Publicado el 11 de julio, 2020

Alejandro Micco: “Cuando se sacan recursos destinados al ahorro previsional al final se está dañando el sistema de protección social”

Autor:

Pilar Molina

El ex subsecretario de Hacienda asegura que utilizar el 10% de los fondos previsionales es una mala idea y que “si queremos que haya un ingreso que le llegue a las personas ahora y que después sea pagado por el fisco, ¿qué sentido tiene hacerlo por el sistema de pensiones? Hagamos el instrumento ahora a través del fisco”. Además, el doctor en Economía sostiene que “si esto se quiere hacer para destruir el sistema, no es el momento para hacerlo cuando estamos en una emergencia que afecta a los hogares y a la estructura productiva del país”.

Autor:

Pilar Molina

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

“Uno puede entender que se quieran poner más medidas de apoyo a los hogares, tenemos un problema de aumento de pobreza que vamos a tener en estos años, caída de empleo, pero no creo que sea el mejor mecanismo”, plantea el ex subsecretario de Hacienda de la segunda administración de Michelle Bachelet, Alejandro Micco. En conversación con Pilar Molina abordó en La Mirada Líbero en Agricultura la aprobación del proyecto de ley que pretende permitir el retiro del 10% de los fondos previsionales para afrontar la crisis económica causada por el coronavirus.

El ingeniero civil industrial y doctor en Economía de la Universidad de Harvard es contrario a  “abrirle la puerta” a la utilización de los fondos previsionales para complementar los recursos de las personas durante la pandemia, pero plantea que “si se decide abrir esto abramos también la conversación de que nuestra edad de jubilación está atrasada”. Además, Micco sostiene que su mayor temor es que pueda “desembocar en algo que en Perú pasó hace menos de unos dos o tres años, cuando por una conversación así se terminó en que las personas tenían el derecho a retirar el 95% de sus ahorros al momento de jubilarse, que es completamente matar el sistema de pensiones”.

-El miércoles se aprobó la idea de legislar del proyecto que va a permitir sacar el 10% de los fondos de pensiones, hace más de seis años que se está tramitando una reforma previsional para subir las pensiones que son bajas, ¿qué le pareció esta idea?

-Primero hay que ver la idea en el contexto en el que estamos, una situación bien compleja de ingreso de los hogares, que obviamente tiene a todo el mundo un poco angustiado y tratando de ver de qué forma uno puede inyectarle cierto nivel de ingresos a los hogares que están sufriendo el tema del distanciamiento social en sus ingresos. Hay buenas y malas ideas, hay ideas que son desde un punto de vista más técnicamente correctas y otras menos, en este caso creo que no es la mejor forma de abordar el problema de ingresos que está teniendo un grupo importante de la población. El punto de fondo aquí es partir diciendo, como se dice en el campo, que desvestir un santo para vestir a otro nunca ha sido muy buena idea. En este caso, efectivamente, se quiere vestir al santo de darle más ingresos a los hogares, qué duda cabe que eso es un punto importante, pero se va a hacer, de alguna forma, sacando ropa o recursos al sistema de pensiones que ya está con problemas. Ya sabemos que las pensiones en Chile están siendo bajas por el poco ahorro previsional.

Le estamos haciendo un potencial daño a nuestro sistema de seguridad social en el país, afectando los ahorros para las pensiones, ese es el punto clave”.

-Pero ¿no es una “venta de humo” considerando que la mitad de los 11,4 millones de afiliados que tienen las AFP tiene un saldo igual o menor a $4 millones? 

-Más allá de eso creo que le estamos quitando recursos a un sistema de pensiones que ya tiene problemas de ahorro para destinarlo a una situación que es completamente loable en lo actual, pero este sistema tiene ese problema. Si uno quisiera hacer esto, creo que hay otras alternativas mejores que se deberían ver mucho antes que esto.

-¿Le pareció que el programa que planteó el mismo miércoles el gobierno, que mejoró su propuesta para la clase media, es una propuesta alternativa que debiera impedir que se legisle la propuesta de sacar los recursos de la AFP?

-Esas medidas van en la dirección correcta. El problema que tenemos hoy día, desde la perspectiva de las pensiones, es que se juntaron dos cosas: la necesidad efectiva de recursos de la población y por otro lado una mala visión del sistema de pensiones, un sistema que está poco validado y todo eso hace un cóctel complejo para hacer una buena política económica al respecto. Uno puede entender que se quieran poner más medidas de apoyo a los hogares, tenemos un problema de aumento de pobreza que vamos a tener en estos años, caída de empleo, pero no creo que sea el mejor mecanismo. En ese punto lo que hay que centrar más la discusión, en términos de decir que si uno quiere buscar recursos para los sectores que están con más problemas tenemos que buscar otras soluciones. Se ha dicho que esto no le va a pegar mucho a las pensiones porque después se crea un fondo que tiene aportes del Estado para financiar, pero si ese es el punto sería mucho mejor que esos recursos que se están planteando por parte del Estado es que lo haga directamente hoy sin pasar por el sistema de pensiones.

-Pero ¿no será esta la oportunidad para las personas que quieren acabar con el sistema usando la excusa de la pandemia y los recursos frescos?

-Quiero insistir que estamos desvistiendo un santo para vestir a otro. El santo es el de las pensiones, el del ahorro de la gente, que ya está mermado, tiene pocos ahorros la gente para sus pensiones. La única forma de que esto tuviese algún nivel de viabilización sin ser realmente un daño importante al sistema previsional chileno, es escuchar al profesor Joseph Ramos que ha planteado que si se quiere hacer esto la devolución sea dentro del mismo sistema. Esto es abrir otra puerta que ha sido compleja, que es hablar de los años que uno tiene que cotizar en el sistema de pensiones. La idea que ha planteado el profesor Ramos me parece que es, por último, una solución que permite sacar recursos, que es abrir una puerta que a mí no me parece que sea adecuado.

Se ha dicho que esto no le va a pegar mucho a las pensiones porque después se crea un fondo que tiene aportes del Estado para financiar, pero si ese es el punto sería mucho mejor que esos recursos que se están planteando por parte del Estado es que lo haga directamente hoy sin pasar por el sistema de pensiones”.

-¿Usted no la abriría?

-No la abriría, no creo que sea el mecanismo el correcto para hacer la ayuda, pero si se decide abrir esto abramos también la conversación de que nuestra edad de jubilación está atrasada, si esto pudiese abrir las dos conversaciones, por último, el sistema de protección social no se vería afectado. Mi gran temor con esto, más allá de que sigan las AFP funcionando, es el tema de que le estamos haciendo una merma al sistema de pensiones chileno y eso puede desembocar en algo que en Perú pasó hace menos de unos dos o tres años cuando por una conversación así se terminó que las personas tenían el derecho a retirar el 95% de sus ahorros al momento de jubilarse, que es completamente matar el sistema de pensiones. El temor que hay acá es cómo dada esta situación actual damos respuestas a las necesidades de más recursos por parte de la población sin afectar el sistema de protección social chilena. Y cuando uno decide sacarle recursos que están destinados al ahorro previsional al final del día uno está dañando el sistema de protección social.

-Si se aprueba este retiro del 10%, la otra reforma en paralelo se hace completamente inviable porque era para aumentar el nivel de ahorro y ahora este proyecto pretende que la devolución de los fondos sea del Estado y los empleadores, creando un nuevo fondo solidario.

-Le sube los costos laborales a niveles que son muy altos, a través del aumento a los empleadores, quizás a través de aportes del gobierno… no tiene sentido hacerlo hoy día este aporte a través del sistema de pensiones, si le queremos pedir al gobierno que a futuro haga un aporte mayor a esto por qué no lo hacemos directamente ahora sin pasar por el sistema de pensiones. En ese punto, la herramienta es mala si queremos que haya un ingreso que le llegue a las personas ahora y que después sea pagado por el fisco, ¿qué sentido tiene hacerlo por el sistema de pensiones? Hagamos el instrumento ahora a través del fisco.

-El jueves se aprobó en la comisión de Constitución que las personas pueden retirar los fondos sin ningún impuesto ni comisiones, ¿qué efecto puede llegar a tener eso sobre los propios fondos de pensiones y la economía en Chile? 

-Hay que ver el pronóstico de cuánto va a ser el retiro o no, creo que al final del día no va a ser el 10% de los fondos que se van a retirar. En el impacto dentro del mercado doméstico uno tiene que pensar que más de la mitad de los fondos están afuera, por lo tanto, en el mercado bursátil hay una fracción importante de las AFP, pero no es tan grande como ese monto mencionado. El impacto va a ser más acotado en el sistema financiero.

-Pero las AFP tienen que vender los activos afuera, traer esos dólares a Chile y convertirlos a pesos para dárselos a las personas.

-El tema es que se va a tener que hacer una venta de activos afuera y traer esos dólares al país, eso aumentaría la liquidez de dólares actuales con un impacto potencial en el peso, pero desde esa perspectiva no es el gran problema de la medida, puede tener un efecto, pero va a estar más acotado porque los fondos de pensiones están distribuidos no solamente en el país, sino que afuera, y los que están adentro principalmente están en bonos del Banco Central. Puede tener un efecto acotado, el tema principal es el daño a las pensiones a futuro y eso genera un daño en el ahorro nacional que puede tener efectos más importantes a futuro. Quiero insistir nuevamente, la medida puede tener un buen fin, pero pasa a ser un mal instrumento para lograrlo, si el instrumento no es adecuado y tiene un costo asociado muy grande al lado, pensemos otro instrumento. Si esto se quiere hacer para destruir o con una visión de que el sistema no es el adecuado, que puede tener un grupo de personas, esa discusión no es el momento de hacerla ahora, es un momento bastante complejo donde estamos teniendo una situación de emergencia que no solamente está afectando a los hogares chilenos, sino que a la estructura productiva del país, el empleo y, por lo tanto, lo que deberíamos tratar de hacer son los mecanismos de política que sean los mejores y tengan los menores efectos colaterales en el apoyo a los hogares y las empresas. Ese es el tema que deberíamos estar viendo de fondo.

Si es que se llega a terminar con esta idea aprobada que sea contra el aumento del ahorro de un año previsional de los chilenos de tal forma que no se tenga que repagar con pago, que sube los costos del trabajo y genera menos empleo, sino con aumentar en un año el período de cotizaciones”.

-¿Qué se hace con las expectativas? ¿Cómo se hubiera manejado si hubiera estado todavía como subsecretario de Hacienda?

-No me gusta ser general después de la batalla, uno tiende a ser medio injusto con quien estuvo en la batalla. Lo que sí es muy cierto es que esto genera una presión muy grande, le estamos haciendo un potencial daño a nuestro sistema de seguridad social en el país, afectando los ahorros para las pensiones, ese es el punto clave. Lo otro es ver qué medidas puede haber en forma paralela para compensar este daño que se le está haciendo al sistema de protección social, bajando las presiones para que no sea tan necesario este retiro de los montos, las políticas de apoyo del ingreso familiar, hacer más expeditos los aplazamientos de las deudas hipotecarias. Si es que se llega a terminar con esta idea aprobada que sea contra el aumento del ahorro de un año previsional de los chilenos de tal forma que no se tenga que repagar con pago, que sube los costos del trabajo y genera menos empleo, sino con aumentar en un año el período de cotizaciones. Puede ser una solución que, de alguna forma, haciendo daño por un lado al sistema de pensiones, por otro pueda abrir una conversación y que se amplíe en un año la edad de jubilación, tema que vamos a tener que tener de todas maneras puesto que el país va a tener una capacidad de ahorro menor pasado esta pandemia. El país está teniendo expectativas de vida tan largas como la de los países OECD, que en todos ellos se ha empezado a aumentar la edad de cotización.

-¿El hecho que sea regresivo hace más contraproducente la medida?

-La regresividad viene por el hecho de esta medida final que pusieron que no pagara impuestos. Si uno toma ese punto efectivamente es más regresivo porque quienes tienen más dinero en los fondos de pensiones son personas que tienen tasas de impuestos más altas y esto va a generar un incentivo a alguien que no necesita el dinero para retirarlo, eso es un punto que hace aún más mala la medida e ineficientes porque la herramienta no es buena para el fin que se busca.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete

También te puede interesar:

Cerrar mensaje

APOYA AL LÍBERO

A diferencia de muchos medios de comunicación en EL LÍBERO hemos mantenido nuestra web y noticias sin costos para todos. Creemos que hoy, más que nunca, es necesario que la mirada de EL LÍBERO llegue a más personas y cubra más contenido.

Si quieres ayudarnos a lo anterior suscríbete, hoy mismo, a la Red Líbero, por 1 U.F. mensual (o 0,5 U.F. para los menores de 40 años) con lo que estarás realizando un aporte fundamental para que podemos ampliar nuestra labor.

Suscríbete