Publicado el 31 de agosto, 2018

Andrea Repetto en la misma línea de Pedro Güell: «La pobreza multidimensional tiene una relación bien poco lineal con el crecimiento»

Autor:

Bastián Garcés

La economista de la UAI y directora de Espacio Público realiza un análisis crítico del proyecto sobre modernización tributaria presentado por el gobierno. «Lo más probable es que la recaudación retroceda», señala. Y sobre las cifras conocidas recientemente de la Casen, es escéptica: «La desigualdad no varió».

Autor:

Bastián Garcés

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

«El crecimiento es importante pues genera empleos, pero no todos tienen el mismo acceso al empleo, y menos a buenos empleos. Allí la política social tiene un rol clave que jugar«, señala la economista y académica de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrea Repetto.

En entrevista con «El Líbero», la experta y también directora de Espacio Público, realiza un análisis de las cifras conocidas en la última Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) y la propuesta tributaria del gobierno. Sus dichos van en la misma línea del jefe del Segundo Piso de la ex Presidenta Michelle Bachelet, Pedro Güell. El ideólogo del bacheletismo señaló el domingo en «El Mercurio»: «La desigualdad de ingresos chilena siempre ha sido muy alta y persistente, sea con mucho o poco crecimiento». 

-Los resultados de la última Casen mostraron un estancamiento en la disminución de la pobreza multidimensional. A su juicio, ¿cómo se explica esta cifra?

-Desde hace unos pocos años, la pobreza se mide de dos maneras complementarias. Una es la medida tradicional por ingresos, en que se estima qué porcentaje de hogares no tiene recursos monetarios suficientes para comprar una cierta canasta de bienes y servicios. En esta medida Chile avanzó, a pesar del menor crecimiento de los últimos años: unas 500 mil personas que estaban en situación de pobreza el 2015 ya no lo estaban el 2017. Es posible que ello se deba a que la política social logró compensar los efectos del menor dinamismo de la economía. Y el otro indicador es la nueva medida multidimensional que mide conjuntamente una serie de aspectos del bienestar de las personas para contar con un mejor diagnóstico sobre la situación de los hogares. En este ámbito la pobreza no cambió, con alrededor de 3,5 millones de personas en situación de pobreza, un número importante. Uno no debiera esperar grandes reducciones en periodos cortos de tiempo, dada la forma en que se construye el indicador. Detrás de él están políticas que toman tiempo en diseñarse, implementarse y generar resultados.

Los efectos sobre la desigualdad de ingresos de la reforma tributaria nunca podrán ser reflejados en la Casen porque ella no captura los ingresos de los más ricos del país, y menos las rentas del capital de ese grupo».

-Algunos expertos han señalado que el aumento en la desigualdad estaría influenciado por las reformas aplicadas por el gobierno de la ex Presidenta Michelle Bachelet, ¿concuerda con esta opinión?

-¿Cuáles cifras? ¿Las de desigualdad? La desigualdad no varió. El Gini tampoco cambió en los 90 cuando la economía crecía a tasas altísimas. El Gini varía muy muy lento y depende, por construcción, de lo que sucede en las capas intermedias de la distribución del ingreso, más que lo que sucede con los extremos. En cualquier caso, las reformas emblemáticas de Bachelet en educación, como la carrera docente, la ley de inclusión o la gratuidad en la educación superior tomarán tiempo en generar efectos en las mediciones de pobreza. Por su parte, los efectos sobre la desigualdad de ingresos de la reforma tributaria nunca podrán ser reflejados en la Casen porque ella no captura los ingresos de los más ricos del país, y menos las rentas del capital de ese grupo.

-¿Cómo debería el gobierno abordar las políticas públicas para volver a tener buenos indicadores en la disminución de la pobreza y la desigualad?

-La realidad es que hoy hay menos pobres, al menos por ingresos, que antes, a pesar del menor crecimiento. Las políticas públicas posiblemente están detrás de este avance.  Ello no significa que no haya desafíos que enfrentar, en desigualdad y en las muchas otras carencias que experimentan muchos chilenos. El crecimiento es importante pues genera empleos, pero no todos tienen el mismo acceso al empleo, y menos a buenos empleos. Allí la política social tiene un rol clave que jugar. En cuanto a la pobreza multidimensional, la primera tarea será entender por qué avanzamos en unas áreas y en otras retrocedimos, qué estamos haciendo bien y qué no. Y por supuesto, tener la voluntad política para modificar lo que haya que modificar.

-El economista Claudio Sapelli señaló que la atenuación del crecimiento económico es la causa del estancamiento de estas cifras, debido al efecto que tienen sobre el mercado laboral, ¿comparte esta posición?

-La pobreza multidimensional, que es la dimensión en la que no se avanzó, tiene una relación bien poco lineal con el crecimiento.

«Los dueños de las empresas más grandes se van a llevar la mayor parte de los beneficios de la reintegración»

-La propuesta de modernización tributaria de gobierno incluye un «sistema único, totalmente integrado». ¿Qué efectos en la práctica tendrá esta medida?

Muchos. Los dueños de las empresas más grandes serán los realmente beneficiados, quienes se van a llevar la mayor parte de los beneficios de la reintegración. Las estimaciones disponibles indican que las 1000 empresas más grandes se llevarán el 80% de esas ganancias, y no las pyme que están hoy en el sistema reintegrado. Hay un grupo que va a terminar peor porque los obligarán a hacer retiros, aun cuando no tengan caja, para acceder a los beneficios de la reintegración, y/o los obligarán a llevar contabilidad completa, cosa que puede ser muy costosa para muchos, o a cambiarse del régimen que habían escogido y que ahora derogarán. Por último, los riesgos fiscales son reales y dada la presión para aumentar el gasto, el proyecto de ley pasa a ser una preocupación de primer orden.

-El gobierno ha señalado que la reforma tributaria será fiscalmente neutra. ¿Ve esto posible?

-Me parece altamente improbable. De acuerdo al informe financiero de la Dipres, en régimen la mayor parte de la recaudación viene de la instalación de la boleta electrónica. Los números que han publicado implícitamente suponen que la evasión del IVA se va a reducir en un cuarto. Estos son los datos que produjo Dipres. Me encantaría saber qué opina el SII. ¿Estará de acuerdo?

-El ministro de Hacienda, Felipe Larraín ha argumentado que será neutra y que se compensará gracias al impuesto a los servicios digitales, la boleta electrónica obligatoria y al registro de capitales y activos…

-Como dije, me encantaría escuchar la opinión del SII respecto de la boleta electrónica. Por su parte, el registro de capitales es una medida transitoria. Y más allá de la incertidumbre respecto de cuánto rendirá el impuesto a los servicios entregados vía plataformas electrónicas, su aporte es menor en comparación con la recaudación que se necesita para lograr la neutralidad fiscal. Lo más probable es que la recaudación retroceda de implementarse este proyecto.

-Usted señaló hace unos días que los cambios anunciados «mueve el impuesto a la renta del capital hacia un impuesto que en realidad grava el consumo». ¿Por qué plantea esto? 

-Porque se está moviendo la base del impuesto a la renta a un impuesto sobre los retiros. Eso es un impuesto al consumo. Esto, junto con la regresividad de las medidas y los riesgos fiscales que conllevan, hace que la reforma sea difícil de ser considerada una buena reforma y, por tanto, de conseguir su aprobación en el Congreso.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: