Publicado el 10 de julio, 2020

Bellolio (UDI): «Es completamente injusto circunscribir la crítica en el ministro Blumel»

Autor:

Sofía Del Río

El diputado señala que, a raíz de la votación por el proyecto que busca retirar un 10% de las AFP y en vistas al debate constituyente, «queda claro que dentro de la centroderecha no hay un conjunto de convicciones tales que permita a los parlamentarios sufrir las consecuencias de la impopularidad, pagar los costos de tomar decisiones que son buenas para Chile, pero que son impopulares para algunos». Y agrega: «Ningún enojo parlamentario puede justificar el hipotecar el progreso y las pensiones de millones de personas».

Autor:

Sofía Del Río

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA
Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«Para mí es más que el proyecto simple del retiro. En el fondo es la forma en la cual se ha estado haciendo política desde el gobierno hacia Chile Vamos que fracasó y tiene que cambiar de manera profunda» señala el diputado Jaime Bellolio (UDI) a El Líbero.

El miércoles fue un día negro para el oficialismo. Tras un extenso debate en la Cámara de Diputados por el proyecto de ley que busca retirar el 10% de fondos de AFP, la votación fue adversa para la posición del gobierno. Con 95 votos a favor (13 de la centroderecha), 25 en contra y 31 abstenciones la iniciativa se aprobó en general y ahora pasó a la Comisión de Constitución. Después llegará al Senado donde se decidirá su avance o rechazo.

A raíz de la derrota electoral vivida en la Cámara, se encendieron las alarmas tanto en el gobierno como en los partidos de Chile Vamos. En el caso de RN, un grupo de parlamentarios abandonó la bancada de la tienda. En la UDI, también hay un grupo de diputados que se encuentran en reflexión, y apuntan a que el problema es de convicción y falta de liderazgos.

Sobre esto, el diputado Bellolio señala: «Yo no soy de los que creen que esto mejora cambiando el gabinete, sí creo que se necesita una reflexión profunda por parte del Presidente, de su liderazgo, y de que aquí en adelante los proyectos y las crisis que vengan, tienen que incorporar al Parlamento».

-Diputado, el miércoles usted abogó por cambiar el quórum que se requería para la votación ¿podría explicar por qué era necesario que fuera por dos tercios?

-Había tres proyectos que necesariamente requerían un quórum de dos tercios. Por supuesto los mocionantes se dieron cuenta de esto y de manera de rebajar el quórum, hicieron un proyecto en donde hay dos artículos, un artículo es transitorio, que es el que permite el retiro del 10% solo para esta pandemia, sin embargo, el otro artículo, que es el que teóricamente crea este fondo compensatorio es permanente, porque se crea y no se acaba, por tanto, yo argumenté y dije «este proyecto tiene que tratarse primero en su espíritu original, donde las tres mociones iban al centro del capítulo tercero y por tanto con quórum de 2/3. Y además, si tratamos el proyecto que fue el último que mandaron con las indicaciones, una parte de él también es de quórum de 2/3. Lo que pasa es que la discusión sobre el quórum al final se define por mayoría simple, y lo perdimos, pero es al menos discutible, y que Matías Walker y otros digan que esto es como «tratar de ganar por secretaría», es realmente impresionante cuando ellos hace un mes atrás votaron por rebajar el quórum a una norma de seguridad social como el post natal, cuestión que no había ocurrido nunca en la historia de la Cámara, y ellos mismos lo hicieron. Entonces les gustan los quórum solo cuando les conviene y cuando no les conviene, no les gustan.

-Pero cuando se trató de subir el quórum hubo parlamentarios de la misma UDI que votaron para que no se subiera. ¿Qué le parece esta señal?

-Sí, yo creo que hay algunos algunos parlamentarios de la UDI que lo hicieron por diversas razones, algunos por falta de convicción, otros por enojo con el gobierno, otros quizás porque estaban atemorizados por las eventuales funas y otros, que nunca manifestaron internamente cuál era su posición acerca de este proyecto. Algunos sí lo manifestaron y lo discutimos y me parece que está perfectamente bien, pero otros nunca emitieron opinión, entonces es una sorpresa y al mismo tiempo, una lástima el que parlamentarios sin siquiera expresar sus argumentos y razones terminen votando en contra de una cuestión de la magnitud y las consecuencias que tiene para el país, como este proyecto.

Hace 70 días que yo he tenido que estar con protección policial a petición de la Fiscalía porque hay grupos organizados que pretenden amedrentar a los parlamentarios físicamente, a través de redes, publicando sus datos y otros, de manera que nadie pueda votar distinto de lo que esos grupos radicales de izquierda quieren».

-¿Usted cree que en el Senado avanzará el proyecto?

-Yo no tengo ninguna expectativa de ningún senador de oposición, porque ninguno de ellos va a ser capaz de resistir la funa y el nivel de odio, violencia y agresión con respecto a este tema. Lo han demostrado ya muchas veces, la pregunta es si es que acaso los senadores de Chile Vamos van a ser capaces de estar disponibles a no caer en un proyecto que es popular, pero que todos sabemos que le hace daño a los pensionados, que es regresivo, y que es injusto. Además, ayer celebraban como si fuera una barra… ¿qué es lo que celebraban y gritaban? No celebraban el que las personas pudiesen tener el 10% de los fondos, celebraban que habían trizado el sistema de pensiones, y el principio del fin del sistema de pensiones. Lo que buscan no es mejorar las pensiones, que las personas tengan mejores ingresos, sino que es objetiva y directamente terminar con el sistema, y por tanto acercarse abrir los 220 mil millones de dólares. Para sectores de la ultra izquierda, que hace un mes atrás propusieron en el Congreso un proyecto para expropiar los fondos, lo que ocurrió el miércoles es la vuelta larga para hacerlo, es decir, es ir a la vía Argentina con una parada en el caso de Perú. Ese es el riesgo de lo que estamos hablando, aquí lo que hay es un intento no solo de terminar con el sistema, sino que eventualmente de expropiar los fondos de pensiones, y esto no es ninguna campaña del terror, si ellos presentaron el proyecto de ley hace un mes atrás y se declaró inadmisible.

-¿Cómo queda Chile Vamos y el gobierno luego de la votación del miércoles? Porque un 60% votó igual, sin discriminar partidos ni tendencias políticas.

-Creo que muy mal. Habíamos varios de Chile Vamos que decíamos «en la cuestión Constituyente, dado que todo se va a aprobar con un quórum de 2/3, nosotros vamos a tener suficiente fuerza como para poder instalar temas centrales», pero lo que queda claro con la votación de ayer es que eso no es así. Lo que queda claro es que dentro de la centroderecha no hay un conjunto de convicciones tales que permitan a los parlamentarios sufrir las consecuencias de la impopularidad, pagar los costos de tomar decisiones que son buenas para Chile, pero que son impopulares para algunos.

Estamos en el suelo, si nos levantamos y nos volvemos a tropezar, entonces vamos a seguir simplemente en el suelo durante muchos meses».

-¿Y esto se puede atribuir a una falta de liderazgo en el sector?

-No tengo duda que hay una falta de liderazgo así como también una falta de convicción, así como también hay una intolerancia masiva, especialmente por los grupos de izquierda, que justo calza hoy día con la declaración que hacen intelectuales y escritores de izquierda sobre esta intolerancia de grupos de izquierda, cuestión que en Chile vemos hace rato, que es el modus operandi de varios dentro del Parlamento, que cuando no tienen argumentos lo ponen en Twitter, y cuando no tienen la razón, entonces lo que hacen es que movilizan a sus barras para amedrentar. Hace 70 días que yo he tenido que estar con protección policial a petición de la Fiscalía porque hay grupos organizados que pretenden amedrentar a los parlamentarios físicamente, a través de redes, publicando sus datos y otros, de manera que nadie pueda votar distinto de lo que esos grupos radicales de izquierda quieren. Esa fórmula es la destrucción misma de la democracia y vemos que en el Congreso no solo algunos lo alimentan, sino que lo justifican y lo promueven.

-¿Cómo se explica que diputados de la UDI hayan votado a favor del proyecto que busca retirar un 10% de los fondos de las AFP, cuando como partido han sido promotores de este sistema?

-Hay un consenso completo dentro de la UDI de que el sistema de pensiones de Chile tal como está no da para más, que debió haberse modificado sus parámetros esenciales hace veinte años y eso no se hizo. Sin embargo, es completamente incompatible el querer mejorar el sistema de pensiones con la propuesta que se acaba de aprobar. Si se quiere hacer un sistema de seguridad social, inclusiva para la gente de izquierda, cómo puede ser eso compatible con promover una idea que deja a 3 millones de chilenos con cero pesos en su cuentas de ahorro para la pensión; que deja después a otro millón de chilenos sacando entre un 15, 20 hasta un 30% del total de sus ahorros. Es algo de una contradicción máxima, y que se sumen a eso parlamentarios de Chile Vamos y especialmente de la UDI, creo que es realmente sorprendente, porque significa que no hay un análisis de las consecuencias, no hay un análisis de la motivación de hacerlo.

Habemos algunos diputados que estamos reflexionando cuáles van a ser nuestros pasos al interior de la bancada y al interior del partido, porque lo que sucedió el miércoles no puede ser tratado como cualquier otro proyecto de ley».

-¿Y usted no cree que en la UDI no suceda lo mismo que está pasando en RN, que varios parlamentarios se están saliendo de la bancada?

-No, eso no ha pasado, pero habemos algunos diputados que sin lugar a duda estamos reflexionando cuáles van a ser nuestros pasos al interior de la bancada y al interior del partido, porque lo que sucedió el miércoles  no puede ser tratado como cualquier otro proyecto de ley. Espero que el gobierno haga la misma reflexión, es decir a partir de esto, el gobierno tiene que cambiar una estrategia que yo creo que no da para más. Por ejemplo ya no resiste más la idea de hacer un IFE 1, un IFE2, un IFE Plus, no aguanta más esta tesis que el gobierno presenta una cosa el domingo, después tiene que mejorarla el lunes, después tiene que cambiarla el miércoles, y finalmente el viernes termina siendo otra propuesta distinta. Eso ya no aguanta para más, es decir, lo que estamos pidiendo es que haya no solo una mayor coordinación, sino que también el gobierno incorpore a Chile Vamos en las decisiones de las propuestas que se están haciendo. Primero, asegurando el apoyo de la coalición y luego entonces vaya a buscar a los otros que permiten aprobar según la mayoría que se necesite, porque ya no estamos en momentos que podamos permitirnos otro desastre electoral.

-¿Usted cree que se justifica que algunos parlamentarios hayan votado a favor del proyecto simplemente por estar molestos con el gobierno, y querer mostrar una señal de descontento?

-No, ningún enojo parlamentario puede justificar el hipotecar el progreso y las pensiones de millones de personas.

-Y respecto a Evópoli, fue el único partido de Chile Vamos que votó como bloque ¿ese es el camino que debería seguir la coalición?

Evópoli en esto siempre ha sido muy consistente y creo que eso se valora profundamente en épocas en que la consistencia y la coherencia tienen costos, en popularidad y en muchas cosas. Ellos tienen la ventaja que, al ser un partido más pequeño, es más fácil la coordinación, sin embargo no basta con ser un partido pequeño para que haya coordinación. Para ellos ha sido también un desafío el generar esta posición de coherencia que yo celebro y de todas maneras me parece que es una contribución muy importante a la centroderecha.

Ningún enojo parlamentario puede justificar el hipotecar el progreso y las pensiones de millones de personas».

-¿Y cómo evalúa las gestiones del ministro del Interior, Gonzalo Blumel durante este último tiempo?

-Circunscribir la crítica exclusivamente en el ministro Blumel, es completamente injusto. Yo tengo críticas sobre la actuación del gobierno, y por supuesto el ministro Blumel es el ministro del Interior, pero pretender inculparlo de esta situación que tiene como punto cúlmine lo de la votación del miércoles, me parece que es completamente injusto.

-¿Por lo que no se justificaría un cambio de gabinete?

-A mí me carga pedir cambios de gabinetes. Esto requiere de una cuestión que es más profunda que un cambio de gabinete, es un cambio de estrategia fundamental y potente en el gobierno. De lo contrario, lo que va a seguir ocurriendo es que vamos a tener un tropiezo tras otro en momentos en los cuales no podemos permitirnos esos tropiezos. Estamos en el suelo, si nos levantamos y nos volvemos a tropezar, entonces vamos a seguir simplemente en el suelo durante muchos meses.

-¿Y cuáles son los pasos a seguir? ¿Se juntarán como bancada UDI?

-No, todavía no lo hemos hecho, cada uno tiene que hacer su propio proceso, pero tampoco tenemos mucho tiempo. Yo esperaría que ya la próxima semana sepamos exactamente cuál es el cambio de estrategia y cómo vamos a actuar en los próximos meses, porque este mismo proyecto se vota en la comisión de Constitución en particular y la próxima semana vuelve a la Sala y después se va al Senado, y para mí es más que el proyecto simple del retiro, es en el fondo la forma en la cual se ha estado haciendo política desde el gobierno hacia Chile Vamos que el día de ayer fracasó y tiene que cambiar de manera profunda. ¿Cómo se hace eso? Yo no soy de los que cree que eso pasa por cambiar el gabinete, sí creo que necesita de una reflexión profunda por parte del Presidente, de su liderazgo, y que de aquí en adelante, los proyectos y las crisis que vengan, tienen que incorporar al Parlamento.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

SUSCRÍBETE AHORA

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

¿Debiese llegar a más gente El Líbero?

Si tu respuesta es afirmativa, haz como cientos de personas como tú se han unido a nuestra comunidad suscribiéndose a la Red Líbero (0.5 o 1 UF mensual). Accederás a eventos e información exclusiva, y lo más importante: permitirás que El Líbero llegue a más gente y cubra más contenido.

Suscríbete