Actualidad Informativa es presentado por:
Publicado el 02 de enero, 2018

Legado económico de la NM: Peor crecimiento e inversión en décadas y empleos fueron a funcionarios públicos y “cuentapropistas”

Autor:

Uziel Gomez

La Presidenta Bachelet prometió crecer al 5% y crear 600 mil empleos, pero en su gobierno la economía sólo aumentó 1,8% y se generaron 414 mil empleos (empleados estatales, vendedores ambulantes, choferes de Uber). La deuda pública se duplicó y las inversiones y exportaciones cayeron.
Autor:

Uziel Gomez

Recibe en tu correo Lo mejor de la prensa
Suscribirse

En su programa de Gobierno, la Presidenta Michelle Bachelet planteó que el “el crecimiento económico es una vía fundamental para enfrentar la desigualdad, erradicar la pobreza, elevar las condiciones de vida de las personas, abrir más oportunidades al desarrollo y generar ingresos que permitan sostener el esfuerzo público para implementar políticas de protección social”.

Además, afirmó que el crecimiento de 5,7% que tuvo el país entre 2010 y 2012 durante el gobierno de Sebastián Piñera eran “buenas noticias para las chilenas y chilenos. Sin embargo, estas cifras no reflejan cambios de fondo en nuestra estructura productiva que permitan sostener este crecimiento en el mediano y largo plazo, sino que son consecuencia de factores cíclicos”.

Por ello, agregó que “la economía no está creciendo como debería. Estas son las condiciones de crecimiento que el próximo gobierno heredará: estamos hablando de un crecimiento estimado en torno al 4% el próximo año. Sin embargo, a partir del 2015 retomaremos la senda sostenida de crecimiento y en la segunda mitad de la próxima administración, Chile crecerá en torno al 5%. Y de acuerdo con estas estimaciones, nuestra economía estará en condiciones de generar entre 600 y 650 mil nuevos empleos en los próximos 4 años”.

El pobre legado económico de Bachelet

Pero, ¿qué pasó en sus cuatro años de administración en materia económica? Todo lo contrario a lo que Bachelet prometió en su programa. Lo que fue advertido por diversas autoridades del anterior gobierno y economistas, como el entonces ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien dijo en octubre de 2013 que “no hay ninguna duda que una reforma como la que se ha planteado va a afectar negativamente el crecimiento, la inversión y el empleo”.

Los hechos mostraron que tenía razón. El crecimiento económico, en vez del 5% prometido por Bachelet, fue de 1,8%, promedio anual, entre 2014 y este año, que tendrá la cifra más baja de todos con un 1,4%. En 2014 la economía apenas creció 1,9%, en 2015 2,3% y en 2016 1,6% (ver infografía al final de la nota).

Pero mientras Chile pasaba por las imprevistas “vacas flacas”, en el mundo la economía estaba con “vacas gordas” y crecía al doble, con cifras entre 3,2% y 3,6% en el mismo período.

Otro indicador relevante en la economía es la inversión en bienes y capitales (definido como “formación bruta de capital fijo), que es el motor impulsor del crecimiento y el empleo.

En cada uno de los cuatro años de Bachelet registró cifras negativas, algo que no ocurría en Chile en más de medio siglo. En 2014 se pegó un desplome de -4,8%, en 2015 y 2016 fue de -0,8% y en 2017 volvió a tener otro desplome con -2,5%.

Ello explica, además, que la generación de empleo haya sido otro doloroso legado de la Mandataria, ya que apenas se crearon 89 mil empleos asalariados privados, pero 140 mil para funcionarios del Estado y 275 mil por cuenta propia, en su mayoría vendedores ambulantes o choferes de Uber.

En la deuda pública Bachelet también reprueba, ya que la aumentó en 12 puntos, duplicándola, debido a que los ingresos fiscales crecieron 3% pero los gastos fueron casi el doble, 5,6%.

En otros indicadores, durante su gobierno las exportaciones se contrajeron en -0,4%, y la importación de bienes y servicios tuvo tres años en rojo con caídas de hasta -6,6% pero sólo este año subió en 5,8%. El consumo, otra variable relevante, se ha mantenido bajo 3%.

Cifuentes: “Las reformas de Bachelet generaron un efecto negativo permanente”

Cecilia Cifuentes, investigadora del ESE Business School, explica que 2017 terminará siendo el peor año del gobierno de Bachelet en términos de crecimiento económico con un 1,4%.

“Hace poco el Ministro de Hacienda habló de la ‘mala suerte’ como la causa principal de este resultado. Eso no es así. La economía mundial creció al promedio histórico, y el 2017 fue el mejor para el mundo de ese cuatrienio, que creció bastante más del doble que Chile, 3,6%”, explica Cifuentes.

La economista agrega que las tasas de interés internacionales se mantuvieron extremadamente bajas, y si bien en los dos primeros años del período los términos de intercambio registraron una caída moderada, se recuperaron en 2016 y 2017, subiendo este año un 11%.

“Por lo tanto, las razones de la desaceleración son internas. Quedó demostrado en el último año de este gobierno que el daño de las reformas no se circunscribe al efecto de corto plazo generado por los cambios regulatorios. Las reformas generaron un efecto negativo más permanente, reflejado en la fuerte caída del crecimiento de tendencia”.

Las columnas de Opinión son presentadas por:
Ver más

También te puede interesar: