Ayer se realizó un seminario sobre el tema y el próximo 17 de junio se llevará a cabo el certamen que enfrentará a equipos de 14 colegios de la Región Metropolitana.
Publicado el 19.05.2017
Comparte:

Con un seminario realizado ayer en la Universidad Católica, la Fundación Voces Católicas, la Fundación Ayuda a la Iglesia que Sufre (ACN), El Líbero y la casa de estudios, lanzaron un torneo de debate que tendrá como eje principal la libertad religiosa, un derecho humano que está consagrado por la ONU desde 1948.

Los protagonistas de los debates serán equipos de alumnos de segundo a cuarto medio de 14 colegios de la Región Metropolitana, quienes serán liderados por un profesor. Hasta la fecha están inscritos el Carmela Carvajal, Santa Úrsula, San José de Chicureo, Villa María Academy, SSCC de Alameda, Penta UC, Huelén, Tabancura, Seminario Pontificio Menor, Verbo Divino, Paulina von Mallinckrodt, Alcázar de Las Condes, Everest e Isabel la Católica.

El certamen se realizará el sábado 17 de junio en la Casa Central de Universidad Católica y el jurado estará compuesto por el campeón mundial de debates Ricardo Gómez y los profesores universitarios Ricardo Irarrázabal, Alberto López-Hermida, Solange Favereau, entre otros.

En el seminario de lanzamiento expusieron Hernán Hochschild (director de la Fundación Voces Católicas), el periodista Matías del Río, Magdalena Lira (directora de Comunicaciones de ACN), María Begoña Jugo (UC) y Eduardo Sepúlveda (director de El Líbero).

Hochschild dijo que “una sociedad que no es capaz de debatir en torno a las ideas, no es capaz de resolver sus tensiones”. En tanto, Magdalena Lira resaltó que el derecho de la libertad religiosa “es un tema del que debemos preocuparnos, ya que no es respetado en muchos lugares del mundo. Sólo basta ver lo que está ocurriendo en Medio Oriente, donde las minorías religiosas son perseguidas y atacadas por grupos extremistas”.

Por último, Eduardo Sepúlveda destacó el valor de “estar informado como método para combatir el fenómeno de la posverdad”, asemejándola con el “sistema inmunológico de nuestro cuerpo que nos protege de este ‘virus’”.