM como una opción?

-Es que no existe la Nueva Mayoría.

-¿Entonces a la oposición, considerando Convergencia Progresista más la DC y el PC?

-Nosotros no la concebimos como la alianza final. No le hemos dicho a la opinión pública “esta es la nueva alianza” porque no lo pensamos de esa manera. Lo que hemos dicho es que Convergencia Progresista es un punto de encuentro de partidos afines que convocan a construir esa alianza, o sea el PS, el PPD y el PR  aúnan sus esfuerzos con el propósito de crear un acuerdo mayor porque estamos conscientes que estos tres partidos, aún cuando es valioso, la unidad de ellos tres todavía no alcanza para construir una propuesta de mayoría.

Convergencia Progresista: “No alcanza el propósito de constituir una alternativa de gobierno”

-El Frente Amplio tiene mejor aprobación que el resto de la oposición. ¿La gente los considera a ellos como una opción?

-Es que nosotros no tenemos una propuesta. Esas mediciones están hechas contra nosotros. ¿Cómo nos miden si nosotros no tenemos un acuerdo? No tenemos una alianza, no tenemos una convocatoria que nos unifique. Entonces, ¿por qué nos miden? Nos miden como lo que fuimos, pero si nosotros no estamos convocando a eso, no estamos en la nostalgia. Queremos construir en una alternativa nueva y en ese proceso estamos.

-No tienen un programa que mostrar….

-Estamos en ese proceso, esa es la validez que tiene Convergencia Progresista, a pesar de sus críticos, que constituye un primer paso de base pero no es el final del camino. Aun cuando es valiosa no alcanza el propósito de constituir una alternativa de gobierno, con todo lo que significa una alternativa de gobierno: el programa, figuras, respaldo parlamentario, los municipios.

El espejismo de que basta un rostro simpático para tener una alternativa de gobierno, ese error garrafal ya lo cometimos”.

-En la última encuesta Cadem, del PS aparece bien evaluado el senador José Miguel Insulza, quien ha mantenido un camino dialogante con el gobierno. ¿Esa es la vía que se debe seguir?

-Piñera dice que somos obstruccionistas y no es así. Lo que nosotros decimos es que no le vamos a ir a  mover la “colita” en La Moneda a las comisiones que constituyó. Lo que nosotros decimos es que el diálogo es el Congreso.

-Pero José Miguel Insulza ha mantenido el diálogo también en el Congreso.

-Con el respaldo del Partido Socialista, porque nosotros dialogamos donde la democracia dice que hay que dialogar, que es el Congreso Nacional, no en las oficinas donde ejerce su tarea de conducción el gobierno.

La gente valora una vida de esfuerzo que tienen las personas y creo que eso valoran en Lavín. Si él no es un aparecido ni un personaje de farándula que quiere ser de un día para otro Presidente”.

-¿La aprobación de Insulza puede ser porque se le tiende a identificar con un perfil más dialogante?

-La gente valora -y es bien importante este fenómeno- la experiencia y la trayectoria de las personas. Las vocerías políticas no se hacen de un día para otro y ese es el problema de fondo. Valora una vida de esfuerzo que tienen las personas y yo creo que eso valoran en Lavín. Si él no es un aparecido ni un personaje de farándula que quiere ser de un día para otro Presidente. La irrupción de fuerzas nuevas frente al descrédito de la política es un fenómeno que no se puede desconocer. No crea usted que solo frente a ese hecho puntual, la gente va a definir su voto en una elección presidencial. Eso ya nos pasó con Guillier, el espejismo de que basta un rostro simpático para tener una alternativa de gobierno, ese error garrafal ya lo cometimos. Por eso que me niego rotundamente a esa manera tan simplista de analizar el fenómeno de los liderazgos nacionales.

-¿O sea que ahora no bastaría con un “rostro simpático” para llegar a las elecciones?

-Ya no bastó ya. Hay algunos que han aprendido de la elección, no deje de considerar que en la vereda de nuestros adversarios políticos hay algunos que ya se entusiasmaron con la alcaldesa de Maipú. Si esto es un fenómeno que existe en la sociedad chilena. No miremos solo la paja en el ojo ajeno y no en el propio. Este fenómeno de farandulización de la política se viene presentando hace varios años.

-El ministro Gonzalo Blumel dijo en entrevista a El Líbero que las voces más beligerantes se están apagando.

-¿Pero a qué se refiere con eso? Porque el más beligerante esta semana ha sido el Presidente de la República. Nosotros somos una opinión independiente, no beligerante, porque nosotros no estamos en el gobierno. Le hago la siguiente pregunta al señor Blumel, ¿cuándo una autoridad había dicho lo que dijo el propio Sebastián Piñera de Carabineros? Si lo hubiera dicho cuando fui presidente del Senado, ¿no me hubieran presentado una censura directa?

“¿Quién sacó a Mayol? La Democracia Cristiana”

-La Democracia Cristiana se ha mostrado más disponible para conversar con el gobierno. Incluso le están preparando una propuestas en materia previsional y tributaria, ¿cómo ve eso?

-Es la misma posición que nosotros tenemos. La Democracia Cristiana dijo “mire nosotros vamos a acusar constitucionalmente al intendentente Mayol” y cayó Mayol. Entonces, eso no lo toman en cuenta, después miran la otra parte del fenómeno y dicen a “pero fue muy constructivo que no lo acusó constitucionalmente”. Pero lógico, hubiera sido completamente absurdo que lo hubiera acusado constitucionalmente después de que le habían cursado la renuncia. Eso sí que hubiera sido un hecho arbitrario, pero ¿quién sacó a Mayol? la DC. Miremos al cuadro en su conjunto. En el ámbito tributario y de pensiones todavía no ha pasado nada de lo que puede pasar porque el gobierno no tiene resuelto una propuesta que efectivamente dé garantías.

-Usted dice que la DC sacó a Mayol, ¿entonces juega un doble rol? Porque también conversan con el gobierno.

-Pero si todos conversan con el gobierno, pero en el Congreso Nacional. ¿Dónde hizo el anuncio de destitución de Mayol y quién lo hizo? La bancada de diputados de la Democracia Cristiana en el Congreso Nacional. No nos equivoquemos. El otro día Piñera promulgó la Ley sobre Identidad de Género y ni siquiera invitó a los autores de la ley, que era una ocasión republicana en que él debía reconocer el origen de los autores de la ley.

-Pero en la ley del cáncer se invitó a Carolina Goic y a Guido Girardi a La Moneda.

-El intento de desconocer que Carolina Goic llevó el tema de la ley del cáncer era imposible de ocultar.

-Pero termina siendo un gesto del gobierno hacia la DC.

Hay mucho democratacristiano que lo piensa como maniobras de divisiones. Eso de andar digitando personas por separado tiene doble lectura. A mí me parece bien que la haya invitado. El propio Matías Walker ha dicho que el gobierno no intente conseguirse los votos pirquineando. Eso no es republicano, eso es muy mal camino.

-La DC está por su camino, el PC ya dijo que quieren presentar un candidato presidencial, Convergencia Progresista se reúne cada 15 días. ¿Falta mayor unidad?

Hace falta más unidad y menos improvisación. Vivimos una sociedad en que el individualismo está muy presente en la política, ocurren hechos, hay noticias, y naturalmente que los diferentes actores tienden de inmediato a una respuesta individual.

Hace falta más unidad y menos improvisación”.

-Pero el PS junto al PPD y PR formaron Convergencia Progresista. En el escenario que usted describe ¿se adelantaron con la creación de ese grupo?

-No, algo hay que hacer, pero no es excluyente. Está abierto a poder confluir en nuestra gran aspiración de lograr un camino que reúna desde la DC hasta el FA, como lo dice nuestra resolución del mes de enero. Hay algunos compañeros que dentro del partido dijeron que esto (Convergencia Progresista) era hacer una alianza con el centro, porque ellos definen al PPD y al PR como de centro y no como de centroizqueirda. Y dicen que este entendimiento se debería haber desahuciado pero tampoco el Frente Amplio quiere un entendimiento a corto plazo, por lo tanto, lo único que hubiera quedado como resultado práctico sería que nos entendiéramos con el PC. Quiero serle muy franco, el Pleno del Comité Central acordó es una política de unidad del conjunto de la oposición y no de entendimientos bilaterales entre el PS y el PC. Esto es una política de no exclusión, de hacer esfuerzo para unir al conjunto de la oposición pero no de reponer la alianza comunista socialista de los años 70.

Elección de gobernadores regionales: “Va a ser un gran momento para escuchar a la gente”

-¿Se han demorado más en rearmarse como oposición o están dentro de los plazos?

-Esto no tiene plazos, es un proceso largo. No se hacen propuestas de país de un día para otro. Ahora claro, también puede que se nos pase el tiempo, eso puede ocurrir. Pero hoy los plazos no son tan exigentes como ayer. No veo que el problema esté en el protagonismo individual de las diferentes fuerzas, el individualismo se produce cuando cada figura actúa por separado de su propio conglomerado.

-Usted hace unos meses dijo en El Líbero que “hace falta una propuesta país y que sin una idea fuerza no vamos a caminar juntos”. ¿Todavía no se han enfocado en ese camino?

El plazo que tenemos es para la próxima elección presidencial, que podamos lograr que el país entienda que no solamente nos reunimos para presentar una candidatura común, sino que además logramos generar una propuesta de gobierno.

-¿Y el próximo plazo no son las elecciones municipales?

-No. No es lo mismo. Las municipales son parte del proceso porque las municipales coinciden ahora con las regionales y ese va a ser un gran momento para escuchar a la gente, para poder sintoniza más que llevarle un plan hecho a la pinta de la oficina de los partidos.

-¿Y cómo se pueden enfrentar elecciones sin propuestas?

-La elección municipal tiene una cubierta nacional pero se definen los liderazgos territoriales y esta primera elección de gobierno regionales es lo mismo. Se van a perfilar figuras para dirigir las regiones, no para dirigir al país en su conjunto.

-¿Ustedes tienen algunas figuras para las regionales?

-No.

-¿Y usted?

-Quiere que me pelee altiro con Máximo Pacheco en esta entrevista. Estoy en año sabático.

-Tiene tiempo para postularse…

-No he pensado.

-¿Y Máximo Pacheco sí?

Él mismo me contó que coincidió con Lavín y que éste le dijo que “nos vamos a ver en la regional”. Lo que según Pacheco me contó indica que el propio Lavín está pensando en que la elección regional puede ser la previa de la presidencial. Al ser la Metropolitana tan grande muchos la van a tomar no como la elección de la Región Metropolitana, sino que la van a tomar como la previa de la presidencial.

 

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: