Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de diciembre, 2018

Blumel: “Valoramos la actitud de la Democracia Cristiana que tomó una definición política de ser una oposición constructiva y republicana”

Autor:

Mariela Herrera

El ministro secretario general de la Presidencia sostiene que hoy se vive un cambio en el escenario político, donde "se han ido apagando las voces beligerantes". En este contexto plantea el próximo desafío del gobierno y la modernización tributaria: "Queremos construir un acuerdo para aprobarla en la Cámara de Diputados antes de que termine el actual año legislativo".
Autor:

Mariela Herrera

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Intenso, pero fructífero noviembre legislativo”, tuiteó el viernes el ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel. Y entre los “check” de la Segpres, la Ley de Presupuesto es uno de ellos. Así lo plantea el secretario de Estado en las redes sociales y lo profundiza en entrevista con El Líbero.

El acuerdo del Presupuesto es resultado de un trabajo arduo, muchas veces silencioso, que se ha venido acrecentando los últimos meses para ir construyendo acuerdos entre el gobierno y la oposición. Y eso ha venido a generar un incipiente cambio en el ambiente político de los últimos meses”, dice el ministro Blumel.

-¿Cuál es el cambio que usted ha visto?

-Han empezado a emerger en la oposición liderazgos más abiertos a tomar posiciones más constructivas, más dialogantes, por sobre otras actitudes más obstruccionistas que primaron en los primeros meses del gobierno. Eso da cuenta que la política de buscar grandes acuerdos nacionales de los primeros meses de gobierno está empezando a generar sus primeros frutos. Hemos tenido otros proyectos que, más allá de las dificultades propias de su tramitación  en el Congreso, se logró llegar a buenos acuerdos. Un ejemplo es Aula Segura y ley corta del Sename que aumenta las subvenciones de las residencias que también generó un acuerdo, pese a las dificultades que vivió la tramitación, en particular de los sectores más de  izquierda.

Han empezado a emerger en la oposición liderazgos más abiertos a tomar posiciones más constructivas, más dialogantes, por sobre otras actitudes más obstruccionistas que primaron en los primeros meses del gobierno.

-El gobierno ha llegado a acuerdos con figuras como senador como José Miguel Insulza, con…

-(interrumpe) y Pizarro, Letelier, Lagos Weber, los diputados de la DC, del Partido Radical.

-¿Ellos son quienes  representan un cambio en la oposición? ¿Cómo se pasó de las críticas de “sequía legislativa” a estos acuerdos?

-Da la impresión de que en la oposición han entendido que tenemos un mandato que cumplir y nosotros hemos trabajado para construir los puentes y las confianzas para que las reformas de nuestro programa se puedan concretar. Ahora vienen los desafíos más grandes, porque vamos a discutir las reformas más de fondo, como la modernización tributaria y al reforma previsional.

-¿Y les han dado señales sobre que seguirán en esa actitud para las reformas como la tributaria y previsional?

-Al menos se han ido apagando las voces beligerantes que planteaban rechazar la idea de legislar de ambos proyectos. Y uno ve desde distintos sectores propuestas para construir acuerdos y consenso en esos proyectos. Estamos abiertos a perfeccionar nuestros proyectos de ley, siempre y cuando no desnaturalicen su sentido. En el caso de la modernización tributaria, como introducir incentivos al crecimiento y la inversión para que el país vuelva a crecer con mucha fuerza, apoyar a las pymes y simplificar el sistema tributario.

Queremos construir un acuerdo de aquí a fin de año de forma tal de poder aprobar la modernización tributaria en la Cámara de Diputados antes de que termine el actual año legislativo”.

-¿Cuál es la valoración que hace de la DC que está elaborando propuestas en estos temas con el fin de llegar a acuerdos con el gobierno?

Valoramos la actitud de la Democracia Cristiana que, desde el comienzo de la actual administración, tomó una definición política de ser una oposición constructiva y republicana. De hecho, con el Partido Radical impulsaron un proyecto de acuerdo en la Cámara donde ellos llamaban a abordar institucionalmente los grandes acuerdos nacionales. La gente va a premiar a quienes opten por establecer un diálogo en función de ir resolviendo los principales problemas que tiene la gente y va a castigar a quienes asumen posiciones más obstruccionistas.

-Y en concreto, como gobierno, ¿cómo retomarán la discusión de la reforma tributaria?

-La prioridad ahora es enfocarse en modernización tributaria, al punto que hemos conversado que queremos construir un acuerdo de aquí a fin de año de forma tal de poder aprobarla en la Cámara de Diputados antes de que termine el actual año legislativo.

2019: “Que se vayan concretando los principales proyectos del programa de gobierno”

-El próximo presidente del Senado será el PPD Jaime Quintana, creador de la retroexcavadora. ¿Ya han conversado sobre cómo trabajar en 2019?

-Hemos estado conversando en estos días con el senador Quintana y tengo confianza en que va a saber ejercer muy bien el rol institucional que le toca cumplir el próximo año como presidente del Senado, y esperamos que lo cumpla de manera muy republicana. Además, creo que la retroexcavadora está bien fondeada.

-Además, 2019 es clave para el gobierno, considerando que es previo al período de campañas…

-El año 2018 ha sido un año para sembrar sobre la base de tres objetivos fundamentales: poner en marcha nuestra economía, abordar las urgencias sociales como el Sename y el tema migratorio, y poner en el Congreso nuestras leyes fundamentales del programa de gobierno. Y el 2019 va a ser fundamentalmente un año dedicado a discutir esas leyes y poder aprobarlas. Es un año donde todavía no vamos a tener elecciones, donde los proyectos de ley van a ir madurando y el objetivo que tenemos es que podamos tener una reforma a las pensiones, una modernización al sistema tributario que permita que la economía crezca con más fuerza, tener la sala cuna universal, y que se vayan concretando los principales proyectos del programa de gobierno.

“El Plan Araucanía es más necesario que nunca”

-¿Cuánto cree que el caso Catrillanca puede influir o complicar el debate en el Congreso con la oposición?

Lo que ha pasado la última semana da cuenta que el Plan Araucanía es más necesario que nunca y que construirlo sobre la base de un acuerdo nacional es fundamental. Entre el pueblo mapuche, en conjunto con el Estado, los actores privados y la sociedad civil. Y el plan tiene tres grandes frentes de acción: restablece el diálogo y la paz social, impulsar el desarrollo económico de la región, y el reconocimiento del pueblo mapuche. Y el Acuerdo Nacional considera un conjunto de proyectos de ley que vamos a impulsar como el reconocimiento constitucional  que enviaremos en las próximas semanas. Además vamos a retomar la  discusión de la institucionalidad indígena como el proyecto que crea el Ministerio de los pueblos originarios y el consejo de los pueblos indígenas. Además, nos hemos comprometido para impulsar una reforma para favorecer la participación política de todos los pueblos indígenas con cuotas transitorias, lo que requerirá un proceso de consulta y va a tomar más tiempo.

-Pero puede ser un diálogo más difícil con la oposición debido a lo que ocurrió en el sur y donde responsabilizan al gobierno sobre algunos aspectos.

-El llamado a la oposición es a ser cauta, es un tema que va más allá de derechas o izquierdas, o de gobierno y oposición, es un tema que tiene que convocar a todo el país.  Es un tema que lleva muchísimo tiempo y que tenemos que encararlo con una actitud distinta, de diálogo y acuerdos porque si no lo resolvemos va a ser muy costoso para el país. Es valioso el proceso que ha hecho el ministro Moreno, el ministro Chadwick, … nadie esperaba que fuera fácil. Hay que salir de la trinchera para resolver los temas de La Araucanía.

 

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: